Nacido en Hannibal, un pequeño pueblo de Misuri, Estados Unidos, en 1835,  Samuel Langhorne Clemens tendría en su futuro convertirse en uno de los padres de la literatura norteamericana. Los libros de Mark Twain, seudónimo por el que fue conocido popularmente, marcaron un hito en las letras estadounidenses, dejando sentir su influencia en el mundo entero. Su vida estuvo marcada por las dificultades, pero también por el arte y la creatividad. Perdió a cuatro de sus siete hermanos, y a los doce años quedó huérfano de padre. Fue en ese momento cuando abandonó los estudios y entró a trabajar como aprendiz de tipógrafo en una editorial.

También dio sus primeros pasos en el universo del periodismo, redactando algunos artículos para el periódico de Orion, su hermano mayor. En los años de su juventud probó suerte como piloto navegante en el río Misisipi, y también como minero de oro. Luego de esas actividades volvió al periodismo, encontrando en las letras su verdadera y definitiva vocación. Empezó a tener un significativo éxito como escritor y orador, relacionándose con políticos, artistas, empresarios y miembros de la realeza europea. Aunque los libros de Mark Twain le generaron una gran fortuna, su carencia de visión financiera lo llevó a perderla en empresas e iniciativas fracasadas.

Entre las mayores curiosidades de su vida, se cuenta que su nacimiento coincidió con una de las visitas del cometa Halley a la tierra. El mismo escritor predijo sobre su muerte: «me iré con él». En efecto, así ocurrió. Twain murió en el año del siguiente regreso a la Tierra del cometa, 74 años después. Un aventurero nato, siempre dispuesto a reflejar sus vivencias personales en las páginas de sus obras, conquistó el corazón de sus contemporáneos y de las generaciones siguientes. Acompáñanos en Frases de la Vida a conocer los mejores libros de Mark Twain.

10 libros de Mark Twain

1. Las aventuras de Tom Sawyer (1876)

Iniciamos este recorrido por los mejores libros de Mark Twain con una novela que pasó a la historia de la literatura estadounidense, considerada como una obra maestra. En ella el autor hace uso de las propias vivencias de su infancia en Hannibal, para narrar Las aventuras de Tom Sawyer, un niño que crece en un período previo a la Guerra de Secesión en St. Petersburg, una población creada en la imaginación del autor.

Criado con amor, pero con una excesiva disciplina por su tía Polly, el joven Tom contempla el mundo desde una perspectiva diferente. Se trata de un chico de reacciones divertidas y un noble corazón. Pronto hace amistad con Huckleberry Finn, un joven abandonado por sus padres, que se pasa los días vagando por las calles. Los otros niños ven en él la encarnación misma de la libertad. Aventuras graciosas, amores y muchos dramas se van presentando en el camino de estos muchachos que, de un momento a otro, dejan definitivamente la infancia atrás.

2. El Príncipe y el mendigo (1881)

Rebajas
El Príncipe y el mendigo
  • Twain, Mark (Author)

El Príncipe y el mendigo es de uno de los experimentos literarios más interesantes de Twain. Se trata de una novela histórica que fue escrita con la intención de dirigirse a un público infantil. Incluso, el mismo autor probó su texto, leyéndolo a sus hijas pequeñas. Ambientada en el año 1547, narra la historia de dos niños con apariencia física idéntica. El primero de ellos era Tom Canty, un mendigo que vivía con su abusivo padre en Londres. El segundo, era el príncipe Eduardo, hijo del Rey Enrique VIII de Inglaterra.

Los jóvenes se conocen, y llenos de curiosidad por explorar un mundo diferente al propio, intercambian roles. En las páginas de esta novela se plasma la profunda crítica que el autor siempre mantuvo hacia la desigualdad social y la perspectiva de juzgar a las personas por su apariencia física. La narración da vueltas en torno a la idea de la misericordia, la superioridad de las democracias sobre las monarquías, y el recurrente tema de los parecidos físicos y el desdoblamiento de la personalidad. Se trata sin dudas de uno de los más profundos y aleccionadores libros de Mark Twain.

3. Un vagabundo en el extranjero (1880)

Mark Twain supo vivir como un auténtico aventurero, y extrajo de sus vivencias propias, insumos e inspiración para su literatura. Parte de su obra se enfoca en literatura de viajes de no ficción, de los que él mismo fue protagonista. Un vagabundo en el extranjero es muestra de ello. Se trata de un libro en el que el autor narra un viaje que realizó por la Europa central y meridional. Alemania, Los Alpes e Italia son parte de los territorios recorridos.

Para la narración, Twain incorpora como compañero de viaje a un personaje llamado Harris que, aunque ficticio, esta inspirado en su mejor amigo, José Twichel. Aunque el objetivo de los dos aventureros es recorrer caminando la mayor parte del camino, también alternan con otras formas de transporte. A lo largo de las páginas de este libro se narran situaciones que ponen de manifiesto las cualidades humorísticas del autor. Si bien la crítica no fue benevolente con este libro, los lectores lo recibieron con agrado y las ventas fueron muy positivas.

