80 Frases de Salomón | El Rey más sabio de Israel
4.8 con 17 voto[s]

El rey Salomón fue considerado un profeta de la palabra de dios. Fue el último en gobernar Israel unificado, hijo del rey David. Las frases de Salomón están plasmadas en el Cantar de los Cantares, el Libro de la Sabiduría, los Salmos de Salomón, los Proverbios y el Eclesiastés del Antiguo Testamento de la biblia. El monarca asumió el gobierno muy joven, para contrarrestar a su hermano Adonías, quien pretendía usurpar el trono. Salomón fue elegido por su padre en su sucesión por considerarlo el más sabio de todos sus hijos.

Durante su mandato el pueblo de Israel, dividido en aquel entonces en doce distritos, experimentó un apogeo comercial y económico, pero también en este se inició la decadencia y separación del mismo. Al principio el profeta era un gran seguidor de los mandamientos de Yahve, pero luego de casarse con una princesa egipcia para reforzar relaciones políticas se lleno de lujos y mujeres que lo hicieron desviarse de su original camino, incluso adoró a otros dioses. Se dice que estas vivencias de excesos y vanidad le servirían para escribir sus sabios libros donde aconseja no seguir ese tipo de vida. Debido a la importancia histórica y religiosa de este rey, en Frases de la Vida hemos preparado un listado con las sabias frases de Salomón. ¡Conócelas!

80 Frases de Salomón | El rey más ilustrado de Israel

1. Nadie tiene tanto poder como para evitar la muerte y vivir para siempre. De la batalla entre la vida y la muerte nadie se libra, ni siquiera los malvados.

2. La mujer sabia construye su casa; la necia, con sus propias manos la destruye.

3. La memoria de los justos es una bendición, pero la fama de los malvados será pasto de los gusanos.

4. También yo fui hijo para mi padre, tierno y querido a los ojos de mi madre. Él me enseñaba y me decía: «Retén mis palabras en tu corazón, guarda mis mandatos y vivirás. Adquiere la sabiduría, adquiere la inteligencia, no la olvides, no te apartes de los dichos de mi boca. No la abandones y ella te guardará, ámala y ella será tu defensa. El comienzo de la sabiduría es: adquiere la sabiduría, a costa de todos tus bienes adquiere la inteligencia. Haz acopio de ella, y ella te ensalzará; ella te honrará, si tú la abrazas; pondrá en tu cabeza una diadema de gracia, una espléndida corona será tu regalo.

5. El odio produce más odio; el amor todo lo perdona.

6. Las heridas que te causa quien te quiere, son preferibles a los besos engañadores de quien te odia.

7. Dichoso el hombre que ha encontrado la sabiduría y el hombre que alcanza la prudencia; más vale su ganancia que la ganancia de plata, su renta es mayor que la del oro. Más preciosa es que las perlas, nada de lo que amas se le iguala. Largos días a su derecha, y a su izquierda riqueza y gloria. Sus caminos son caminos de dulzura y todas sus sendas de bienestar. Es árbol de vida para los que a ella están asidos, felices son los que la abrazan.

8. El de sabio corazón acata las órdenes, pero el necio y rezongón va camino al desastre.

9. Aun en la risa, el corazón puede tener dolor, Y el final de la alegría puede ser tristeza.

10. Cuando entre la sabiduría en tu corazón y la ciencia sea dulce para tu alma, velará sobre ti la reflexión y la prudencia te guardará, apartándote del mal camino, del hombre que propone planes perversos, de los que abandonan el recto sendero para ir por caminos tenebrosos, de los que se gozan en hacer el mal, se regocijan en la perversidad, cuyos senderos son tortuosos y sus sendas llenas de revueltas. Ella te apartará de la mujer ajena, de la extraña de melosas palabras, que ha dejado al amigo de su juventud y ha olvidado la alianza de su Dios.

11. Es de mentirosos disimular el odio, y de necios divulgar chismes.

12. La enseñanza del sabio es fuente de vida y libra de los lazos de la muerte.

13. El futuro de los justos es halagüeño; la esperanza de los malvados se desvanece.

14. El que atiende a la corrección va camino a la vida; el que la rechaza se pierde.

15. El hijo prevenido se abastece en el verano, pero el sinvergüenza duerme en tiempo de cosecha.

16. Detrás de la insolencia viene el insulto.

17. … más con los modosos está la sabiduría.Una respuesta blanda, quiebra la ira; una contestación dura excita el furor.

18. Cosechar en el verano es de sabios; dormirse en la cosecha es de descarados.

19. Mejor es la comida de legumbres donde hay amor, que de ternero cebado donde hay odio.

20. El odio es motivo de disensiones, pero el amor cubre todas las faltas.

21. Aquel que se enriquece rápidamente no será muy inocente.

22. De toda ocupación se saca provecho; pero del mucho hablar sólo miseria.

23. El que justifica al impío y el que condena al justo, ambos son abominables delante de Dios.

24. El que guarda su boca y su lengua, su alma guarda de las angustias.

25. El camino del Señor es refugio de los justos y ruina de los malhechores.

26. La insolencia sólo disputas proporciona; con los que admiten consejos está la sabiduría.

27. El temor de Jehová es el principio del conocimiento. La sabiduría y la disciplina son lo que han despreciado los que simplemente son tontos.

28. Así que he visto que no hay cosa mejor que alegrarse el hombre con lo que hiciere; porque esta es su parte: porque ¿quién lo llevará para que vea lo que ha de ser después de él?

29. El ignorante, si calla, será tenido por erudito, y pasará por sabio si no abre los labios.

30. Variante: Una mirada luminosa alegra el corazón, una buena noticia reanima el vigor.

31. Mejor es el lento para la ira que el poderoso y el que domina su espíritu que el que toma una ciudad.

32. Mejor es un nombre que el buen aceite, y el día de la muerte que el día en que uno nace.

33. Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón, porque de él emana vida.

