Las frases de Heráclito nos acercan al pensamiento de uno de los filósofos de la Antigüedad clásica anteriores a Sócrates. Heráclito pertenece a los filósofos que centraban su pensamiento en el conocimiento del cosmos y de la naturaleza. Las frases de Heráclito nos hay llegado a partir de los pocos fragmentos que se han conservado de sus obras y, en muchos casos, se trata de frases que aparecen en textos de otros filósofos posteriores que hacen mención a su obra principal Sobre la Naturaleza.

Las frases de Heráclito se centran tanto en el estudio del cosmos como de la política y la teología, que eran las tres partes principales en las que se dividía su obra filosófica. De este modo, se trata de uno de los primeros pensadores occidentales que nos ofrece un corpus completo de su filosofía y modo de entender la realidad.

En Frases de la vida te traemos una selección de 100 frases de Heráclito que te permitirán acercarse a su pensamiento y a sus ideas más importantes, tanto en los aspectos relacionados con el mundo y los dioses, como con el ser humano y la política.

100 Frases de Heráclito, reflexiones sobre la naturaleza

1. Vivir sus deseos y agotarlos en la vida, es el destino de toda existencia.

2. Todas las leyes humanas se alimentan de la ley divina.

3. Sin la esperanza se encuentra lo inesperado.

4. Los ojos son testigos más exactos que los oídos.

5. Porque sin fuerzas de colisión no hay movimientos y no hay realidad.

6. Preciso es saber que la guerra es común; la justicia, contienda, y que todo acontece por la contienda y la necesidad.

7. Dios es día y noche, invierno y verano, guerra y paz, saciedad y hambre.

8. Es de sabios prestar oídos no a mí, sino al Logos, y reconocer que todas las cosas son una.

9. El alma seca es la más sabia y la mejor.

10. Ha de luchar el pueblo por su ley, igual que por su muralla.

11. La guerra de todos es padre, de todos es rey; a los unos los designa como dioses, a los otros, como hombres; a los unos los hace esclavos, a los otros libres.

12. La enfermedad hace buena y agradable la salud, el hambre a la saciedad, el trabajo al reposo.

13. No vayamos conjeturando azarosamente sobre los temas más importantes.

14. Los perros, de cierto, ladran a quien no conocen.

15. No hay que hablar y actuar como hijos de nuestros padres.

16. Los que buscan oro excavan mucha tierra y encuentran poco.

17. No hagas reír hasta el punto de dar motivo a la risa.

18. Mucha erudición no enseña comprensión.

19. No es posible descender dos veces al mismo río.

20. Los cuerpos muertos han de desecharse con mayor motivo que el estiércol.

21. Si todas las cosas se convirtieran en humo, las narices discernirían.

22. Una vez nacidos, quieren vivir y alcanzar su destino, pero más bien descansar, así que dejan tras de sí para que alcancen su destino.

23. Inmortales, los mortales; mortales, los inmortales; viviendo unos la muerte de aquellos, muriendo los otros la vida de aquellos.

24. Lo sabio es la meta del alma humana y, a medida que se avanza en sus conocimientos, va alejando a su vez el horizonte de lo desconocido.

25. Muerte es cuantas cosas vemos al despertar, sueño cuantas vemos al dormir.

26. Nada es permanente a excepción del cambio.

27. La guerra es el origen de todo.

28. Al mismo río entras y no entras, pues eres y no eres.

29. El alma se tiñe del color de sus pensamientos.

30. A todo hombre le es concedido conocerse a sí mismo y meditar sabiamente.

31. Mucho aprendizaje no enseña el entendimiento.

32. El tiempo es un juego jugado muy bien por los niños.

33. Ojos y oídos son malos testigos para las personas si tienen almas incultas.

34. ¿Cómo te puedes ocultar de lo que nunca desaparece?

35. Nuestra envidia siempre dura más que la felicidad de aquellos a los que envidiamos.

36. La abundancia de conocimiento no enseña a los hombres a ser sabios.

37. El pensamiento es una enfermedad sagrada y la vista es engañosa.

38. El buen carácter no se forma en una semana o un mes. Se crea poco a poco, día a día. Se requiere un esfuerzo paciente para desarrollar un buen carácter.

39. Todos tienen la posibilidad de ser sabios, pero sus contemporáneos viven como adormecidos.

40. Los hombres despiertos no tienen más que un mundo pero los hombres dormidos tienen cada uno su mundo.

41. No está bien ocultar la propia ignorancia, sino descubrirla y ponerle remedio.

42. La vida tiene el nombre de vida, pero en realidad es muerte.

43. Hay que seguir lo que es común, pero si bien el lógos es común, la mayor parte de los hombres viven como si tuviesen una sabiduría privada.

44. Los que duermen son obreros y artesanos de lo que ocurre en el kósmos.

45. Es necesario saber que la guerra es común y la justicia discordia, y que todo sucede según discordia y necesidad.

46. Los que aman la sabiduría deben investigar muchas cosas.

47. Es necesario que los filósofos se informen de muchísimas cosas.

48. Los hombres intentan purificarse manchándose de sangre. 

49. Son distintas la aguas que cubren a los que entran al mismo río.

50. No encontrarás los confines del alma ni aun recorriendo todos los caminos; tal es su profundidad.

51. Lo contrapuesto concuerda, y de los discordantes se forma la más bella armonía, y todo se engendra por la discordia.

52. Este cosmos, que es el mismo para todos, no ha sido hecho por ninguno de los dioses ni de los hombres. 

53. Es prudente escuchar al Logos, no a mí, y reconocer que todas las cosas son uno.

54. Lo sabio es la meta del alma humana y, a medida que se avanza en sus conocimientos, va alejando a su vez el horizonte de lo desconocido.

