Vinícius de Moraes (1913-1980) fue un poeta brasileño que escaló hacia el ámbito musical con letras que pasaron a constituir bellas piezas de bossa nova. Compuso junto con Paulo y Haroldo Tapajós la canción Loura ou Morena cuando tenía apenas 14 años y, desde entonces, continuó escribiendo letras que se difundieron en grabaciones de los hermanos Tapajós. En este nuevo post de Frases de la Vida hemos seleccionado las más bellas frases de Vinícius de Moraes que reflejan la creatividad y sensibilidad de este poeta.

Vinícius estudió Derecho y, al concluir la carrera, publicó dos libros de poesía, Caminho para a distância y Forma e exégese. Años más tarde, recibió una beca del gobierno inglés para estudiar en la Universidad de Oxford, donde escribió otro poemario. Al volver a Brasil, trabajó como crítico y diplomático, por lo que fue enviado a Los Ángeles en 1946, mismo año en el que publicó Poemas, sonetos e baladas.

Asimismo, escribió la obra de teatro Orfeu da Conceição, la cual fue llevada al cine por Marcel Camus en 1959 bajo el título “Orfeo negro”. La película ganaría un Óscar y un Palma de Oro en Cannes. Desde la década del 60, Vinícius dedicó su trabajo a la música brasileña y su renovación. Algunas de sus canciones más reconocidas fueron “Para uma menina com uma flor”, “Samba da bênção” y “Garota de Ipanema”.

¡Prepárate para descubrir las mejores frases de este artista a continuación!

Las mejores frases de Vinícius de Moraes

1. Quiero llorar porque te amé demasiado, quiero morir porque me diste la vida, ay, amor mío, ¿será que nunca he de tener paz? ¿Será que todo lo que hay en mí sólo quiere decir saudade? Y ya ni sé lo que va a ser de mí, todo me dice que amar será mi fin… Qué desespero trae el amor, yo que no sabía lo que era el amor, ahora lo sé porque no soy feliz.

2. Es mejor ser alegre que triste. La alegría es la mejor cosa que existe, es así como la luz en el corazón. Pero para hacer una samba con belleza, es necesario un poco de tristeza.

3. No quiero tenerte porque en mi ser todo estará terminado. Sólo quiero que surjas en mí como la fe en los desesperados, para que yo pueda llevar una gota de rocío en esta tierra maldita que se quedó en mi carne como un estigma del pasado.

4. La tristeza siempre tiene una esperanza de un día no ser más triste.

5. ¡Un mundo, esa mujer! Es una yegua quizás, pero en el marco de una cama nunca mujer alguna fue tan bella.

6. La felicidad es como la gota de rocío en un pétalo de flor: brilla tranquila, después de leve oscila y cae como una lágrima de amor.

7. ¡Ah! ¡Si ella supiera que cuando ella pasa el mundo entero se llena de gracia y se hace más hermoso a causa del amor!

8. El amigo: un ser que la vida no explica que sólo se va al ver otro nacer y el espejo de mi alma multiplica.

9. La felicidad es como la pluma que el viento va llevando por el aire, vuela tan ligera pero tiene la vida breve; necesita que haya viento sin parar.

10. Díganle que estoy tristísimo, pero esta noche no puedo ir a su encuentro. Cuéntenle que hay millones de cuerpos por enterrar, muchas ciudades por reconstruir, mucha pobreza en el mundo; cuéntenle que hay en alguna parte del mundo una criatura llorando y las mujeres están volviéndose locas y hay legiones de ellas que tortura la nostalgia de sus hombres; cuéntenle que hay un vacío en los ojos de los parias, cuya inanición es extrema; cuéntenle que la vergüenza, la deshonra, el suicidio, rondan el hogar y que se quiere reconquistar la vida.

11. La mujer fue hecha para el amor y el perdón a favor.

12. Ven mi corazón, Ven a escuchar este secreto escondido en una canción llorando.

13. Tú quieres ser mi amada, pero amada de verdad, aquella amada por el amor predestinada, sin la cual la vida es nada.

14. Qué desespero trae el amor, yo que no sabía lo que era el amor, ahora lo sé porque no soy feliz.

15. Ella lo miraba con una mirada intensa en la que había incomprensión y anhelo como pidiéndole al mismo tiempo que no se fuese y que no dejase de partir por aquello de que todo era imposible entre ambos.

16. La gente no hace amigos, los reconoce.

17. Y ya ni sé lo que va a ser de mí, todo me dice que amar será mi fin.

18. Incluso el amor que no compensa es mejor que la soledad.

19. Sé que voy a sufrir la eterna desventura de vivir esperando vivir pegado a ti, para toda la vida, mi vida.

20. Sólo quiero que surjas en mí como la fe en los desesperados, para que yo pueda llevar una gota de rocío en esta tierra maldita que se quedó en mi carne como un estigma del pasado.

