¿Sabías que existen poemas de Halloween, específicos para esta fiesta? Pues, aunque no todos lo saben, la historia de Halloween va muy atrás en el tiempo. Esa vistosa celebración, que se popularizó en Estados Unidos y que desde allí ha ido expandiéndose hasta algunos países de Europa y de América Latina, tiene su origen hace más de dos mil años atrás.

Los celtas celebraban la última noche de octubre, el festival del fin del verano. Era una noche en la que, según la creencia popular, los muertos se mezclaban con los vivos.

De allí surgieron costumbres como los disfraces aterradores y las calabazas talladas, como una forma de ahuyentar a los malos espíritus. Toda la simbología que existe detrás de la tan esperada noche de brujas, se deja ver en productos culturales como los .

En esta ocasión, en Frases de la Vida, hemos querido navegar en lo profundo de la sabiduría y la cultura popular, para contarte sobre los más entrañables poemas de Halloween. ¡Acompáñanos a conocerlos!

5 poemas de Halloween que vale la pena conocer

poemas de halloween

1. Halloween

Iniciamos nuestro recorrido por los poemas de Halloween, con uno que lleva el mismo nombre que la fiesta. En este texto, se navega en el origen celta de la celebración. Conocerlo nos hace comprender que la noche de brujas no es tan solo los disfraces o el truco o trato, sino que tiene también un profundo significado espiritual.

Es el final del verano
y la cosecha termina
es el alma que alucina
al espíritu lejano.

El regreso de los muertos
sin duda ha de suceder
las tumbas se han de romper
es lo seguro, lo cierto.

El negro de noche oscura
naranja de amanecer
harán trizas su poder
la casa estará segura.

Los dulces y la comida
provocaran su atención
es festejo de ilusión
celebración atrevida.

2. Miss bruja

Si eres de los amantes de los disfraces clásicos de la noche de brujas, seguro que habrás visto muchos modelos que le rindan honor al personaje principal de la festividad. Uno de los más populares poemas de Halloween es justamente éste, en el que se da una curiosa receta para convertirte en una temible bruja y salir a espantar esta peculiar noche.

Para ser bruja preciosa
debes oler siempre a ajo,
tener la cara verdosa
y los pelos de estropajo.
Ser huesuda y orejuda
y lucir en la nariz
una verruga peluda
larga como una lombriz.
Tener un único diente
y una colosal joroba.
Hablar con voz estridente
y apoyarte en una escoba.
Si además de todo esto
te vistes siempre de oscuro
y vives en sitio infecto,
serás Miss Bruja, seguro.

3. El fantasma

Sumamos a nuestra lista de poemas de Halloween, uno que es de los favoritos de los más pequeños del hogar. En él se cuenta la historia de un curioso fantasma y de su amigo, un vampiro. Y aunque son seres totalmente aterradores, también los define la inocencia, pues le temen a los pequeños ratones.
Esta es la historia
Del fantasma Justo
Que todas las noches
Se muere de susto.
Vive el pobrecito
En un subterráneo
Entre unas arañas
Criadas por años.
Tan pronto oscurece
Gime de pavor:
-¿Vendrá esta noche?
¡Qué susto! ¡Qué horror!Al sonar las doce,
Llega Luis Vampiro,
Viene a acompañarlo
Pues son muy amigos.¡Dime fantasmita!
¿Qué te da pavor?
Pregunta la momia
Desde su rincón.Llora el fantasmita
Niebla a borbotones
Y luego susurra:
-¡Temo a los ratones!

4. El fantasma Cucufate

Sumamos a la selección de los poemas de Halloween que encantan a los más pequeños del hogar, la dulce historia del fantasma Cucufate, que por un pequeño accidente ha visto encogida su sábana. Si tienes niños pequeños en la familia, este es un lindo poema para recitar en la noche de brujas. Te aseguramos que les encantará.
El fantasma Cucufate
se dio ayer un sofocón:
se manchó de chocolate
la sábana de algodón.
La metió en la lavadora,
le echó mucho detergente
y la lavó media hora
con el agua muy caliente.
Y ahora como alma en pena,
enfadado y afligido,
vaga de almena en almena:
¡la sábana le ha encogido!Le llega por las rodillas,
igual que una camiseta,
y luce las pantorrillas
y las medias de calceta.Tiene un enorme disgusto
porque, de frente o de espaldas,
¿a quién va a matar de susto
un fantasma en minifalda?

5. El gato de Alegra

Y el último de los poemas de Halloween que hemos querido incluir en nuestra selección, es El gato de Alegra. También es una dulce historia para compartir con los pequeños del hogar. Cuenta el enamoramiento feliz que el gatito de una bruja ha tenido, y como esa historia de amor entre los dos gatos, alcanza un tierno final feliz.
El gato rayado
de la bruja Alegra
hoy se ha enamorado
de una gata negra.
Y cuando la mira,
el gatito Arnau,
maúlla y suspira:
Miau requetemiau”.
No tiene apetito,
no come sardinas,
ni pescado frito,
ni raspas, ni espinas.
Al verla, maúlla
el gatito Arnau,
tiembla y se aturulla:
Miau requetemiau”.
Vaga por la torre
y por los rincones.
No juega ni corre
ni caza ratones.
Ve a su gata sola
y el gatito Arnau
no da pie con bola:
Miau requetemiau”.
La gatita hoy
le ha dado dos besos
y le ha dicho: Estoy
loca por tus huesos”.
¡Qué alegre está Alegra
cuando mira a Arnau
con su gata negra!
Miau requetemiau.
Y tú, ¿Conocías esta selección de poemas de Halloween? ¿Cuál de todos te ha gustado más? ¿Eres de los que se suma a la algarabía de la celebración? ¿O más bien la dejas pasar? ¡Anímate a dejarnos todas tus opiniones en un comentario. ¡Estaremos encantados de leerte! Y si, como a nosotros, la noche de brujas te ha seducido, capturando tu interés y curiosidad, pues te dejamos con esta interesante selección de las mejores frases de Halloween. ¡Nos encontramos en un próximo artículo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here