Vota el artículo

Las frases de Ángeles Mastretta retratan la vida de la mujer mexicana después de la Revolución. La escritora nació en 1949, poco años después se le dio el derecho a la mujer a votar en las elecciones y participar en el rumbo político de su país; sin embargo, esto sólo estaba en el papel ya que dentro del día a día su panorama no salía de las tareas domésticas y la obediencia fiel al marido. Las historias de Mastretta nos hablan de féminas que estaban inmersas en estas situaciones y toleraron el machismo, muchas veces por la idea de que el amor lo soporta todo. Un ejemplo claro es Arráncame la Vida, que también fue adaptada al cine por Roberto Sneider.

Los personajes femeninos de Mastretta toman las riendas de su propia vida y dejan atrás la idea de que no tienen el poder de decidir sobre sí mismas. La misma autora ha contado que de donde ella viene, Puebla, estaba predestinado que las mujeres tenían que casarse y ya, ella en cambió quería ser maestra pues eran las personas que veía más libres a su alrededor. Su mundo se abrió totalmente cuando llegó a la Universidad Nacional Autónoma de México pues allí se dio cuenta de qué tan lejos podía llegar. Mientras estudiaba empezó a ejercer como periodista y se encaminó para convertirse en una de las escritoras mexicanas más reconocidas. Por ello en Frases de la Vida consideramos oportuno recopilar las mejores frases de Ángeles Mastretta, ¡qué disfrutes tu lectura!

30 Frases de Ángeles Mastretta | Una vistazo a la mujer postrevolucionaria

1. Las olas son como los problemas: a veces uno los libra saltando, a veces hay que hundirse en ellos y tomarlos por abajo para salir bien librado y, a veces, es imposible evitarse la revolcada.

2. Quien aprende a estar solo aprende a saber lo que quiere.

3. Yo diría que quien ha merecido la dicha puede soportar la desgracia, y que toda emoción santifica.

4. Pero quisiste el cielo. No hay cielo eterno. Ahora tienes que soportar el desfalco de perderlo. Aunque la tierra también tiene sus encantos. Te voy a dar una probadita de alguno.

5. Preferible encontrar a tiempo la mitad del infierno, que esperar para siempre la gloria de lo que no existiría.

6. Niña, yo te deseo la locura, el valor, los anhelos, la impaciencia. Te deseo la fortuna de los amores y el delirio de la soledad. Te deseo la inteligencia y el ingenio. Te deseo una mirada curiosa, una nariz con memoria, una boca que sonría y maldiga con precisión divina, unas piernas que no envejezcan, un llanto que te devuelva la entereza. 

7. La tía Daniela se enamoró como se enamoran siempre las mujeres inteligentes: como una idiota.

8. ¿Cuál era su secreto? ¿Quién amparaba sus aflicciones? ¿De dónde sacaba el talento que la mantenía erguida frente a las peores desgracias?

9. De todos los riesgos que he corrido por usted, el único que no hubiera corrido nunca; es el de no haberlos corrido todos.

10. Me gustaba cómo movía las manos, cómo otros lo obedecían sin detenerse a reflexionar si sus instrucciones eran correctas o no. Daba lo mismo. Él tenía el poder y uno sentía claramente hasta dónde llegaba su dominio.

11. …se pone a contar sus desgracias, hasta que otra de sus desgracias acaba siendo que nadie quiere encontrársela.

12. … vagos hay en todas partes y no empobrece nunca quien se dedica a entretenerlos.

13. … la vida valdrá la pena mientras haya en el mundo seres capaces de hacer magia cuando profesan una pasión.

14. Quién sabe por qué la vida suele ponerles trampas a quienes mirados desde fuera no pueden ser sino pareja el resto de sus vidas, pero se ha dicho que tal sucede y está visto que no sólo ellos, sino algo del mundo se entristece cuando se pierden uno al otro.

15. Afirma un genio del buen decir que la calentura, como el poder, ofusca a los inteligentes y a los pendejos los vuelve locos.

16. … la vida se trata de cerrar los ojos y abrir las manos. Todo lo demás está hecho de rencor y rencillas. No vale la pena detenerse en eso. 

17. La libertad viene de la luz que tienen dentro quienes nacen con ella puesta.

18. Según la terapeuta se nos dan las relaciones disfuncionales, pero qué saben las terapeutas, lo mismo que antes sabían los curas. Nada. A veces oír. Disfuncionales somos todos.

19. Los ricos de pueblo son casi tan pobres como los pobres.

20. Hay gente con la que la vida se ensaña, gente que no tiene una mala racha sino una contínua sucesión de tormentas. 

21. El arte necesita una dosis de dolor.

22. Ésa es una suerte de las viudas, ningún contratiempo les impide mejorar al hombre con el que convivieron y entre más tiempo pasa, mejor recrean el mundo idílico que alguna vez soñaron.

23. Los desórdenes a veces enmiendan el desorden.

24. Hay muchas maneras de dividir a los seres humanos – le dijo -. Yo los divido entre los que se arrugan para arriba y los que se arrugan para abajo, y quiero pertenecer a los primeros.

25. Era una mujer de brazos fuertes y expresión juguetona, tenía una risa clara y contagiosa que supo soltar siempre en el momento adecuado. En cambio, nadie la vio llorar jamás.

26. La única fidelidad se la debemos al cuerpo que habita nuestros deseos.

27. Era tan extravagante su fortaleza, que la gente empezó a buscarla para pedirle ayuda. 

28. Es ley que de puro enamorado se llegue a no sentir hambre, ni cansancio, a no tratar con el tiempo y sus desmanes, a ser dueño de la luz y de la noche.

29. Quiero que mi cara de vieja no sea triste, quiero tener las arrugas de la risa y llevármelas conmigo al otro mundo. Quién sabe lo que habrá que enfrentar allá.

30. Cuando los hombres inventan irse de repente, cuando pasan sin aviso de la adoración al desapego, es cuando ven a su mujer más crecida de lo que soportan.

Después de leer estas frases de escritora podemos observar más de cerca la sensibilidad y audacia de Mastretta para retratar las diversas situaciones a la que una mujer se enfrenta diariamente. Espero hayas disfrutado este artículo, cuéntanos ¿qué te pareció?, ¿ya habías oído hablar de esta autora?, ¿o incluso ya has leído alguno de sus libros?, ¿cuál de estas frases de Ángeles Mastretta te ha cautivado más?, comparte tus respuestas en los comentarios, en Frases de la Vida nos encanta leerlas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here