80 Frases de Federico Moccia | El escritor de novelas románticas
5 (100%) 1 voto

Las frases de Federico Moccia son tan dulzonas como los libros de este escritor italiano. Famoso por sus novelas de portadas blancas y letras rotuladas, son todo un fenómeno en el mediterráneo, donde muchos jóvenes siguen el ejemplo de muchas de sus novelas, por ejemplo, sellar su amor en farolas y puentes de Roma. Y es que las novelas de Federico Moccia están llenas de este tipo de manifestaciones amorosas.

Así, las frases de Federico Moccia proceden de novelas que seguro que te sonarán, como Tres metros sobre el cielo, en la que una adolescente formal y un chico malo se enamorarán eternamente. El nacimiento de esta novela es muy curioso, ya que el autor hizo una edición mínima, pagada por él mismo, que se agotó inmediatamente. El libro fue fotocopiado y circuló de mano en mano hasta que se reeditó.

Si quieres descubrir en mayor profundidad la intensidad de esta historia de amor, no te pierdas nuestra recopilación de frases de Tres metros sobre el cielo.

80 Frases de Federico Moccia, el escritor de novelas de amor

Suscríbete a nuestro Youtube | Gana una tarjeta Amazon 100$
Suscríbete a nuestro canal de YouTube y disfruta de las mejores frases de la vida en vídeo y narradas. Además, cada mes, ¡Sorteamos una tarjeta Amazon de 100$ entre los suscriptores más activos! ¿Quieres ser tú? 👉🏻 Haz clic y Suscríbete Ahora

1. Te amo por encima de todo aquello que no podemos ver, por encima de lo que no podemos conocer.

2. Cualquier decisión conlleva inevitablemente un momento de dolor y de felicidad.

3. Date cuenta de que el futuro depende del ahora; si el futuro te preocupa tanto, ocúpate del presente.

4. Podría decirse que, en el amor, el dolor es proporcional a la belleza de la historia que has vivido. 

5. Estás ahí, en lo alto, inalcanzable. Allí donde sólo los enamorados llegan: Tú y yo… a tres metros sobre el cielo.

6. En la vida no se puede tener todo; sin embargo, es necesario aspirar a ello, porque la felicidad no es una meta sino un estilo de vida.

7. Antes o después las cosas que has dejado atrás te alcanzan. Y las cosas más estúpidas, cuando estás enamorado, las recuerdas como las más bonitas, porque su simplicidad no tiene comparación.

8. Cuando el corazón se decide, cuando tiene el coraje de cambiar de camino, no se debe esperar.

9. ¿Sabes lo que me gusta de ti? Que ves cosas donde los demás sólo ven oscuridad. Que sabes crear emociones a partir de una simple hoja en blanco, que cuando miras por la ventana ves el mar o las montañas.

10. A veces las palabras pueden ser peligrosas, nos toman la delantera y dicen más de lo que en un prin­cipio pretendíamos expresar.

11. Mal de amores. No se cura fácilmente. No existen medicinas. Ni remedios. No se sabe cuándo pasará. Ni siquiera se sabe cuánto duele. Sólo el tiempo lo cura.

12. Si estás todo el tiempo pendiente de la opinión de los demás, de lo que dirán, no eres libre para contar tu historia. Sin embargo, lo mejor es la libertad de hacerlo, no tienes que dejarte condicionar.

13. Sólo hay una cosa que tiene el poder de hacer cambiar de vida a una persona: el amor.

14. El amor es como un rayo, no se sabe dónde cae hasta que no ha caído.

15. Algunas películas hacen que la vida parezca mucho más fácil de lo que es. Por eso llegan las decepciones después.

16. Ya no hay vuelta atrás, lo sientes, y justo entonces intentas recordar en qué momento comenzó todo y descubres que todo empezó antes de lo que pensabas.

17. Son tantas las cosas que echo de menos. Pero hoy tengo ganas de no pensar.

18. El amor es como los fantasmas, todos hablan de él, pero son pocos los que lo han visto de verdad.

19. Cuando persigues un sueño, encuentras en el camino muchas señales que te indican la dirección, pero si tienes miedo no las ves.

