70 Frases de Love of Lesbian: la emoción de la música
5 con 10 voto[s]

Las frases de Love of Lesbian nos cuentan los pensamientos más profundos que nacen de la mente de esta banda española originaria de Barcelona, una de las más reconocidas, valoradas y queridas. Sus inicios se remontan a 1997, etapa en la que las frases de Love of Lesbian para sus canciones eran en inglés,  llamando cierta atención en algunos concursos, motivo por el cual pudieron grabar tres discos: Microscopic Movies (1999), It is Fiction? (2002) y Ungravity (2003).

Sin embargo, en 2005 harían el cambio al castellano con el álbum Maniobras de escapismo, que recibió muy buenas críticas de los medios, algo que mantuvieron con Cuentos chinos para niños del Japón (2007). No obstante, sería con 1999 (o cómo generar incendios de nieve con una lupa enfocando a la luna), del 2009, que llegaría el éxito definitivo, gracias al cual estuvieron más de dos años de gira por España: un fenómeno que no dejaría de repetirse en sus posteriores álbumes de estudio: La noche eterna. Los días no vividos (2012) y El Poeta Halley (2016).

La sensibilidad desprendida en las frases de Love of Lesbian han logrado conquistar a los corazones de sus oyentes, así como divertirlos con un fino sentido del humor que esconde una gran crítica social. Por este gran alcance es que en Frases de la Vida no podíamos pasar por alto la oportunidad de hacerte llegar algunas de las más conmovedoras frases de Love of Lesbian.

70 Frases de Love of Lesbian: la sensible conciencia de la música

1. Ya hace algunos siglos que he empezado a sospechar que he caído sin quererlo en tu gravedad. Es como si andara siempre en espiral, cuando encuentro una salida tú apareces, niña imantada. – Niña imantada

2. Dos espejos frente a frente crearán cien mil caras que observar, puede que alguno de ellos sea el real, lo tendré que investigar. Que empiece el viaje ya. – Universos infinitos

3. Oniria encuentra a Insomnia, los dos conectan bien. Quizás en otra vida fueron un mismo ser. – Oniria e Insomnia

4. ¿A que no sabes dónde he vuelto hoy? Donde solíamos gritar, diez años antes de este ahora sin edad. – Allí donde solíamos gritar

5. Busqué las ganas y también un plan, romper mis diques de seguridad, pero antes de decidirme a hablar, yo elegía un vuelo raso para huir de tu radar. – El hambre invisible

6. Nunca he sido un libro abierto, pero explico buenos cuentos. Si quieres, ahora que hay tiempo, empiezo a recitar el nuestro. – Nadie por las calles

7. Si acerco el oído no podré escuchar el mar. ¿No ves? Tan solo aquel ruido que aceptamos por verdad. – Wio, antenas y pijamas

8. Por mucho que me esfuerce a todas horas, el deseo salta muros al revés. Ahora te pido que me odies de memoria, como un himno de los que saben perder. – Cuando no me ves

9. Y de tanto reír, fui incapaz de arrancar, ni hacia adelante ni atrás, sino ascendiendo por los aires. – Los toros en la Wii

10. No recuerdo una anti-historia mejor, de contenido incierto. Y alzo el vaso vacío, más vacío que yo, lo elevo hacia el infierno. – Los días no vividos

11. Maldita nieve de este largo enero, nos cubre el hielo de un silencio aterrador, mejor lo rompo yo. – Segundo asalto

12. Ya ves, soy un loco y son más de las tres. Ya sé que está mal romper ventanas de un bloque para encontrarte y decirte: «no habrá más reproches.» – Incendios de nieve

13. Y veo partes de mi vida como piezas de un gran tetris que nunca encajan muy bien y sólo se entiende al revés. – La mirada de la gente que conspira

14. No, no evitarás, que quiera largarme cuanto antes, si cada vez que me quiero ocultar tú me conviertes en gigante. – Belice

15. Después de estudiar con cuidado este caso, ejerciendo a la vez de fiscal y abogado, de juez imparcial, sentencio lo nuestro diciendo que el fallo más grande pasó por guardar solamente los días más gratos y olvidar los demás. – 2009. Voy a romper las ventanas

16. Fue la música que estaba alta y media Europa no escuchó la alarma y estalló el mundo occidental. El Imperio se cayó de espaldas, sucedió mientras tú bailabas. – Radio Himalaya

17. No ves que si hemos perdido, hemos ganado historias que contar, más que algunos tienen. Recuerda que si caímos en picado es porque a veces fuimos nubes con la mente. – Noches reversibles

18. Siempre tú, a trasluz, me haces preguntar qué enigma esconderás. Morfina hecha de piel, pronombre personal de un verbo que se deja desear. – Océanos de sed

