Vota el artículo

Las frases de Van Gogh tienen el punto intenso de la vida del artista. El pintor incomprendido por excelencia, Vincent Van Gogh nació en Holanda en 1853 y fue un niño serio y callado. En su juventud viajó a Londres, donde se deprimió mucho. Su hermano Theo, con quien tuvo una larga correspondencia, fue también su amigo y consejero, además de la persona que lo apoyó financieramente. En París, Van Gogh, influido por el movimiento impresionista, trabajó en su técnica hasta que se convirtió en lo que conocemos: obras sobre todo paisajísticas únicas y de intensos colores.

Tanto las obras como las frases de Van Gogh transmiten un poco de su fragilidad, y del estado de su mente. En ocasiones tuvo episodios psicóticos, como la famosa discusión con Gauguin en la que se cortó parte de la oreja izquierda. Sin éxito y padeciendo una terrible depresión, el artista se disparó en el pecho con un revólver y murió por sus heridas dos días más tarde.

110 Frases de Van Gogh, el artista brillante e incomprendido

1. Tengo una fe absoluta en el arte.

2. Yo, por mi parte, estoy decidido a no tener más armas que mi pincel y mi pluma.

Frases-de-Van-Gogh-1

3. A veces conviene ir hacia el mundo y frecuentar a los hombres pues uno se siente allí obligado y llamado, pero el que prefiere permanecer solo y tranquilamente en la obra y sólo quisiera tener muy pocos amigos, es el que circula con más seguridad entre los hombres y el mundo.

4. Tengo… una terrible necesidad… ¿diré la palabra?… de religión. Entonces salgo por la noche y pinto las estrellas.

5. ¿Qué sería de la vida, si no tuviéramos el valor de intentar algo nuevo?

6. Si nos perfeccionamos en una sola cosa y la comprendemos bien, comprendemos por añadidura la comprensión y el conocimiento de muchas otras cosas.

7. Prefiero no comer a mediodía durante seis meses y hacer así economía.

8. El arte es un combate. En el arte es necesario hasta jugarse la piel.

9. Todos mis días no son lo bastante lúcidos como para escribirte con cierta lógica.

10. Siempre tengo la esperanza de encontrar algo allí dentro, en el estudio del color.

11. El sufrimiento es lo que lleva a los artistas a expresarse con mayor energía.

Frases-de-Van-Gogh-2

12. Parece que hubiera en él dos personas, una maravillosamente dotada, delicada y tierna, y la otra egocéntrica y despiadada.

13. Es una cosa admirable mirar un objeto y encontrarlo bello, reflexionar sobre él, retenerlo y decir en seguida: me voy a poner a dibujarlo.

14. Es necesario haber amado, después perder el amor y luego volver a amar todavía.

15. Es bueno amar tanto como se pueda, porque ahí radica la verdadera fuerza, y el que mucho ama realiza grandes cosas y se siente capaz, y lo que se hace por amor está bien hecho.

16. Se puede tener, en lo más profundo del alma, un corazón cálido, y sin embargo, puede ser que nadie acuda a él.

17. Jamás hay que dejar apagar el fuego de tu alma, sino avivarlo.

18. Dibujar es luchar por atravesar un invisible muro de hierro que parece alzarse entre lo que sientes y lo que eres capaz de hacer.

19. Me parece absurdo que los hombres quieran parecer otra cosa que lo que ellos son.

20. No se está en la tierra para divertirse, no es necesario vivir mejor que los demás.

21. Creo cada vez más que no hay que juzgar a Dios por este mundo, es un estudio suyo que le salió mal.

22. Llegará un día sin embargo, en el que se verá que esto vale más que el precio que nos cuestan las pinturas y mi vida.

23. Para llegar a la verdad se necesita trabajar largo tiempo y mucho.

Frases-de-Van-Gogh-3

24. Hay en casi todos los hombres un poeta que murió joven y al que el hombre sobrevivió.

25. Sueño con pintar y luego pinto mis sueños.

26. Los pescadores saben que el mar es peligroso y la tormenta, terrible. Pero eso no les impide hacerse a la mar.

27. No olvidemos que las pequeñas emociones son los capitanes de nuestras vidas y las obedecemos sin siquiera darnos cuenta.

28. Hay cosas en el color que surgen en mí mientras pinto, cosas grandes e intensas.

29. He estado tan sumergido en la pintura que literalmente me he olvidado de comer y beber.

30. Precisamente porque busco una amistad verdadera me es tan difícil resignarme a una amistad convencional.

31. A pesar de mi torpeza, o tal vez por ello, por lo que aparento ser ante los demás: una nulidad, un tipo raro, o un ser humano desagradable sin un lugar propio en el mundo, deseo mostrar el verdadero corazón de ese ser extraño.