4. La vida en el Misisipi (1883)

La vida en el Misisipi
  • Twain, Mark (Author)

En La vida en el Misisipi, Twain también hace uso de sus experiencias personales, para ponerlas al servicio de sus letras. La historia recoge las memorias del escritor, durante los años en los que trabajó como piloto navegante de un vapor de ruedas en el río Misisipi. El eje central y primera parte se ubica antes de la Guerra de Secesión norteamericana, época en la cual el protagonista aprendía el arte de dominar estas embarcaciones. Luego vuelve al río, veintiún años después.

Las páginas de esta obra son un exquisito viaje por el Misisipi, sus bancos de arena, sus bajos fondos y peligrosos remolinos. En sus inicios hace referencia a los primeros asentamientos europeos hechos alrededor del río, luego de que Hernando de Soto lo descubriese, en 1542. Las experiencias viajeras y la pasión por la historia se dejan ver en las páginas de La vida en el Misisipi, que se ha consolidado entre los más populares libros de Mark Twain.

5. Las aventuras de Huckleberry Finn (1884)

Rebajas
Sobre esta extraordinaria obra, el también célebre Ernest Hemingway diría «Toda la literatura moderna estadounidense procede de un libro escrito por Mark Twain llamado Huckleberry Finn. Todos los textos estadounidenses proceden de este libro. Nada hubo antes. Nada tan bueno ha habido después.» En efecto, esta obra cosechó los honores para ser considerada una de las grandes novelas estadounidenses, y de los más desafiantes libros de Mark Twain.
En sus páginas se expone una sátira cruda y descarnada a las mentalidades arraigadas en la sociedad sureña norteamericana, en especial en lo relativo al racismo. Sus protagonistas, Huck y Jim, este último un esclavo prófugo, huyen de la región del Misisipi, intentando escapar de su pasado y establecerse en Ohio. El racismo y la amistad son temas recurrentes de esta obra, en la que Twain expone por primera vez una mirada pesimisma de la humanidad, que se mantendría en sus obras posteriores. También explora la incorporación de un lenguaje soez y vernáculo, natural de los personajes a los que lo atribuye.
6. El forastero misterioso (1916)
Rebajas
El forastero misterioso
  • Twain, Mark (Author)

La severa crítica a la moral y a la condición humana se pone de manifiesto en El forastero misterioso, uno de los más duros y ácidos libros de Mark Twain. En sus páginas se narra la tenebrosa historia de Eseldorf, una pacífica aldea de Austria a la que llega de imprevisto un forastero. Afirmando que es un ángel, con capacidad para realizar proezas mágicas y predecir el futuro, se presenta como Satanás. El particular personaje tarda poco en revolucionar el tranquilo mundo de los aldeanos, poniendo en evidencia la naturaleza ridícula y bestial de la especie humana. Con un humor sagaz y agudo, Twain pone en entredicho los rituales religiosos.

7. Los Diarios de Adán y Eva (1904)

Rebajas
Los Diarios de Adán y Eva
  • Mark Twain (Author)

Entre los libros de Mark Twain, este destaca como uno de los que aborda de forma más profunda e irónica el tema de la pareja. Los Diarios de Adán y Eva plantean un conflicto que se narra a través de dos puntos de vista. Empleando a manos llenas la ironía, Twain expone las diferencias de pensamiento entre el hombre y la mujer. Sobre Adán y Eva en particular, revela el asombro de personajes que descubren lo que les rodea, desde la total ignorancia. Publicado poco después de la muerte de su esposa, el libro plantea un final optimista, que ha sido valorada por los críticos como una dedicatoria póstuma.

8. La Biblia según Mark Twain (1995)

Los temas bíblicos y la creación del mundo fueron recurrentes en la pluma de Twain a lo largo de varias de sus obras. En La biblia según Mark Twain, se presenta un compilado de relatos y anotaciones que el escritor hizo a lo largo de años, y en los que expresa sus ideas en torno a este sensible tema. Entre sus relatos más conocidos destacan: Diarios anteriores al Diluvio, Explusión de Adán, Fragmentos del diario de Adán, Diario de Eva y Autobiografía de Eva.

9. Recuerdos personales de Juana de Arco (1896)

10. El hombre que corrompió a una ciudad

Los libros de Mark Twain exploran un amplísimo universo narrativo. No se trata sólo de novelas o historias de viaje. Twain también abordó con maestría el humor, la ironía y los relatos cortos. El hombre que corrompió a una ciudad es uno de los relatos que da título a un compilado, en el que también se suman otras historias: Sobre la literatura de la generosidad, Una petición a la reina de Inglaterra, El billete del millón, Discurso sobre los lactantes, y La señora Mc Williams y el rayo. El genio narrativo, la audacia y la ironía que manejó Twain a lo largo de su prolífica carrera, le aseguraron un sitial de honor en la literatura universal.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here