«Soy un novelista que ha defendido su libertad». Esta cita podría resumir de alguna manera la esencia de las frases de Milan Kundera y el compás que dirigió permanentemente su obra. Nacido en República Checa en el año 1929, creció con los ojos puestos en los devenires y consecuencias del totalitarismo comunista, al cual adjudica la terrible pérdida que sufrió su país a nivel cultural. Es por eso que su lucha tiene como norte indiscutible la defensa de la literatura como tal, la cual no estaría subordinada a una lucha política, sino que sería un manifiesto de la originalidad del ser humano. Originalidad que incluye tanto sus irracionalidades y pasiones más primitivas como su capacidad de reflexión y de crítica.

La novela es por él entendida como un espíritu irónico que ve el mundo desde una cierta distancia, de la mano con un escritor que también se ve a sí mismo desde una cierta distancia. De este modo, afirma que nadie que se encuentre alienado por unas nociones totalitarias podría ejercer una actividad artística con libertad. Fue por dichas manifestaciones que su obra fue censurada y que el poder político de su país le cerró las puertas, expulsándolo al exilio.

Desde Frases de la Vida hemos elegido las mejores frases de Milan Kundera para que puedas acercarte un poco más a este brillante escritor. Las mismas intentan ser representativas de su obra abarcando sus temáticas más recurrentes.

70 Frases de Milan Kundera y la levedad existencial

  1. La felicidad es el anhelo por la repetición.

Esta frase de Milan Kundera manifiesta la necesidad de retorno a los lugares y a las personas que nos hicieron felices.

2. El hombre atraviesa el presente con los ojos vendados, sólo puede intuir y adivinar lo que de verdad está viviendo; y después, cuando le quitan la venda de los ojos, puede mirar al pasado y comprobar qué es lo que ha vivido y cuál era su sentido.

Mientras las cosas están sucediendo nuestra atención se encuentra absorbida por las mismas. Nos enfocamos en relacionarnos con los sucesos desde la acción, intentando dar respuestas y poniendo el cuerpo ante eso que nos convoca. En dicho momento, no podemos saber con certeza acerca de las consecuencias que los hechos del presente tendrán para nosotros en un futuro. No reconocemos su sentido hasta el momento en el cual podemos mirar hacia atrás y contactarnos con ellos desde la reflexión.

3. El amor no se manifiesta en el deseo de acostarse con alguien, sino en el deseo de dormir junto a alguien.

Esta es una de las más célebres frases de Milan Kundera, que pertenece al libro La insoportable levedad del ser. En dicha obra, el escritor narrará las diferencias que existen entre el amor y el deseo, advirtiendo que el deseo de acostarse con alguien puede producirse en relación a un número infinito de personas, mientras que el de dormir junto a alguien sólo se producirá en relación a una sola.

4. Los amores son como los imperios: cuando desaparece la idea sobre la cual han sido construidos, perecen ellos también.

Esta cita establece un puente entre el amor y el discurso. En definitiva, las ideas que nos hacemos respecto de la persona amada son las que justifican nuestra permanencia junto a ella. El enaltecimiento de la misma en el discurso personal la mantiene en lo más alto de la esfera amorosa. Cuando el amor nace de un concepto que parece poderoso, de una metáfora, de un pensamiento más bien poético, resulta sin embargo débil frente a la realidad imperfecta. Al igual que los imperios fundados sobre promesas e idealizaciones, ese amor puede derrumbarse con el quiebre de la idea inicial.

5. La carga más pesada es por lo tanto, a la vez, la imagen de la más intensa plenitud de la vida. Cuanto más pesada sea la carga, más a ras de tierra estará nuestra vida, más real y verdadera será.

Es nombrado por el equipo de Frases de la Vida como «el escritor de la levedad» debido a la impronta significativa que la obra antes mencionada tuvo sobre su carrera. A lo largo de la misma se dedica a analizar las diferencias entre el peso y la levedad, así como también intentará deducir cuál de los dos ejes debería de regir la vida.

La quinta de las frases de Milan Kundera afirmaría que el peso (la solidez, la significancia) de las cosas que nos rodean y con las cuales nos involucramos, es el que nos mantendría conectados con la plenitud y la realidad. Su opuesto directo sería la levedad como sinónimo de la insignificancia. Sin embargo, el análisis es mucho más extenso, con lo cual recomendamos leer esta brillante novela.

6. No tenía, como los hipócritas, una cara verdadera y unas caras falsas. Tenía varias caras porque era joven y yo mismo no sabía quién era y quién quería ser.

En este caso el escritor declara que la juventud es un momento en el cual el discurso familiar es imitado y replicado de una manera inconsciente, automática. El pensamiento y las convicciones personales se desarrollarán un poco más tarde con la ayuda de la propia experiencia. Esta idea se encuentra largamente expuesta en su novela de 1968, La broma.