32. Lo reconfortante para uno, cuando se colabora y trabaja en grupo, es que no ha de cargar él solo con sus sentimientos e ideas. Y entonces se es capaz de mucho más, y uno es infinitamente más dichoso. Esto es lo que quisiera que hubiese desde hace tiempo entre nosotros (cartas a Theo).

33. En el combate del arte, se trata de trabajar como un negro: preferiría no decir nada, a expresarme débilmente.

34. Así era en casa, llévame a casa (rememorando junto a Theo).

35. Confieso que no sé por qué, pero mirar las estrellas siempre me hace soñar.

Frases-de-Van-Gogh-4

36. Ahora considero que estoy en el principio del principio de hacer algo serio.

37. Estoy seguro de que nunca voy a ser un pintor importante (carta a Theo).

38. No hay azul sin amarillo y sin naranja.

39. Creo que algunos pintores, perciben los colores, luces, matices imvisibles para las pupilas sanas, las mágicas irisaciones de las sombras.

40. Después hubo una subasta de la madera y de los hierros viejos, incluyendo la cruz. Y ahora, aquellas ruinas me dicen cómo una fe y una religión tan sólidamente fundadas se convirtieron en polvo, pero también cómo la vida y la muerte de los campesinos permanecen igual que siempre, brotando y muriendo regularmente, como las hierbas y las flores que crecen allí, en la tierra del campo santo.

41. La manera de conocer la vida es amar muchas cosas.

42. El arte es para consolar a los que están quebrantados por la vida.

Frases-de-Van-Gogh-5

43. Los cipreses son los que trazan sus negras pesadillas de siluetas en llamas; montañas arqueadas como lomos de mamuts o rinocerontes; vergeles blancos, rosas y amarillos, como sueños ideales; las casas bajas se contorsionan apasionadamente como seres que gozan, sufren y piensan; piedras, terrenos, maleza, campos verdes, jardines, ríos… parecen esculpidos en desconocidos minerales, pulidos, relucientes, irisados, mágicos; son paisajes resplandecientes que parecen estar en una multicolor ebullición proveniente de algún diabólico crisol de alquimista (fragmento de Les Isolés). 

44. Admira tanto como puedas. La mayoría de la gente no admira lo suficiente.

45. A medida que avanzamos en la vida, se vuelve más y más difícil, pero en la lucha contra las dificultades se desarrolla la fuerza del corazón.

46. Cuando entré en la sala del hotel Drouot, donde estaban expuestos, sentí alguna cosa como: descálzate porque el suelo que pisas es sagrado (exposición de dibujos de Jean-François Millet) .

47. Bajo el incesante y formidable centelleo de todas las luces posibles; en atmósferas cargadas, llameantes y punzantes que parecen ser exhaladas por hornos fantásticos donde el oro, los diamantes y gemas singulares son volatilizados – aquí se despliega una extraña naturaleza inquietante y turbadora, a la vez totalmente verdadera y sin embargo casi sobrenatural, una naturaleza excesiva (fragmento traducido de Les Isolés). 

48. Algún día la muerte nos llevará a otra estrella.

49. Seres y cosas, sombras y luces, formas y colores – se levanta con una voluntad rabiosa aullando su propia y esencial canción, con el timbre agudo más intenso y feroz; los árboles, retorcidos como gigantes en la batalla, son los que proclaman su poder indomable con el gesto de sus nudosas ramas y la amenaza del flamear de sus verdes crines, el orgullo de su musculatura, su savia cálida como la sangre, su eterno desafío al huracán, al rayo, a la naturaleza perversa (fragmento de Les Isolés).

50. Estaba sentado junto a la pequeña ventana de mi ático a las cuatro de la mañana, ocupado en el estudio de los prados y del patio del carpintero con mi marco de perspectivas, mientras los fuegos están encendidos para hacer café, y el primer trabajador entra haraganeando en el patio de la carpintería.

51. Mi juventud fue triste, fría y estéril.

Frases-de-Van-Gogh-6

52. Cuanto más lo pienso, más me doy cuenta de que no hay nada más artístico que amar a los demás.

53. Es un negocio maravilloso (compañía internacional de comercio de arte en la Haya ). Cuanto más tiempo se trabaja en él más ambicioso se vuelve uno.

54. Es el universal y loco resplandor de las cosas; es la materia, la naturaleza frenéticamente retorcida hasta el paroxismo, llevada al culmen de la exacerbación; la forma se vuelve pesadilla, el color se torna en llamas, lavas y pedrerías, la luz incendia, da vida y fiebre alta. …(fragmento de Les Isolés).

