No todas las bandas pueden presumir de haber desafiado el peligro de exponer su más íntima ideología a través de sus canciones. Tampoco es que les interese, vaya, pero ese es precisamente el factor que siempre ha diferenciado a las frases de Extremoduro, la veterana agrupación liderada por Robe Iniesta, único miembro estable de la banda a lo largo del tiempo. Aunque su fundación tuvo lugar en 1987, esta no alcanzaría el éxito nacional hasta 1996, con el lanzamiento del álbum Agila. Sus últimos discos, La ley innata, Material defectuoso y Para todos los públicos terminarían de consolidarla como banda de culto. Te dejamos el enlace de compra a continuación para que no te los pierdas:

Cómpralo en Amazon -> La Ley Innata (2008)

Cómpralo en Amazon -> Material Defectuoso (2011)

Cómpralo en Amazon -> Para Todos Los Públicos (2013)

Su estilo podría catalogarse como un rock de lo más transgresivo combinado con un carácter sinfónico. Un contraste que también puede hallarse en sus letras, que, tratando de temas marginales como el sexo, el amor y las drogas, combinan su dureza con alusiones poéticas. De hecho, desde sus letras, han cambiado un poco el mundo. Por ello, en Frases de la Vida hemos querido hacer una complicada selección de las mejores frases de Extremoduro. Para que te cambien un poco a ti también.

30 Frases de Extremoduro: poesía marginal hecha canción

1. Sufro locura transitoria, bajo a la tierra y cruzo la línea divisoria, que separa en esta historia la locura y la razón – Locura transitoria

2. Seguir la trayectoria que llevan las nubes y volver por la mañana igual que sale el sol, verás qué calentito retorcer las horas dando patadas al reloj – Golfa

3. Para algunos vivir es galopar un camino empedrado de horas, minutos y segundos. Yo más humilde soy y sólo quiero que la ola que surge del último suspiro de un segundo, me transporte mecido hasta el siguiente – Salir

5. Se le nota en la voz, por dentro es de colores. Y le sobra el valor que le falta a mis noches. Y se juega la vida siempre en causas perdidas – Si te vas

Frases de Extremoduro 16. Acostumbrado a escapar de la realidad perdí el sentido del camino y envejecí cien años más, de tanto andar perdido… – La ley innata

7. Que no me da la gana pasarme media vida buscando esa frase que tal vez no exista – Puta

8. ¿Dónde están los besos que me debes? En cualquier esquina, cansados de vivir en tu boquita siempre a la deriva – A fuego

9. Me enervan los que no tienen dudas y aquellos que se aferran a sus ideales sobre los de cualquiera – Standby (Introducción)

10. Y si fuera mi vida una escalera me la he pasado entera buscando el siguiente escalón. Convencido que estás en el tejado, esperando a ver si llego yo – La vereda de la puerta de atrás

11. El amor se fue volando por el balcón adonde no tuviera enemigos y ahora estoy en guerra contra mi alrededor, no me hace falta ningún motivo. Y es que yo soy maestro de la contradicción y experto en romper lo prohibido – Segundo Movimiento: Lo de fuera

12. Se rompió la cadena que ataba el reloj a las horas… Se paró el aguacero ahora somos flotando dos gotas – Dulce introducción al caos

13. Se volvió gusano, mariposa, cansada de volar y no poder arrastrarse al fondo de las cosas, a ver si dentro puede comprender – Tercer Movimiento: Lo de dentro

14. Quiero decirte en silencio que sobran palabras, que faltan momentos, que no siento nada, que vengo a buscarte y que nunca te encuentro – Entre interiores

15. Tiempo, devuélveme el momento. Quiero pasar las horas nadando mar adentro y revolcarme por el suelo para empezar todo de cero – Tercer Movimiento: Lo de dentro

Frases de Extremoduro 216. Llego a tus rincones, llenos de flores. Por mis esquinas llenas de colores se ha desbocado la primavera, la noche entera – Puta

17. Y a deshora sale un sol alumbrando una esquina y alegrándome el día. ¿Dónde están los besos que te debo? En una cajita; que nunca llevo el corazón encima por si me lo quitan – A fuego

18. No hay nada en el espejo, y persigo mis reflejos, igual que en los sueños – Primer movimiento: El sueño

19. Cuando su mirada se ha cruzado con la mía, saltó sólo una chispa, y prendieron tantos fuegos que se fue la luz del día – Pedrá

20. Planeo el atraco a mano armada de su corazón. Cada palabra he calculado, ahora falta el valor – Hoy te la meto hasta las orejas

21. Viviendo bajo el agua como un pez, no entiendo por qué me muero de sed – Necesito droga y amor

22. Y qué le importa a nadie cómo está mi alma más triste que el silencio, y más sola que la luna. Y qué importa ser poeta o ser basura – Quemando tus recuerdos

23. Y dicen que mi vida es un exceso y yo me vendo solo por un beso – Tercer Movimiento: Lo de dentro

24. Que nada me interesa de alrededor y me subo a lo más alto de la locura. Me encuentro a mi princesa hablando con la luna, echándose carreras a ver quién es más puta – Puta

25. Voy que ni toco el suelo y he espantado hasta las nubes, no sé si son tus besos o este tripi que me sube – Salir

Frases de Extremoduro 326. Y no es nada comparado con el doler que le da a mi alma tu mirada. Y no poder evitar que hoy me vuelvo a sentir como una foto en la pared y no respiro para no hacer ruido – Ábreme el pecho y registra

27. Me cuelgo de su pelo, me engancho de su miel. me encuentro con mi hada, que está loca también. He vuelto a enloquecer – Deltoya

28. Que no nos podemos parar, que somos como el viento, quién sabe dónde irá. Abre los ojos que te quiero ver, abre las piernas que te quiero amar – De acero

29. No creas que estoy huyendo. Si me ves retroceder, espera, que estoy cogiendo carrera – Pedrá

30. Quiero que caiga una droga del cielo, puro veneno, que haga del mundo un lugar más ameno – Otra inútil canción para la paz

Esperamos que hayas disfrutado leyendo estas frases de Extremoduro tanto como nosotros hemos gozado seleccionándolas. Cuéntanos, ¿qué te parecen las letras de sus canciones? ¿Conocías anteriormente al grupo? ¿Cuál de todas estas frases de Extremoduro es tu favorita? Déjanos un comentario con tus aportaciones, por nuestra parte estamos deseando poder charlar contigo.

Dejar respuesta