120 Frases de Bertrand Russell: la filosofía analítica
5 con 5 votos

Bertrand Russell fue un filósofo, matemático y escritor británico, una de las figuras más influyentes en la filosofía del siglo XX, y ganador del Premio Nobel de Literatura. Fue uno de los fundadores de la filosofía analítica, la cual ponía su enfoque en el uso del lenguaje por medio de la lógica formal, así como un destacado pensador que escribió más de setenta libros a lo largo de su vida. Para que nos adentremos en los fundamentos de su filosofía, hoy os traemos un recopilatorio de las frases de Bertrand Russell más célebres.

Este pensador británico luchó a través de sus libros y escritos contra supersticiones milenarias, defendiendo por encima de todo a la razón. Del mismo modo, fue un activista de las causas sociales, pues luchó por el voto de la mujer, por el pacifismo y se posicionó en contra de las guerras. También adquirió cierta popularidad por sus atrevidos escritos sobre temas como la religión, el matrimonio, el trabajo o el sexo. A continuación os dejamos con algunas frases de Bertrand Russell.

120 Frases de Bertrand Russell: la filosofía analítica

1. Temer al amor es temer a la vida, y los que temen a la vida ya están medio muertos.

2. Lo más difícil de aprender en la vida es qué puente hay que cruzar y qué puente hay que quemar.

3. Carecer de algunas de las cosas que uno desea es condición indispensable de la felicidad.

4. El mundo necesita mentes y corazones abiertos, y estos no pueden derivarse de rígidos sistemas ya sean viejos o nuevos.

5. La libertad es algo maravilloso, pero no cuando hay que pagar por ella el precio de la soledad.

6. El sabio uso del ocio es un producto de la civilización y de la educación.

7. ¿Para qué repetir los errores antiguos habiendo tantos errores nuevos que cometer?

8. La humanidad tiene una moral doble: una que predica y no practica, y otra que practica y no predica.

9. Gran parte de las dificultades por las que atraviesa el mundo se deben a que los ignorantes están completamente seguros y los inteligentes llenos de dudas.

10. Conquistar el miedo es el comienzo de la riqueza.

11. La conclusión es que sabemos muy poco y sin embargo es asombroso lo mucho que conocemos. Y más asombroso todavía que un conocimiento tan pequeño pueda dar tanto poder.

12. Una generación que no soporta el aburrimiento será una generación de escaso valor.

13. No creas conveniente actuar ocultando pruebas, pues las pruebas terminan por salir a la luz.

14. Un síntoma de que te acercas a una crisis nerviosa es creer que tu trabajo es tremendamente importante.

15. El secreto de la felicidad es este: que tus intereses sean lo más amplios posible y que tus reacciones a las cosas y personas que te interesan sean, en la medida de lo posible, amistosas y no hostiles.

16. Me opongo a toda superstición, sea musulmana, cristiana, judía o budista.

17. Mucho de lo que pasa por idealismo es odio o amor al poder enmascarado.

18. Entre todas las formas de cautela, la cautela en el amor es, posiblemente, la más letal para la auténtica felicidad.

19. El ser capaz de llenar el ocio de una manera inteligente es el último resultado de la civilización.

20. Las personas lunáticas oyen voces que no pueden oír otras gentes; y en vez de considerar que poseen un oído anormalmente agudizado, se les encierra.

21. La religión sirve para impedir el conocimiento, promover el miedo y la dependencia. Es responsable en gran parte de la guerra, opresión y miseria del mundo.

22. Cuánto placer se obtiene del conocimiento inútil.

23. La calumnia siempre es sencilla y verosímil.

24. El hombre juicioso sólo piensa en sus males cuando ello conduce a algo práctico; todos los demás momentos los dedica a otras cosas.

25. Al contrario del esquema habitual me he hecho gradualmente más rebelde a medida que envejezco.

26. Lo que los hombres realmente quieren no es el conocimiento sino la certidumbre.

27. Una buena vida es aquella inspirada por el amor y guiada por la inteligencia.

28. Sé sincero, incluso si la verdad es inconveniente, pues resulta más inconveniente cuando tratas de ocultarla.

29. Muchas personas preferirían morirse antes que pensar; en realidad eso es lo que hacen.

30. El que la ciencia pueda sobrevivir largamente depende de la psicología; es decir, depende de lo que los seres humanos deseen.