34. ¿Hasta cuándo, simples, amaréis vuestra simpleza y arrogantes os gozaréis en la arrogancia y necios tendréis odio a la ciencia? 23 Convertíos por mis reprensiones: voy a derramar mi espíritu para vosotros, os voy a comunicar mis palabras.

35. Cruel es la ira, e impetuoso el furor; mas, ¿quién parará delante de la envidia?

36. El necio se divierte con su mala conducta, pero el sabio se recrea con la sabiduría.

37. Busca el arrogante la sabiduría pero en vano, al inteligente la ciencia le es fácil.

38. Y he visto que la sabiduría sobrepasa a la necedad, como la luz a las tinieblas. El sabio tiene sus ojos en su cabeza, mas el necio anda en tinieblas; pero también entendí yo que un mismo suceso acontecerá al uno como al otro.

39. Quien guarda su boca, guarda su alma; pero el inconsiderado en el hablar sufrirá los perjuicios.

40. Con la sabiduria se construye una casa, y con la prudencia se afianza.

41. El que mucho habla, mucho yerra; el que es sabio refrena su lengua.

42. Mejor son dos que uno, pues reciben mejor paga por su trabajo. Porque si caen, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del que está solo! Cuando caiga no habrá otro que lo levante. También, si dos duermen juntos se calientan mutuamente, pero ¿cómo se calentará uno solo?

43. El hombre crea frases, la sabiduría sirve para los que se dejan guiar por ella, la inmortalidad para dominar a los morales, la injusticia para dominar a los que practican la justicia, el rey domina los que se dejan gobernar por él, y les hace creer que es para beneficio suyo.

44. Las heridas que te causa quien te quiere, son preferibles a los besos engañadores de quien te odia.

45. En los labios del prudente hay sabiduría; en la espalda del falto de juicio, sólo garrotazos.

46. Las riquezas que se obtienen por medio de mentiras, son ilusión pasajera de los que buscan la muerte.

47. Instruye al niño en su camino, y aún cuando fuere viejo no se apartará de él.

48. La casa del justo abunda en riquezas, en las rentas del malo no falta inquietud.

49. El corazón alegre hace tanto bien como el mejor medicamento.

50. Pero la senda de los justos es como la luz brillante que va haciéndose más y más clara hasta que el día queda firmemente establecido. El camino de los inicuos es como las tinieblas; no han sabido en qué siguen tropezando.

51. El corazón alegre hermosea el rostro.

52. El Señor no deja sin comer al justo, pero frustra la avidez de los malvados.

53. Donde hay soberbia, allí habrá ignorancia; más donde hay humildad, habrá sabiduría.

54. El salario del justo es la vida; la ganancia del malvado es el pecado.

55. En corazón inteligente descansa la sabiduría, en el corazón de los necios no es conocida.

56. El necio muestra enseguida su enojo; el prudente pasa por alto la ofensa.

57. El justo se ve coronado de bendiciones, pero la boca del malvado encubre violencia.

58. La paciencia es, en el hombre, el testimonio de su sabiduría.

59. Hijo mío, guarda la prudencia y la reflexión, no se aparten nunca de tus ojos: 22 serán vida para tu alma y adorno para tu cuello. 23 Así irás tranquilo por tu camino y no tropezará tu pie.

60. El de sabio corazón acata las órdenes, pero el necio y rezongón va camino al desastre.

61. Aun en la risa, el corazón puede tener dolor, Y el final de la alegría puede ser tristeza.

62. Variante: Como un juego es para el necio cometer el crimen, la sabiduría lo es para el hombre inteligente.

63. La mejor medicina es un ánimo gozoso.

64. La bendición del Señor trae riquezas, y nada se gana con preocuparse.

65. Sabiduría del cauto es atender a su conducta, la necedad de los tontos es engaño.

66. El que es sabio atesora el conocimiento, pero la boca del necio es un peligro inminente.

67. El amor es fuerte como la muerte; los celos son crueles como la tumba.

68. Las riquezas mal habidas no sirven de nada, pero la justicia libra de la muerte.

69. Quien se conduce con integridad anda seguro; quien anda en malos pasos será descubierto.

70. Plata refinada es la lengua del justo; el corazón del malvado no vale nada.

71. No hay sabiduría, ni ningún discernimiento, ni ningún consejo en oposición a Jehová.

72. Para el estúpido el ocuparse en conducta relajada es como un juego, pero la sabiduría es para el hombre de discernimiento.

73. El temor del Señor prolonga la vida, pero los años del malvado se acortan.

74. La boca del justo profiere sabiduría, pero la lengua perversa será cercenada.

75. Como anillo de oro en el hocico de un cerdo es la mujer hermosa y apartada de la razón.

76. Ir tras la justicia conduce a la vida, pero ir tras la maldad conduce a la muerte.

77. La riqueza del rico es su baluarte; la pobreza del pobre es su ruina.

78. El amor es tan fuerte como la muerte, la insistencia en la devoción exclusiva es tan inexorable como el Seol.

79. Amar la disciplina es amar el saber; odiar a la represión es ser ignorante.

80. Sabiduría, ante todo; adquiere sabiduría; Y sobre todas tus posesiones adquiere inteligencia. 

Hasta aquí hemos llegado con estas frases de sabiduría, que demuestran la gran prudencia del rey Salomón de Israel. No concluiremos sin que antes nos hagas saber ¿ya conocías la historia de este gobernante?, ¿has leído alguno de sus libros incluidos en la Biblia?, ¿cuál de estas frases de Salomón te ha agradado más?, ¿qué te ha parecido este listado? Cuéntanos, nos complace leer tus comentarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here