80 Frases de Martín Lutero | El guía de los protestantes religiosos
5 con 1 voto[s]

Las frases de Martín Lutero fueron expuestas por él mismo en carteleras clavadas afuera de la iglesia del Palacio de Wittenberg, conocidas como Las noventa y cinco tesis, en un arranque de inconformismo ante el engaño de los sacerdotes católicos al concederles a los creyentes un perdón a sus pecados a cambio de dinero. Hecho que para Lutero estaba completamente fuera de lugar, no era acorde a los principios de fe de dios, puesto que sólo él tenía el poder del perdón. Este sería sólo el inicio de un amplio debate con el papa León X y Silvestre Mazzolini.

Pronto Lutero fue destituido de la iglesia y considerado como hereje. El religioso alemán se mantuvo fuerte en sus convicciones, a su vez gracias a sus estudios en griego y latín se dio cuenta de muchas inconsistencias en la traducción de la biblia. Otro de las cosas en las que no estaba de acuerdo con la doctrina romana era que los sacerdotes no se podían casar e incluso él mismo contrajo matrimonio con la ex monja Catalina de Bora. El teólogo fue el fundador del Luterismo, aunque a él no le gustaba que lo llamarán así, pero sin duda fue un hombre que abrió paso a los creyentes protestantes. Para que puedas acercarte a esta figura religiosa tan importante, en Frases de la Vida hemos preparado las devotas frases de Martín Lutero. ¡Descúbrelas!

80 Frases de Martín Lutero | El guía de los protestantes creyentes

1. La guerra es la más grande plaga que azota a la humanidad; destruye la religión, destruye naciones, destruye familias. Es el peor de los males.

2. Somos salvados sólo por la fe, pero la fe que salva nunca está sola.

3. El dueño de un prostíbulo no peca menos que un predicador que no entrega el verdadero evangelio. El prostíbulo es tan ruin como la iglesia del falso predicador.

4. El corazón de un hombre es una rueda de molino que trabaja sin cesar; si nada echáis a moler corréis el riesgo de que se triture a sí misma.

5. Ya no es posible que el alma sea condenada por sus pecados, una vez que éstos también son de Cristo, en el cual han perecido.

6. A uno Dios lo condena, y a otro lo justifica y los salva. No nos incumbe investigar por qué lo hace. Más bien hemos de aceptarlo y creer que no lo hace sin motivo cierto.

7. Y mientras yo dormía o bebía la cerveza de Wittenberg junto a mis amigos Philip y Amsdorf, la Palabra debilitaba al papado de forma tan grandiosa que ningún príncipe o emperador consiguió causarles tantas derrotas. Yo nada hice: la Palabra lo hizo todo.

8. La razón humana es como subir un hombre borracho a un caballo; lo subes por un lado y se cae por el otro.

9. Quienquiera estime su doctrina, fe, y confesión como recta y verdadera, no puede permanecer en el mismo establo con el error o adherir a la falsa doctrina… Un maestro que permanece mudo cuando se enseña el error, y no obstante pretende ser un maestro de la verdad, es peor que un fanático descarado y con su hipocresía hace más daño que un hereje… éstos no quieren ofender a nadie, o decir una palabra en favor de Cristo, o combatir al diablo y al mundo.

10. Mi conciencia está ligada a la palabra de Dios, no puedo ni quiero retractarme, porque no es seguro ni aconsejable hacer algo contra la conciencia. Aquí estoy, no puedo proceder de otra manera. ¡Qué Dios me ayude! Amén.

11. En primer lugar, debemos prender fuego sus sinagogas o escuelas y enterrar y tapar con suciedad todo lo que no prendamos fuego, para que ningún hombre vuelva a ver de ellos piedra o ceniza. Esto ha de hacerse en honor a Nuestro Señor y a la cristiandad, de modo que Dios vea que nosotros somos cristianos y que no aprobamos ni toleramos a sabiendas tales mentiras, maldiciones y blasfemias a Su Hijo y a sus cristianos.

