La lectura representa un viaje fantástico en el que podemos explorar universos distantes, historias de fantasías, de relaciones que nos llevan a sumergirnos en los sentimientos más profundos o de la creación de realidad utópicas y de ficción. Pero dentro del enorme abanico de la literatura nos encontramos con un área que resulta nutritiva en muchos aspectos. Los libros pueden ser una maravillosa herramienta para guiarnos en el proceso de mejora de algunos aspectos de nuestra vida, superar traumas u obstáculos que solo residen en nuestra mente o incentivar nuestro desarrollo personal. Pueden ayudarnos a ver cosas que no hemos considerado o a reestructurar aspectos de nuestro sistema de creencias que no nos están ayudando a vivir mejor. Si crees en que la lectura puede ser una herramienta transformadora para tu vida, no te pierdas esta selección de nuestros libros de autoayuda recomendados. ¡Empecemos!

Los mejores libros de autoayuda, ¡Imperdibles!

1. El Poder del Ahora, de Eckhart Tolle

Para muchas personas, el hecho de anticiparse, de generar ansiedad por el futuro y de no concentrarse en vivir el presente se convierte en un problema que les hace perderse del disfrute del presente. Justamente bajo esta premisa, el escritor alemán Eckhart Tolle desarrolla en este libro un interesante y completo curso de meditación y realización. Sus páginas se enfocan en guiar al lector para que logre alcanzar la iluminación, dejando atrás el sufrimiento, el dolor y la ansiedad que son tan comunes en la veloz vida moderna. Lo que plantea Tolle es que el pensamiento es la fuente de toda creación, y que si una persona es infeliz, son sus propios pensamientos los que están creando esa realidad. Esto implica que transformándolos se puede llegar también a un cambio de vida en positivo.

2. El Poder de confiar en ti, de Curro Cañete

Este fantástico libro parte de la premisa de que el acto de generosidad más grande que podemos hacer por nosotros y por quienes nos rodean, es ser felices. Curro Cañete ofrece en estas páginas un método para que el lector se convierta en su propio coach, desarrollando pautas y ejercicios que le conduzcan a entrenar sus mejores cualidades y a descubrir lo más profundo de sus deseos y sus aspiraciones. En estas páginas se defiende la idea de que la felicidad no es solo un destino al que debemos esforzarnos por llegar, sino un recorrido en el que cada paso debe dejar buenos momentos y aprendizajes que conduzcan a nuestra evolución. Y en este recorrido, la confianza en nosotros mismos será como el motor que nos impulse a alcanzar todo aquello con lo que soñamos.

3. La voz de tu alma, de Lain García Calvo

Este libro es uno de los que mejor trabaja el viaje al interior, al autoconocimiento. Lo que plantea en estas páginas Lain García Calvo es que no es necesario cambiarnos, ni hacer modificaciones sobre nuestra esencia. Lo verdaderamente importante es convertirnos en nosotros mismos. Es hacer ese viaje en el que nos descubrimos, aceptamos, valoramos y escuchamos. La premisa fundamental es que cada ser humano ha nacido completo y con todo lo necesario para brillar y ser feliz. El trabajo entonces es aprender a escuchar esa intuición, esa voz de tu alma.

Autoamor, de Laura Chica

Es mucho lo que se dice sobre la necesidad cada vez más imperiosa de amarnos a nosotros mismos. En un entorno dominado por los estereotipos, muchas veces inalcanzables, amarse es un acto de valentía y rebeldía que simplemente debe imperar sobre cualquier otra cosa. En Autoamor, la psicóloga Laura Chica nos regala las claves para aprender a amarnos por encima de todo, a elegir nuestro bienestar y tener conciencia de que la mejor historia de amor es la que tenemos con nosotros mismos. Ideas como que aprender a a amarse es un nuevo despertar a la vida, que el amor propio es el más incondicional y necesita de cuidados diarios, o que de la forma en la que tu te ames, también te amará el mundo, son algunas de las premisas que sostienen este texto maravilloso y cargado de sensibilidad.
Piense y hágase rico, de Napoleón Hill
Este libro es concreto, potente y determinado, y luego de su lectura se abren muchos de los paradigmas mentales que hemos estado sosteniendo a lo largo de los años. En Piense y hágase rico, Napoleón Hill diseña un concepto de éxito y triunfo en el que se considera el desarrollo económico, pero no como un fin en si mismo, sino como una consecuencia. La riqueza aparece como el efecto del logro de una íntima satisfacción en lo que se hace, en los proyectos que se llevan adelante, y que nos conducirán al equilibrio en nuestra vida. La premisa básica es fundamental: el éxito, la riqueza y la realización están al alcance de todo aquel que tenga la suficiente voluntad para trabajar e ir tras sus sueños.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here