No todas las bandas pueden presumir de haber desafiado el peligro de exponer su más íntima ideología a través de sus canciones. Tampoco es que les interese, vaya, pero ese es precisamente el factor que siempre ha diferenciado a las frases de Extremoduro, la veterana agrupación liderada por Robe Iniesta, único miembro estable de la banda a lo largo del tiempo. Aunque su fundación tuvo lugar en 1987, esta no alcanzaría el éxito nacional hasta 1996, con el lanzamiento del álbum Agila. Sus últimos discos, La ley innata, Material defectuoso y Para todos los públicos terminarían de consolidarla como banda de culto. Te dejamos el enlace de compra a continuación para que no te los pierdas:

Cómpralo en Amazon -> La Ley Innata (2008)

Cómpralo en Amazon -> Material Defectuoso (2011)

Cómpralo en Amazon -> Para Todos Los Públicos (2013)

Frases de Extremoduro 1

Su estilo podría catalogarse como un rock de lo más transgresivo combinado con un carácter sinfónico. Un contraste que también puede hallarse en sus letras, que, tratando de temas marginales como el sexo, el amor y las drogas, combinan su dureza con alusiones poéticas. De hecho, desde sus letras, han cambiado un poco el mundo. Por ello, en Frases de la Vida hemos querido hacer una complicada selección de las mejores frases de Extremoduro. Para que te cambien un poco a ti también.

90 Frases de Extremoduro | La poesía marginal hecha canción

1. Sufro locura transitoria, bajo a la tierra y cruzo la línea divisoria, que separa en esta historia la locura y la razón – Locura transitoria

Frases de Exremoduro, Sufro locura transitoria, bajo a la tierra y cruzo la línea divisoria, que separa en esta historia la locura y la razón2. Seguir la trayectoria que llevan las nubes y volver por la mañana igual que sale el sol, verás qué calentito retorcer las horas dando patadas al reloj – Golfa

3. Para algunos vivir es galopar un camino empedrado de horas, minutos y segundos. Yo más humilde soy y sólo quiero que la ola que surge del último suspiro de un segundo, me transporte mecido hasta el siguiente – Salir

4. Y qué le importa a nadie cómo está mi alma más triste que el silencio, y más sola que la luna. Y qué importa ser poeta o ser basura – Quemando tus recuerdos

5. Se le nota en la voz, por dentro es de colores. Y le sobra el valor que le falta a mis noches. Y se juega la vida siempre en causas perdidas – Si te vas

6. Acostumbrado a escapar de la realidad perdí el sentido del camino y envejecí cien años más, de tanto andar perdido… – La ley innata

7. Que no me da la gana pasarme media vida buscando esa frase que tal vez no exista – Puta

8. ¿Dónde están los besos que me debes? En cualquier esquina, cansados de vivir en tu boquita siempre a la deriva – A fuego

9. Me enervan los que no tienen dudas y aquellos que se aferran a sus ideales sobre los de cualquiera – Standby (Introducción)

Frases de Exremoduro, Me enervan los que no tienen dudas y aquellos que se aferran a sus ideales sobre los de cualquiera10. Y si fuera mi vida una escalera me la he pasado entera buscando el siguiente escalón. Convencido que estás en el tejado, esperando a ver si llego yo – La vereda de la puerta de atrás

11. El amor se fue volando por el balcón adonde no tuviera enemigos y ahora estoy en guerra contra mi alrededor, no me hace falta ningún motivo. Y es que yo soy maestro de la contradicción y experto en romper lo prohibido – Segundo Movimiento: Lo de fuera

12. Se rompió la cadena que ataba el reloj a las horas… Se paró el aguacero ahora somos flotando dos gotas – Dulce introducción al caos

Frases de Exremoduro, Se rompió la cadena que ataba el reloj a las horas... Se paró el aguacero ahora somos flotando dos gotas13. Se volvió gusano, mariposa, cansada de volar y no poder arrastrarse al fondo de las cosas, a ver si dentro puede comprender – Tercer Movimiento: Lo de dentro

