William Blake fue un pintor y poeta británico nacido en Londres en el año 1757. Como tantos otros literatos, su obra no llegó a ser reconocida hasta mucho más tarde. Usualmente, esto ocurre cuando las ideas de quien escribe no consiguen amoldarse dentro de una estructura social que rechaza lo innovador. Quien los propone puede ganar tanto la etiqueta de «místico iluminado» como la de «loco empedernido». Pero nosotros no nos hemos conformado con ello; es por eso que, en esta ocasión, Frases de la Vida ha preparado una selección de frases de William Blake, para que puedas experimentar por ti mismo las sensaciones que su pluma suscita y reflexionar junto a nosotros. Pero antes, investiguemos un tantito más.

Comenzó su trayectoria profesional dedicándose a la poesía y a las artes plásticas. Luego de contraer matrimonio con quien él consideró su mujer ideal, Catherine Boucher, sus habilidades tanto literarias como pictóricas evolucionaron y se materializaron frente a un mundo que lo rechazaba de manera constante. Sus pinturas sólo eran compradas por los pocos amigos que confiaban en su talento y sus poesías no conseguían el reconocimiento deseado. Pero esto no desanimó a Blake. Durante la última etapa de su vida sus obras adquirieron una extravagancia atractiva de tinte isabelino, inspirado particularmente en lecturas de Shakespeare, John Milton y textos bíblicos. Algunas de ellas son El matrimonio del Cielo y el infierno (1793), Milton (1804-1818) y Jerusalén (1804-1820).

Acompáñanos en un viaje a través de las particularidades escondidas en cada una de las frases de William Blake. ¡Que las disfrutes!

Las mejores frases de William Blake

1. Dentro del universo hay cosas que son conocidas y hay cosas que son desconocidas. En el medio de esas cosas hay puertas.

William Blake fue un fanático de lo desconocido, de la mística y del ocultismo. Considerándose a sí mismo un visionario, rechazó arduamente el testimonio de los sentidos. Para él, el acceso a lo desconocido sólo era posible a través de la desconfianza puesta sobre los aspectos sensoriales, los cuales, más que puertas, se constituirían como barreras entre el alma y la sabiduría.

2. Lo que ahora ha sido probado fue una vez imaginado.

Esta es una de las frases de William Blake que da cuenta de la importancia que dicho escritor otorgaba a sus facultades intelectuales. Su mirada interior ocupó siempre el puesto numero uno cuando de acceder a la verdad se trataba. Su obra se proponía expresar «proporciones de eternidad demasiado grandes para el ojo del hombre». Es por ello que nunca modificaba sus pinturas o escritos luego de plasmarlos según su modelo mental.

3. Aquellos que restringen un deseo lo hacen porque es lo suficientemente débil para ser restringido.

El deseo siempre se ha erigido como una de las principales temáticas dentro de la narrativa universal. Y es que tampoco es un asunto sencillo para el lector, atado de manos a las pautas morales que conducen su accionar. Si llegamos al extremo de los preceptos morales y nos encontramos con el abismo… ¿saltamos? Blake se pronunció sin miedo contra la caducidad de la moral burguesa.

4. Una verdad que es dicha con una mala intención, le gana a todas las mentiras que se te puedan ocurrir.

La verdad es también un tema recurrente dentro de la literatura. En esta frase, William Blake manifiesta que los modos en que comunicamos la verdad tienen influencia directa sobre los interlocutores. No sólo es importante decirla, sino también, prestar atención a la intención con la que lo haremos.

5. El hombre que no cambia de opinión es como el agua estancada, y cría a los reptiles de la mente.

Esta es una de las frases de William Blake que debemos recordar a la hora de permitirnos evolucionar. El cambio es la única constante dentro de nuestras vidas, y, adaptarnos a él, si bien puede resultar difícil, también es muy importante para poder crecer como individuos. Las opiniones cambian con el paso del tiempo, y, no permitir que eso suceda con naturalidad, engendraría lo que Blake dio en llamar «reptiles de la mente».

6. Los ángeles no son ángeles por ser más sagrados que los hombres o los demonios, son más sagrados porque no esperan la santidad de nadie más, solamente de Dios.

Su imaginación, en muchas ocasiones, adquirió un estatuto de verdad capaz de superar a la realidad misma. A los 10 años, William Blake aseguró haber visto un gran número de ángeles sobre un árbol, así como también manifestó haber tenido conversaciones con profetas y santos encarnados.