21. Fuera de mí, en el espacio, errante, la música doliente de un vals; en mí, profundamente en mi ser, la música doliente de tu cuerpo; y en todo, viviendo el instante de todas las cosas, la música de la noche iluminada.

22. Verde mar, cielo añil. Nunca se vio tanta belleza, ay Dios mío, que lindo es mi Brasil.

23. Tu tienes que ser la última estrella, mi amiga y compañera en el infinito de nosotros dos.

24. Se necesita un amigo. No es necesario que sea hombre, basta que sea humano, basta que tenga sentimientos, basta que tenga corazón. Se necesita que sepa hablar y callar, pero sobre todo que sepa escuchar.

25. La felicidad es como una pluma, el viento la va llevando por el aire, vuela tan leve pero tiene vida breve, necesita que haya viento sin parar.

26. Debemos terminar con esta tristeza, tenemos que inventar un nuevo amor.

27. Oh mujer, especie adorable de la poesía eterna.

28. La felicidad es como una gota de rocío en un pétalo de flor, brilla tranquila, después de vacilar cae como una lágrima de amor.

29. Dejaré que muera en mí el deseo de amar tus ojos dulces, porque nada te podré dar sino la pena de verme eternamente exhausto.

30. Una mujer al sol es todo mi deseo, viene del mar, desnuda, con los brazos en cruz y la flor de los labios abierta para el beso y en la piel refulgente el polen de la luz.

31. El amigo próximo se hizo distante, la vida se volvió una aventura errante. De repente, no más que de repente.

32. Por muy largo que sea el camino, lo más importante es dar el primer paso.

33. No hay nada mas hermoso que los defectos de una mujer amada.

34. La tristeza no tiene fin, la felicidad sí.

35. Pido disculpas por amarte de repente.

36. Cuando viajo y me quedo delante de lugares maravillosos, me cae una lágrima por no estar conmigo, compartiendo ese placer.

37. Ser feliz es vivir muerto de pasión.

38. Tienes que venir conmigo en mi camino, y tal vez mi camino sea triste para ti. Tus ojos tienen que ser sólo de mis ojos, y tus brazos, mi nido.

39. El destino de los hombres es la libertad.

40. Quien es hombre de bien no traiciona el amor que le da su bien.

41. Con las lágrimas del tiempo, las del día a día, yo hice los cimientos de mi poesía.

42. Muero ayer. He nacido mañana. Ando donde hay espacio. Mi tiempo es cuando.

43. Después de tanto error pasado, tantas represalias, tanto peligro, resurge en otro el viejo amigo nunca perdido, siempre reencontrado.

44. La vida es el arte del encuentro.

45. De mañana, oscurezco. De dia, tardo. De tarde, anochezco. De noche, ardo.

46. El Whisky es el mejor amigo del hombre. Es un cachorro embotellado.

47. Se necesita un amigo para dejar de llorar. Para no vivir de cara al pasado, en busca de memorias perdidas. Que nos palmee el hombro, sonriendo o llorando, pero que nos llame amigo, para tener la conciencia de que aún estamos vivos.

48. Amar, porque nada mejor para la salud que un amor correspondido.

49. La felicidad es una cosa loca, pero tan delicada también. Tiene flores y amores de todos los colores, tiene nidos de pajaritos, todo eso ella tiene, y es por ella ser así tan delicada que yo siempre la trato bien.

50. Se infinito mientras dure.

51. Siente como vibra locamente en nosotros un viento feroz retorciendo la fibra.

52. La felicidad del pobre parece la gran ilusión del carnaval, la gente trabaja el año entero por un momento, un sueño para hacer la fantasía de rey, de pirata o jardinero. Para todo acabarse el miércoles.

53. No hay nada sin separación.

54. Usted tiene que hacerme un juramento, de tener un sólo pensamiento… ser sólo mía hasta la muerte.

55. En este momento todos los bares están llenos de hombres vacíos.

56. El sufrimiento es el intervalo entre dos felicidades.

57. Yo podría soportar, aunque no sin dolor, que hubiesen muerto todos mis amores, pero enloquecería si muriesen todos mis amigos.

58. Si el amor es fantasía, últimamente me encuentro en pleno carnaval.

59. ¿Mujer, qué máquina eres, que sólo me tienes desesperado, confuso, niño para contenerte?

60. Será mi tristeza… la realidad es que sin ella no hay paz, no hay belleza.

¡Hemos llegado al final! Esperamos que nuestra selección de frases de Vinícius de Moraes te haya resultado interesante. Cuéntanos, ¿conocías alguna de ellas? ¿Cuál es tu favorita? ¿Conoces canciones de bossa nova que hayan sido escritas por Vinícius? Nos encantaría conocer tus impresiones y experiencias con este compositor, así que recuerda escribirnos en la sección de comentarios. ¡Hasta pronto!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here