19. Nadie, nunca nadie, nadie excepto tú puede enviarme hacia el espacio y devolverme hacia su cama. – Niña imantada

20. Como un sueño fractal quisiera explosionar, millones de sonidos que pudieran ampliarte un «gracias». Sería un gran paso más para la humanidad, mostrar mi cara oculta a los demás. – El hambre invisible

21. Hoy lo he vuelto a notar, cada nube es un plan, se transforma al viajar y no pesa y se va. Somos nubes, no más. – Un día en el parque

22. Si un día te da por integrarte en este azul mundo cínico has de bailar con cierta clase, como lo hace un homínido. Y ahora di adiós, adiós a la mediocridad, y es que esta noche prohibimos del todo fracasar. – Si tú me dices Ben, yo digo Affleck

23. Mirada universal de alcance personal. Me hipnotizó por fin con su verso letal. – Club de fans de John Boy

24. Y ahora tú, preguntas si aún te aprecio y yo pretendo desviar la atención diciendo que ésta no es la cuestión. – Cuestiones de familia

25. He tirado bolsas llenas de ansiedad y aquellos defectos que uno guarda por guardar. Ya no sé quién soy, tan solo sé que hay más luz de lo habitual. – La parábola del tonto

26. La luna en un rincón, te has convertido en mi nación. Y yo eclipsado soy un faro a pleno sol que envidia a la humanidad si al apagar sus luces se prende mi ansiedad. – La noche eterna

27. Y aún hoy se escapa a mi control, problema y solución, y es que el grito siempre acecha, es la respuesta. – Allí donde solíamos gritar

28. Si en lugar de andar a tientas por las nubes de tu tierra te dejaras guiar por el tacto de mis manos yo en respuesta te daría unos pasos de firmeza. – Canción de bruma

29. El huracán de una escala descomunal, crecido en su arrogancia, por sí mismo dio una vuelta en espiral. – Bajo el volcán

30. Mientras hablabas, sin pensarlo bien, abrí el paraguas a tus pies. Y es que mientras me hablabas, la ciudad se inundaba. Tantas cosas sucedieron, sólo yo las pude ver. – Historia de una hache que no sería ser muda

31. Hoy voy a decirlo: ¡cómo me amo! Tú ya no puedes hacerme daño. Soy un ser divino, ven a adorarme. ¡Qué buena suerte amarme tanto! – Me amo

32. Sed de mal, ni es mi pecado original, sólo una versión más. Voy a lamer tu sangre, ya sabes que el sabor nunca ocupa lugar. – I. M. T. – Incapacidad Moral Transitoria

33. Sí, somos alguien. Algo dispersos, vulnerables. Somos reverso o la imagen de un universo inestable. – Los toros en la Wii

34. Me voy de aquí, sin duda será mejor. Te sienta bien focalizar la atención. Me pasará, es un enfado puntual, no hay más. – Cínicamente muertos

35. Negaré ante el mundo lo siguiente: que si de algo voy sobrado es de falta de autoestima y que por eso te lo canto sin tener que usar «te quiero», a través de una metáfora, ese ánfora que uso para resguardar mis miedos.  – Cuando no me ves

36. Me atraparás al vuelo y nunca a la pared, y si me dejas aire en tus líneas dormiré. – El poeta Halley

37. Porque el amor como el arte es una droga aparte que tomas sin saber que te dan. – Psiconautas

38. No serás capaz de odiarme, si lo he empeorado aún más que bajen tus labios y me callen, si no empezaremos a silbar. – Incendios de nieve

39. Ahora me escondo y te observo y te puedo decir: yo mataré monstruos por ti. – Un día en el parque

40. Te he dedicado líneas sin sentido, líneas que sin puntos son abismos. – Los colores de una sombra

41. A veces les pongo a mis palabras diéresis de colores imitando diademas, y yo sólo observo cómo juegan en el patio de un poema. – El poeta Halley

42. Wio, constelaciones de gente como un planetario. Vecindarios que se ignoran en sistema dual. Parabólicos y obsesos que en la noche se sinceran y se crecen, ¡qué valientes! – Wio, antenas y pijamas

43. Ahora dicen que hay muchos más universos infinitos como el nuestro. Dime si no es para volverse loco. ¿No te sientes más pequeño? – Universos infinitos

44. No hay opción, instinto y dignidad y en el medio ando yo. Si pierdo los papeles, le sigue la camisa y después va mi deshonor. – I. M. T. – Incapacidad Moral Transitoria

45. Confesaré, ha vuelto aquella fiebre de siempre. Y tras la ventana, desnudaba a la mitad de la gente. ¿Por qué sus vidas me parecen mejor? Si no he aprendido, ya no hay solución. – Los seres únicos

46. Tú, el príncipe del mal. Y yo, yo el marqués de la inmoralidad. Hoy cambiaremos nuestra polaridad y lograremos salir con cierta dignidad. – Si tú me dices Ben yo digo Affleck

47. Si pierdo el norte en todo naufragio buscaré el oriente de tus astrolabios, o esperaré el cometa de cada dos años, que en tu cielo negro mi escritor se queda en blanco. – Los males pasajeros

48. Mirarte de frente, admito en voz alta que no pocas veces he sido tentado en coger mi esperanza y lanzarla sin más a la fosa común donde yacen los sueños que nos diferencian. – 2009. Voy a romper las ventanas.