7. Debo crear un sistema o ser esclavizado por el sistema de otro hombre. No razonaré y compararé, mi negocio es crear.

Nuevamente en contra del razonamiento y la lógica burguesa, William Blake, desprestigiado muchas veces por quienes lo consideraban un artista ínfimo, eligió seguir su propio camino. Se desligó de los aspectos del sistema que no concordaban con su propia naturaleza y esgrimió un acto revolucionario a través de sus piezas artísticas.

8. Amo la diversión, pero la diversión en exceso es la cosa más repugnante. La alegría es mejor que la diversión, y la felicidad es mejor que la alegría.

En esta cita del escritor británico podemos acercarnos a su concepto de felicidad. El mismo pareciera formar parte de una escala de valores donde, en primer lugar, la diversión sería un estado esporádico y superficial; la alegría la superaría en términos de calidad, siendo un estado más honesto, aunque no tan profundo como el estado producido por la felicidad.

9. La misma ley para el león y para el buey significa opresión.

Entre las frases de William Blake, algunas de ellas destacan por su perspectiva social. El autor admitió haber quedado sumamente impresionado por hechos tales como la independencia de los Estados Unidos y la revolución francesa. Alzó su voz como adversario de los soberanos y de las leyes que no tendían a promover la justicia social.

10. Lo esencial para la felicidad es algo que amar, algo que hacer y algo por lo que tener esperanza.

Esta décima frase de William Blake nos presenta su fórmula para la felicidad. Si amamos, hacemos lo que nos gusta, y mantenemos nuestra esperanza puesta en algún objetivo, motorizando nuestro deseo y proyectándolo hacia el futuro, viviremos una existencia mucho más sana y, de seguro, más feliz. ¿Estas de acuerdo con su idea de la felicidad?

Más Frases de William Blake

11. La abeja ocupada no tiene tiempo para la tristeza.

12. El arte no puede existir sin la belleza desnuda desplegada.

13. ¿Puedo ver la aflicción de alguien y no sentir tristeza? ¿Puedo ver el dolor de alguien más y no buscar un bondadoso alivio?

14. La maldad activa es mejor que la bondad pasiva.

15. Ningún ave vuela demasiado alto si vuela con sus propias alas.

16. Cuando los bosques verdes se ríen con voz de gran alegría y la corriente de hoyuelos pasa riendo, aprendemos una vez más que con la actitud buena ante la vida, es capaz de lograrse cosas impresionantes.

17. Todas las deidades, viven en el pecho humano.

18. De nada sirve burlarse. Recuerda que al soplar la arena, es muy probable que el viento haga que esta se devuelva.

19. Las almas de dulce deleite jamás pueden ser contaminadas.

20. ¿Cuál es el costo de la experiencia? ¿Los hombres lo compran por una canción o por un baile en la calle? No. Se compra con el precio de todo lo que tiene un hombre: su esposa, hijos y hogar.

21. El verdadero método para el conocimiento es el experimento.

22. Piensa en la mañana, actúa en el día, come en la tarde y duerme en la noche.

23. Aquel que recibe con agradecimiento tiene una cosecha abundante.

24. Si las puertas de la percepción fueran limpiadas, todo aparecería al hombre tal cual es: infinito.

25. Nunca sabrás lo que es suficiente hasta que sepas lo que es más que suficiente.

26. Los tigres del cólera son más sabios que los caballos de la instrucción.

27. Es mucho más fácil perdonar a un enemigo que perdonar a un amigo.

28. Si una cosa ama, esa cosa es infinita.

29. Un necio no ve el mismo árbol que ve un sabio.

30. Las prisiones son construidas con piedras de ley, los burdeles son construidos con ladrillos de religión.

31. El lobo condena a su trampa, jamás a sí mismo.

32. Las horas de la locura son medidas con el reloj, pero las horas de la sabiduría no pueden ser medidas con reloj alguno.

33. La gloria de la cristiandad es conquistar con el perdón.

34. La imaginación no es un estado, es la existencia humana misma.

35. El camino del exceso lleva hacia el palacio de la sabiduría.

36. La eternidad está enamorada de la producción del tiempo.

37. Un perro que muere de hambre en la puerta de su dueño, predice la ruina del Estado.

38. Veo el pasado, presente y futuro que han existido antes de mí.

39. Cualquier cosa posible que pueda ser creída es una imagen de la verdad.

40. El arte es el árbol de la vida, mientras que la ciencia es el árbol de la muerte.

41. La exuberancia es belleza.

42. El hombre que en su mente y en sus pensamientos nunca ha viajado al cielo, no es un artista.

43. Sin contradicciones no hay progreso. Atracción y repulsión, razonamiento y energía, amor y odio, son necesarias para la existencia del humano.