12. Los sentimientos vienen y los sentimientos van. Y los sentimientos son engañosos.

13. La medicina hace enfermos; la matemática, tristes; y la teología, gente pecadora.

14. Ya que su serenísima majestad y sus altezas exigen de mí una respuesta sencilla, clara y precisa, voy a darla, y es ésta: Yo no puedo someter mi fe ni al papa ni a los concilios, porque es tan claro como la luz del día que ellos han caído muchas veces en el error así como en muchas contradicciones consigo mismos. Por lo cual, si no se me convence con testimonios bíblicos, o con razones evidentes, y si no se me persuade con los mismos textos que yo he citado, y si no sujetan mi conciencia a la Palabra de Dios, yo no puedo ni quiero retractar nada, por no ser digno de un cristiano hablar contra su conciencia. Heme aquí; no me es dable hacerlo de otro modo. ¡Que Dios me ayude! ¡Amén!Abogando por una Iglesia más horizontal y con una relación más directa con Dios. Ideas que prosperarían durante años venideros.

15. Aunque es muy fácil casarse con un esposa, es muy difícil mantenerla junto con los niños y el hogar. En consecuencia, nadie nota esta fe de Jacob. De hecho, muchos odian la fertilidad en una esposa por la única razón de que los hijos deben ser apoyados y educados. 

16. Nunca ha habido, ni hay ahora, demasiados buenos libros.

17. La humildad de los hipócritas es el más grande y el más altanero de los orgullos.

18. Mi corazón, que está tan lleno de desbordamiento, a menudo ha sido consolado y refrescado por la música cuando está enfermo y cansado.Una frase para melómanos, de las más recordadas de Martín Lutero.

19. Pero desde que la novia del demonio, la Razón, esa bella prostituta, interviene y se cree que es sabia, y que lo que dice, lo que piensa, viene del Espíritu Santo, ¿quién puede ayudarnos, entonces? Ni los jueces, ni los médicos, ningún rey ni emperador, porque [la Razón] es la mayor puta del diablo.

20. Deje que la esposa haga que su marido se alegre de volver a casa y deje que la haga sentir triste por verlo irse.

21. La felicidad es mi espada, y mi alegría, mi escudo.

22. Por lo tanto recibimos bendiciones espirituales por la gracia de un tercero y no por nuestros propios esfuerzos. Dos ideas opuestas no pueden ser las dos ciertas: que la gracia es tan poco costosa que cualquiera en cualquier lugar la puede ganar; y a la vez, la gracia es tan preciosa que sólo podemos obtenerla por medio de los méritos de un hombre: Jesucristo.

23. Donde la batalla se enfurece, se demuestra la lealtad del soldado.39. No sólo eres responsable por lo que dices, sino también por lo que no dices.

24. Nadie niega que las obras malas no son aceptables a Dios. Eso es obvio. El argumento es que ni siquiera las buenas obras nos hacen aceptables a Dios. Merecen su ira, no su favor.

25. Están tratando de convertirme en una estrella fija. Soy un planeta irregular.

26. El pensamiento está libre de impuestos.

27. No conozco la manera en que Dios me guía, pero conozco bien a mi Guía.

28. Incluso si supiera que mañana el mundo se haría pedazos, aún plantaría mi manzano.

29. Cada asunto, si se hace bien, llama la atención de toda la persona.En prácticamente cualquier actividad se puede a llegar a destacar.

30. La naturaleza sólo es en tanto que Dios la creó. Por eso es tan perfecta.

31. Cada vez que el demonio te acosa, buscar la compañía de hombres o beber más, o bromear y hablar sin sentido, o hacer algo más feliz A veces tenemos que beber más, divertirnos, recrearnos e incluso pecar un poco para fastidiar al diablo, para que no lo dejemos entrar a la habitación para perturbar nuestras conciencias. Cuando el diablo te diga: no bebas, respóndele: beberé.

