Vota el artículo

Las frases de Amancio Ortega nos muestran los pensamientos de un empresario de origen español que fundó la compañía textil Zara y presidió Inditex. Su trayectoria en la industria de la moda comenzó desde muy joven; a los 14 años trabajó en tiendas de ropa y hasta los 39 años abrió la primera tienda Zara, aunque también ha estado detrás de la consolidación de firmas tan conocidas como Pull & Bear y Oysho.

Tanto fue su éxito que en 2015 y 2016 superó a Bill Gates como el hombre más rico del mundo. Y estos logros se deben en gran medida a sus ideales perfeccionistas e individualistas, aunque también a otras prácticas controversiales como la explotación laboral. Es por su importancia que en Frases de la Vida hemos querido compartir contigo una selección de frases de Amancio Ortega que nos permiten profundizar en su personalidad emprendedora. ¡Inspírate con sus citas!

40 Frases de Amancio Ortega | Uno de los cinco empresarios más ricos del mundo

1. Querer a las personas que trabajan con nosotros es una obligación. Tenés que vivir cerca de cada uno de ellos, de lo que tienen entre manos en sus casas, en su familia, no sólo en el trabajo.

2. No vale la pena ser empresario sólo para ser rico. 

3. Mi prioridad permanente es la compañía. Lo mío es vocación empresarial.

4. Mi éxito es el de todos los que colaboran y han colaborado conmigo. Un ser humano no puede ser tan inteligente, tan poderoso o tan prepotente como para hacer él solo una empresa de este calibre. Son muchos los que se han dejado la vida en la empresa. Son muchos los que han hecho realidad esta joya desde el principio hasta hoy.

5. Lo que hacemos es innovar y no mirar los resultados.

6. Lo importante es marcarse metas en la vida y poner toda tu alma en cumplirlas.

7. Yo quería ser un empresario diferente. Quería cambiar socialmente el mundo del empresario. En estos momentos es cuando veo mis carencias.

8. No hay que tenerle miedo a las crisis, porque el miedo te paraliza y lo importante es ver las oportunidades que existen.

9. Lo peor es la autocomplacencia. En esta compañía nunca nos hemos confiado. 

10. Desde que no era nadie ni tenía apenas nada, soñaba con crecer. El crecimiento es un mecanismo de supervivencia.

11. Yo quería ser un empresario diferente. Quería cambiar socialmente el mundo del empresario. En estos momentos es cuando veo mis carencias.

12. Lo que la empresa necesita se lo damos todos los días.

13. El empresario de antes no me gustaba.

14. Antes venía los sábados y los domingos y hacía las colecciones. Ahora no diseño, desde hace unos años no estoy en las colecciones.

15. No necesitamos consultores. ¿O resulta que van a conocer más nuestro negocio unas personas que no lo viven día a día, como nosotros?

16. Dar autonomía real a las personas es clave. Damos autonomía cien por cien a todo el mundo. Un control anual y punto, eso es lo que me gustaría que me hicieran a mí.

17. Delegaba lo que no me gustaba, los temas fiscales, de finanzas y de recursos humanos. Y me involucraba en lo que me gustaba, la distribución y el producto. Ahora lo estoy pasando bárbaro con las obras.

18. La compañía va muy bien porque cada uno tiene claras sus funciones.

19. Si he ganado tanto dinero ha sido porque mi objetivo no ha sido nunca ganar dinero.

20. Al hablar de mi trayectoria se repite mil veces que empecé a trabajar a los 13 años. Es verdad, pero no se añade que, como no podía hacerlo todo, no estudié lo suficiente. Ahora lo echo en falta.

21. Mi universidad es mi profesión.

22. El optimismo es negativo.

23. Hay que crecer para sobrevivir.

24. Voy a seguir trabajando hasta el final.

25. Las cosas son fáciles, rebuscamos demasiado. 

26. El crecimiento de fábricas, centros de distribución, tiendas, etc… es un mecanismo de supervivencia. Sin esa capacidad extra de activos no existe la flexibilidad.

27. Mi trabajo es a dedicación plena.

28. Damos la responsabilidad de una tienda que vende 30 millones de euros a una persona de 25 años, que es la que dirige una tienda.

29. Estaba trabajando como dependiente y pensé que no era justo que sólo las personas adineradas pudiesen vestir bien.

30.  Si no hay crecimiento, una compañía se muere. Una empresa tiene que estar viva por la gente que tiene.

31. Yo nunca me quedaba contento con lo que hacía y siempre he traté de inculcar esto mismo a todos los que me rodean.

32. Los resultados no son tan importantes, nunca los miro. 

33. Hablar tanto es negativo… Hay que poner diariamente la organización boca abajo.

34. Hay que inventarse de vez en cuando una suspensión de pagos. El éxito nunca está garantizado.

35. El dinero, en esas dimensiones a las que hemos llegado, no nos va a hacer falta.

36. Al cabo de tres o cuatro meses, Pablo Isla, el consejero delegado, me enseña el balance.

37. Hay que potenciar la unidad entre el diseño y el área comercial.

38. Mi enfoque a la hora de crear es el de diseñar un vestido para mujeres de 65 países y no crear 65 vestidos según el país en el que se vaya a vender.

39. Ideábamos todos los días sin partir de una idea preconcebida.

40. Siempre había soñado con abrir una tienda frente a los almacenes Harrods.

Nuestra selección de frases de Amancio Ortega termina aquí, esperamos que la hayas disfrutado tanto como nosotros. Cuéntanos, ¿cuál de estas frases de Amancio Ortega te parece más acertada e inspiradora para orientar el crecimiento de un negocio? ¿Te interesaría fundar una firma de moda? ¿Crees que algunos de los consejos del creador de Zara te resultarían útiles? Estamos ansiosos por conocer tus proyectos y opiniones, recuerda escribirnos en la sección de comentarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here