Hay películas que nos atrapan, que nos encantan, nos maravillan y nos sorprenden. Obras que nos ayudan a cambiar nuestra percepción del mundo, que ponen en jaque todo lo que creíamos saber y nos hacen cuestionarnos si el camino que estamos transitando es el correcto o si, por el contrario, vamos errando, erráticos, errabundos, por el mundo. Es el caso, por ejemplo, de Fight Club, una de las obras maestras de David Fincher y una de las obras más recordadas de su época. En Frases de la Vida somos unos grandes fanáticos del cine, y por esa razón hoy hemos querido recordar esta obra maestra del cine con 60 frases de Fight Club que te harán pensar y cuestionarte si el modo en el que vives, el sistema en el que vives, es correcto. ¿Listo para conocer las mejores frases del Club de la pelea?

Aunque como película estuvo muy bien lograda, antes de pasar a hablar sobre el filme es importante aclarar que esta historia vio por primera vez la luz en forma de libro. Escrita por Chuck Palahniuk, la novela Fight Club, publicada en 1996, abrió los ojos de muchos lectores y, tres años después, se estrenó en la gran pantalla. Desde entonces son muchos los que la catalogan como una de las películas más curiosas de su época. Son muchas las curiosidades que esconde esta película, pero no te hablaremos de ellas para no hacer ningún spoiler en caso de que no la hayas visto. En todo caso, si quieres conocer más datos curiosos de Fight Club aquí te dejamos algunas cosas que seguramente no sabías sobre el Club de la Lucha. ¿Listo para revivir las mejores frases de Fight Club? ¡Vamos a ello!

10 frases de Fight Club para pensar

1. Eso es, consumidores, subproductos obsesionados por un estilo de vida. Asesinato, delito, pobreza… son cosas que no me incumben. Lo que sí me importa son las revistas de famosos, una televisión con 500 canales, el nombre de alguien en mi ropa interior, crecepelos, viagra… sucedáneos.

2. En el mundo que imagino se cazarán alces en los bosques húmedos de los cañones que rodearán las ruinas del «Rockefeller Center». Se llevarán ropas de cuero que durarán toda la vida. Se trepará por lianas tan gruesas como mi muñeca que envolverán la torre «Sears». Y cuando se mire hacia abajo, se verán pequeñas figuras humanas machacando maíz y secando tiras de carne de venado en el asfalto de alguna gigantesca autopista abandonada.

3. La publicidad nos hace desear autos y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia, desarraigados y sin objetivos. No hemos sufrido una gran guerra, ni una depresión. Nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida. Crecimos con la televisión que nos hizo creer que algún día seriamos millonarios, dioses del cine o estrellas del rock, pero no lo seremos y poco a poco lo entendemos, lo que hace que estemos muy cabreados.

4. No eres un bonito y único copo de nieve, eres la misma materia orgánica en descomposición que todo lo demás, todos somos parte del mismo montón de estiércol…

5. Tú no eres tu trabajo, no eres cuánto dinero tienes en el banco. No eres el auto que conduces. No eres el contenido de tu billetera. No eres tus malditos pantalones. Eres la mierda obediente del mundo.

6. Veo en el Club de la Pelea a los hombres más fuertes y más inteligentes que alguna vez vivieron. Veo todo este potencial y veo el despilfarro. Maldita sea, un gas de bombeo de toda la generación, mesas, esclavos esperando con cuellos blancos, publicidad haciéndonos perseguir coches y ropa, trabajando en empleos que odiamos para poder comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia del hombre sin ningún propósito o lugar.

7. Es sólo cuando perdemos todo, que somos libres de hacer lo que queramos.

8. Somos los hijos indeseados de Dios, ¿y qué? Nuestros padres eran nuestros modelos de Dios, y si nuestros padres nos fallaron, ¿qué dice eso de Dios? Tienes que tener en cuenta la posibilidad de no caerle bien a Dios, él nunca quiso tenerte. Con toda probabilidad él te odia, pero no es lo peor que pueda ocurrirte. ¡¡No lo necesitamos!! Que se jodan la maldición y la redención, somos hijos no deseados de Dios, así sea.

9. Si tuviera un tumor, lo llamaría Marla. Marla. El raspón en el paladar que se curaría si dejaras de tocarlo con la lengua, pero no puedes.

