Pedir la mano es una de las acciones más románticas y más aterradoras que puedan existir, mientras que para uno es un sueño poder vivir esta experiencia, para el otro resulta todo un acto de valentía. Muchos estamos reinventándonos para hacer una pedida de mano original e inolvidable, porque es una oportunidad única para sorprender a nuestra persona amada. Las palabras, como siempre, son el verdadero reto, y es por ello que las frases originales para pedidas de mano pueden resultar de gran ayuda.

Con el paso de los años las pedidas de mano han ido cambiando, al inicio se hacían directamente con los padres o entre los padres de la pareja, creando un escenario formal y en absoluto romántico. En la actualidad la mayoría de las pedidas de mano se hacen entre la pareja únicamente. Se trata de un acto de amor, de expresar nuestros sentimientos y pedir a la otra persona de la forma más increíble que queremos que pase el resto de su vida con nosotros. Una muestra de que el romanticismo no pasa de moda, y más cuando se ama sin límites a alguien.

Muchos no sabemos qué hacer para que nuestra pedida de mano sea la más bonita del mundo, porque la verdad es que ese momento no se olvida y, cuanto más especial consigamos que sea, con más detalle será recordado. Pero no todos contamos con la misma facilidad para crear este tipo de situaciones, y para los que somos así los consejos de amigos y familiares se vuelven cruciales. Incluso empresas como DIQSI, que se encargan de ayudarnos en todo lo relacionado a las pedidas de mano: crean las pedidas ajustadas a cada pareja, en distintas situaciones, escenarios, en compañía o en la intimidad. Mientras decides cuál sería tu contexto ideal, descubre descubre algunas frases de pedidas de mano que te inspiren. ¡No te las pierdas!

Descubre las mejores Frases de Pedidas de Mano

1. Cuando te das cuenta que quieres pasar el resto de tu vida con una persona, quieres que el resto de tu vida empiece lo antes posible.

2. Te amo sin saber cómo, ni cuándo, ni de dónde proviene tanto amor. Te amo directamente sin problemas, ni orgullo. Te quiero de esta manera porque no conozco otra forma de amar, pero esto, quiero pedirte que te cases conmigo y compartir nuestra vida juntos en unión.

3. Hay muchas maneras de ser feliz, pero ninguna tan satisfactoria como la felicidad que encuentro a tu lado. ¿Quieres casarte conmigo?

4. Sí, pueden haber muchas maneras de ser feliz, pero ninguna tan permanente y satisfactoria como la felicidad que encuentro en tu amor. ¿Quieres casarte conmigo?

5. Cuando nos vimos por primera vez, no hicimos sino recordarnos. Aunque te parezca absurdo, he llorado cuando tuve conciencia de mi amor hacia ti, por no haberte querido toda la vida.

6. Cada mañana al despertar lo primero que quiero es ver tu sonrisa y lo último que quiero hacer antes de cerrar los ojos es darte un beso. Y quiero hacer esto el resto de mi vida, ¿te quieres casar conmigo?

7. Hoy quiero darte un regalo. Quiero regalarte mi corazón, mi sonrisa y mi paz interior. Quiero regalarte mis sueños y construir una vida juntos, ¿te quieres casar conmigo para construir sueños conjuntamente?

8. No soy nada especial, de esto estoy seguro. Soy un hombre/mujer común con pensamientos comunes y he llevado una vida en común. No hay monumentos dedicados a mí y mi nombre pronto será olvidado, pero te quiero con todo mi corazón y toda mi alma y por eso, ¿quieres casarte conmigo?

9. La vida es un poco rara, yo quizá sea un poco raro/a también. Pero cuando se encuentra a una persona cuya rareza es compatible con la nuestra… Es necesario sentir esa satisfacción y llamarla amor verdadero. ¿Quieres casarte conmigo?

10. Tú me enseñaste a vivir cada día como si fuese el último y a no tenerle miedo al soñar con un futuro mejor. Cambiaste mi mundo monótono por una realidad alegre y colorida, haciéndome desear formar una familia con el amor que nos tenemos. Mi amor, ¿te casarías conmigo?

11. Quizás no soy una persona perfecta, quizás no tenga demasiadas virtudes, quizás no lo sé todo en la vida, pero si hay algo que sé porque lo siento desde el fondo de mi corazón es que te amo, y que desde que estoy contigo me has hecho una mejor persona. Cada día aprendo algo nuevo, cada día mi amor crece, mi corazón salta cada vez que te veo como si fuera la primera vez. No imagino mi vida con nadie que no seas tu, por eso quiero preguntarte si aceptas mi amor por el resto de la vida. ¡Cásate conmigo!

12. Tú me enamoraste con detalles, me enseñaste lo que significaba amar. Contigo no tengo miedo al futuro y estoy decidida a que seamos felices por toda la eternidad. ¡Cásate conmigo, mi amor!

13. Cuando siento tu abrazo, sé que nada puede hacerme daño, cuando me pierdo en tu mirada, me queda claro que no hay mejor hombre que tú para mí. Todo este tiempo juntos ha sido una verdadera bendición de Dios; me haces realmente feliz. Amor, ¿me harías el honor de ser mi esposo(a)?

14. Si el amor tuviera rostro sería el tuyo, si tuviera nombre sería el tuyo, desde que te conozco sólo he visto por ti, por tus ojos, por tus abrazos, por tus besos, por tu compañía. Realmente soy feliz a tu lado, y espero tu seas feliz a mi lado. Quiero que seamos felices juntos, por siempre. ¿Quieres casarte conmigo?

15. Conocerte ha sido el mayor de los privilegios, amarte ha sido el mayor de los placeres, tenerte como mi esposo(a) será el fin último de mis mayores deseos, me gustaría que fuera así.

Las acciones enamoran, pero las palabras llegan hasta donde las acciones no pueden traspasar. Cada palabra llega al corazón y se queda en nuestros pensamientos. Por eso has de tu pedida de mano la más inolvidable, no sólo por los detalles sino por el poder de tus frases.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here