31. Me parece fundamentalmente deshonesto y dañino para la integridad intelectual creer en algo sólo porque te beneficia y no porque pienses que es verdad.

32. Me ocupo de Cristo tal como aparece en los Evangelios, aceptando la narración como es, y allí hay cosas que no parecen muy sabias. 

33. En un mundo donde nadie sea obligado a trabajar más de cuatro horas al día, toda persona con curiosidad científica podrá satisfacerla  sin morirse de hambre.

34. Es más probable que se encuentren continuamente nuevos proyectos en nombre de los cuales la ociosidad presente haya de sacrificarse a la productividad futura. 

35. Los griegos habían adquirido gran familiaridad con Homero, como nosotros con las canciones de los cafés cantantes, porque les gustaba, y ello sin darse cuenta de que estaban comprometidos en la búsqueda del conocimiento.

36. Los métodos de producción modernos nos han dado la posibilidad de la paz y la seguridad para todos; hemos elegido, en vez de esto, el exceso de trabajo para unos y la inanición para otros. 

37.  Los griegos desdeñaban las aplicaciones prácticas de la geometría, y solamente en su decadencia hallaron utilidad a la astronomía, a guisa de astrología. En los siglos XVI y XVII.

38. Concediendo la excelencia de estas máximas, llego a ciertos puntos en los cuales no creo que uno pueda ver la superlativa virtud ni la superlativa bondad de Cristo, como son pintadas en los Evangelios.

39. Desventaja es que en las universidades los estudios estan organizados, y es probable que el hombre que se le ocurre alguna línea de investigación original se sienta desanimado.

40. Los hombres y las mujeres corrientes, al tener la oportunidad de una vida feliz, llegarán a ser más bondadosos y menos inoportunos, y menos inclinados a mirar a los demás con suspicacia.

41. Yo no creo que ninguna persona profundamente humana pueda creer en un castigo eterno. 

42. El saber, durante el Renacimiento, era parte de la joie de vivre, tanto como beber o hacer el amor. 

43. El Renacimiento dio con una utilidad práctica para las lenguas antiguas en relación con la teología.

44. Según los Evangelios, Cristo pensaba que Su segunda venida se produciría, en medio de nubes de gloria, antes que la muerte de la gente que vivía en aquella época.

45. La única escapada la permite la teología: alguien tiene que estudiar las Sagradas Escrituras en el original alemán, y unos cuantos profesores tienen que aprender filosofía para defender el materialismo dialéctico contra la crítica de los metafísicos burgueses. 

46. Un país grande, lleno de recursos naturales, espera el desarrollo, y ha de desarrollarse haciendo un uso muy escaso del crédito.

47. El conocimiento del griego y del latín (comenzando el siglo XVIII), con unas nociones superficiales de geometría y quizá de astronomía, comenzó a ser considerado como el equipo intelectual de un caballero. 

48. En Inglaterra, a principios del siglo XIX, la jornada normal de trabajo de un hombre era de quince horas; los niños hacían la misma jornada algunas veces, y, por lo general, trabajrán doce horas al día.

49. Hay personas que conocen la historia antigua en tanto fue relatada por autores de estilo depurado, es decir, hasta Alejandro en Grecia y Nerón en Roma, pero que se niegan a conocer la mucho más importante historia posterior en razón de la inferioridad literaria de los historiadores que la escribieron.

50. Con cuatro horas de trabajo exigido bastará para hacer del ocio algo delicioso, pero no para producir agotamiento. Y puesto que los hombres no estarán cansados en su tiempo libre, no querrán solamente distracciones pasivas e insípidas.

51. Yo conocí a un sacerdote que aterró a su congregación diciendo que la segunda venida de Cristo era inminente, pero todos quedaron muy consolados al ver que estaba plantando árboles en su jardín. 

52. No crear una visión amplia y humana de la vida en general, sino tan sólo como un ingrediente de la preparación, es parte de la mayor integración de la sociedad.