10. Si estás leyendo esto, el aviso va dirigido a ti. Cada palabra que leas de esta letra pequeña inútil, es un segundo menos de vida para ti. ¿No tienes otras cosas que hacer? ¿Tu vida esta tan vacia que no se te ocurre otra forma de pasar estos momentos? ¿o te impresiona tanto la autoridad que concedes credito y respeto a todos los que dicen ostentarla? ¿lees todo lo que te dicen que leas? ¿Piensas todo lo que te dicen que pienses? ¿Compras todo lo que te dicen que necesistas? Sal de tu casa, Busca a alguien del sexo opuesto. Basta ya de tantas compras y masturbaciones. Deja tu trabajo. Empieza a luchar. Demuestra que estas vivo. Si no reivindicas tu humanidad te convertirás en una estadistica. Estás avisado…

Más Frases de Fight Club

11. Somos una generación de hombres criados por mujeres, me pregunto si realmente otra mujer será la respuesta que necesitamos.

12. Con el insomnio, nada es real. Todo es lejano. Todo es una copia de una copia de una copia. 

13. Únicamente cuando se pierde todo somos libres para actuar.

14. Te lograré sacar delante de esto. Como siempre. Te cargaré, pateándote y gritándote, y al final me lo agradecerás. 

15. ¿Qué desearían hacer si estuvieran a punto de morir? -No lo sé, pregúntale a otro, ¡vamos! _-Debes de saber la respuesta a esta pregunta. Si murieras en este momento, ¿cómo te sentirías acerca de tu vida?. –Tyler Durden._-No lo sé, no sentiría nada bueno de mi vida. ¿Eso es lo que quieres escucharme decir? Bien. -No es lo suficientemente bueno.

16. Tocar fondo no es simplemente un retiro de fin de semana. No es un maldito seminario. Trata de controlar todo y simplemente déjalo ir. ¡Déjalo ir!

17. Tienes que saber, no temer, saber que algún día vas a morir, y hasta que no entiendas eso, eres inútil.

18. El seguro de vida paga el triple si mueres en un viaje de negocios.

19. Al carajo con lo que conoces. Necesitas olvidarte de lo que conoces, ese es tu problema. Olvida lo que piensas saber acerca de la vida, de la amistad, y especialmente de mí y de ti.

20. En el club de la lucha luchas contra todas las cosas que odias en esta vida.

22. ¿Qué es peor, el infierno o la nada? Quema los museos, límpiate el culo con la Mona Lisa, para que al menos Dios aprenda tu nombre.

23. Cuando tienes insomnio nunca estás del todo dormido ni despierto del todo.

24. Vete a la jodida con tus sofás y tus patrones de rallas verdes. Yo te digo, nunca estés completo, yo te digo, deja de ser perfecto, yo te digo… hay que evolucionar, y hay que dejar que las fichas se acomoden como deban de hacerlo.

25. Allí estabas más vivo que en cualquier otra parte. Pero el Club de la Pelea sólo existe entre las horas en que comienza y termina.

26. Somos consumidores. Somos el resultado de una obsesión con un estilo de vida. Asesinato, crimen, pobreza, estas cosas no me preocupan. Lo que me preocupa son las revistas de las celebridades, una televisión con 500 canales, y el nombre de algún tipo escrito en mi ropa interior.

27. No estaba de verdad muriendo. No tenía ni cáncer ni parásitos. Yo era ese pequeño cálido que el centro que la vida de este mundo se aglomeraba.

28. Mira, nadie toma esto más en serio que yo. Ese condominio era mi vida, ¿de acuerdo? Amaba cada mueble de ese lugar. No eran simplemente unas “cosas” las que fueron destruidas, fui yo.

29. Es sólo que cuando compras muebles, te debes de decir a ti mismo, ya basta. Ese es el último sofá que voy a necesitar. Sea lo que sea que sucede, tengo ese problema del sofá bajo control.

30. ¿Sabes eso que dicen, que solamente lastimas a aquellos a quienes amas? Bueno, también ocurre al revés.

31. ¿Qué tanto puedes conocerte si nunca has estado en una pelea? No quiero morir sin cicatrices.

32. La pelea había acabado, nada se había resuelto, pero nada importaba. Todos nos sentíamos a salvo.

33. Podría ser peor. Una mujer podría cortarte el pene mientras duerme y tirarlo por la ventana hacia un carro en movimiento.

34. Compramos cosas que no necesitamos, con dinero que no tenemos, para impresionar a la gente que no nos cae bien. 

35. El padre debió de haber sido enorme. ¿Ves dónde ardió la grasa en el asiento? ¿La camisa de poliéster? Muy al estilo del arte moderno. 