32. Aquel a quien no le gusta el vino, la mujer ni el canto, será un necio toda su vida.

33. Muchos pasan por santos en la tierra cuyas almas están en el infierno.

34. No hay una relación, comunión o compañía más amistosa y encantadora que un buen matrimonio.

35. Hice una alianza con Dios: que Él no me mande visiones, ni sueños, ni siquiera ángeles. Estoy satisfecho con el don de las Escrituras Sagradas, que me dan instrucción abundante y todo lo que preciso conocer tanto para esta vida cuanto para lo que ha de venir.

36. Dios escribe el evangelio no sólo en la Biblia, sino en árboles, flores, nubes y estrellas.

37. Señor Jesús. Tú eres mi justicia así como yo soy tu pecado. Has tomado sobre Ti todo lo que soy y me has dado y cubierto con todo lo que Tú eres. Tomaste sobre Ti lo que Tú no eres y me diste lo que yo no soy.

38. Les ruego que dejen mi nombre en paz. No se llamen así mismos ‘luteranos’, sino Cristianos. ¿Quién es Lutero?; mi doctrina no es mía. Yo no he sido crucificado por nadie… ¿Cómo, pues, me beneficia a mí, una bolsa miserable de polvo y cenizas, dar mi nombre a los hijos de Cristo?. 

39. Una persona que … no considera la música como una creación maravillosa de Dios, debe ser un verdadero chiflado y no merece ser llamado ser humano; debería permitirsele oír nada más que el rebuzno de los asnos y los gruñidos de los cerdos.

40. Destruid la Misa, y destruiréis al Papado.

41. Todos los que invoquen a Dios con verdadera fe, sinceramente desde el corazón, ciertamente serán escuchados, y recibirán lo que pidieron y desearon.

42. Entonces, cuando el diablo arroje tus pecados en tu cara y declare que mereces la muerte y el infierno, dile esto: «Admito que merezco la muerte y el infierno, ¿y qué? Porque conozco a Aquel que sufrió e hizo la satisfacción en mi nombre. ¡Su nombre es Jesucristo, Hijo de Dios, y donde Él está allí, yo también estaré!

43. La verdadera humildad no sabe que es humilde. Si lo hiciera, estaría orgulloso de la contemplación de tan fina virtud.

44. Hay dos días en mi calendario: Este día y ese día.

45. Si quieres cambiar el mundo, toma tu pluma y escribe.

46. ¿Qué es Dios para los cristianos? Un gran castillo, un poderoso escudo, una buena arma.

47. Un cristiano es un señor perfectamente libre de todo, sujeto a ninguno. Un cristiano es un servidor perfectamente obediente de todos, sujeto de todo, sujeto a todo.

48. La fe debe pisotear toda razón, sentido y entendimiento.Una visión muy pasional acerca de la naturaleza de la fe.

49. Paz si es posible. Verdad a toda costa.

50. Aunque el final del mundo sea mañana, hoy plantaré manzanos en mi huerto.

51. Dios no necesita tus buenas obras, pero tu vecino sí.

52. El perro es el más fiel de los animales y sería muy apreciado si no fuera tan común. Nuestro Señor Dios ha hecho que sus mejores regalos sean demasiado comunes.

53. He conservado muchas cosas en mis manos, y las he perdido todas, pero todo lo que he puesto en las manos de Dios, todavía lo tengo.

54. La mejor manera de expulsar al diablo, si no cede a los textos de las Escrituras, es burlarse y burlarlo, ya que él no puede soportar el desprecio.

55. Temo que las escuelas prueben las mismas puertas del infierno, a menos que diligentemente trabajen en explicar las Sagradas Escrituras y en grabarlas en el corazón de la juventud.

56. El pecado debajo de todos nuestros pecados es confiar en la mentira de la serpiente que no podemos confiar en el amor y la gracia de Cristo y debemos tomar las cosas en nuestras manos.

57. El diablo, el creador de angustias tristes y problemas inquietos, huye ante el sonido de la música casi tanto como ante la Palabra de Dios … La música es un don y una gracia de Dios, no una invención de los hombres. Por lo tanto, expulsa al diablo y hace que la gente alegre. Entonces uno olvida toda ira, impureza y otros dispositivos. 