53. Habiendo enseñado la suprema virtud del trabajo intenso, es dificil ver cómo pueden aspirar las autoridades a un paraíso en el que haya mucho tiempo libre y poco trabajo.

54. Se está llegando a pensar que el único propósito de las palabras es proporcionar información práctica.

55. No creo que ninguna persona un poco misericordiosa ponga en el mundo miedos y terrores de esta clase.

56. Sin el conocimiento útil, no tendríamos máquinas, ni automóviles, ni ferrocarriles, ni aeroplanos; debemos añadir que no tendríamos publicidad ni propaganda modernas.

57. Los hombres del siglo XVI no podían entender sin asimilar primero una considerable cantidad de erudición lingüística. Admiraban a los griegos y no querían verse excluidos de sus placeres.

58. Este divorcio entre los propósitos individuales y los sociales respecto de la producción es lo que hace que a los hombres les resulte tan difícil pensar con claridad en un mundo en el que la obtención de beneficios es el incentivo de la industria. 

59. No gozamos de descanso mental, por lo tanto, para adquirir ningún conocimiento, excepto los que puedan ayudarnos en la lucha por lo que quiera que sea que juzguemos importante.

60. Me agrada el trabajo físico porque me hace sentir que estoy dando cumplimiento a la más noble de las tareas del hombre y porque me gusta pensar en lo mucho que el hombre puede transformar su planeta. . Nunca he oído decir estas cosas a los trabajadores.

61. La química todavía tenía peor reputación que la dudosa reputación de hombres como Paracelso, y comenzó a alcanzar con dificultades alguna respetabilidad en el siglo XVIII.

62. El carnicero que os provee de carne y el panadero que os provee de pan son merecedores de elogio, ganando dinero; pero cuando vosotros digeris el alimento que ellos os han suministrado, no sois más que unos frívolos, a menos que comáis tan sólo para obtener energías para vuestro trabajo. Esto es absurdo.

63. Ninguna comunidad se ha saciado todavía del conocimiento útil, y es indudable que la educación debe continuar promoviéndolo.

64. Uno de los primeros resultados de la nueva pasión por el latín clásico fue el descrédito de las decretales amañadas. 

65. Él dijo: «Yo, empero, os digo, que no hagáis resistencia al agravio; antes, si alguno te hiriese en la mejilla derecha, vuelve también la otra.» No es un precepto ni un principio nuevos. Lo usaron Lao-Tsé y Buda quinientos o seiscientos años antes de Cristo, pero este principio no lo aceptan los cristianos.

66. No sólo la historia y las lenguas modernas, sino también la ciencia, cuando se enseña apropiadamente, contribuye a la cultura. 

67. Siendo más bien un efecto que una causa, se vivió el resurgimiento del saber clásico, que en Italia había sido plenamente cultivado durante casi un siglo antes de Lutero.

68. El individuo, en nuestra sociedad, trabaja por un beneficio, pero el propósito social de su trabajo radica en el consumo de lo que él produce.

69. Todo lo que distingue nuestro mundo al compararlo con el de otros tiempos, tiene su origen en el conocimiento “útil”.

70. No nos gusta pensar que alguien esté disfrutando de la vida pertinente, por muy refinada que pueda ser la calidad de su disfrute. 

71. Las instituciones académicas, si bien son útiles, no son guardianes adecuados de los intereses de la civilización en un mundo donde todos los que quedan fuera de sus muros están demasiado ocupados para atender a propósitos no utilitarios.

72. El conocimiento útil, ha hecho el mundo moderno. 

73. Las lenguas modernas y la historia son preferibles, desde cualquier punto de vista, al latín y al griego. No solamente son más útiles, sino que proporcionan mucha más cultura en mucho menos tiempo.

74. Cualquiera que sea el mérito que pueda haber en la producción de bienes, debe derivarse enteramente de la ventaja que se obtenga consumiéndolos. 

75. El conocimiento moderno ha dado lugar a un inmenso mejoramiento en el promedio de salud y, al mismo tiempo, ha revelado cómo exterminar grandes ciudades con gases venenosos. 

76. Pitágoras comenzó a leer las demostraciones en sentido inverso hasta que, llegado a los axiomas, quedó convencido.

77. Él dijo: «Si quieres ser perfecto, anda y vende cuanto tienes y dáselo a los pobres.» Es una máxima excelente, pero, como dije, no se practica mucho. 

