150 Frases de Albert Camus y la filosofía del absurdo
4.9 con 16 voto[s]

Albert Camus fue un novelista, dramaturgo, ensayista, filósofo y periodista francés nacido en 1913 en Argelia. Su obra más famosa fue “El Extranjero”, en la que critica una sociedad que olvida al individuo y le priva de la pertenencia a una comunidad. Camus también contribuyó a crear la filosofía del absurdo, un pensamiento filosófico caracterizado por el fracaso del hombre en la búsqueda del significado absoluto. Cuando no aparece ninguna razón de ser, entonces entra en juego la sensación del sin sentido, algo parecido al escepticismo. Para que nos sumerjamos en los pensamientos detrás de las obras de este autor, os traemos una selección de las mejores frases de Albert Camus.

Albert Camus comenzó a ser conocido en 1942, después de la publicación de su primera novela “El Extranjero” y años después publicaría “El malentendido” y “Calígula”, dos obras de teatro. Sus principales referentes para la formación de su pensamiento fueron Schopenhauer y Nietzsche, con su teoría del existencialismo alemán. Durante la ocupación alemana, Camus formó parte de la resistencia francesa lo que le permitió relacionarse con ciertos movimientos libertarios. Fue en 1957, con su carrera ya consolidada, cuando le concedieron el Premio Nobel de Literatura por «el conjunto de una obra que pone de relieve los problemas que se plantean en la conciencia de los hombres de la actualidad». Sin más demora, os dejamos con una recopilación de frases de Albert Camus, para que nos podamos acercar a su ideología.

Cómpralo en Amazon -> El extranjero

150 Frases de Albert Camus y la filosofía del absurdo

1. No ser amados es una simple desventura; la verdadera desgracia es no saber amar.

Frases de Albert Camus, No ser amados es una simple desventura; la verdadera desgracia es no amar.

2. Un verdadero amigo es aquel que llega cuando todos se han ido.

3. En las profundidades del invierno finalmente aprendí que en mi interior habita un verano invencible.

4. La amistad puede convertirse en amor. El amor en amistad… nunca

5. El éxito es fácil de obtener. Lo difícil es merecerlo.

Frases de Albert Camus, El éxito es fácil de obtener. Lo difícil es merecerlo.

6. Crear, es vivir dos veces.

7. Nadie se da cuenta de que algunas personas gastan una energía tremenda simplemente para ser normales.

8. Ni uno sólo de los principios morales que custodian el corazón de los hombres, me era accesible.

9. Califico de estúpido a quien teme gozar.

10. El genio: la inteligencia que conoce sus fronteras.

Frases de Albert Camus, El genio: la inteligencia que conoce sus fronteras.

11. El otoño es una segunda primavera, en que cada hoja es una flor. 

12. La estupidez insiste siempre.

13. Inocente es quien no necesita explicarse.

14. Buscar lo que es verdad no es buscar lo que uno desea.

15. La enfermedad es el tirano más temible.

Frases de Albert Camus, La enfermedad es el tirano más temible.

16. No es vergonzoso preferir la felicidad.

17. Con la rebelión, nace la conciencia.

18. Cada generación, sin duda, se cree destinada a rehacer el mundo. La mía sabe, sin embargo, que no lo rehará. Pero su tarea acaso sea más grande. Consiste en impedir que el mundo se detenga.

19. ¿Qué es un rebelde? Un hombre que dice no.

Frases de Albert Camus, ¿Qué es un rebelde? Un hombre que dice no.

20. De los resistentes es la última palabra.

21. Un hombre sin ética es una bestia salvaje soltada a este mundo.

22. La comprensión de que la vida es absurda no puede ser un fin, sino un comienzo.

Frases de Albert Camus, La comprensión de que la vida es absurda no puede ser un fin, sino un comienzo.

23. Vivir es lo contrario de amar.

Frases de Albert Camus, Vivir es lo contrario de amar.

24. Raramente confiaremos en alguien que es mejor que nosotros.

25. Para la mayoría de los hombres la guerra es el fin de la soledad. Para mi es la soledad infinita.

26. Si todas lasc experiencias son indiferentes, la experiencia del deber es tan legítima como cualquier otra. Uno puede ser virtuoso por capricho.

27. La necesidad de ser correcto es la muestra de una mente vulgar.

Frases de Albert Camus, La necesidad de ser correcto es la muestra de una mente vulgar.