20. Puede que sea preciso viajar antes de saber cuál es la meta adecuada para nosotros.

21. El príncipe azul no existe. Amar es otra cosa: es aceptar a una persona con sus defectos y errores.

22. Estábamos juntos, el resto del mundo se me olvidó.

23. El secreto tras una victoria consiste en no volver a jugar. 

24. La vida se acaba sólo cuando se deja de vivir.

25. Es de ti de quien no debes fiarte. El exceso de seguridad te hace resbalar con mayor facilidad.

26. Sólo adviertes la maravilla de un amor cuando ya lo has perdido.

27. La felicidad no es una meta, sino un estilo de vida.

28. Te miraría millones de veces sin aprenderte nunca de memoria.

29. Perdona si te llamo amor.

30. Un accidente puede ser positivo o negativo. Depende de cómo lo mires. Del modo en que cambie tu vida a partir de ese momento.

31. Cada vez que conoces a alguien tu vida cambia y, tanto si te gusta como si no, nosotros nos hemos encontrado, yo he entrado en tu vida y tú en la mía.

32. Cuando estás tan enamorado de una persona te parece que ninguna palabra, ninguna sorpresa pueden bastar para dárselo a entender.

33. Las mejores soluciones las encuentras al vuelo. Están ahí, en el aire, listas para nosotros. Basta con atraparlas. Depende siempre del momento en que nos encontremos, claro, pero pensar demasiado en una cosa puede estropearla.

34. Quizá cada vez que amas sea la primera.

35. El amor es ese grito que ahora la llama y le hace comprender que es hora de cambiar.

36. Debemos llenar ese vacío. Aunque cuando es el amor lo que nos falta, no hay nada que lo llene de verdad.

37. Cuando alguien a quien quieres se te va, intentas detenerlo con las manos, y esperas poder atrapar así también su corazón. Pero no es así. El corazón tiene piernas que no ves.

38. Cuanto más sólidas asientes las bases, más podrás construir encima.

39. Hay momentos en los que hay que estar quieta y otros en los que hay que saber moverse.

40. Algunas locuras sólo son divertidas a cierta edad. 

41. Estudiar engorda.

42. No es bello lo que es bello, sino que es bello lo que nos gusta.

43. ¿Son las cosas las que acaban por parecerse a sus dueños, o al revés?

44. Sienta bien pensar en el pasado cuando el futuro da miedo.

45. Las cosas se acaban cuando hay una razón para que se acaben, un motivo válido.

46. En la vida siempre buscamos explicaciones. Perdemos el tiempo buscando un porqué. Pero a veces no existe. Y por triste que parezca, esa es precisamente la explicación.

47. El amor más hermoso es un cálculo equivocado, una excepción que confirma la regla, aquello para lo que siempre habías utilizado la palabra “nunca”.

48. A veces, lo que pudiera parecer una rareza, algo impuro, no es sino una belleza diferente, que no sabemos aceptar. Al menos no por el momento.

49. De repente ocurre, algo se acciona y en ese momento sabes que las cosas van a cambiar y es ahí cuando te das cuenta que las cosas sólo ocurren una vez.

50. A veces el miedo es una cosa fea. No te deja vivir los momentos más bellos. Es una especie de maldición si no sabes vencerlo.

51. Estábamos juntos, el resto del mundo se me olvidó.

52. Los que mueren de verdad son los que no viven. Los que se reprimen porque los asusta el qué dirán. Los que hacen descuentos a la felicidad.

53. Y he decidido vivir mi vida como un cuento de hadas. Sólo que aún no está escrito. Soy yo la que elijo, paso a paso, momento a momento; soy yo la que escribo mi cuento.

54. Lloro por la belleza del amor que sentía. ¡Y que ya no siento!

55. El amor es un cálculo equivocado, una apuesta para jugar que no responde a nuestras lógicas.

56. Cuando un amor se acaba se puede encontrar todo, excepto un porqué.

57. Y en un instante recuerdo todo lo que no he podido decirte, todo lo que hubiera querido que supieras, la belleza de mi amor. Eso es lo que hubiera querido demostrarte.

