En el año 2006 se publicó Eat, Pray, Love:  One Woman’s Search for Everything Across Italy, India e Indonesia, de la escritora Elizabeth Gilbert. En su interior nos encontraremos con una crisis, seguida de una historia de amor (o, mejor dicho, de amor propio). ¿Qué sucede cuando creas y construyes activamente una vida en la cual, al cabo de un tiempo, ya no te sientes a gusto? Este es el dilema presente en Comer Rezar Amar, y Liz, su protagonista – acaso, la misma escritora recostada sobre la trama – comprende que la única salida es hacia adentro. El viaje que te proponemos hoy en Frases de la Vida recorre las principales frases de Comer Rezar Amar, y permite capturar un poco de toda esa magia que se desprende de esta emocionante historia.

El libro se encontraba en la lista del New York Times best seller de no-ficción en aquella primavera del año 2006, y, llegado el 2008, continuaba en la cima del listado con el puesto número 2. Más tarde, los derechos del libro serían adquiridos por Columbia Pictures para su adaptación al formato cinematográfico, de la mano del director Ryan Murphy y protagonizada por la fantástica Julia Roberts. Y es que nadie podría haber encarnado a Liz con tanta precisión y sensibilidad. Así, la película fue estrenada el 13 de agosto de 2010 en Estados Unidos y el 24 de septiembre de 2010 en España y México.

El largometraje se filmó en diversas ciudades como Nueva York, Estados Unidos; Delhi y Pataudi, India; Bali, Indonesia; y Roma y Nápoles, Italia. Y es que, tras un divorcio desastroso y un romance posterior tan fugaz como hiriente, la protagonista se dispone a dejarlo todo atrás para perseguir su creciente afición por idioma italiano, hallar a su gurú de la india, y cumplir con el designio de un viejo sabio de Bali, oído un año atrás: «cuando todo termine volverás a Bali, y te enseñaré todo lo que sé». El plan se encuentra sobre la mesa, y las críticas no tardarán en llegar, pero Liz sabe que, para encontrar la felicidad, deberá reconectarse con su centro, con su esencia más primitiva.

Comer será la principal actividad en Roma, una ciudad donde el amor está en el aire, y donde Liz encontrará las primeras herramientas para atravesar la difícil prueba del autoconocimiento. Rezar en India resultará complejo, puesto que el silencio y la devoción no figuran entre las actividades más practicadas por nuestra protagonista. Amar… ¿cómo es posible amar de nuevo cuando los fracasos sentimentales llaman constantemente a las puertas del recuerdo? En Bali, quizás, esté la respuesta. Ya podrás comprobarlo con la lectura del libro o con el disfrute del film. Por el momento, disfruta de estas grandes frases de Comer Rezar Amar. ¿Nos acompañas?

Las mejores frases de Comer Rezar Amar

1. ¿Acaso no quería yo esto? Participé activamente en cada momento de la creación de esta vida, ¿así que por qué no me veo en ella? La única cosa más imposible que quedarme, era irme. No quería lastimar a nadie, quería escaparme silenciosamente por la puerta trasera y no dejar de correr hasta llegar a Groenlandia. – Liz Gilbert

2. Todo se derrumba, querida. Lo única cosa permanente en la vida, es la familia. – Casera italiana

3. No quiero que me salves. Quiero que estés a mi lado mientras me salvo a mí misma. – Liz Gilbert

4. Entonces extráñalo. Envíale amor y luz cada vez que pienses en él… luego deja de pensar en él. Si puedes sacar todo esto de tu mente, espacio que estás usando para obsesionarte por este hombre y tu matrimonio fallido, tendrías otra oportunidad. ¿Sabes que haría el universo? Dios te llenaría con más amor del que te puedes imaginar. – Richard de Texas

5. Mantente en la tierra, como si tuvieras cuatro piernas. De esa manera, podrás quedarte en este mundo. Además, no mires al mundo a través de tu cabeza. En vez de eso, míralo a través de tu corazón. De esta manera conocerás a Dios. – Ketut Liyer

6. Algunas veces, perder el equilibrio por amor, es parte de vivir una vida equilibrada. – Ketut Liyer

7. ¿Quieres saber cómo puedes estar aquí? Deja de estar constantemente esperando algo. – David

8. Hasta que estés cómodo estando solo, no te darás cuenta de si estás escogiendo estar con alguien por amor o por soledad. – Liz Gilbert

9. He decidido cuál es mi palabra: “attraversiamo”, significa “crucemos”. – Liz Gilbert

10. Tal vez mi vida no ha sido tan caótica. Tan sólo el mundo es como es, y la verdadera trampa es aferrarse a las cosas. La ruina es un regalo. La ruina es el camino a la transformación. – Liz Gilbert

11. Viajaste por el mundo tratando de encontrar el equilibrio. ¿Y el equilibrio que crees haber encontrado es… qué? Meditar por 20 minutos e ir a ver a un viejo curandero. Escucha querida, el balance es no dejar que nadie te ame menos de lo que tú te amas a ti. – Felipe

