60 Frases de Izal: un universo lírico lleno de magia
5 (100%) 9 votos

En Frases de la Vida queremos compartir contigo una selección de frases de Izal, uno de los grupos de música indie y pop/rock más relevantes del panorama español actual. A pesar de que la banda fue formada en 2010, sus integrantes cargaban con una larga trayectoria anterior, algo que se influyó de forma determinante en el éxito que cosecharon desde su primer álbum de estudio: Magia & Efectos especiales (2012).

Su estilo parece recibir claras influencias de grupos como Love of Lesbian, Two Door Cinema Club o Mumford and Sons. El sonido de Izal busca una calidad melódica y lírica, y las frases de Izal que siguen a continuación son una perfecta muestra del universo que han logrado construir por medio de sus composiciones. Tanto si todavía no has escuchado nada de esta banda, como si te apetece recordar sus mejores canciones, te recomendamos que no te pierdas las frases de Izal que siguen a continuación. ¿Serás capaz de quedarte sólo con una?

60 Frases de Izal: la magia de sus composiciones

1. Antes de nada dejaremos claras las páginas que nos importan. Las de libros abiertos, de vidas cercanas, paredes que por siempre callan. – Copacabana

2. De tanto contar, conté con terminar la vida que nos quedan. Nos creímos los futuros que inventamos a nuestra manera. – Variables

3. Esta mañana no tengo suficientes fuerzas para poder mostrarte las densidades de mis infiernos, ni mi cielo abierto a media tarde. – Autoterapia

4. Y mientras la gente cuerda grita, llora, sufre y niega, a los locos nos verán bailando. – El Baile

5. Que tu curiosidad no desaparezca y crezca como lo hacen ahora tus piernas. Las que te llevarán tan lejos como quieras, comiéndote la vida a manos llenas. – Pequeña Gran Revolución

6. A dos mil metros de altura ya no escucho bien tus miedos, que tendrás que hablar más alto, con el ruido no te entiendo. – Tambores de Guerra

7. Cuentan historias de vida y placer, de soles que arden en tardes que no han de volver. – Historias de vida y placer

8. Aumentaron las distancias en la paradoja de acercarnos. – Ruido Blanco

9. Derrumbaste las barreras levantadas por desastres naturales que nacieron de quedarme con lo malo del recuerdo de fantasmas en los tiempos que faltabas. – Agujeros de gusano

10. Sólo quedará sin probar un sentido: el del ridículo por sentirnos libres y vivos. – Qué bien

11. Cambios de vida, de ritmo y maneras, recuerdos de días que ya no nos quedan, testigos de incendios llamando a tu puerta. ¿Y qué vas a hacer? Correr, lo más rápido que puedas. – Palos de ciego

12. Lleno los pulmones con el aire que tomo prestado de mis días, de tus risas y tus noches. – Sueños lentos, aviones veloces

13. Será más divertido si es complicado, será más divertido si volvemos a empezar de cero cada vez. – Tóxica

14. Dulce pecado negar la fe, pasar de largo, ya ha terminado el tiempo de mirar a un lado. Nunca fue real lo recordado. – Hacia el norte

15. Y quiero pensar que en el fondo no somos tan raros y que es posible llegar a adaptarnos. Que sólo debe pasar el tiempo, dulce, cómodo, plácido, lento, de puntillas y que todo encajará. – Conclusión en Do para Ukelele

16. Recorrimos mil millones de kilómetros para encerrarnos en aquel microuniverso, indefensos a años luz de los refugios que guardan nuestros secretos. – 28 Horas

17. Darte cuenta del patrón será el factor más importante para ser capaz de imaginar y adelantar al próximo revés para evitar así el desastre. O al menos intentarlo. – Prueba y error

18. Será fácil separar la mente de los actos y olvidar a los extraños. Lo difícil será recordar lo que perdimos por hacernos daño. – Tu continente

19. Tú como siempre vendiendo caras tus palabras, y yo hablando tanto de más cuando te callas. – Nuestros rincones

20. Recordaremos los momentos de los magníficos excesos, de paz estática, anti-gravitacional al tiempo, volveremos a hacerlos nuestros. – A los que volveremos

21. Deja que me seque los abrazos, húmedos me pesan demasiado, que la brisa me los quite de las manos. – Sueños lentos, aviones veloces

22. Se despiertan las pasiones, ya no esconden sus encantos. Se pervierten las barreras, ya no asustan los abrazos. – El Baile

23. Sigo oyendo hablar de magia y efectos especiales. Sigo viendo en la distancia fuegos artificiales explotando. – Magia y efectos especiales

24. Y qué cosas tiene la vida, que a estas alturas de la partida, ahora que ya nada importa, es cuando más duelen las heridas. – Nuestros Rincones

25. Dulce pasado ese caramelo envenenado, que tras masticarlo siempre deja entre los dientes algo. – Hacia el norte

26. Gritémonos bien fuerte los defectos, todos aquellos malos momentos que nos fueron desgastando. Hagamos caso al pretérito imperfecto, que de todos aquellos recuerdos solo salvamos los buenos. – Conclusión en Do Para Ukelele

27. Una espera más de lo que estarás dispuesto a pagar, es la semilla del hambre que nunca desaparecerá. – 28 Horas

28. Que ladren alto los perros, que ladren y tiemble el suelo. Que nosotros cabalgamos, que mientras tú ladras, vuelo. – Tambores de guerra