28. Siempre he creído que si bien el hombre esperanzado en la condición humana es un loco, el que desespera de los acontecimientos es un cobarde.

29. Dos hombres traicionados por la misma mujer son algo parientes.

30. La felicidad es la mayor de las conquistas, la que hacemos contra el destino que se nos impone.

Frases de Albert Camus, La felicidad es la mayor de las conquistas, la que hacemos contra el destino que se nos impone.

31. Puede que lo que hacemos no traiga siempre la felicidad, pero si no hacemos nada, no habrá felicidad.

32. La verdadera generosidad para con el futuro consiste en entregarlo todo al presente.

33. Ningún hombre es hipócrita en sus placeres.

34. A pesar de las ilusiones racionalistas, e incluso marxistas, toda la historia del mundo es la historia de la libertad.

35. Una prensa libre puede ser buena o mala, pero sin libertad la prensa nunca será otra cosa que mala.

36. He comprendido que hay dos verdades, una de las cuales jamás debe ser dicha. 

37. El hombre es la única criatura que rechaza ser lo que es.

38. El gran Cartago lideró tres guerras: después de la primera seguía teniendo poder; después de la segunda seguía siendo habitable; después de la tercera ya no se encuentra en el mapa.

39. Uno no puede ponerse del lado de quienes hacen la historia, sino al servicio de quienes la padecen.

40. Me decían que eran necesarios unos muertos para llegar a un mundo donde no se mataría.

41. En estos momentos están poniendo bombas en los tranvías de Argel. Mi madre puede estar en uno de esos tranvías. Si la justicia es eso, prefiero a mi madre. 

42. En el hombre hay más cosas dignas de admiración que de desprecio.

43. Cualquier hombre, a la vuelta de la esquina, puede experimentar la sensación del absurdo, porque todo es absurdo.

44. Los artistas piensan según las palabras y, los filósofos, según las ideas.

45. La gente nunca está convencida de tus razones, de tu sinceridad, de tu seriedad o tus sufrimientos, salvo si te mueres.

46. No hay nada más despreciable que el respeto basado en el miedo.

47. Una novela no es otra cosa que una filosofía puesta en imágenes.

48. Darse no tiene sentido más que si uno se posee.

49. No puedes adquirir experiencia haciendo experimentos. No puedes crear la experiencia. Debes experimentarla.

50. El secreto de mi universo es sólo imaginar a Dios sin la inmortalidad del hombre.

51. Ellos mandan hoy… ¡porque tú obedeces!

52. Si el hombre fracasa en conciliar la justicia y la libertad, fracasa en todo.

53. El deber es lo que esperas de los demás.

54. Por cada hombre libre que cae nacen diez esclavos y el porvenir se ensombrece un poco más.

55. La única manera de lidiar con este mundo sin libertad es volverte tan absolutamente libre que tu mera existencia sea un acto de rebelión.

56. No camines delante de mí, puede que no te siga. No camines detrás de mí, puede que no te guíe. Camina junto a mí y seré tu amigo.

57. En política son los medios los que deben justificar el fin.

58. La capacidad de atención del hombre es limitada y debe ser constantemente espoleada por la provocación.

59. Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta.

60. El hombre tiene dos caras: no puede amar sin amarse.

61. El encanto es la manera de conseguir la respuesta “sí” sin haber realizado una pregunta clara.

62. Es en el mismo momento de la desgracia cuando uno se acostumbra a la verdad.

63. Feliz y juzgado o bien absuelto y miserable.

64. ¡Quién necesita piedad, sino aquellos que no tienen compasión de nadie!

65. ¿Qué es el hombre? Pero ahí, alto porque lo sabemos. El hombre es esa fuerza que acaba siempre expulsando a los tiranos y a los dioses.

66. La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios sino sobre las faltas de los demócratas.

67. Cuando el hombre somete a Dios a un juicio moral, lo mata en su corazón.

68. Si el mundo fuera claro, el arte no existiría.

69. El absurdo surge de la confrontación entre la búsqueda del ser humano y el silencio irracional del mundo.

70. Al principio de las catástrofes, y cuando han terminado, se hace siempre algo de retórica. En el primer caso, aún no se ha perdido la costumbre; en el segundo, se ha recuperado.

71. Todo cuanto sé con mayor certeza sobre la moral y las obligaciones de los hombres, se lo debo al fútbol.

72. Todos insisten en su inocencia a toda costa, aún si ello significa acusar al resto de la raza humana y aún al cielo.

73. Bendito el corazón que se puede doblar porque nunca se romperá.

74. Está la belleza y están los humillados. Por difícil que sea la empresa quisiera no ser nunca infiel ni a los segundos ni a la primera.