44. Donde habita la misericordia, el amor y la lástima, también está habitando Dios.

45. La imaginación es el mundo real y eterno, del cual este mundo no es más que una leve sombra.

46. Grandes cosas son hechas cuando el hombre y las montañas se encuentran.

47. En tiempo de siembra, debes aprender. En tiempo de cosecha, debes enseñar. Y en tiempo de invierno, debes disfrutar.

48. Cuando digo la verdad, no la digo para buscar convencer a aquellos que no la saben. Lo hago para defender a aquellos que si saben la verdad.

49. Ambos leemos la Biblia día y noche, pero donde ellos leen blanco yo leo negro.

50. Estaba molesto con mi amigo, expresé mi cólera y mi cólera terminó. Estaba molesto con mi enemigo, no expresé mi cólera y mi cólera creció.

51. Tan sólo un pensamiento puede llenar toda la inmensidad.

52. El dolor excesivo se ríe. El disfrute excesivo llora.

53. Cada prostituta fue virgen alguna vez.

54. La alteración del ojo, lo altera todo.

55. Haz lo que desees, el mundo es una ficción y está hecho de contradicción.

56. La oposición es la verdadera amistad.

57. Si el necio persiste en su necedad, se convertirá en sabio.

58. La diferencia entre un mal artista y un buen artista es la siguiente. Un mal artista parece copiar una gran cosa, mientras el buen artista realmente lo hace.

59. La crucifixión de Cristo debe ser una excusa para la ejecución de los criminales.

60. El hombre no tiene cuerpo además de su alma. Eso llamado cuerpo es una porción discernida por los cinco sentidos. El jefe le da entrada al alma en esta etapa.

61. La iluminación significa tomar completa responsabilidad de tu vida.

62. El cielo está en un grano de arena.

63. ¡Celebra tu existencia!

64. La desnudez de la mujer es el trabajo de Dios.

65. Una buena taberna local tiene mucho en común con una iglesia, excepto que la taberna es mucho más cálida, y tiene más conversación.

66. El que perdona más, debe ser más perdonado.

67. Sin un contrario no hay un progreso.

68. Cuando una nación se hace vieja, el arte se hace frío y el comercio se asienta en cada árbol.

69. El que es débil en carácter es fuerte en astucia.

70. Colorear no depende de dónde son puestos los colores, si no en dónde son puestas las luces y las sombras.

71. Aquel cuyo rostro no dé ninguna luz, no deberá convertirse nunca en una estrella.

72. Usa números, pesa y mide en un año de escasez.

73. Sumerge en un río a aquel que ame el agua.

74. Si otras personas no hubiesen sido necias, nosotros lo seriamos.

75. Yo en ti y tu en mí, mutuos en el amor divino.

76. La Diosa Fortuna es el sirviente del demonio, lista para besarle el trasero a cualquiera.

77. Esa amistad que ha hecho que mi corazón me duela debe ser mi enemigo por el bien de la amistad.

78. Nada puede ser más despreciable que el hecho de suponer que los Registros Públicos son verdaderos.

79. La cristiandad es un arte y no el dinero. El dinero es su maldición.

80. Para ver el mundo en un grano de arena, y ver el paraíso en una flor salvaje, sostén el infinito dentro de la palma de tus manos, y la eternidad en una hora.

81. Crear una pequeña flor es una labor de siglos.

82. Aquellos que ven un águila, ven una porción de un genio. ¡Levanta la cabeza!

83. La prudencia es una rica, fea y vieja musa cortejada por la incapacidad.

84. La poesía encadena grilletes a la raza humana. Las naciones son destruidas o florecen en proporción a cómo su poesía, pintura y música son destruidas o florecen.

85. El hombre se ha convertido con los años en un ser más cerrado y egoísta.

86. En esta vida, las ventanas del alma son capaces de distorsionar de un polo a otro los cielos permitiéndote creer una mentira cuando no ves a través de los ojos.

87. Para evitar los temores nocturnos y las mañanas con lágrimas afronté el miedo con sonrisas, con voluntad y con gran esperanza.

88. Nunca busques o trates de manifestar el amor que sientes. El amor que nunca se dijo, puede permanecer porque así como el amor, el suave viento se mueve silenciosamente, en la mayoría de los casos de manera invisible.

89. Si la Luna y el Sol en alguna oportunidad dudaran, ellos saldrían de inmediato.

90. Cuando el cordero es mal utilizado, es capaz de generar una lucha pública. Sin embargo, el cordero siempre perdona al cuchillo del carnicero.

91. Si no hay opiniones inversas, es imposible lograr progresión en el mundo. Tenemos el ejemplo del blanco y negro, del frío y el calor, de lo dulce y amargo; todos estos son indispensables para la existencia de la humanidad.