55. Los médicos cortan, queman, torturan. Y haciendo a los enfermos un bien, que más parece mal, exigen una recompensa que casi no merecen.

65. El modo de ser humano no comporta capacidad de juicio; el divino sí la comporta.

56. La guerra es el padre y el rey de todas las cosas.

57. Incluso un alma sumergida en un profundo sueño trabaja duro y ayuda para hacer algo en el mundo.

58. De cada cien hombres, diez ni siquiera deberían estar allí, ocho son sólo carne de cañón, nueve son los verdaderos luchadores y somos afortunados de tenerlos, pues ellos darán batalla; ah, pero uno, uno es un guerrero; y él traerá de vuelta a los demás.

59. Es difícil contener el deseo del corazón, ya que cualquiera que sea el precio, lo paga con pedazos del alma.

60. Hacer lo mismo una y otra y otra vez no es sólo aburrimiento, es ser controlado por lo que haces en lugar de controlar lo que haces.

61. ¿Cómo puedes esconderte de aquello que nunca se marcha?

62. En el cambio encontramos el propósito.

63. Permítete a ti mismo pensar únicamente esos pensamientos que se atañen a tus principios y traen consigo la luz del día.

64. De las diferencias nacen las más hermosas armonías.

65. Todas las cosas fluyen, y ese flujo está sujeto a una corriente unificadora o principio racional.

66. Logos, la armonía oculta detrás de todos los cambios.

67. El contenido de tu carácter es tu elección.

68. Día tras día, lo que elijes, lo que piensas y lo que haces, es en lo que te conviertes.

69. Sin injusticia, la palabra justicia significaría ¿qué?

70. ¿Qué son los hombres? Dioses mortales.

71. El camino hacia arriba y el camino hacia abajo, son el mismo.

72. Todo fluye, nada permanece.

73. Tu carácter lo eliges tú. Día a día, lo que eliges, lo que piensas, y lo que haces, es en lo que te conviertes. 

74. Más vale apagar una injuria que apagar un incendio. 

75. Para las almas es muerte llegar a ser agua, para el agua es muerte llegar a ser tierra, y de la tierra nace el agua, del agua el alma.

76. Los buscadores de oro cavan mucho y hallan poco.

77. Los asnos prefieren la paja al oro.

78. Tu integridad es tu destino… es la luz que guía tu camino.

79. Este Cósmos siempre fue, es y será un fuego eterno y vivo que se enciende y se apaga obedeciendo a medida.

80. El alma se tiñe del color de sus pensamientos. Piensa sólo en aquellas cosas que están en línea con tus principios y que puedan ver la luz del día. 

81. Para Dios todo es hermoso, bueno y justo. Los hombres han concebido lo justo y lo injusto.

81. En el rodillo del cardador, recorrido recto y torcido unos son y el mismo.

82. El sol tiene el tamaño de un pie humano.

83. Este orden del mundo, el mismo para todos, no lo hizo Dios ni hombre alguno, sino que fue siempre, es y será, fuego siempre vivo, prendido según medidas y apagado según medidas.

84. Erudición no enseña sensatez, pues se la habría enseñado a Hesíodo y a Pitágoras y aún a Jenófanes y a Hecateo.

85. Es como si, después de haberse manchado con barro, los hombres quisieran limpiarse con barro.

86. Camino arriba, camino abajo, uno y el mismo.

87. El nombre del arco es vida; su función es dar muerte.

88. Una sabiduría múltiple no enseña la cordura.

89. También los hombres dormidos son obreros que coadyuvan a lo que en el mundo se está haciendo.

90. En el círculo se confunden el principio y el fin.

91. Malos testimonios son los ojos y las orejas para quienes no entienden su lenguaje.

92. Tener todo lo que quieres no es bueno. Las enfermedades hacen que la salud sepa mejor.

93. Si no esperas lo inesperado nunca lo encontrarás.

94. El carácter de un hombre es su demonio.

95. Los hombres que desean saber del mundo deben aprender de él en detalle.

96. Somos más nosotros mismos cuando asumimos la seriedad con la que el niño juega.

97. La sabiduría es hablar con la verdad y actuar en pos de ella.

98. No hay nada permanente excepto el cambio.

99. Ningún hombre puede pisar dos veces el mismo río, pues nunca es el mismo río y nunca es el mismo hombre.

100. El Sol es nuevo cada día.

¿Qué te han parecido estas frases de Heráclito? ¿Qué opinas de su modo de ordenar y comprender el cosmos y la realidad más cercana del ser humano? ¿Conocías a este filósofo presocrático? ¿Crees que su pensamiento tiene utilidad hoy en día o que, simplemente, ha quedado relegado al pasado como uno de los primeros filósofos de la Antigüedad pero cuyo pensamiento está demasiado desfasado para hoy en día? Déjanos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos encantados de conocerla!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here