75. Los hombres lloran porque las cosas no son como deberían ser.

76. Comprendió que los hombres fingen respetar el derecho y solo se inclinan ante la fuerza.

77. El instante en que ya no sea más que un escritor habré dejado de ser un escritor.

78. Cada vez que un hombre en el mundo es encadenado, nosotros estamos encadenados a él. La libertad debe ser para todos o para nadie.

79. He visto a personas obrar mal con mucha moral y compruebo todos los días que la honradez no necesita reglas.

80. Hay una ambición que deberían tener todos los escritores: ser testigos y gritar cada vez que se pueda y en la medida de nuestro talento, por quienes se hallan en servidumbre.

81. Algunas veces pienso en lo que los historiadores del futuro dirán de nosotros. Una sola frase será suficiente para definir al hombre moderno: fornicaba y leía periódicos.

82. Los tristes tienen dos motivos para estarlo: ignoran o desesperan.

83. El buen gusto consiste en no insistir, todo el mundo lo sabe.

84. Los mitos tienen más poder que la realidad. La revolución como mito es la revolución definitiva.

85. Comprendo lo que toco, lo que se me resiste.

86. Fue en España donde mi generación aprendió que uno puede tener razón y ser derrotado, que la fuerza puede destruir el alma, y que a veces el coraje no obtiene recompensa.

87. Todas las desgracias de los hombres provienen de no hablar claro.

88. Algún día habrá de caer la estúpida frontera que separa nuestros dos territorios Francia e Italia que, junto con España, forman una nación.

89. El único problema filosófico verdaderamente serio es el Suicidio. Juzgar si la vida es o no digna de vivir es la respuesta fundamental a la suma de preguntas filosóficas. 

90. Cuán duro, cuán amargo es llegar a ser hombre.

91. Hasta en la destrucción hay un orden, hay límites.

92. Hoy ha muerto mamá. O quizá fue ayer. No lo se.

93. Todas las revoluciones modernas han concluido en un reforzamiento del poder del estado.

94. Amo demasiado a mi país para ser nacionalista.

95. Intelectual: alguien cuya mente se vigila a sí misma.

96. Juzgar si la vida es o no digna de vivir es la respuesta fundamental a la suma de preguntas filosóficas.

97. Jamás he podido renunciar a la luz, a la felicidad, a la vida libre en que he crecido.

98. En el apego de un hombre a su vida hay algo más fuerte que todas las miserias del mundo.

99. El Acto más importante que realizamos cada día es tomar la decisión de no suicidarnos.

100. Adquirimos la costumbre de vivir antes que la de pensar.

101. Lo que sé, lo que es seguro, lo que no puedo negar, lo que no puedo rechazar, eso es lo que importa.

102. La desdicha es como el matrimonio. Se cree que se elige y en realidad, se es elegido.

103. Todos los especialistas de la pasión nos lo dicen: no hay amor eterno si no es contrariado. No hay pasión sin lucha.

104. A dos hombres que viven el mismo número de años el mundo les proporciona siempre la misma cantidad de experiencias. A nosotros nos corresponde tener conciencia de ellas.

105. Toda forma de desprecio, si interviene en política, prepara o instaura el fascismo.

106. Como las grandes obras, los sentimientos profundos declaran siempre más de lo que dicen conscientemente.

107. ¿Quién podría afirmar que una eternidad de dicha puede compensar un instante de dolor humano?

108. Me rebelo, luego somos.

109. Los que escriben con claridad tienen lectores; los que escriben oscuramente tienen comentaristas.

110. La política y la suerte de la raza humana son formadas por hombres sin ideas y sin grandeza. Aquellos que tienen grandeza dentro de sí mismos no hacen la política.

111. Sigo creyendo que este mundo no tiene un sentido superior. Pero sé que en algo tiene sentido.

112. Cuando, por oficio o por vocación, uno ha meditado mucho sobre el hombre, ocurre que se experimente nostalgia por los primates. Éstos no tienen pensamientos de segunda intención.

113. Sentir la propia vida, su rebelión, su libertad y lo más posible, es vivir lo más posible.

114. Siempre nos engañamos a nosotros dos veces respecto las personas que amamos, primero a su favor, y luego en su contra.