7. La lucha del hombre contra el poder es la lucha de la memoria contra el olvido.

El poder político, junto con sus siempre presentes ideales e intereses, muchas veces atenta contra la cultura de una nación. Es este el constante reclamo de Milan Kundera, quien fue acusado de contra-revolucionario y disidente. Lo cierto es que el autor nunca estuvo de acuerdo con dicha descripción. Él no buscaba dialogar con el poder ni revelarse netamente contra un régimen político, con lo cual dicha lectura de su obra le parecía una mera simplificación.

8. Lo que se ha instaurado en el mundo es una sociedad capitalista, con todo lo que en ella es vulgar, cruel y estúpido, con advenedizos, estafadores y timadores, con la grotesca chabacanería de los nuevos ricos. La crueldad del dinero ha sustituido a la crueldad de la política. La necedad comercial ha sustituido a la necedad ideológica.

Cansado de los hilos que mueven el mundo contemporáneo, Kundera reacciona fuertemente frente al razonamiento llano y comercial del sistema capitalista. Siendo este sistema la fiesta de la insignificancia, fiesta en la cual la cultura es muchas veces el invitado indeseado.

9. El futuro es un vacío indiferente que no le interesa a nadie, mientras que el pasado está lleno de vida y su rostro nos excita, nos irrita, nos ofende y por eso queremos destruirlo o retocarlo. Los hombres quieren ser dueños del futuro sólo para poder cambiar el pasado.

Como seres conscientes y racionales, tenemos el poder de evocar el pasado y guiarnos por los aciertos y errores que cometimos en él. Como en una suerte de conversación constante, el pasado nos impulsa hacia un futuro que se le parezca o que se diferencie de él.

10. No se puede medir el afecto mutuo de dos seres humanos por el número de palabras que intercambian.

Más Frases de Milan Kundera

11. La grandeza del hombre consiste en que carga con su destino…

12. La fidelidad da unidad a nuestra vida, que, de otro modo, se fragmentaría en miles de impresiones pasajeras como si fueran mil añicos.

13. Pero aquel que no piensa en el cuerpo se convierte más fácilmente en su víctima.

14. La velocidad es la forma de éxtasis que la revolución técnica ha brindado al hombre.

15. La coquetería es una profunda promesa de coito sin garantía.

16. El erotismo es como el baile: una parte de la pareja siempre se encarga de manejar a la otra.

17. En semejante mundo en el que todo se cuenta, el arma más fácilmente accesible y a la vez más mortal es la divulgación.

18. Las mujeres no buscan hombres hermosos. Las mujeres buscan hombres que han tenido mujeres hermosas. Por eso, tener una amante fea, es un error fatal.

19. No es la necesidad, sino la casualidad, la que está llena de encantos. Si el amor debe ser inolvidable, las casualidades deben volar hacia él desde el primer momento.

20. El amor es la solución para vivir feliz en un mundo al que se aborrece.

21. Es precisamente el débil quien tiene que ser fuerte y saber marcharse cuando el fuerte es demasiado débil para ser capaz de hacer daño al débil.

22. Tener conciencia de un acto no es pensarlo, sino sentirlo.

23. Los niños no son el futuro porque algún día vayan a ser mayores, sino porque la humanidad se va a aproximar cada vez más al niño, porque la infancia es la imagen del futuro.

24. La borró de la fotografía de su vida no porque no la hubiese amado, sino, precisamente, porque la quiso. La borró junto con el amor que sintió por ella.

25. El hombre nunca puede saber qué debe querer, porque vive sólo una vida y no tiene modo de compararla con sus vidas precedentes ni de enmendarla en sus vidas posteriores.

26. Estoy bajo el agua y los latidos de mi corazón producen círculos en la superficie.

27. El amor, por definición, es un regalo no merecido.

28. Sin saberlo, el hombre compone su vida de acuerdo a las leyes de la belleza, aún en momentos de más profunda desesperación.

29. … el amor empieza en el momento en que una mujer inscribe su primera palabra en nuestra memoria poética.

30. Los hombres quieren ser dueños del futuro sólo para poder cambiar el pasado. Luchan por entrar al laboratorio en el que se retocan las fotografías y se rescriben las biografías y la historia.

31. El hombre desdichado busca un consuelo en la amalgama de su pena con la pena de otro.

32. Los hombres quieren ser dueños del futuro sólo para poder cambiar el pasado.

33. Sólo una gran inteligencia es capaz de insuflar un sentido lógico a ideas insensatas

34. El crepúsculo de la desaparición lo baña todo con la magia de la nostalgia.

35. Pero ¿qué valor puede tener la vida si el primer ensayo para vivir es ya la vida misma?

36. Pero es precisamente el débil quien tiene que ser fuerte y saber marcharse cuando el Aquel que quiera permanentemente llegar más alto tiene que contar con que algún día le invadirá el vértigo.

37. El hombre es un parásito de la vaca, así definiría probablemente un no-hombre al hombre en su zoología.

38. Desprecia la literatura en la que los autores delatan todas sus intimidades y las de sus amigos. La persona que pierde su intimidad, lo pierde todo.

