90 Frases de Demócrito | El filósofo risueño
5 con 2 votos

Las frases de Demócrito ponen en evidencia la mente privilegiada de este filósofo de la antigua Grecia. Demócrito recibió una gran fortuna a la muerte de su padre y se dedicó a viajar por Asia, la India y Etiopía para saciar su sed de conocimiento. Demócrito, además de ser un gran viajero, también fue un gran sabio. Fue el primero en proponer la teoría del átomo para solucionar la paradoja de que nada puede venir de la nada, pero, de alguna manera, estamos rodeados de cosas en perpetuo cambio. Por eso, Demócrito creó la teoría del átomo, un elemento minúsculo que no puede romperse, pero que puede transformarse.

Las frases de Demócrito que te proponemos en Frases de la Vida no sólo se limitan a proponer teorías del átomo, sino que va más allá. Siendo un avanzado a su tiempo, también defendió que el universo contenía otros mundos tras observar las miles de estrellas de la Vía Láctea y observó con cuidado el comportamiento humano para formular diversas percepciones de ética. A Demócrito se le acostumbra a representar en la pintura como el filósofo que ríe porque lo hacía con frecuencia, y muy irónicamente, por la marcha que llevaba el mundo.

90 Frases de Demócrito, el filósofo más risueño

1. Muchos que cometen las acciones más vergonzosas arguyen las mejores razones.

2. Quien se halla enteramente dominado por la riqueza nunca podría ser justo.

3. Todo está perdido cuando los malos sirven de ejemplo y los buenos de mofa.

4. Luchar contra el deseo es duro, pero vencerlo es propio de un hombre sensato.

5. Preferiría comprender una sola causa que ser Rey de Persia.

6. Quien acierta con su yerno, encuentra un hijo; el que fracasa, pierde también una hija

7. La amistad de un hombre sabio es mejor que la de todos los tontos.

8. No te avergüences de someterte a las leyes y al que sabe más que tú.

9. Toda la tierra está al alcance del sabio, ya que la patria de un alma elevada es el universo

10. Quien procede injustamente es más desgraciado que la víctima de su injusticia.

11. Si se sobrepasa la medida, lo más agradable se torna en lo más desagradable

12. Discreto es quien no se aflige por lo que no tiene, sino que se alegra por lo que tiene.

13. ¿Puede ser por ventura amado el que a nadie ama?

14. Aunque estés solo, no debes decir ni hacer nada malo. Aprende a avergonzarte más ante ti que ante los demás

15. Lo que hace falta es decir la verdad, no hablar de más.

16. Una vida sin regocijo es un largo camino sin una posada

17. Nada existe excepto átomos y espacio vacío; todo lo demás son opiniones.

18. Aunque estés solo, no debes decir ni hacer nada malo. Aprende a avergonzarte más ante ti que ante los demás.

19. La naturaleza se basta a sí misma; por esto vence con lo menos y con lo seguro, las demasías de la esperanza.

20. Es hermoso evitar que otro cometa injusticia, pero si no, también lo es no ser cómplice de la injustícia.

21. Los hombres, en su huida de la muerte, la van persiguiendo.

22. Es arrogancia hablar de todo y no querer oír nada.

23. El que todo lo aplaza no dejará nada concluido ni perfecto.

24. Las riquezas no consisten tanto en la posesión de los bienes como en el uso que de ellos se hace.

25. No anheles conocerlo todo, no sea que te vuelvas ignorante de todo.

26. No es vivir mal vivir de un modo insensato, inmoderado e impío, sino estar mucho tiempo muriéndose.

27. La medicina sana las enfermedades del cuerpo, más la sabiduría libera al alma de padecimientos.

28. La vida es un tránsito; el mundo es una sala de espectáculos; el hombre entra en ella, mira y sale.

29. Hay hombres que trabajan como si fueran a vivir eternamente.

30. Es ruinoso tratar de agradar a los vecinos.

31. El hombre es un mundo en miniatura.

32. La verdad está enterrada muy profundamente.  Nada cierto conocemos.

33. Nosotros en realidad no conocemos nada verdadero, sino los cambios que se producen según la disposición del cuerpo y de lo que en él se introduce o le ofrece resistencia.

34. Que no comprendemos cómo es o cómo no es en realidad cada cosa ha quedado demostrado de múltiples maneras.

35. La unión sexual es una pequeña apoplejía.

36. La naturaleza y la enseñanza son cosa semejante. Y es que la enseñanza remodela al hombre y, al remodelarlo, actúa como la naturaleza.

37. Es preciso, o bien ser bueno, o bien imitar al que lo es.

38. Ni en el cuerpo ni en las riquezas hallan los hombres su felicidad, sino en la integridad y la cordura.

39. No por miedo, sino por obligación, hay que apartarse de los yerros.

40. Se debe ser veraz, no charlatán.

41. El que agravia es más infeliz que el agraviado.

42. Grandeza de alma es sobrellevar serenamente el error.

43. Lo adecuado es ceder ante la ley, ante el gobernante y ante el más sabio.

44. Los necios se vuelven sensatos en la desdicha.

45. En materia de virtud, es necesario esforzarse por hechos y acciones, no por palabras.

46. A quienes tienen un modo de ser bien ordenado, la vida les resulta asimismo ordenada.

47. Lo bueno no es cometer injusticia, sino no querer hacerlo siquiera.

48. Vivir no merece la pena para quien no tiene ni siquiera un buen amigo.

49. Prefiero encontrar la explicación de algo a que la realeza de los persas venga a mis manos.

50. La música es la más joven de las artes, porque no responde a una necesidad, sino que surge de lo que era ya superfluo.

