30 Frases de Engels | El ideólogo del socialismo científico
Vota el artículo

Conocido como el gran colaborador de Karl Marx, Friedrich Engels es una figura imprescindible para comprender el nacimiento y desarrollo de los movimientos sindicales, socialistas y comunistas del Siglo XIX. Muchas de las frases de Engels representan su pensamiento filosófico en torno a conceptos claves de la lucha obrera tales como la plusvalía, la clase social o el materialismo histórico, aunque si tuviéramos que destacar algo en particular de este autor, es que puede ser considerado como el padre del socialismo científico.

Sociólogo, periodista y filósofo, tuvo un papel crucial como dirigente político y fundador de la Primera Asociación Internacional de Trabajadores (AIT), y participando activamente en la segunda internacional. Podemos decir que Engels fue un pilar necesario e indispensable de la teoría marxista, y cuyo pensamiento filosófico ha influenciado a generaciones y movimientos político-sociales en favor de la lucha obrera y el internacionalismo en todo el globo. En Frases de la vida te traemos 30 frases de Engels que recogen los aspectos principales de su filosofía y su percepción de los modos de producción social.

30 Frases de Engels, pilar fundamental de la lucha obrera.

1. Lo que no se sabe expresar es que no se sabe.

2. El cristianismo, especialmente el protestantismo, es la religión adecuada a una sociedad en la que predomina la producción de mercancías.

3. Gracias a la cooperación de la mano, de los órganos del lenguaje y del cerebro, no sólo en cada individuo, sino también en la sociedad, los hombres fueron aprendiendo a ejecutar operaciones cada vez más complicadas, a plantearse y a alcanzar objetivos cada vez más elevados. 

4. El trabajo comienza con la elaboración de instrumentos. 

5. Los terrores son, en su mayor parte, inútiles crueldades cometidas por miedo. 

6. Libertad es el reconocimiento de la necesidad. 

7. La mano del hombre ha alcanzado ese grado de perfección que la ha hecho capaz de dar vida, como por arte de magia, a los cuadros de Rafael, a las estatuas de Thorwaldsen y a la música de Paganini. 

8. La religión no es más que un reflejo fantástico, en las cabezas de los hombres, de los poderes externos que dominan su existencia cotidiana. Un reflejo en el cual las fuerzas terrenas cobran forma de supraterrenas.

9. El trabajo es la condición básica y fundamental de toda la vida humana. Y lo es en tal grado que, hasta cierto punto, debemos decir que el trabajo ha creado al propio hombre. 

10. Tanta prudencia se necesita para gobernar un imperio, como una casa. 

11. Un pueblo que oprime a otro pueblo no puede ser libre. 

12. El infinito matemático se da en la realidad… Tenemos, pues, un infinito no sólo de primero sino además de segundo grado y podemos dejar a cargo de la imaginación de los lectores la construcción de nuevos infinitos de un grado más elevado en el espacio infinito, si tienen deseos de hacerlo.

13. Primero el trabajo, luego y con él la palabra articulada, fueron los dos estímulos principales bajo cuya influencia el cerebro del mono se fue transformando gradualmente en cerebro humano. 

14. Cuando sea posible hablar de libertad, el Estado como tal dejará de existir.

15. Toda la historia ha sido la historia de la lucha de clases entre las clases dominadas en distintas etapas del desarrollo social.

16. Desde el primer día hasta hoy, la avaricia pura ha sido el espíritu impulsor de la civilización. 

17. El Estado no es abolido, se marchita. 

18. Una revolución es un fenómeno natural gobernado por leyes físicas diferentes de las reglas que rigen el desarrollo de la sociedad en tiempos normales. 

19. Marx era, ante todo, un revolucionario. 

20. La concepción materialista de la Historia parte de la preposición de que la producción de los medios para el sostenimiento de la vida humana, y, después de la producción, el cambio de las cosas producidas, constituyen la base de toda la estructura social. 

21. Lo único que pueden hacer los animales es utilizar la naturaleza exterior y modificarla por el mero hecho de su presencia en ella. El hombre, en cambio, modifica la naturaleza y la obliga así a servirle, la domina. 

22. La religión no es más que un reflejo fantástico, en las cabezas de los hombres, de los poderes externos que dominan su existencia cotidiana. Un reflejo en el cual las fuerzas terrenales cobran forma de supraterrenales. 

23. La clase obrera británica se va aburguesando cada vez más, de suerte que esta nación, la más burguesa de todas, parece tender a crear eventualmente una aristocracia burguesa y un proletariado burgués. 

24. La lógica del pensamiento tiene que acudir siempre en ayuda de la insuficiencia del conocimiento. 

25. Tiemblen, si quieren, las clases gobernantes, ante la perspectiva de una revolución comunista. Los proletarios, con ella, no tienen nada que perder, como no sea sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo entero que ganar.

26. El estado moderno no es sino un comité que administra los problemas comunes de la clase burguesa. 

27. El rápido progreso de la civilización fue atribuido exclusivamente a la cabeza, al desarrollo y a la actividad del cerebro.

28. El trabajo es la fuente de toda riqueza… Lo es, en efecto, a la par que la naturaleza, proveedora de los materiales que él convierte en riqueza. 

29. Una onza de acción es el valor de una tonelada de teoría. 

30. Hace falta una revolución que transforme por completo el modo de producción existente hasta hoy día y, con él, el orden social vigente. 

¿Qué te han parecido las frases de Engels que hemos seleccionado hoy? Si te han resultado interesantes estamos deseando escuchar tus comentarios. Si conoces otras frases de Engels que no se hayan expuesto no dudes en aportarlas, sin duda será genial conocerlas y poder reflexionar sobre ellas. ¿Se te ocurre algún otro autor que trate los mismos temas? Coméntalo con nosotros y estaremos encantados de buscar sus pensamientos más relevantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here