Algunos autores retratan con extrema fidelidad aspectos particulares de su propia vida, asumiendo el entorno como un espacio para la elaboración de sus obras. En los libros de esta autora inmortal es posible encontrar precisamente la crónica emocional del tiempo que le correspondió vivir, dado que nos regala una presentación del amor romántico y del sinsabor de la condición de clase propias del contexto histórico. ¡Prepárate! Porque en este nuevo artículo de Frases de la Vida te presentaremos 10 libros de Jane Austen imprescindibles.

En muchos sentidos, los libros de Jane Austen son autobiográficos, basados en personajes limitados por su extracción social y su confrontación con otros de mayor abolengo, que los excluyen y lastiman. Las mujeres cobran una significancia muy especial en cada uno de sus relatos, lo cual podría leerse como un acto reivindicatorio de la propia Austen; en sus palabras: «Los hombres ya nos han sacado ventaja contando sus historias». Es justamente por ello que las protagonistas de Jane dispararán un flechazo revolucionario al corazón de sus sociedades. Y de las nuestras.

A continuación te presentamos una semblanza de esta autora inglesa que tan fuertemente ha influido sobre las generaciones posteriores. ¿Estás listo para descubrir los libros imperecederos de Jane Austen? ¡Comencemos!

Los mejores libros de Jane Austen

1. Sentido y sensibilidad (1811)

Su primera novela muestra una línea argumental básica presente en todos los libros de Jane Austen, que refleja la condición de la mujer en la sociedad agraria británica del siglo XVIII. Se le considera como una crítica que intenta pasar desapercibida, pero que influye notablemente en las letras inglesas posteriores, razón por la cual, los críticos la han calificado con honores.

En la obra, dos hermanas huérfanas deben luchar contra la adversidad en la fortuna y tratar de encontrar la seguridad del matrimonio, a pesar de estar inmersas en una sociedad que las mantiene excluidas por diversas razones, sobre todo a nivel de las diferencias de clase. Es una interesante visión de la sociedad inglesa del periodo georgiano, principalmente respecto del abordaje de sus prejuicios infinitos y su calidad humana.

2. Orgullo y Prejuicio (1813)

En los libros de Jane Austen abundan la ironía y hasta la comedia, aunque limitadas por el estilo sobrio impuesto por el momento histórico correspondiente. En Orgullo y Prejuicio, la autora utiliza precisamente el tono irónico para crear su mejor novela, situada en un ambiente que, nuevamente, discurre por temáticas como el matrimonio, las clases sociales y las discriminación de las mujeres.

La trama gira en torno a la realidad incontestable del matrimonio entendido como contrato de conveniencias, sobre todo, para el hombre rico y la mujer casadera. El argumento propone confrontaciones entre las ideas conservadoras de la época, estimuladas por el pensamiento social predominante sobre el orgullo masculino y clasista de Fitzwilliam, y el contraste con los prejuicios evidenciados por Elizabeth. Sencilla y romántica, al igual que su adaptación cinematográfica.

3. Mansfield Park (1814)

Este es uno de los libros de Jane Austen en el que la temática se mantiene, pero el tono se torna más directo y menos irónico. En líneas generales, se le puede considerar como un trabajo maduro, fruto de su decepción frente a la sociedad a la que pertenece. En este sentido, Austen comprometerá fuertemente su propia posibilidad de estabilidad matrimonial ante el evidente rechazo a las instituciones predominantes de la época.

En la trama nos encontramos con una niña de una familia venida a menos, que debe ser criada por sus parientes cercanos en el medio rural inglés. Las diferencias de clase se muestran ineludibles y centrales en esta novela, así como los matices éticos de cada personaje y sus contrastes entre los sentimientos y el matrimonio y sus propias brújulas morales. Entretenida y con un estilo sobrio, aunque sin perder la oscuridad que todas estas temáticas pueden generar.

4. Emma (1815)

Una suerte de retorno a su mejor estilo. Aquí la autora retoma la vena cómica de sus anteriores producciones a través de una reflexión sobre el compromiso y el romance, y como éstos pueden contraponerse y enmarañarse dentro de una misma situación. Tal como sucede en diversas situaciones de la vida real.

En la obra, Emma, orgullosa y con un sentido de superioridad evidente – sobre todo en asuntos del corazón -, intenta arreglar, ordenar, optimizar la vida de todos, a excepción de la propia. Sus gestiones de casamentera local dan lugar a los enredos típicos que se nos presentan con frecuencia en los libros de Jane Austen, con personajes de modales cuestionables e intereses poco adecuados que van, progresivamente, siendo descubiertos o rechazados.

5. La abadía de Northanger (1817)

Una de las dos novelas publicadas luego de su muerte, que representa un ejemplo de la vida social de su época incluso mejor que las anteriores novelas, puesto que revela algunos aspectos de la aristocracia directamente ligados al modo de ser inglés y a sus convencionalismos exasperantes.