92. La vestimenta de un príncipe y las prendas remendadas de un mendigo, son desperdicios en las bolsas de los avaros.

93. Haz tus propias reglas o te convertirás en un esclavo de otro hombre.

94. Estaba marchando entre los fuegos del infierno, contento con los placeres de ese particular lugar pensando en el tormento que le ocasionaba en esos instantes a los ángeles.

95. Discúlpame por mi entusiasmo o más bien por la locura, porque estoy realmente ebrio de visión intelectual cada vez que tomo un lápiz o un libro en mi mano.

96. Un tonto jamás puede ver el mismo árbol que si ve un hombre sabio.

97. El que acaricia y besa la alegría mientras vuela, siempre vivirá en el amanecer de la eternidad.

98. El amor no tiene el propósito de autocomplacerse, ni siquiera para sí mismo tiene cuidado.

99. El amor da tranquilidad y permite construir un Cielo a pesar de tener consciencia de la desesperación del infierno.

100. El que es capaz de encadenarse a sí mismo a un placer, destruye poco a poco su vida.

101. Uno de los sucesos más nobles de la humanidad es establecer a otros, antes que a ti mismo.

102. El pájaro en un nido, la araña en una telaraña y la amistad atada al hombre.

103. Algunas personas nacen con la finalidad de tener una noche interminable.

104. Porque todo lo que vive en la tierra, es santo.

105. El sentimiento de orgullo es una responsabilidad personal. Al final de cuentas, es una actitud capaz de separar la excelencia de la mediocridad.

106. Nuestro objetivo no es estar destinados a resolver todas las objeciones, sino aprender a convivir con ellas y tratar de superarlas.

107. Una persona es honesta cuando intenta tranquilizar a su temperamento o a su conciencia sólo por el bien del presente o de la gratificación.

108. Según los relatos, el veneno más fuerte proviene de la corona de laurel del César.

109. Una persona es siniestra cuando: primero se convierte en tu amiga para obtener un beneficio y luego de ello, convertirse en tu enemiga.

110. Yo bailo, bebo y canto hasta que una mano ciega me toque el ala.

111. Si la vida es el pensamiento y la fuerza la respiración, la falta de pensamiento se convierte en la muerte.

112. El hombre fue creado para experimentar la alegría y el dolor.

113. La alegría y la desgracia se entrelazan perfectamente, es por ello que en el mundo no hay ninguna ruta segura.

114. El que cuestiona lo que ve, jamás será capaz de creer. Si sigues dudando, nunca creerás, hagas lo que quieras.

115. ¡La muerte es espantosa, aunque siempre logra ser soportada en las alas de los ángeles!

116. La abstinencia es capaz de sembrar arena por todas partes.

117. Es necesario que exista un mundo donde las personas se interesen por ascender al Cielo, por medio del aprendizaje.

118. Todo lo que vive, no vive solo, ni por sí mismo.

119. Todo futuro parece estar repleto de una destrucción sin fin que jamás será abolida y está acompañada del remordimiento.

120. Todo lo que nace, debe ser consumido con la tierra.

121. El invierno tiene esa característica de estar dormido al aire libre, pero es capaz de lucir su rostro sonriente en la época de la primavera.

122. La angustia sólo es capaz de ir dividiendo y dividiendo.

123. La vida en cataratas se caracteriza por sus grandes acantilados.

124. Las bestias de las cavernas más profundas y tenebrosas, siempre se fijan en las bellas princesas.

125. Cada individuo en el planeta se encuentra hechizado hasta que su humanidad está dispuesta a despertar.

126. Si alguna persona puede desear cualquier cosa que es incapaz de poseer, la desesperación se convertirá en su destino eterno.

127. La sabiduría se oferta en el mercado más desolado, porque nadie se atreve a comprar.

128. Todos deberían amar la forma humana independientemente si son pecadores, turcos o judíos. En donde habita la paz, la misericordia, la piedad y el amor, Dios siempre estará andando.

129. La figura de una mujer desnuda representa un fragmento de la eternidad demasiado grande para el ojo del hombre.

130. El árbol que provoca en alguien lágrimas de felicidad, es a los ojos de otros sólo una cosa verde que se interpone en su camino. Algunos ven la naturaleza como ridícula y deforme, mientras que otros apenas ven la naturaleza. Pero a los ojos de un hombre de imaginación, la naturaleza es la imaginación misma.

Aquí concluye nuestro recorrido por las más célebres frases de William Blake. ¿Cuál ha sido tu favorita? Cuéntanoslo en la sección de comentarios y no olvides que Frases de la Vida tiene muchas más novedades cada semana. ¡Hasta la próxima!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here