14. Quiero decirte en silencio que sobran palabras, que faltan momentos, que no siento nada, que vengo a buscarte y que nunca te encuentro – Entre interiores

15. Tiempo, devuélveme el momento. Quiero pasar las horas nadando mar adentro y revolcarme por el suelo para empezar todo de cero – Tercer Movimiento: Lo de dentro

Frases de Extremoduro 216. Llego a tus rincones, llenos de flores. Por mis esquinas llenas de colores se ha desbocado la primavera, la noche entera – Puta

17. Y a deshora sale un sol alumbrando una esquina y alegrándome el día. ¿Dónde están los besos que te debo? En una cajita; que nunca llevo el corazón encima por si me lo quitan – A fuego

18. No hay nada en el espejo, y persigo mis reflejos, igual que en los sueños – Primer movimiento: El sueño

Frases de Exremoduro, No hay nada en el espejo, y persigo mis reflejos, igual que en los sueños19. Cuando su mirada se ha cruzado con la mía, saltó sólo una chispa, y prendieron tantos fuegos que se fue la luz del día – Pedrá

20. Planeo el atraco a mano armada de su corazón. Cada palabra he calculado, ahora falta el valor – Hoy te la meto hasta las orejas

21. Viviendo bajo el agua como un pez, no entiendo por qué me muero de sed – Necesito droga y amor

Frases de Exremoduro, Viviendo bajo el agua como un pez, no entiendo por qué me muero de sed22.  ¿Qué voy a hacer, si vivo a cada hora esclavo de la intensidad? Vivo de la necesidad – Tercer Movimiento: Lo de dentro

Frases de Exremoduro, Y qué le importa a nadie cómo está mi alma más triste que el silencio, y más sola que la luna. Y qué importa ser poeta o ser basura23. Y dicen que mi vida es un exceso y yo me vendo sólo por un beso – Tercer Movimiento lo de dentro

24. Que nada me interesa de alrededor y me subo a lo más alto de la locura. Me encuentro a mi princesa hablando con la luna, echándose carreras a ver quién es más puta – Puta

25. Voy que ni toco el suelo y he espantado hasta las nubes, no sé si son tus besos o este tripi que me sube – Salir

Frases de Exremoduro, Voy que ni toco el suelo y he espantado hasta las nubes, no sé si son tus besos o este tripi que me sube26. Y no es nada comparado con el doler que le da a mi alma tu mirada. Y no poder evitar que hoy me vuelvo a sentir como una foto en la pared y no respiro para no hacer ruido – Ábreme el pecho y registra

27. Me cuelgo de su pelo, me engancho de su miel. me encuentro con mi hada, que está loca también. He vuelto a enloquecer – Deltoya

Frases de Exremoduro, Me cuelgo de su pelo, me engancho de su miel. me encuentro con mi hada, que está loca también. He vuelto a enloquecer28. Que no nos podemos parar, que somos como el viento, quién sabe dónde irá. Abre los ojos que te quiero ver, abre las piernas que te quiero amar – De acero

29. No creas que estoy huyendo. Si me ves retroceder, espera, que estoy cogiendo carrera – Pedrá

Frases de Exremoduro, No creas que estoy huyendo. Si me ves retroceder, espera, que estoy cogiendo carrera30. Quiero que caiga una droga del cielo, puro veneno, que haga del mundo un lugar más ameno – Otra inútil canción para la paz

31. Arranqué un ramo de flores, se lo regalé a mi amante. Dijo que no las quería, que estaba mejor antes. – Desarraigo

32. Sueña que sueña la estrella, siempre en estado de espera; vuelve a coger la botella, y pasa las noches en vela… siempre en estado de espera. – Stand by

33. Y yo para que la quiero las cuatro estaciones. Si todo lo que sueño, esta entre interiores. – Entre interiores

34. Doy mi palabra de honor que ya no me importa vivir. Anda dime, escarabajo: ¿cómo hay que tocar el bajo? Venga dime, tontería ¿y pa’ tocá’ la batería? Anda dime, tío listillo ¿y pa’ cantá’ como los grillos? Venga dime, ojo de pato, ¿qué tal toco el aparato? – Esclarecido