58. Recuerda, sueña y sigue mis consejos: ligereza. Una sonrisa y todo te parecerá más fácil.

59. La vida es una serie de sueños que acaban mal, es como una estrella fugaz que cumple los deseos de otra persona.

60. El amor vuelve extraordinaria a la gente común.

61. El amor es una flor que nadie te ha regalado nunca y que siempre recordarás.

62. Y cuando menos te lo esperas, cuando crees que todo va en el sentido equivocado, que tu vida, programada en cada mínimo detalle, está naufragando… de repente, sucede.

63. Lo más extraño es que a veces no nos damos cuenta de hasta qué punto nos quieren las personas que nos rodean.

64. Y es ahí, justo en ese momento, cuando te das cuenta de que las cosas sólo ocurren una vez, y por mucho que te esfuerces ya nunca volverás a sentir lo mismo, ya nunca tendrás la sensación de estar a tres metros sobre el cielo.

65. Perdona, pero estoy en mar abierto. Tú eres mi faro. No te apagues.

66. La sintonía es algo que tiene que ver con la música. O peor aún, con los circuitos. El amor, en cambio, es cuando no respiras, cuando es absurdo, cuando echas de menos, cuando es bonito aunque esté desafinado, cuando es locura.

67. Y las cosas más estúpidas, cuando estás enamorado, las recuerdas como las más bonitas, porque su simplicidad no tiene comparación.

68. Los caminos se bifurcan, cada uno toma una dirección pensando en que al final los caminos se volverán a unir. Desde tu camino ves a la otra persona cada vez más pequeña.

69. Las mejores soluciones las encuentras al vuelo. Están ahí, en el aire, listas para nosotros. Basta con atraparlas. Depende siempre del momento en que nos encontremos, claro, pero pensar demasiado en una cosa puede estropearla.

70. Cuando pierdes el tiempo al teléfono, cuando los minutos pasan sin que te des cuenta, cuando las palabras no tienen sentido, cuando piensas que si alguien te escuchará creería que estás loco, cuando ninguno de los dos tiene ganas de colgar, cuando después de que ella ha colgado compruebas que lo haya hecho de verdad, entonces estás perdido. O mejor dicho, estás enamorado.

71. Tres metros sobre el cielo es una sensación que recorre tu cuerpo a 100.000 bytes por segundo, provocando una irrigación sanguínea que nutre el corazón hasta hacerlo bombear mil por hora.

72. Hay instantes en que todo parece posible y todo puede cambiar. En que todo está al alcance de la mano. Fácil y bonito. Pero de repente llega la duda, el miedo a equivocarse y a no haber entendido bien lo que el corazón siente de verdad.

73. Ella, simple abono de esa planta que a menudo crece encima de la tumba de un amor marchito. Esa rara planta cuyo nombre es felicidad.

74. Hay que saber levantarse de la mesa en el momento oportuno.

75. Gracias por existir, ¿se puede decir una frase más bonita a una mujer? Es como admitir que sólo porque está ella, porque ella existe. Sólo eso ya es un regalo para el mundo.

76. Es de ti de quien no debes fiarte… El exceso de seguridad te hace resbalar con mayor facilidad.

77. Ya no hay vuelta atrás, lo sientes, y justo entonces intentas recordar en que momento comenzó todo y descubres que todo empezó antes de lo que pensabas.

78. Porque contigo aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. Ahora tengo claro que la vida, en realidad, es una calle de sentido único.

79. La simpatía es fundamental. Nace de la imperfección.

80. Son tantas las cosas que echo de menos. Pero hoy tengo ganas de no pensar.

Esperamos que te hayan gustado estas frases de Federico Moccia, el escritor de novelas de amor como Tres metros sobre el cielo o Perdona, pero quiero casarme contigo. Cuéntanos, ¿has leído alguna vez a este escritor? ¿Cuál es tu libro favorito? ¿Y de las frases de Federico Moccia cuales son las que más te han gustado? Recuerda dejar un comentario, ¡estaremos encantados de leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here