49. Descansamos nuestra espalda en las persianas bien cerradas. Tú y yo anémicos, y a cada parpadeo calmado intentamos dormir. – 1999

50. ¿Que cómo es mi vida sin ti? Pues por fin es la mía, vivo el placer, sí, el placer, lentamente y deprisa. – Miau

51. Cuando diga «ya» te callarás, así es el juego y digo «ya»: hoy es así por todas las veces que has jugado a mandar. – Cuando diga ya

52. Valen más, todos valen más, más que tú y siempre más que yo. Quisiera negar tal afirmación, pero ahora brumas soy. Y hay tanta densidad, que no puedo ver de ti más de un extraño movimiento que aún no sé si es despedida, y le sonrío a la silueta de un recuerdo. – Canción de bruma

53. Viaje imposible hacia un no-lugar, materia oscura hecha de vacíos. Butacas que ahí quedarán, o aquel billete siempre en los bolsillos. – Los días no vividos

54. Cualquiera que me viera en mis negras horas, reptando por tu piel cuando es pared, se creería que mi vicio es lamer tus sombras, pero sólo lo hago cuando no me ves. – Cuando no me ves

55. Tus horas, las oigo. Estos mares de sed se vaciarán con dunas de agua en ti. Mis últimos dos versos te informarán, ya vuelvo a estar aquí. – Océanos de sed

56. Y uno se queda en casa, inerte y algo vacío, acariciando aquel vocablo mudo llamado silencio. Siempre fiel, siempre contigo. – El poeta Halley

57. Me hundí en tu noche y el placer fue infinito y tan oscuro que pensé tejer mi bandera con un circulo de estrellas. – La noche eterna

58. No serás capaz de odiarme, tan sólo quería ilustrar que quiero arriesgarme a conocerte porque el miedo al fin cayó, al fin cedió. – Incendios de nieve

59. Las pocas fuerzas las empleo hablando, palabra dura que ametralla tu interior, y parte el bloque en dos. – Segundo asalto

60. Por lo que jamás seré, niego al mundo como es. Y así me convertiré, en los días no vividos. – Los días no vividos

61. Olvidas que caíste, y ahora es imposible deshacer lo que me hiciste. Y ahora qué piensas hacer, soy nulo y tú distante, y ya nada es como antes. – Mi personulidad

62. ¿De quién te vengabas todo el tiempo que yo estuve a tu lado? – Mi primera combustión

63. Y sin manera humana de asombrarnos mutuamente, sólo queda ser sensatos y aceptar que siempre fuimos satélites de amplia trayectoria, tantas veces intangibles, de aquellos que sólo alumbran cuando dejas de buscar. – Música de ascensores

64. Te deslizas como si fueras de viento y al contacto con mis dedos te desvanecieras. – Domingo astromántico

65. Apaga las luces, no soporto que me veas llorar porque has insinuado que me falta dignidad. – Mi personulidad

66. Antes que te vayas vas a contemplar, he hecho algunos cambios te sorprenderán. Ya no hay confusión, y aquel rencor duerme ahora en un desván. – La parábola del tonto

67. Vamos a localizar el núcleo del error para estudiar su forma exacta y su composición. Vamos a saber su origen y su relación con la suma de las partes y su imperfección. – Carta a todas tus catástrofes

68. Me llaman Octubre, no pretendas saber más de mí. Mejor no preguntes, soy luna nueva fácil de partir. – Me llaman Octubre

69. De nada sirve ir a más velocidad si los recuerdos te encadenan. – Maniobras de escapismo

70. Para que pueda observar tu mirada, quédate cerca de aquella ventana, no todos los días las cosas conspiran así. – Limousinas

Frases de Love of Lesbian recitadas en vídeo

Si te ha gustado esta fantástica selección de frases, no te pierdas la recopilación que hemos hecho en vídeo de las mejores. Las mejores Frases de Love of Lesbian recitadas.

Esperamos que hayas disfrutado de nuestra recopilación de frases de Love of Lesbian y que te hayan servido para conocer o recordar algunas de sus más grandes canciones. 🙂 Si te han gustado las frases de Love of Lesbian, no te olvides de consultar nuestro blog para descubrir muchos más artículos.

Como siempre, te animamos a que compartas con nosotros tu opinión. ¿Cuáles de estas frases de Love of Lesbian te han emocionado más? ¿Habías escuchado ya sus temas? ¿Quieres proponernos otras frases de Love of Lesbian para añadirlas a nuestra selección? ¡Estamos deseando conocerte mejor!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here