35. ¿Quién va a meterse por el culo mi libertad de expresión, cuando diga que me cago en la constitución? Nadie puede escaparse si todo es una prisión. ¿Por qué coño hay tantos maderos a mi alrededor? – Luce la oscuridad

36. No me amarga el sabor de la derrota Del fracaso ya he sido compañero Me acurruco al calor de mis pelotas Y me fijo en cómo les crece el pelo. – Otra inútil canción para la paz

37. Ya no queda una piedra en pie, porque el viento lo derribó, ya no queda nada de ayer, porque el viento se lo llevó. – Dulce introducción al caos

38. En salir, beber, el rollo de siempre, meterme mil rayas, hablar con la gente, llegar a la cama y… ¡joder, que guarrada! sin ti. Voy que ni toco el suelo y espanto hasta las nubes, no sé si son tus besos o este tripi que me sube. – Salir

39. Luce la oscuridad, luz de las velas. Luce la oscuridad, luz de sirenas? – Luce la oscurida

40. Sin ser, me vuelvo duro como una roca, si no puedo acercarme ni oír los versos que me dicta esa boca. Y ahora que ya no hay nada, ni dar, la parte de dar que a mí me toca, por eso no he dejado de andar. – Cuarto movimiento: la realidad

41. So payaso, y me tiemblan los pies. A su lado, me dice que estoy descolorido. Empiezo a besar, a ver qué me dice después. – Extremoduro, So payaso

42. Sucede que me canso de ser hombre. Sucede que me canso de mi piel y de mi cara. Y sucede que se me ha alegrado el día ¡coño!, al ver al sol secándose en tu ventana tus bragas. – Extremoduro, Sucede

43. Buscando mi destino, viviendo en diferido, sin ser, ni oír, ni dar. Y a cobro revertido, quisiera hablar contigo, y así sintonizar. – Primer movimiento: el sueño

44. Bebo de la fuente, a ver qué pasa, si ella me traspasa su poder. Sabes que cuando te vas, me quedo aquí sin saber. Ya ves. – Mama

45. Y dejar de lado la vereda de la puerta de atrás, por donde te vi marchar, como una regadera que la hierba hace que vuelva a brotar, y ahora es todo campo ya. – la vereda de la puerta de atrás

46. Dice que si no se droga, dice que no siente nada. Si hace sol, se tira de la cama, y por el ascensor, las nubes se levantan. Y ahí voy yo, a romper telarañas de tu corazón, verás cómo se escampa, ¡golfa! – Golfa

47. Deja que te diga, nena, que lo nuestro no es equitativo, todas las noches que estoy contigo, tu eres quien come, yo soy comido. – Tango suicida

48. Soy, por fin me he dado cuenta, un enemigo de la humanidad, gente que no entiende nada… yo a mi corazón dejo mandar. Cada minuto marco un punto al que debo llegar, y noto que me vuelvo a sublevar. – Enemigo

49. Que nada me interesa de alrededor, y me subo a lo más alto de la locura, me encuentro a mi princesa hablando con la luna, echándose carreras a ver quién es más puta. – Extemoduro, Puta

50. Quédate muy cerca de mí, así los dos, dulce madrugada. Mírame y vuelve a sonreír, que sino, yo no comprendo nada. – Si te vas

51. A fuego lento no se calientan mis huesos y bajé al infierno a ver donde se cuecen tus besos cansado de buscar un trocito de cielo lleno de pelos.  – A fuego

52. Vuelve, que tengo, vida, las luces encendidas, para así comprender, para ver. Vuelve, que me he encontrado un tesoro enterrado, que llevo a flor de piel, cuéntame… –Calle Esperanza s/n

53. El fuego del infierno ya es solo humo, y ahora el fuego ya es solo humo. Después de arder el fuego ya es solo humo, el infierno ya es solo humo. – Coda flamenca