51. La palabra es sombra del hecho.

52. Al sorprenderse los átomos unos a otros, colisionan y algunos son expulsados mediante sacudidas al azar en cualquier dirección, mientras que otros, entrelazándose mutuamente en consonancia con la congruencia de sus figuras, tamaños, posiciones y ordenamientos, se mantienen unidos y así originan el nacimiento de los cuerpos compuestos. 

53. Algo no tiene más existencia que nada.

54. Nuevos son cada día los pensamientos de los hombres.

55. Los niños a los que se les tolera que no se esfuercen ni aprenderán las letras, ni la música, ni el ejercicio corporal, ni aquello que más relacionado se halla con la virtud: el respeto. pues es de estas cosas de las que suele surgir en mayor grado el respeto.

56. Lo mejor para el hombre es pasar la vida lo más contento y lo menos afligido que pueda. Ello sería posible si los placeres no se basaran en cosas perecederas.

57. El deseo de algo más echa a perder lo que se tiene, con el mismo resultado que el perro de Esopo.

58. Lo que hace falta es decir la verdad, no hablar de más.

59. Salud piden los hombres a los dioses en sus oraciones, pero no se percatan de que tienen en sí mismos control sobre ella y en que, como hacen por su desenfreno lo contrario de lo debido, se convierten en traidores de su salud por sus propios apetitos.

60. Los juramentos que hicieron en medio de la necesidad no los observan los mezquinos cuando se han librado de ella.

61. La pobreza en una democracia es preferible al llamado bienestar de manos de los poderosos, en la misma medida en que la libertad lo es a la esclavitud.

62. Los miserables que acceden a los cargos, cuanto más indignos son al llegar a ellos tanto más ociosos se hacen y más se llenan de insensatez y de engreimiento.

63. De la misma manera que ya ha quedado escrita respecto de las alimañas y los reptiles enemigos me parece que hay que obrar respecto de los hombres: matar al enemigo, de acuerdo con las leyes tradicionales en cualquier ordenamiento en el que la ley no lo prohíba.

64. A los que cometen actos dignos de destierro o prisión, o son merecedores de castigo debe condenárseles, y no absolverlos.

65. En absoluto hay que sentir más vergüenza ante los hombres que ante uno mismo ni  hacer algún mal si nadie va a saberlo con más motivo que si van a saberlo todos los hombres, sino que uno debe sentir vergüenza especialmente ante uno mismo e inculcar este principio en el alma como para no hacer nada inconveniente.

66. De los yerros se acuerdan más los hombres que de lo bien hecho y es justo que así sea.

67. No me parece conveniente tener hijos, pues advierto en el hecho de tener hijos múltiples y grandes riesgos y múltiples disgustos, más pocas satisfacciones y aún éstas menudas y débiles.

68. Para persuadir resulta muchas veces más poderosa la palabra que el oro.

69. La crianza de los hijos es asunto resbaladizo; se consigue un éxito plagado de disputas y desvelos o un fracaso que no es superable por ningún otro dolor.

70. En realidad no aprendemos nada con exactitud, sino sólo en sus cambios según la condición de nuestro cuerpo y de las cosas que sobre él percuten o le ofrecen resistencia.

71. Los trabajos voluntarios preparan para soportar más fácilmente los involuntarios.

72. Todas las cosas se generan por el encuentro, es decir, por la combinación de los átomos.

73. Los cerdos se gozan en el estiércol.

74. Todas las cosas derivan del azar, si bien el azar les asigna su plena necesidad.

75. Hay hombres que nada saben, pero tienen conciencia de la maldad de su modo de vida.

76. La sabiduría genuina, es la facultad que entra en juego cuando fracasa el “conocimiento bastardo” de los sentidos.

77. Estuve en Atenas, y nadie me reconoció.

78. Buen ánimo (euthymia, palabra clave en las Ciencias Morales).

79. La buena enseñanza genera respeto.

80. Cuando los poderosos deciden ayudar a los que nada poseen… establecen la concordia entre los ciudadanos.

81. Un objeto no resulta de la pluralidad de los átomos, sino de la combinación de los átomos deviene cada objeto.

82. Los átomos se mueven en el vacío infinito, separados unos de otros y diferentes entre sí en figuras, tamaños, posición y orden.

83. Todo cuanto existe es fruto del azar y la necesidad.

84. Es mejor corregir tus propios fallos que corregir los de los demás.

85. El conocimiento verdadero y profundo es el de los átomos y el vacío, pues son ellos los que generan las apariencias, lo que percibimos, lo superficial.

86. Los jóvenes son como las plantas: por los primeros frutos se ve lo que podemos esperar para el porvenir.

87. El hombre no es infeliz mientras no es injusto.

88. Todas las cosas suceden por necesidad, porque la causa del nacimiento de todo es el remolino de los átomos.

89. La verdadera hermosura y la gala más preciosa de la mujer es el hablar escaso.

90. Tritogenia: sabiduría; y es que son tres las consecuencias que se derivan de tener buen juicio: calcular bien, hablar bien y actuar como es debido. 

Esperamos que te hayan gustado estas frases de Demócrito, el divertido filósofo que entre carcajada y carcajada formulaba teorías tan avanzadas a su tiempo como el átomo. Y a ti, ¿te gustan las teorías de Demócrito? ¿Crees que tiene razón? ¡Recuerda dejarnos un comentario para contarnos lo que quieras!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here