36. Cuanto más abajo caigas, más alto volarás.

37. Todo lo que alguna vez amaste te rechazará o morirá.

38. Mi papá nunca fue a la universidad, así que era realmente importante que yo si la estudiara. Así que me gradué y le llamé y le pregunté: “Papá, ¿ahora qué?”, y me dijo “Consigue un trabajo”. Ahora tengo 25 y le llamé de nuevo y le pregunté: “¿Y luego, que sigue ahora?”. Me contestó: “No sé, ahora cásate”. 

39. Estaba hojeando los catálogos y me preguntaba. ¿Qué tipo de vajilla me define como persona?

40. ¿Sabías que mezclando gasolina con concentrado congelado de naranja fabricarías napalm?

41. Con el cañón de un arma presionado contra tus dientes, sólo hablas con los intestinos..

42. La cuarta regla es que sólo dos personas pueden pelear cada vez.

43. ¡Al carajo con la condenación! ¡Al carajo con la redención! Somos los hijos no deseados de Dios. ¡Que así sea! 

44. Esto no es amor, esto es sexo deportivo. 

45. La filosofía de vida de Marla es que ella podría morir en cualquier momento. La tragedia, decía, es que no lo hacía.

46. Cuando la gente cree que te estás muriendo es cuando en verdad te escuchan, en lugar de estar esperando su turno para hablar.

47. Y luego, algo pasó. Lo dejé ir. Perdido en el olvido. Oscuro y silencio y completo. Encontré la libertad. Esperaba que toda la esperanza fuera libertad.

48. La sexta regla es que no pueden usar ni camisetas ni zapatos.

49. El condón en la zapatilla de cristal de nuestra generación. Te pones uno cuando conoces a un extraño, bailas toda la noche, y después lo deshechas. El condón, no el extraño.

50. Todas las tardes me morí, y todas las tardes volvía a nacer, renacía.

51. Muy bien, si el aspirante es joven, dile que es muy joven. Si es viejo, que es muy viejo. Y si el aspirante tolera esperar tres días sin comida, refugio ni apoyo, entonces acéptalo y comienza a entrenarlo. 

52. Rechaza los supuestos más básicos de la civilización, especialmente la importancia de las posesiones materiales.

53. ¿Sabes por qué ponen máscaras de oxígeno en los aviones? _-Para que puedas respirar. -El oxígeno te coloca. En una emergencia catastrófica, tomarás grandes respiros llenos de pánico. Repentinamente te vuelves eufórico, dócil. Aceptas tu destino. Todo está aquí. Un acuatizaje de emergencia a 965 kilómetros por hora. Caras pálidas, calmadas como las vacas indias. -Esto no es un suicidio de verdad. Es probablemente más bien una de esas veces que lloran por ayuda.

54. Corrí. Corrí hasta que mis músculos quemaban, y mis venas bombearan ácido de batería. Luego corrí un poco más.

55. Las abejas obreras pueden irse. Incluso los drones pueden volar lejos. La Reina es su esclava.

56. Las cosas de las que eres dueño, terminan siendo tu dueño.

57. Hay cosas de ti que me gustan. Eres inteligente, divertido y espectacular en la cama. Pero eres intolerable también. Tienes serios problemas mentales por los cuáles deberías de buscar ayuda profesional.

58. ¡Tus malditos fanáticos calvos me golpearon con una maldita escoba! ¡Casi me rompen el brazo! Están quemando las yemas de sus dedos con lejía. ¡El hedor era terrible! 

59. -Ey, tú me creaste. -Yo no creé un alter ego perdedor sólo para hacerme sentir mejor. ¡Acepta tu parte de la responsabilidad! 

60. Al considerar un tiempo lo suficientemente grande, la tasa de supervivencia para todos disminuye a cero. 

Sin duda, estas frases de El club de la pelea nos demuestran que se trató de un libro, y posteriormente una película, que vino a romper esquemas conceptuales. No de casualidad data de finales de los 90, una época marcada por la incertidumbre y la pérdida de confianza del ser humano en sociedad. Ya sea en la literatura o en el cine, Fight Club se consagró como una de esas obras maestras de las que se hablará por mucho tiempo. Y a ti, ¿qué te han parecido estas frases de Fight Club? ¿Cuál de todas ha sido tu favorita? Y, ¿conoces otras frases de Fight Club que debamos incluir en nuestro artículo? Déjanos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here