54. Quedamos cerca del suelo, a la altura de tu cintura, o quedamos cerca del suelo, donde se refleje la luna. – Cerca del suelo

55. Tírate en suelo; vete colocando. De tu entrepierna quiero beber caldo, y como ratas de basura: desorden y soledad, se fueron viéndote llegar. – Buitre no come alpiste

56. Me ha cagado en la calle una paloma, que llaman, de la paz, la mensajera. Me calienta el calor de las personas, y hace un frío que pela por la acera. – Otra inútil canción para la paz

57. Regalé mi alma imperecedera. ¿Para qué?, para que nunca más me duela. ¿Y ahora qué?, ahora coloco las aceras. Ahí al fondo de la calle, jefe, queda un sitio. – Mi espíritu imperecedero

58. Vive mirando una estrella, siempre en estado de espera. Bebe a la noche ginebra, para encontrarse con ella. – Stand by

59. El tiempo pasa despacito, cuando no te tengo a mi lado. Necesito para estar sentado, un arbolito en este descampado. – Desarraigo

60. Si la suerte me abandona, y dice que no quiere verme, le llamaré estafadora, me ha robado mientras duerme. – Buitre no come alpiste

61. Caí preso dentro de mí, dentro, muy dentro de mí. Si escapo, ve a buscarme cualquier día, donde quede alguna flor, donde no haya policía. – Autorretrato.

62. Y hago colas sin parar, en la puerta de algún bar, yo to’ borracho consumo las horas, mientras encuentro alguna luna que ande sola. – Buscando una luna

63. Pasa por mi lado, y ya no sé qué viene. Ahora ya solo soy tu esclavo. Dime que he de hacer. – Mama

64. No se atreve la luz si no estás tú, a pasar por aquí si oye mi voz. Desde que no estás tú en este rincón, no se atreve a pasar la luz del Sol. Si oye mi voz, se queda fuera. – Tercer movimiento lo de dentro

65. Abre la puerta que soy el diablo y vengo con perras, abre chiquilla las piernas que vengo a clavarte semillas. Como cada día en el infierno me aburría y me fui de bar en bar, vi a la virgen maría, cansada de ser virgen, metida en un portal. – El día de la bestia

66. En el hueco del eco de su voz, vive el eje que desapareció. Agarrados del aire viviremos, no me importa a dónde vamos. Apriétame bien la mano, que un lucero se me escapa entre los dedos. – Coda flamenca

67. Me dejó en lo más apartado, de un planeta deshabitado. Me regaña el viento al oído: “Venga, arriba y arriba y arriba”. Me pregunta el sol, si me mira, por qué estoy tan desconocido. – Pequeño rocanrol endémico

68. Y se desarma la luna sólo con tocarla, y se enciende la luz que hay dentro de la charca. Como dos gotas de agua de distinta nube, que bajan y que suben. – Cerca del suelo

69. Érase una vez dentro de un mundo gris, luchando por salir, una mijita de color. Érase una vez la dueña de una flor, hozando en su jardín hacemos surco entre los dos. – Érase una vez

70. Había una calleja, y pasaba una vieja con un monedero, y hablando del cielo… cayó Dios del cielo. ¡Corre! – La vieja

71. Maestro de la contradicción, y experto de romper lo prohibido. Por eso los chiquillos ya se acercan a mí, que intento ser feliz. Desde entonces de esta cárcel no me dejan salir, no tengo a donde huir. Voy a hacer un Butrón que saque la cabeza fuera. – Segundo movimiento lo de fuera

72. Pregúntale del tiempo, y a ver si se acuerda de mí. Pregúntale si es cierto, que nadie la ve sonreír. – Mi espíritu imperecedero

73. Llanuras bélicas y páramos de asceta, no fue por estos campos el bíblico jardín. Son tierras para el águila, un trozo de planeta, por donde cruza errante la sombra de Caín. –Buscando una luna

