Julio César fue un líder político y militar cuya dictadura puso fin a la república en Roma. Era un magnífico estratega, político, orador y militar, que fue capaz de imponerse a las instituciones republicanas para alcanzar el poder absoluto. Dos años después de su victoria, un complot terminaría con su vida, muriendo asesinado en una conjura dirigida por Casio y Bruto, impidiendo este hecho que pudiera realizar todos sus proyectos. Para que nos acerquemos a esta importante figura del último periodo de la Roma Republicana, hoy te traemos las mejores frases de Julio César.

Julio César nació el 12 de julio del año 100 a.C. en Roma y fue sobrino de Cayo Mario, líder de los populares y figura que lo influiría de manera importante a lo largo de su vida. Años después, César fue gobernador de Galia y dirigió las diferentes guerras de las Galias. Julio César llegó a controlar la península itálica y se convertiría en dictador hasta que en el año 48 a.C fue elegido cónsul. Se hizo con el mando de todos los ejércitos, eliminó los sistemas de impuestos corruptos y amplió la ciudadanía romana.

Fue en el año 44 a.C., cuando un grupo de senadores, entre los que se encontraba su amigo Marco Bruto, llevaron a cabo una conspiración que acabaría con su asesinato. Julio César es una importante figura que marcó la historia y que será recordada por sus dotes para la política y la estrategia militar. Sin más demora, os dejamos con las frases de Julio César más célebres.

100 Frases de Julio César, el hábil estratega que puso fin a la República Romana

1. Los cobardes agonizan muchas veces antes de morir. Los valientes ni se enteran de su muerte.

2. No me importa si me respetan, mientras me teman.

3. Soy constante, como la estrella en el norte.

4. Por lo general, los hombres creen fácilmente lo que desean.

5. He vivido lo suficiente, tanto en años como en logros.

6. ¿Tú también, Bruto, hijo mío?

7. Amo la traición, pero odio al traidor.

8. Tu espíritu nunca se conformó con los estrechos confines que la naturaleza nos impone.

9. Es más fácil encontrar hombres dispuestos a morir, que encontrar a los que están dispuestos a soportar el dolor con paciencia.

10. Apresúrate despacio.

11. La experiencia es la madre de todas las cosas.

12. En el miedo extremo, no hay piedad.

13. Solo los cobardes son valientes con las mujeres.

14. Vine, vi, vencí.

15. En la guerra, los acontecimientos importantes son el resultado de causas triviales.

16. Si tienes que infringir la ley, hazlo para tomar el poder, si no es el caso, observa la ley.

17. Mientras me quede algo por hacer, no habré hecho nada.

18. La suerte está echada.

19. Me encanta el nombre de honor, más de lo que temo a la muerte.

20. Prefiero ser el primero en una aldea que el segundo en Roma.

21. La mujer del César debe estar por encima de toda sospecha.

22. Nada es más fácil que censurar a los muertos.

23. Ante la inminencia del peligro, los hombres no acostumbrados a los trabajos, quedan consternados de tal modo que aceptan con paciencia todo lo que se les manda.

24. Hoy el enemigo habría ganado, si hubiera tenido un comandante que fuese un ganador.

25. Divide y obtén el poder.

26. Alejandro, César, Carlomagno y yo fundamos imperios, pero ¿sobre qué cimentamos las creaciones de nuestro genio? Sobre la fuerza. Solo Jesuscristo fundó su reino sobre el amor, y hoy día millones de hombres morirían por él.

27. Hombre de todas las mujeres y mujeres de todos los hombres.

28. Por norma, los hombres se preocupan más de lo que no pueden ver que de lo que pueden.

29. Dile a tu amo que en César sólo manda César.

30. Nada es tan difícil que no pueda conseguir la fortaleza.

31. Llevas a César, y a la buena fortuna de César.

32. ¿Qué muerte es la preferible por todos? La inesperada.

33. Incluso ahora podemos dar marcha atrás. Pero una vez que hayamos cruzado ese puente, todo deberá ser decidido por las armas.

34. Nadie es tan valiente que no sea perturbado por algo inesperado.

35. Sólo es arrogancia si fallo.

36. ¡Varo, devuélveme mis legiones!

37. Casissus tiene una mirada amarga y hambrienta; piensa demasiado: los hombres así son peligrosos.

38. No son estos hombres bien alimentados y con pelo largo los que temo, sino el pálido y el hambriento.

39. El peligro sabe bien que el César es más peligroso que él.

40. Es ley de guerra que los vencedores traten a los vencidos a su antojo.

41. Lo que deseamos, lo creemos fácilmente, y lo que pensamos, imaginamos que otros piensan.

42. Somos dos leones hechos camada en un día, y yo, el más antiguo y terrible.

43. Al final, es imposible no convertirse en lo que los demás creen que eres.

44. Los dioses hacen esto en la vergüenza de la cobardía.

45. Ven a mi mano derecha, que éste oído es sordo y dime lo que verdaderamente piensas de él.

46. ¡Que caigan los dados!

47. La muerte, un final necesario, vendrá cuando venga.

48. Toda Galia está dividida en tres partes.

49. Te poseo, África.

50. Es excelente tener la fuerza de un gigante, pero es tiránico usarla como un gigante.

51. No debemos tenerle miedo a nada, a lo único a lo que debemos temerle es al mismo miedo.

52. La causa es: mi voluntad. No iré. Eso es suficiente para satisfacer al senado.

53. Los ciudadanos impulsados por el miedo y cegados por el patriotismo, ofrecerán todos su derechos al líder y lo harán con mucho gusto.