En todos los libros de Jane Austen, con contadas excepciones, existe un marco general de mujeres que no salen de sus propios entornos. Ésta es una de esas excepciones en las que la trama sucede fuera del contexto familiar de la dama. Sin embargo, mantiene su preocupación por el matrimonio y por la manera de lograr la felicidad a través del mismo. En este caso, el drama se encarnará en personajes como Catherine y Henry, conflictuados y amarrados a dos puntas, entre el querer y el deber. ¡Descubre cómo termina la historia con la lectura de esta obra!

6. Persuasión (1816)

El titulo de este libro, también póstumo, no puede ser más acertado, puesto que hace referencia a la influencia ejercida por uno de los personajes principales sobre la protagonista de la novela. A lo largo de la obra se puede observar un tono íntimo, casi autobiográfico, sobre el matrimonio y la necesidad de alcanzar la plenitud luego de la madurez.

En efecto, el personaje principal, Anne, primera hija de un hombre insensible, debe postergar su propia felicidad matrimonial por los prejuicios existentes en la sociedad inglesa de la época. Sin embargo y después de una sosegada madurez, crece espiritual y emocionalmente, por lo que se encuentra preparada cuando su primer interés romántico regresa, olvidando el rechazo anterior, ante la evidencia de una mujer mejorada con los años.

7. Lady Susan (1874)

Este es uno de esos casos de obras perdidas y recuperadas para la historia, que mantiene a la autora como una referente de las letras inglesa sobre todo por su inmensa originalidad. Una curiosidad en los libros de Jane Austen que además, fue editada muy tardíamente.

Se trata de un conjunto de cartas, en las que pone de manifiesto la evolución de los personajes mediante la relación epistolar que mantienen a lo largo del tiempo. Lady Susan intenta casar a su hija, pero la considera como un producto poco apetecible por su formación limitada. La verdad oculta radicaría en la falta de sentimientos adecuados hacia su hija, siendo esto apreciado por otros personajes con un sentido de la ética más elevado. El estilo y la técnica son inmejorables, a pesar de tratarse de una suerte de obra experimental de sus primeros años.

8. Los Watson (1850)

Una novela corta que forma parte de los libros de Jane Austen publicados de manera póstuma y que, además, cuenta con la rareza de haber sido terminado a dos manos: en parte por la editorial que lo publicara y en parte por las indicaciones de su hermana Casandra, quien siguió las instrucciones de la autora.

En la obra, Emma Watson recibe la educación a la que aspiraría cualquier joven inglesa de la época, refinada y de buen gusto, gracias a la preocupación de una tía rica. Sin embargo, el matrimonio en segundas nupcias de su padre la obliga a retornar a un ambiente que ya no es el suyo. El proceso de adaptación, así como el descubrimiento de su familia, son el marco propiciatorio para encontrar una pareja y establecerse en la campiña inglesa.

9. Sanditon (1817)

Entre los libros de Jane Austen existe una serie de obras que no llegó a concluir. En Los Watson, se contó con la colaboración de su hermana, la cual contaba datos directos de la autora para completar la trama, pero en Sanditon, no existió tal posibilidad, así que la obra se considera como inconclusa.

El título de la obra hace referencia a un pueblo que permanece en la memoria de uno de los personajes que desea convertirlo en una ciudad. Charlotte conoce a este caballero, el señor Parker, y acepta su invitación a Sanditon, donde realizará un viaje emocional en el conocimiento de los habitantes del mismo. Así, se desarrollará una trama interesante pero sin un final a la vista. Sin embargo, la critica la considera como una obra bien escrita y con aspectos de la madurez literaria de la autora que, lamentablemente, no pudo concluirla.

10. Juvenilia (1917)

Por diversas razones, los libros de Jane Austen nunca dejan de sorprendernos. En este caso, se trata de otra rareza en su producción literaria, puesto que da cuenta de una revisión de sus obras de la adolescencia a las cuales la autora dedico un tiempo considerable antes de legarlos a su familia.

Sin embargo, el producto terminado posee una belleza indiscutible, dirigido sobre todo a un entorno familiar. El mismo completa adecuadamente su propia producción literaria adulta en tanto realiza una remembranza de su juventud. Su interés fue precisamente que la reconocieran como una escritora en ciernes, y, de allí, su estilo diáfano y directo. Las obras presentan estados de ánimo muy diferentes a sus novelas de adulta, con la pureza e ingenuidad que solo se poseen en los primeros años de la juventud. Todo un tesoro, ¡no pierdas la oportunidad de leerlo!

¡Hemos llegado al final! Si deseas conocer más sobre esta increíble autora, no te pierdas nuestra selección de frases de Jane Austen, la impulsora de la novela romántica clásica.  Tal como puede observarse, se trata de un personaje que marca un antes y un después, tanto por la pureza y elegancia de su prosa como por la manera en la que refleja el mundo que le correspondió vivir. Cuéntanos, ¿has tenido  la oportunidad de leer a esta autora? ¿Cuál de estos libros de Jane Austen ha llamado más tu atención? ¡Déjanos tus impresiones en la sección de comentarios! Nos encantará saber de ti y de tu experiencia con Jane Austen. ¡Hasta pronto!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here