115. No se trata de saber si persiguiendo la justicia lograremos preservar la libertad. Se trata de saber que, sin la libertad, no realizaremos nada y perderemos a la vez la justicia futura y la belleza antigua.

116. La libertad no es nada más que una oportunidad para ser mejor.

117. Nos negamos a la desesperación de la humanidad. Sin tener la irracional ambición de salvar a los hombres, todavía queremos servirles.

118. Llega siempre un tiempo en que hay que elegir entre la contemplación y la acción.

119. Para un espíritu absurdo la razón es vana y no hay nada más allá de la razón.

120. Los hombres mueren y no son felices.

121. Un hombre viviente puede ser esclavizado y reducido a la condición histórica de un objeto. Pero si muere, al negarse a ser esclavizados, reafirma la existencia de otro tipo de la naturaleza humana que se niega a ser clasificado como un objeto.

122. Es un tipo de esnobismo espiritual lo que hace a la gente pensar que pueden ser felices sin dinero.

123. No esperes por el juicio final. Se lleva a cabo cada día.

124. La integridad no tiene necesidad de reglas.

125. Un símbolo supera siempre a quien lo emplea y le hace decir en realidad más de lo que cree expresar.

126. Si dios existe, ¿para qué los curas?

127. Fuera de esa única fatalidad de la muerte, todo lo demás, goce o dicha, es libertad.

128. Envejecer es pasar de la pasión a la compasión.

129. Lo absurdo no libera, ata.

130. No hay destino que no se venza con el desprecio.

131. Juzgar que la vida vale o no vale la pena de que se la viva es responder a la pregunta fundamental de la filosofía. Las demás, si el mundo tiene tres dimensiones, si el espíritu tiene nueve o doce categorías, vienen a continuación. 

132. Lo absurdo depende tanto del hombre como del mundo. Es por el momento su único lazo. Une el uno al otro como sólo el odio puede unir a los seres. 

133. El hombre absurdo dice «sí» y su esfuerzo no terminará nunca.

134. Si me hablaba así no era porque estuviese condenado a muerte; Según su opinión estábamos todos condenados a muerte.

135. Aún en el banquillo de los acusados, es siempre interesante oír hablar de uno mismo.

136. El actor reina en lo perecedero. Entre todas las glorias, la suya es, como se sabe, la más efímera.

137. Uno se forma siempre ideas exageradas de lo que no conoce.

138. Todas las morales se fundan en la idea de que un acto tiene consecuencias que lo justifican o lo borran. 

139. Cada uno de los granos de esta piedra, cada fragmento mineral de esta montaña llena de oscuridad, forma por sí solo un mundo.

140. Quizá no estaba seguro de lo que me interesaba realmente, pero en todo caso, estaba completamente seguro de lo que no me interesaba. Y, justamente, lo que él me decía no me interesaba.

141. Ninguna de sus certezas valía lo que un cabello de mujer. Ni siquiera estaba seguro de estar vivo, puesto que vivía como un muerto. 

142. No es el sufrimiento del niño lo que subleva, sino el hecho de que no esté justificado.

143. Pero al final, uno necesita más coraje para vivir que para quitarse la vida.

144. Todas las grandes hazañas y todos los grandes pensamientos tienen un comienzo ridículo.

145. Algunas personas hablan mientras duermen. Los conferencistas hablan mientras los asistentes duermen.

146. Comprendo por qué las doctrinas que me explican todo me debilitan al mismo tiempo. Me libran del peso de mi propia vida y, sin embargo, es necesario que lo lleve yo solo.

147. Pero prácticamente, conozco a los hombres y los reconozco por su conducta, por el conjunto de sus actos, por las consecuencias que su paso suscita en la vida. 

148. Demasiada gente ha optado por suprimir la generosidad y en su lugar practicar la caridad.

149. El hombre necesita exaltar la justicia para luchar contra la injusticia, y crear felicidad para rebelarse contra un universo de infelicidad.

150. Todo está permitido, no significa que nada esté prohibido.

¿Qué os han parecido estas frases de Albert Camus? ¿Crees que es un pensador adelantado a su época por reflejar en sus personajes esa desazón que caracterizaría al hombre después de la II Guerra Mundial? ¿Piensas que el absurdismo es una corriente interesante? Lo que está claro es que la mente de este escritor y pensador no deja indiferente a nadie y sus obras son un reflejo de sus pensamientos. Cuéntanos tu opinión en un comentario. ¡Estamos deseosos de leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here