39. El horror es un impacto, un momento de absoluta ceguera.

40. Una novela no es una confesión del autor, sino una investigación sobre lo que es la vida humana dentro de la trampa en que se ha convertido el mundo.

41. Traición significa abandonar las propias filas e ir hacia lo desconocido.

42. La nostalgia del paraíso es el deseo de hombre de no ser hombre.

43. La gente, en su mayoría, huye de sus penas hacia el futuro.

44. Las metáforas son peligrosas. Con las metáforas no se juega. El amor puede nacer de una metáfora.

45. La verdadera bondad del hombre sólo puede manifestarse con absoluta limpieza y libertad en relación con quien no representa fuerza alguna.

46. El amor entre un hombre y un perro es un idilio.

47. … los amores son como los imperios: cuando desaparece la idea sobre la que han sido construidos, perecen ellos también.

48. La verdadera prueba de la moralidad de la humanidad, la más honda (situada a tal profundidad que escapa a nuestra percepción), radica en su relación con aquellos que están a su merced: los animales.

49. … la vida parece un boceto. Pero ni siquiera boceto es la palabra precisa, porque un boceto es siempre un borrador de algo, la preparación para un cuadro, mientras que el boceto de nuestra vida es un boceto para nada, un borrador sin cuadro.

50. Quien busque el infinito que cierre los ojos.

51. La excitación es el fundamento del erotismo, su enigma más profundo, su palabra clave.

52. Todas las grandes novelas, las verdaderas novelas, son bisexuales.

53. Soledad: una dulce ausencia de miradas.

54. Toda utopía comienza siendo un enorme paraíso que tiene como anexo un pequeño campo de concentración para rebeldes a tanta felicidad; con el tiempo, el paraíso mengua en bienaventurados y la prisión se abarrota de descontentos, hasta que las magnitudes se invierten.

55. Si las personas sólo fueran responsables de lo que hacen conscientemente, los idiotas estarían de antemano libres de cualquier culpa.

56. Escribo por el placer de contradecir y por la felicidad de estar solo contra todos.

57. Pienso luego existo lo dijo un intelectual que subestimaba el dolor de muelas.

58. El hombre lo vive todo a la primera y sin preparación.

59. El vértigo significa que la profundidad que se abre ante nosotros nos atrae, nos seduce, despierta en nosotros el deseo de caer, del cual nos defendemos espantados.

60. La vida es la memoria del pueblo, la conciencia colectiva de la continuidad histórica, el modo de pensar y de vivir.

61. El hombre cree que desempeña su papel en determinada obra y no sabe que mientras tanto han cambiado el decorado en el escenario sin que lo note y sin darse cuenta se encuentra en medio de una representación completamente distinta.

62. Todo en este mundo está perdonado de antemano, y por tanto, todo cínicamente permitido.

63. A pesar de mi escepticismo me ha quedado algo de superstición. Por ejemplo esta extraña convicción de que todas las historias que en la vida ocurren tienen además un sentido, significan algo. Que la vida, con su propia historia dice algo sobre sí misma, que nos devela gradualmente alguno de sus secretos, que está ante nosotros como un acertijo que es necesario resolver.

64. Sin saberlo, el hombre compone su vida de acuerdo con las leyes de la belleza aun en los momentos de más profunda desesperación.

65. Lo que diferencia de la persona que ha cursado estudios con un autodidacta, no es el nivel de conocimientos, sino cierto grado de vitalidad y confianza en sí mismo.

66.  Allí donde habla el corazón es de mala educación que la razón lo contradiga.

67. El amor, cuando se hace público, aumenta de peso, se convierte en una carga.

68. Si no sabemos hacia qué futuro nos lleva el presente, como saber si merece nuestra adhesión, nuestra desconfianza o nuestro odio.

69. El vértigo es algo diferente del miedo a la caída. 

70. La cultura sucumbe bajo el volumen de la producción, la avalancha de letras, la locura de la cantidad. Por ese motivo te digo que un libro prohibido en tu país significa infinitamente más que los millones de palabras que vomitan nuestras universidades.

El legado literario de Milan Kundera contiene infinitas frases sobre la esencia última del amor. ¿Qué es? ¿Cómo se siente verdaderamente? ¿Qué lo diferencia del erotismo y de la demanda amorosa? En esta cita queda registrado que el amor no puede medirse en relación a las palabras compartidas entre dos personas. Dormir junto a alguien, permanecer en silencio, alejarse del flirteo constante y de la necesidad de gustar, son también fotografías del amor. Quizás, las más honestas de todas.

Esperamos que hayas disfrutado de la recopilación de frases de Milan Kundera seleccionadas especialmente para ti. ¿Cuál fue tu favorita? Puedes escribirnos en la sección de comentarios. También te invitamos a conocerlo a través de sus entrevistas y de su extensa obra literaria. ¡No te vas a arrepentir!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here