58. Todo lo que se hace en este mundo lo hace la esperanza.

59. Al lado de la Palabra de Dios, el noble arte de la música es el mayor tesoro del mundo.

60. Tengo tanto que hacer que pasaré las primeras tres horas en oración.

61. En medio de la aflicción que Él aconseja, fortalece, confirma, nutre y nos favorece …. Más sobre, cuando nos hemos arrepentido, instantáneamente remiten los pecados así como los castigos. De la misma manera, los padres deben manejar a sus hijos.

62. Por lo tanto, esta vida no es justicia, sino crecimiento en rectitud, no salud, sino curación, no ser sino ser, no descanso, sino ejercicio. Aún no somos lo que seremos, pero estamos creciendo hacia él, el proceso aún no está terminado, pero está sucediendo, este no es el final, pero es el camino. Todos todavía no brillan en la gloria, pero todo se está purificando.

63. Todo hombre debe hacer dos cosas solo; debe hacer su propia creencia y su propia muerte…

64. Quien bebe cerveza, se apresura a dormir, duerme mucho, no peca, quien no peca, entra al cielo, así que ¡bebamos cerveza!

65. Tienes tanto humor como fe.

66. Una ley injusta, no es ninguna ley en absoluto.

67. El alma puede prescindir de todo excepto de la palabra de Dios, sin la cual no se proporcionan ninguno de sus deseos.

68. Aquí estoy; no puedo hacer otra cosa.

69. Sé un pecador y peca con valentía, pero cree y regocíjate en Cristo aún más valientemente.

70. El zapatero cristiano cumple con su deber no al poner pequeñas cruces en los zapatos, sino hacer buenos zapatos, porque a Dios le interesa la buena artesanía.

71. Es mejor pensar en la iglesia en la cervecería que pensar en la cervecería de la iglesia.

72. La cerveza es hecha por hombres, el vino por Dios.

73. La facultad del oído es una cosa sensible: muy pronto se sacia y al poco tiempo se cansa y aburre.

74. El corazón se desborda de alegría, y salta y baila por la alegría que ha encontrado en Dios. En esta experiencia, el Espíritu Santo está activo, y nos ha enseñado en un abrir y cerrar de ojos el profundo secreto de la alegría. Tendrás tanto gozo y risa en la vida como tu tendrás fe en Dios.

75. Cesen, mis queridos amigos, de aferrarse a estos nombres de partidos y distinciones; fuera todos ellos, y dejen que nos llamemos a nosotros mismos sólamente cristianos, según aquel de quien nuestra doctrina viene..

76. No puedo elegir sino adherirme a la palabra de Dios, que tiene posesión de mi conciencia. No puedo, ni siquiera haré ninguna retractación, ya que no es ni segura ni honesta. para actuar en contra de la conciencia! No puedo hacer nada más, así que ayúdame Dios, Amén.

77. Tu gran Majestad y tus Señorías buscan una respuesta simple; se la daré de esta manera, ni con cuernos ni sin dientes. A menos que esté convencido por el testimonio de las Escrituras o por una razón clara (ya que no confío ni en el Papa ni en los concilios, dado que es bien sabido que a menudo se han equivocado y se han contradicho), estoy obligado por las Escrituras que he citado y mi conciencia está cautiva de la Palabra de Dios. No puedo y no me retractaré de nada, ya que no es ni seguro ni correcto ir en contra de la conciencia.

78. Toda la astucia del diablo se ejerce al tratar de arrancarnos la palabra.

79. Confiaré en la Palabra inmutable de Dios Hasta que el alma y el cuerpo se corten, porque, aunque todas las cosas pasarán, su palabra deberá permanecer para siempre.

80. Un libro es suficiente, ¡pero mil libros no son demasiados!

Gracias a estas frases de religión podemos conocer más a fondo el pensamiento de Lutero, un protestante alemán sin precedentes. Antes de concluir nos gustaría que nos contestaras ¿qué te pareció este artículo?, ¿ya conocía a este religioso?, ¿de estas frases de Martín Lutero cuál ha llamado tu atención? Déjanos tus comentarios, es un gusto para nosotros leerlos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here