78. El saber está comenzando a ser considerado en todas partes, no como un bien en si mismo, sino como un medio.

79. Concedemos demasiado poca importancia al goce y a la felicidad sencilla, y no juzgamos la producción por el placer que da al consumidor.

80. Es evidente que, en las comunidades primitivas, los campesinos, de haber podido decidir, no hubieran entregado el escaso excedente con que subsistían los guerreros y los sacerdotes, sino que hubiesen producido menos o consumido más.

81. La concepción del lenguaje como algo capaz de valor estético está muriendo.

82. El hombre moderno piensa que todo debería hacerse por alguna razón determinada, y nunca por sí mismo.

83. Desde el comienzo de la civilización hasta la revolución industrial, un hombre podía, por lo general, producir, trabajando duramente, poco más de lo imprescindible para su propia subsistencia y la de su familia.

84. Durante los últimos ciento cincuenta años, los hombres se han venido cuestionando, cada vez más vigorosamente, el valor del conocimiento, llegando a creer que el único conocimiento que merece la pena adquirir es el aplicable en algún aspecto a la vida económica de la comunidad.

85. El tiempo libre es esencial para la civilización, y, en épocas pasadas, sólo el trabajo de los más hacía posible el tiempo libre de los menos. 

86. Las inexactitudes descubiertas en la Vulgata y en la versión de los Setenta hicieron del griego y del hebreo una parte imprescindible del equipo de controversia de los teólogos protestantes.

87. Se descubrió que los griegos habían dedicado parte de su atención a temas no puramente literarios o artísticos, como la filosofía, la geometría y la astronomía.

88. La técnica moderna ha hecho posible que el ocio, dentro de ciertos límites, no sea la prerrogativa de clases privilegiadas poco numerosas, sino un derecho equitativamente repartido en toda la comunidad. 

89. El inglés básico, una invención británica, va todavía más allá y reduce el vocabulario necesario a ochocientas palabras. 

90. Fue un sabio quien, tras dominar estudios, había adquirido poderes mágicos. A principios del siglo XI, y por la única razón de que leía libros, todo el mundo creía que el papa Silvestre II era un mago en tratos con el demonio.

91. La preocupación, la impaciencia y la irritación son emociones que no sirven para nada. Los que las sienten con mucha fuerza pueden decir que son incapaces de dominarlas, y no estoy seguro de que se puedan dominar si no es con esa resignación fundamental.

92. El Renacimiento, que estaba en su apogeo en Inglaterra en tiempos de Bacon, implicaba una rebelión contra el concepto utilitarista del conocimiento.

93. Las personas serias, por ejemplo, critican continuamente el hábito de ir al cine, y nos dicen que induce a los jóvenes al delito. Pero todo el trabajo necesario para construir un cine es respetable, porque es trabajo y porque produce beneficios económicos.

94. El resultado estricto de los hábitos de ahorro del hombre es el incremento de las fuerzas armadas del estado al que presta sus economías. Resulta evidente que sería mejor que gastara el dinero, aun cuando lo gastara en bebida o en juego.

95. El buen carácter es, de todas las cualidades morales, la que más necesita el mundo, y el buen carácter es la consecuencia de la tranquilidad y la seguridad, no de una vida de ardua lucha. 

96. La noción de que las actividacles deseables son aquellas que producen beneficio económico lo ha puesto todo patas arriba.

97. Pensamos demasiado en la producción y demasiado poco en el consumo. 

98. Los obreros consideran el trabajo como debe ser considerado como un medio necesario para ganarse el sustento, y, sea cual fuere la felicidad que puedan disfrutar, la obtienen en sus horas de ocio.

99. Quiero decir, con toda seriedad, que la fe en las virtudes del trabajo está haciendo mucho daño en el mundo moderno y que el camino hacia la felicidad y la prosperidad pasa por una reducción organizada de aquél.

100. Si hubiera un Dios, me parece muy improbable que tuviera una vanidad tan enfermiza como para sentirse ofendido por quienes dudan de su existencia.

