Aquellas obras que se pueden considerar buenos libros no solamente están escritas comuna calidad literaria soberbia, elegante y exigente, sino que además tienen un trasfondo tan potente para el lector, que este logra inmiscuirse en la realidad situacional que presenta el libro.  En este artículo de Frases de la Vida te traemos las mejores frases de Ana Karenina, un libro que aún hoy hace historia y se aferra fuertemente a nuestra mente.

Comencemos hablando un poco de este magistral libro. Ana Karenina es una novela escrita por León Tolstói y nos cuenta la historia de Ana Karenina. Ana es una mujer que se atreve a enamorarse de un joven militar, a pesar de estar casada, y decide dejarlo todo para desafiar las costumbres sociales de la época.

En esta obra, fiel representante del realismo ruso, se abordan temáticas como la transición de la Rusia del siglo XIX a través del conservadurismo y el liberalismo, la lucha de clases sociales, las relaciones familiares y el papel de la mujer en favor de sus derechos y libertades. Es una novela reflejo de una sociedad en búsqueda del cambio, pero aún acogida bajo la sombra del pasado.

Conociendo las generalidades de la narración, pasemos a conocer las mejores frases del libro de Ana Karenina.

El amor ilimitado e incondicional que florece en una sociedad enjuiciadora: Frases de Ana Karenina

1. Toda la diversidad, la hermosura, el encanto de la vida, se componen de luces y sombras.

El mundo tal y como lo conocemos y los procesos que conforman nuestra vida son, en gran medida, un movimiento variable. Lo bueno y lo malo siempre existirá, siempre habrá un centro para estar a salvo.

2. Si busca uno la perfección, nunca estará satisfecho.

Nadie en este mundo es totalmente perfecto, todos tenemos errores, todos tenemos defectos. Confórmate con hacer el bien; el mejor mensaje de estas frases de Ana Karenina.

3. No es difícil acostumbrarse a todo, particularmente cuando se ve a los demás hacer lo mismo.

Nuestra forma de actuar generalmente proviene de las reacciones en cadena, pero, ten cuidado, a veces lo mejor se encuentra en la dificultad de ser diferente.

4. En consecuencia, bajó la pista de hielo, guardando tanto fijar en «ella» los ojos como de mirar al sol, aunque no necesitaba su luz para verla.

Ocultar nuestros más profundos sentimientos es una de las acciones más recurrentes en el ser humano. Pero la persona querida siempre estará presente, así no queramos.

5. Hay tantas clases de amor como corazones.

Estas frases de Ana Karenina nos dejan un gran mensaje: hay tantos caminos para amar y ser amado como personas en este mundo.

6. El respeto se ha inventado para ocultar el lugar vacío que debía ocupar el amor.

A veces no encontramos otra salida que dejar ir el sentimiento más hermoso: el amor. Pero eso no significa que la otra persona sea inferior, vale más respetarla que odiarla, como nos recuerdan estas frases de Ana Karenina.

7. El fin de la civilización consiste en convertir todas las cosas en un placer.

Tendemos, como seres humanos, a pensar que todo debe gustarnos o hacernos sentir cómodos. La verdad es que la vida no es así: está repleta de incomodidades y desatinos.

8.  Probablemente la clase de vida que ha elegido ha influido en sus ideas. Respeto tanto su pasado como desprecio su presente.

Nadie tiene la vida comprada ni nadie puede elegir el camino que ella tomará. Al igual que estas frases de Ana Karenina, son nuestras elecciones las que determinarán el cambio en nuestra forma de pensar y de concebir el mundo.

9. ¿En que estaba pensando? Si, en mi vida; como sea que me la represente no puede ser sino dolor. Todos estamos llamados a sufrir, lo sabemos y queremos disimularlo de alguna manera. Pero cuando nos clava sus ojos la verdad, ¿Que nos queda por hacer?

Es verdad eso que dicen de que la verdad, por más que duela, es lo más valioso de nuestra vida. Claro que la vida es sufrimiento, pero, así como se sufre se es feliz.

10. El café no terminó de hacerse: se salió de los bordes, salpicó a todo el mundo, estropeó la valiosa alfombra y manchó el vestido de la baronesa, pero cumplió su objetivo: armar alboroto y suscitar risas.

Para finalizar nuestra lista de frases de Ana Karenina, debemos decir que nada es mejor para solucionar cualquier desacuerdo, cualquier situación que tener en la mano una taza de un buen café. El café es el conducto para liberar tensión, para liberarnos.

Para darle la conclusión que se merece a este artículo de Frases de Ana Karenina queremos que nos dejes, aquí abajito, en la sección de comentarios, las impresiones que te ha dejado este libro (si ya lo has leído); si no lo tienes, te invitamos a que lo compres y te pongas a leerlo.

¡Hasta pronto!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here