La literatura es magia pura. La literatura es sentimiento, corazones que se entrelazan con el paso de las páginas. Pero, en algunas ocasiones, la literatura también es dolor, desasosiego, desesperanza. O una mezcla, quizá, de la luz y la oscuridad que conforma toda nuestra vida. La literatura son recuerdos y añoranzas, no solo de los autores, sino también de los lectores. Haciendo honor a esto, en Frases de la Vida queremos que vuelvas a vivir intensamente con estas frases de mi planta de naranja lima, ¿quieres intentar?

Mi planta de naranja lima es una novela publicada originalmente en 1968 por el reconocido escritor José Mauro Vasconcelos. Esta es la historia de Zezé, un pequeño niño que cuando sea grande quiere ser poeta. Aún así, en el tiempo en el que se narra la historia, Zezé no ha crecido y no es más que un pequeño que siente la pobreza de su hogar y trata desesperadamente de inundarla de imaginación, travesuras y alegría para que sea más llevadera.

Gracias a esta novela seremos testigos de la dura transformación de un niño en adulto, no por el paso de los años, sino por la forma en la que llega la vida. Seremos testigos de los recuerdos de la infancia del autor y de la ternura de Zezé al compartirle todos sus secretos a Minguinho, el árbol de naranja lima.

Siendo esta obra más que maravillosa, conozcamos las frases inolvidables de mi planta de naranja lima.

Conversaciones profundas y secretos compartidos nacerán de las mejores frases de mi planta de naranja lima

1. El sueño hace que todo se olvide.

Muchas veces necesitamos un momento para desconectarnos del mundo, para recordar todo eso que tanto queremos y que mejor momento que el que obtenemos cuando nos quedamos dormidos.

2. Matar no quiere decir que uno tome un revólver… y haga ¡bum! No es eso. Uno lo mata en el corazón. Va dejando de querer. Y un día la persona muere.

Conservar el recuerdo, como lo dicen estas frases de mi planta de naranja lima, es la mejor manera de mantener vivos a aquellos que queremos. Pero igualmente, la muerte más triste es cuando nos olvidan.

3. El pensamiento crece, crece y se hace cargo de toda nuestra cabeza y nuestro corazón. Vive en nuestros ojos y en todo lo que forma parte de nuestra vida.

Nuestra mente es nuestro refugio y también es la mejor arma para afrontar la vida. El pensamiento es la fortaleza de nuestro corazón y de nuestro cuerpo.

4. Mi mamá me ha enseñado que debemos compartir nuestra pobreza con quien es aún más pobre.

La solidaridad verdadera no es entregar todo lo que nos sobra o lo que ya no queremos. La solidaridad es compartir lo poco que conseguimos con quien más lo necesita. Un sabio consejo de estas frases de mi planta de naranja lima.

5. La vida sin ternura no vale gran cosa.

Cuando vivimos cargados de odio y de resentimiento no vivimos, solo respiramos. Pero cuando tenemos ternura, la vida se convierte en la mejor experiencia.

6. El corazón de las personas debe ser muy grande para que quepan todos aquellos a los que quiere.

Cuando estamos repletos de amor no tenemos que esforzarnos por conseguir espacio. La capacidad nuestra de dar cariño es ilimitada.

7. Ahora que había descubierto lo que era la ternura, la ponía en todo lo que me gustaba.

Todo lo que queremos hacer en nuestra vida debe estar marcado por el cariño, por la ternura y por la pasión. Con estos tres componentes y las frases de mi planta de naranja lima saldremos adelante.

8. El cielo tiene más significado que un simple azul. Y la vida significa más que todo su desánimo avasallador.

El cielo es el representante del infinito, de todo aquello que podemos lograr si tan solo lo intentamos. La vida nos recuerda que el esfuerzo vale la pena.

9. Una vez Dindinha había dicho que la alegría es «un sol brillante dentro del corazón». Porque el sol lo iluminaba todo de felicidad.

Cuando nos llenamos de alegría por la vida y por las personas que la conforman no necesitaremos más que sentirnos tranquilos, que dejar que el corazón mande.

10. Porque eres la mejor persona del mundo. Nadie me maltrata cuando estoy cerca de ti y siento un sol de felicidad dentro de mi corazón…

Para finalizar nuestra lista de frases de mi planta de naranja lima, vale la pena recordar que aquellas personas que nos hacen sentir plenos y felices son las que realmente valen la pena.

Ya hemos conocido las mejores frases de mi planta de naranja lima. Solo nos queda, para cerrar con broche de oro, conocer tus impresiones sobre estas frases y sobre el libro y saber si ya estás dispuesto a leerlo. ¡Déjanos saber de ti!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here