55. Quiero tocar a la gente con mi arte. Quiero que ellos digan “él siente profundamente, él siente con ternura”.

56. Bajo cielos deslumbrantes, a veces tallados como zafiros o turquesas, a veces modelados bajo no sé qué tipo de azufres infernales, cálidos, deletéreos y ciegos; bajo cielos como coladas de metal y cristal en fusión, donde a veces se despliegan radiantes y tórridos discos solares (fragmento de Les Isolés)

57. Sé claramente consciente de las estrellas y del infinito de las alturas. Entonces, la vida parece casi encantada después de todo.

58. Mantén tu amor por la naturaleza, porque esa es la verdadera manera de entender el arte cada vez más.

59. Es mejor tener mucho espíritu, aunque se cometa un mayor número de errores, que ser de mente estrecha y prudente para todo.

60. Yo necesitaba contar qué cosa tan simple es su muerte y su sepelio, tan simple como la caída de una hoja en otoño- sólo un poco de tierra cavada y una cruz de madera… ¿Me equivoco cuando pienso que hay algo bueno en esta vieja torre?

61. Si escuchas una voz en tu interior que dice “no puedes pintar”, entonces pinta por todos los medios y esa voz será silenciada.

62. El éxito es a veces el resultado de toda una serie de fracasos.

63. A menudo pienso que la noche está más viva y más ricamente coloreada que el día.

64. Trata con cuidado este objeto (al regalar su oreja a una prostituta).

65. Hay que trabajar y atreverse si realmente se quiere vivir.

Frases-de-Van-Gogh-7

66. Comienzo con cosas pequeñas.

67. Lo que el color es en un cuadro el entusiasmo es en la vida.

68. El amor siempre conlleva dificultades, eso es verdad, pero el lado bueno es que da energía.

69. Si realmente amas la naturaleza, encontrarás la belleza en todas partes.

70. Prefiero morir de pasión que de aburrimiento.

71. Todavía estoy muy lejos de ser lo que quiero ser, pero con la ayuda de Dios voy a tener éxito.

72. La normalidad es un camino pavimentado: Es cómodo para caminar, pero no crecen flores en él.

73. Puse mi corazón y mi alma en mi trabajo, y he perdido mi mente en el proceso.

74. Las pinturas tienen una vida propia que se deriva del alma del pintor.

75. Una buena imagen es equivalente a una buena acción.

76. Grandes cosas se hacen por una serie de pequeñas cosas reunidas.

Frases-de-Van-Gogh-8

77. La tristeza durará para siempre.

78. He encontrado algunas que son maravillosas y que se parecen tanto a nidos de pájaros….que debo pintar algunos de estos «nidos humanos» (viejas chozas de paja).

79. Hay paz incluso en la tormenta.

80. ¿Sabes lo que hace que desaparezca la cárcel? Cada afecto genuino y profundo. Ser amigo, hermano, amante, es lo que nos libera de la prisión. Sin estos afectos, uno está muerto. Pero cada vez que se reviven estos afectos, la vida renace.

81. La poesía está por todas partes, pero llevarla al papel es, por desgracia, más complicado que verla.

82. La conciencia es la brújula de un hombre.

83. Siempre estoy haciendo lo que no puedo hacer, con el fin de aprender cómo hacerlo.

84. La única vez que me siento vivo es cuando estoy pintando.

85. Lo que se hace en el amor se hace bien.

Frases-de-Van-Gogh-9

86. A pesar de todo me levantaré de nuevo. Voy a tomar mi lápiz, que he dejado en mi gran desánimo, y voy a seguir con mi dibujo.

87. Veo dibujos e imágenes en las más pobres de las chozas y en las más sucias de las esquinas.

88. Esa vista sobre los lomos de los tejados donde la hierba ha enraizado, lo temprano de la mañana, esos primeros signos de vida y de despertar, los pájaros volando, el humear de las chimeneas, la pequeña figura allá abajo haraganeando, ese es el objeto de mi acuarela.

89. No voy a vivir sin amor.

90. Sufrir sin quejarse es la única lección que debemos aprender en esta vida.

91. Los carboneros y los tejedores siguen constituyendo una raza aparte de los demás trabajadores y artesanos y siento por ellos una gran simpatía y me sentiría feliz si un día pudiera dibujarlos, de modo que estos tipos todavía inéditos o casi inéditos fuesen sacados a luz.

92. Aquí no me hace falta para nada el arte japonés, porque me imagino estar en el Japón y nada más necesito abrir los ojos y ver lo que tengo delante (carta a su hermana desde Arlés)

93. He exagerado el rubio del cabello, he utilizado también tonos naranjas y amarillo pálido. Detrás de la cabeza, en lugar de pintar la pared ordinaria de la habitación, he pintado el infinito, un fondo plano del azul más rico e intenso que he podido conseguir y con esta sencilla combinación de la cabeza brillante sobre el fondo intensamente azul he conseguido un efecto misterioso, como si fuera una estrella en la profundidad de un cielo azul (Retrato de Eugène Boch).