74. Sus ojos son un ventanal de par en par, su culo no… su culo es miel. Sus ojos son lo que me manda enderezar, su culo no… su culo es miel. Para otra vez recuérdame que vuelva a hablar, si acaso ves que me paso tres pueblos o más. – Su culo es miel

75. No sale el sol Si no encuentro Esa luz que tú llevas Hoy puede ser q llueva. – Entre interiores

76. ¡Hoy te la meto de mil maneras! Y ya anda con la lengua fuera. ¡Hoy te la meto hasta las orejas!, solito con mover las cejas! – Hoy te la meto

77. Yo del aire me enamoro y hago siempre lo que quiero: vámonos de vuelta al moro, y nos llaman los culeros, que traemos dentro del culo, un pedacito del cielo. – Menamoro

78. Ardo. Te veo pasar y, ahí, me caliento y ardo, y entro a hacer, en tus caderas, prospección. Si me pierdo, dime a dónde sale, qué motivos son los principales, que sólo el viento me sirve de guía, por los caminos de las utopías. – El camino de las utopías

79. Bebo de una fuente caliente, caliente, y vuelvo a ver al hada que nunca me abandona. Cuando no estoy contigo domestico las horas, y hago que den brincos y hago que corran. – Puta

80. Mientras tanto pasan las horas, sueño que despierto a su vera, me pregunto si estará sola, y ardo dentro de una hoguera. – Dulce introducción al caos

81. Ojalá que me la encuentre ya entre tantas flores. Ojalá que se llame amapola, que me coja la mano y me diga que sola… No comprende la vida, no. Y que me pida más más más más, dame más. Y que me pida. – Si te vas

82. Vamos a robar cerezas, de las del valle de enfrente, soy capaz de cualquier cosa por volver a verte. He perdido la cabeza, la he perdido por perderte, soy capaz de cualquier cosa por volver a verte. – Qué borde era mi valle

83. Sin nada mejor, que andar por dentro hurgándome, sin nada mejor que hacer, tostándome al sol, hurgando en el recuerdo y no lo entiendo mejor que ayer. – Tango suicida

84.  No sé en que parte de esta historia perdí el argumento primario. No sé qué cojones me agobia. Voy según dice el calendario. – Locura transitoria

85. Me regaló una herida, cierra de noche, abre de día. “No sufras Prometeo”, me dice siempre que la veo. Me revuelco por el suelo y me revienta la polla de pensar en ti: me desangro y riego tu jardín. – Prometeo

86. Y rebusco en la memoria el rincón, donde perdí la razón, y la encuentro donde se me perdió, cuando dijiste que no. – Cuarto movimiento: la realidad

87. Me estoy haciendo de vientre, dentro del corazón. Y no me importa que los reyes ya no vengan para mí, con que vengan los camellos soy, bastardos, más feliz. – Villancico del Rey Extremadura

88. Saco la cuenta de memoria, no se me pierda algún lucero. Mira que en silencio esa euforia. Sale hierba y me crece el pelo. – Locura transitoria

89. Sin patria ni bandera, ahora vivo a mi manera. Y es que me siento extranjero
fuera de tus agujeros. – Tercer movimiento lo de dentro

90. Si no te vuelvo a ver, no quiero despertar, la realidad no me abandona. Busco un mundo mejor, y escarbo en un cajón, por si aparece entre mis cosas. – Primer movimiento el sueño

Frases de Exremoduro, Quiero que caiga una droga del cielo, puro veneno, que haga del mundo un lugar más ameno

Las Mejores Frases de Extremoduro | También en vídeo

Esperamos que hayas disfrutado leyendo estas frases de Extremoduro tanto como nosotros hemos gozado seleccionándolas. Cuéntanos, ¿qué te parecen las letras de sus canciones? ¿Conocías anteriormente al grupo? ¿Cuál de todas estas frases de Extremoduro es tu favorita? Déjanos un comentario con tus aportaciones, por nuestra parte estamos deseando poder charlar contigo y seguir compartiendo frases de rock legendarias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here