101. El móvil principal del Renacimiento fue el goce intelectual, la restauración de cierta riqueza y libertad en el arte y en la especulación, que habían estado perdidas mientras la ignorancia y la superstición mantuvieron los ojos del espíritu entre anteojeras.

102. Creo que se ha trabajado demasiado en el mundo, que la creencia de que el trabajo es una virtud ha causado enormes daños y que lo que hay que predicar en los países industriales modernos es algo completamente distinto de lo que siempre se ha predicado. 

103. Al gastar sus ingresos, un hombre pone tanto pan en las bocas de los demás como les quita al ganar. El verdadero malvado, desde este punto de vista, es el hombre que ahorra. Si se limita a meter sus ahorros en un calcetín, como el proverbial campesino francés, es obvio que no genera empleo. Si invierte sus ahorros, la cuestión es menos obvia, y se plantean diferentes casos.

104. La medicina, se hallaba dignificada por los nombres de Hipócrates y Galeno, pero en el período intermedio había quedado casi estrictamente limitada a los árabes y a los judíos, e inextricablemente entremezclada con la magia. 

105. En nuestros días, el noventa y nueve por ciento de los asalariados británicos, se sentirían realmente impresionados si se les dijera que el rey no debe tener ingresos mayores que los de un trabajador. 

106. Los científicos se esfuerzan por hacer posible lo imposible. Los políticos por hacer imposible lo posible.

107. Es la preocupación por las posesiones, más que ninguna otra cosa, lo que evita que el hombre viva noble y libremente.

108. El hombre feliz es el que vive objetivamente, el que es libre en sus afectos y tiene amplios intereses, el que se asegura la felicidad por medio de estos intereses y afectos que, a su vez, le convierten a él en objeto de interés y el afecto de otros muchos.

109. La historia del mundo es la suma de aquello que hubiera sido evitable.

110. Nadie debería creerse perfecto, ni preocuparse demasiado por el hecho de no serlo.

111. La ociosidad es la madre de todos los vicios.

112. La vida de universidad es, en definitiva, tan diferente de la vida en el mundo, que las personas que viven en un ambiente académico tienden a desconocer las preocupaciones y los problemas de los hombres y las mujeres corrientes.

113. Aunque mi conciencia haya controlado mis actos, mis opiniones han experimentado una revolución. 

114. Por ausencia de todo control centralizado de la producción, fabricamos multitud de cosas que no hacen falta. 

115. La moral del trabajo es la moral de los esclavos, y el mundo moderno no tiene necesidad de esclavitud.

116. Quiero decir, con toda seriedad, que la fe en las virtudes del trabajo está haciendo mucho daño en el mundo moderno, y que el camino hacia la felicidad y la prosperidad pasa por una reducción organizada de aquél.

117. Observo que una gran parte de la especie humana no cree en Dios y no sufre por ello ningún castigo visible. 

118. Tres pasiones, simples pero abrumadoramente fuertes, han gobernado mi vida: el anhelo de amor, la búsqueda del conocimiento y una insoportable piedad por el sufrimiento de la humanidad.

119. Los educadores, más que cualquier otra clase de profesionales, son los guardianes de la civilización.

120. Cuando llegue la hora de mi muerte, no sentiré haber vivido en vano. Habré visto los crepúsculos rojos de la tarde, el rocío de la mañana y la nieve brillando bajo los rayos del sol universal; habré olido la lluvia después de la sequía y habré oído el Atlántico tormentoso batir contra las costas graníticas de Cornualles.

Esperamos que las frases de Bertrand Russell te hayan acercado a su pensamiento. Cuéntanos, ¿qué te han parecido estas frases de Bertrand Russell? Este pensador y matemático llegó a ganar el Nobel de la Paz, y mantuvo durante su vida un talante crítico y una profunda independencia de pensamiento. Esperamos que estas citas os hayan servido para acercaros un poco más a la figura de Bertrand Russell. Nada nos gustaría más que nos dejaras tu opinión en los comentarios.

1 Comentario

  1. Hoy como ayer el pensamiento de esta persona sigue vigente. Ojala que se pueda difundir sus conceptos y cada uno de nosotros pueda tener conocimiento de estos para luego aceptarlos o rechazarlos: Esto justamente era lo que pregonaba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here