29. Aún no me he atrevido a enseñar mis cartas y ya tengo miedo de no saber jugarlas. – Canción para nadie

30. Por ahora y de momento no me he cansado de viajar, vivo solo y no busco remedio, contra la soledad. – Sueños lentos, aviones veloces

31. No recuerdo el nombre de esta ciudad, quizá nunca llegué a pisar el suelo. Luchando contra el viento y las sábanas, llovía fuera y me quemaba por dentro. – 28 Horas

32. Somos rachas de viento eléctrico, olas de información perdida. Somos sonido nacido en extinción, ruido blanco de máquinas dormidas. – Ruido Blanco

33. Elegidos del mundo, seres especiales. Arriba, despertad y vestid vuestros mejores abrigos, porque esta noche hace frío. – Epílogo III: Resurrección y venganza

34. Dejaremos de pensar en hipótesis concretas. Viviremos las presentes ecuaciones imperfectas. – Variables

35. Seguiremos dando palos de ciego al aire, luchando para superar nuestra espera, sacando la cabeza del agua para respirar, buceando para buscar nuestra recompensa. – Palos de ciego

36. Y cuando pienso que todo está perdido, miro por la escotilla al infinito. El universo hablándome al oído: “Tú disfruta del camino.” – La increíble historia del hombre que podía volar pero no sabía cómo

37. Eres luz que va llenando cada espacio hueco que se va encontrando. Eres luz, que va despertándome con fonemas sordos de un lenguaje extraño. – Agujeros de gusano

38. Con tus pasos marcas un nuevo rumbo en dirección a nuevas montañas que parecen menos altas con cada palabra que nace en tu garganta. – Pequeña Gran Revolución

39. Y ahora sólo queda la marca que ha dejado el paso del tiempo. Ciertas formas de movimiento, un recuerdo, un acto reflejo. – Pánico práctico

40. Hoy me declaro a su señoría de todos mis delitos el culpable, mi lucha es dejar de imaginarme que cada paso es el más importante. – Autoterapia

41. Cuanto menos recemos mejor calibraremos el alcance, la puntería del impacto. – Ockham

42. Juegan a meternos miedo, nos prefieren donde puedan hacer que olvidemos tantos éxitos y que pendemos que se fueron para no volver. – A los que volveremos

43. Fueron tan lentos los días, tan difícil la construcción. Tantas las horas de vida, de quedar sin respiración. – El Temblor

44. Ya olvidé mi paso de baile, me he inventado un nuevo lenguaje. Se ha marchado el viejo cobarde, juega en casa el nuevo salvaje. – Pánico práctico

45. Recuérdame por qué no debo pensar en respirar más fuerte, más hondo, más limpio, más aire fresco. Y abandonar este agujero que se llenó de los desechos que te sobraron y que ahora dices que son nuestros. – Epílogo I: La Duda Razonable

46. Será más divertido si se adueña de todo, y no nos deja respirar. Se ríe de nosotros y crece. – Tóxica

47. Espejo, bostezo. Mens sana in corpore viejo. – Bill Murray

48. Formas de saber, que tu ausencia duele todavía. Formas de volver a sentir nuevas las despedidas. – La piedra invisible

49. Deja de mirarme como si fueras distinta a las demás. – Jenna Fischer

50. Y ahí afuera buscaremos al malo, y los buenos nos tendrán que creer. Salga despacio con los brazos en alto, ponga las manos donde yo las pueda ver. – El Pozo

51. Los instintos salvajes, que se pelean contra cada intento de ser mejores, buscan como locos la manera de poder terminar con el hambre que se ha vuelto a despertar implacable. – Hambre

52. Adiós al pánico práctico de habernos encontrado. Adiós al vértigo de vernos coincidiendo en el espacio. – Pánico práctico

53. Si no tengo opción, escucharé los mismos ritmos una y otra vez hasta que salten por los aires mis oídos. – Asuntos delicados

54. Yo sólo quiero pausa, tú rebobinar. Yo sólo busco un ritmo lento, tú velocidad. Yo sólo pido una dulce mentira, tú toda la verdad. – Pausa

55. Tanto domingo nos dejó en aire y hueso. Fueron llegando cada vez un poco más lejos. – Aire y hueso

56. Y cuéntame qué significa para ti esta forma de tirarte por el suelo, de mover los pies, de soportar un espectáculo al revés. – Arte Moderno

57. Usaré cada segundo que pase para poner a prueba nuestras capacidades personales. – Qué bien

58. Guárdate esa vez, ese qué dirán, ese tú sabrás. Piensa en lo que haces, cámbiala por quizás nadie tenga razón y no somos tú y yo ejemplo para nadie. – Temas amables

59. Ya ha comenzado la cuenta atrás, se acabará. No es que no me importe, es que simplemente sé que lo hará. – Despedida

60. Caeremos juntos, si es que caemos. Nos sobra impulso para lanzarnos más lejos. – En aire y hueso

Esperamos que hayas disfrutado descubriendo las mejores canciones y frases de Izal, pero ahora ha llegado el momento de dejarnos tu opinión en la sección de comentarios. ¿Conocías ya a la banda? ¿Cuáles han sido tus frases de Izal favoritas? ¿Conoces otras frases de Izal que quieras hacernos llegar? ¡Estamos abiertos a propuestas y deseando conocer tus impresiones! ¡Te esperamos! 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here