94. Envidio a los japoneses por la increíble claridad de la que están impregnados todos sus trabajos. Nunca resultan aburridos ni hacen el efecto de haberlos realizado deprisa… Su estilo es tan sencillo como respirar. Son capaces de hacer una figura con sólo unos pocos trazos seguros, que hace que parezca tan fácil como abrocharse el chaleco.

95. Por más que me aprecie, no creo que Theo se preste a mantenerme en el Midi solamente por mi cara bonita. Con su carácter frío holandés ha estudiado el terreno y proyecta alguna cosa.. (carta a Èmile Bernard).

96. He pasado una semana en Saintes-Maries. En la playa de arena había pequeñas barcas verdes, rojas y azules, de formas y colores tan bellos que hacían pensar en flores. Son tan pequeñas que casi nunca van a alta mar. Salen cuando no hace viento y vuelven a tierra cuando sopla con demasiada fuerza.

97. Pero como puedes ver, estoy nuevamente en La Haya; por Navidad tuve una disputa bastante grave con nuestro padre, que llegó al extremo de decirme que sería mejor que abandonase la casa. Lo dijo tan enérgico que me fui aquel mismo día.

98. Ayer, al atardecer, yo estaba en un brezal pedregoso donde crecen muy pequeños y retorcidos robles, en el fondo de una ruina en la colina, y campos de trigo en el valle. Era romántico, no podía ser más, a la Monticelli , el sol se derramaba sus rayos amarillos muy por encima de los arbustos y el suelo, absolutamente una lluvia de oro (carta 636).

99. He leído con mucho placer Los maestros de antaño, de Fomentin. He encontrado «tratadas» en este libro, en diversos sitios, las mismas cuestiones que me preocupaban mucho estos últimos tiempos (…) tratar de dar un valor claro por medio de tonos relativamente obscuros. En una palabra, expresar la luz por oposición a la obscuridad. Ya sé todo lo que piensas del «demasiado negro», pero, sin embargo, no estoy aún absolutamente convencido.

100. He querido dedicarme conscientemente a expresar la idea de que esa gente que, bajo la lámpara, come sus patatas con las manos que meten en el plato, ha trabajado también la tierra, y que mi cuadro exalta, pues, son el trabajo manual y el alimento que ellos mismos se han ganado tan honestamente.

101. Tengo un período de aterradora claridad en esos momentos en que la naturaleza es tan bella. Ya no estoy seguro de mí mismo, y los cuadros aparecen como en un sueño.

102. Al fondo hay una vista, no de un mar real, sino de un mar de tierno trigo, un mar de surcos en lugar de olas.

103. Elegí conscientemente el camino del perro a través de la vida. Voy a ser pobre. Voy a ser pintor.

104. No puedo cambiar el hecho de que mis cuadros no se vendan. Sin embargo, el tiempo hará que la gente reconozca que valen más que el valor de las pinturas utilizadas en él.

105. Una bandada de blancas palomas viene cruzando entre las negras y humeantes chimeneas. Allá lejos hay un infinito de un delicado y tierno verde, millas y millas de llanos prados, y un suave cielo gris, tan calmado, tan lleno de paz, como un paisaje de Corot o Jan van Goyen.

106. Están derribando la vieja torre del campo, de la que acabo de hacer una acuarela. Quería expresar en ella cómo durante años los restos mortales de los campesinos han ido a descansar a los mismos campos que ellos cavaron cuando estaban vivos. 

107. Cuánta belleza en el arte, con tal de poder retener lo que se ha visto. No se está nunca entonces sin trabajo ni verdaderamente solitario, jamás solo.

108. El arte es el hombre añadido a la naturaleza.

Frases-de-Van-Gogh-10

109. Tengo la convicción de que nada, salvo la enfermedad, puede quitarme esa fuerza que comienza a desarrollarse en mí,  o,  “Yo busco, yo persigo con todo el alma”,  “Yo soy un artista” “no quiero belleza que sea debida a lo material sino a mí mismo.

110. Me gustaría ir a casa ahora (sus últimas palabras antes de morir).  

Las frases de Van Gogh tienen la luminosidad y los trazos de sus cuadros y son ideales tanto si eres fan del artista como si no. Y a ti, ¿qué te parecen las frases de Van Gogh? ¿Te han inspirado? ¿Qué te parece la difícil vida del artista? Recuerda que nos puedes contar todo lo que te apetezca en los comentarios, ¡nos encantará leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here