54. Encontré Roma como una ciudad de ladrillos y la dejé echa una ciudad de mármol.

55. El César debe ser una bestia sin corazón.

56. Por un vicio congénito de nuestra naturaleza, sucede que todo lo insólito y desconocido nos merece un crédito excesivo y nos atemoriza con mayor vehemencia.

57. Es más fácil encontrar hombres voluntarios para morir, que encontrar aquellos que están dispuestos a soportar el dolor con paciencia.

58. El valiente nunca saborea la muerte salvo una vez.

59. Oigo un cántico, más agudo que toda la música, grita ¡César!

60. La costumbre es maestra de todas las cosas.

61. Las grandes cosas deben realizarse sin dudar, así las posibles dificultades no serán capaces de detenerte.

62. Muchos de ustedes hoy aquí lucharon contra mí, muchos de ustedes desearon mi muerte, muchos de ustedes tal vez aun la desean.

63. Los hombres en algún punto son maestros de su destino.

64. Es mejor morir que vivir esperando la muerte.

65. El César no hace mal, no sin causa.

66. Es mejor crear que aprender. La creación es la esencia de la vida.

67. Todos los malos precedentes comienzan como medidas justificadas.

68. Todos los hombres que reflexionan sobre los asuntos controversiales deberían ser libres de odio, amistad, ira y pena.

69. El César saldrá adelante. Las cosas que me amenazan nunca han visto más que mi espalda, cuando ellas ven la cara del César, desaparecen.

70. No ha aprendido la lección de la vida aquel que cada día no supera un miedo.

71. Opóngase a mí y Roma no los perdonará una segunda vez.

72. Vamos al sitio donde los dioses nos han mostrado el camino y la injusticia de nuestros enemigos nos llama.

73. Es mejor sufrir una vez que estar en un sufrimiento perpetuo.

74. La diferencia entre una República y un Imperio es la lealtad del ejército.

75. En un mar tan lleno, ahora estamos a flote, y debemos seguir la corriente.

76. Si fallo, es simplemente porque tengo demasiado orgullo y ambición.

77. El enemigo más grande siempre se esconderá en el último lugar en el que buscarías.

78. Déjame correr y lucharé con cosas que todos piensan que son imposibles.

79. Cuando los tambores de guerra hayan alcanzado su punto más crítico, la sangre hierva con odio y la mente esté totalmente cerrada, el líder no tendrá la necesidad de apoderarse de los derechos de los ciudadanos.

80. Únanse a mí para construir una nueva Roma, una Roma que ofrezca paz, justicia y tierra para todos sus ciudadanos, no solo los pocos privilegiados.

81. El mal que hacen los hombres vive después de ellos; el bien a menudo es enterrado con sus huesos.

82. Era costumbre de los dioses de vez en cuando brindar prosperidad y una larga impunidad a los hombres a quienes tenían la intención de castigar por sus crímenes, para que en una vuelta de la suerte los hiciera sufrir más.

83. ¿Pueden imaginar un sacrilegio más terrible, que el que nuestra amada república esté en las manos de unos dementes?

84. Existe una marea en los asuntos de los hombres que tomada en el diluvio conduce a la fortuna.

85. No existen trucos en la fe simple.  

86. Esta disputa entre ustedes debe terminar, Roma quiere que ambos estén en paz.

87. De todos estos, los Belgas son los más fuertes.

88. Sin entrenamiento, no existe el conocimiento. Sin conocimiento, no existe la confianza. Sin confianza, la victoria no existe.

89. Siempre he considerado la dignidad de la República de mayor importancia que la vida.

90. ¡Senadores! La guerra ha terminado.

91. Afortunados los hispanos para quienes beber es vivir.

92. Estoy dispuesto a recurrir a lo que sea, a someterme a cualquier cosa, por el bien de todo el pueblo.

93. Los cobardes mueren muchas veces antes de sus muertes reales.

94. La suerte, que tiene un gran poder en varios asuntos, especialmente en la guerra, puede provocar grandes cambios en una situación donde existan muy pocas fuerzas.

95. El que conquista dos veces es quien muestra misericordia a los conquistadores.

96. Quienes están alrededor de las figuras públicas ni siquiera deberían estar bajo sospecha.

97. Debemos ganar o morir.

98. Como una regla, el hombre se preocupa más por lo que no puede ver, que por lo que puede.

99. EL hombre en general es rápido para creer lo que desearía que fuera cierto.

100. En el futuro recordarán que solo yo y nadie más les ofreció misericordia.

Frases de Julio Cesar recitadas en vídeo

Si te ha gustado esta fantástica selección de frases, no te pierdas la recopilación que hemos hecho en vídeo de las mejores. Las mejores Frases de Julio Cesar recitadas.

¿Qué te ha parecido este recopilatorio de las mejores frases de Julio César? ¿Con cuál de ellas te quedas? ¿Crees que Julio César fue un buen gobernador? ¿Conocías su terrible asesinato a manos de sus más allegados? Nos encantaría que abrieras un debate sobre estas cuestiones, y por ello, esperamos tu opinión en los comentarios. ¡Nada nos gustaría más que leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here