12. Todos queremos que las cosas permanezcan igual. Nos conformamos por vivir en la miseria porque tenemos miedo al cambio, de que las cosas se reduzcan a no menos que en ruinas. – Liz Gilbert

13. Nos conformamos con vivir infelices porque nos da miedo el cambio y que todo quede reducido a ruinas.

14. ¿Cuál es la palabra para Londres? Yo diría rigidez. […] ¿Cuál es la palabra para Estocolmo? Está claro, conformismo. […] ¿Y la de Nueva York? Ambición o claxon. […] ¿Cuál es la palabra para Roma?… ¡Sexo!

15. Por favor Dios, por favor. Abre mi corazón y mándame una señal, porque ambos sabemos que no soy tan listo. – Richard de Texas

16. Nos merecemos algo mejor que estar juntos por miedo a ser destruidos si nos separamos.

17. Quiero ir a un lugar donde me pueda maravillar de algo. El lenguaje, el gelato, el espagueti, algo. – Liz Gilbert

18. Eres una viajera. Vivirás una larga vida. Tendrás muchos amigos y muchas experiencias. Tendrás dos matrimonios. Uno corto, y otro largo… También, perderás todo tu dinero, creo que dentro de los próximos seis a diez meses. No te preocupes, lo recuperarás. Regresarás a Bali y vivirás aquí por tres o cuatro meses, y me enseñarás inglés… Luego, te enseñaré todo lo que sé. – Ketut Liyer a Liz Gilbert

19. Hola, Dios. Un gusto conocerte al fin. Siento mucho nunca haber hablado contigo directamente antes, pero espero haber expresado mi amplia gratitud por todas las bendiciones que me has dado en la vida. Estoy en serios problemas. No sé qué hacer. Necesito una respuesta. Por favor, dime lo que tengo que hacer y lo haré. – Liz Gilbert

20. Nos negamos a ver qué tan mal van las cosas, hasta que algo nos destruye por completo.

21. Si eres lo suficientemente valiente para dejar todo lo familiar y cómodo atrás, que puede ir desde tu casa, hasta viejos y amargos resentimientos, para emprender un viaje en búsqueda de la verdad, ya sea externa o interna, estás dispuesto a considerar todo lo que te pase en la aventura como una pista, aceptas a todos los que conoces como maestros, y lo más importante, estás preparada para enfrentar y perdonar algunas realidades muy difíciles acerca de ti, entonces la verdad no te será ocultada. – Liz Gibert

22. Cuando estaba en Italia, aprendí una palabra. “Tutti”, que en italiano significa “todos”. ¿Así que esa es la lección, o no? Cuando emprendes un viaje por el mundo tratando de ayudarte, algunas veces terminas ayudando a… tutti. – Liz Gilbert

23. Para hallar el equilibrio que buscas debes tener los pies tan firmemente plantados en la tierra que parezca que tienes cuatro piernas en lugar de dos. De este modo podrás estar en el mundo. Pero debes dejar de mirar el mundo con la mente. Tienes que mirarlo con el corazón. Así llegarás a conocer a Dios.

24. Existe un famoso chiste italiano acerca de un hombre pobre que va a la iglesia todos los días, y le reza a la estatua de un santo, rogándole: “Querido santo, por favor, por favor, por favor, ayúdame a ganarme la lotería”. Finalmente la estatua cobra vida, mira al hombre y le dice: “hijo mío, por favor, por favor, por favor, compra un boleto”. Ahora entiendo el chiste. Y compré tres boletos. –  Liz Gilbert

25. A lo mejor podría escribir sobre una mujer que se va a Italia a aprender italiano y titularlo Carbohidratos y conjugaciones.

26. La felicidad es consecuencia de un esfuerzo personal. Luchas para conseguirla, la trabajas, insistes en encontrarla y hasta viajas por el mundo buscándola.

27. Liz, tener un bebé es como hacerte un tatuaje en tu cara. Querrás estar completamente comprometida. – Delia Shiraz

28. Trabaja la mente, es lo único que deberías de controlar, porque si no puedes controlar tus pensamientos estarás en problemas por siempre.

29. Los americanos conocen el entretenimiento, pero no conocen el placer. – Luca Spaghetti

30. Esto le pasa a la gente. Se enamoran en sus veinte, se casan, hacen su vida juntos, piensan que su vida es perfecta en los treinta, y luego, se dan cuenta, “esto no es para mí». – Delia Shiraz

Aquí termina nuestra selección de frases de Comer Rezar Amar. ¿Qué te ha parecido esta historia? ¿conoces otras frases de Comer, Rezar, Amar que debamos incluir el listado? ¡Nos encantará recibir tus impresiones en la sección de comentarios! Nos encontramos la próxima con muchas más frases y recomendaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here