La Sirenita (1989) es una película de animación infantil de Walt Disney Pictures, basada en el cuento de Hans Christian Andersen. Este clásico de Disney fue estrenado en norteamérica el 17 de noviembre de 1989 y su estreno fue sumamente extenso, puesto que continuó proyectándose por 800 días hasta llegar a la pantalla grande de Japón, en 1991. En este nuevo artículo de Frases de la Vida hemos seleccionado las mejores frases de La Sirenita, para celebrar y recordar esta bella película tan aclamada por el público infantil.

Su personaje principal, la princesa Ariel, tiene 16 años y es una de las hijas del rey Tritón, gobernante de las profundidades de los mares y océanos. Ella es una joven curiosa que desea conocer más acerca del mundo de los humanos y su fascinación se nutre con el descubrimiento del guapísimo príncipe Eric. La Sirenita cantarina, junto con sus amigos Flounder y Sebastián, se verán envueltos en aventuras tortuosas luego de que Úrsula, bruja de los mares y hermana desterrada del rey Tritón, hace un acuerdo con Ariel: ella podrá convertirse en una joven humana durante tres días a cambio de su preciada voz de sirena.

El problema principal radica en el hecho de que sólo conseguirá recuperar su voz si consigue – en el corto plazo de tiempo sobre la tierra que le ha sido otorgado – el beso de amor verdadero del príncipe Eric. La tarea no es sencilla, pero Ariel está dispuesta a seguir los impulsos y deseos incontrolables que la llevan al mundo humano sin pensarlo dos veces. Su curiosidad mueve los hilos de la historia desde el inicio: antes de conocer al príncipe Eric, la princesa del mar coleccionaba objetos humanos con admiración y se dedicaba a observarlos con paciencia y a imaginar sus posibles usos. ¡El contacto con lo desconocido siempre nos ha regalado grandes historias!

Sin más dilación, acompáñanos a descubrir las mejores frases de La Sirenita. ¡Comencemos!

Las mejores frases de La Sirenita

1. Los peces son muy felices, aquí tienen libertad. Los peces allí están tristes, sus casas son de cristal. La vida de nuestros peces muy larga no suele ser; si al dueño se le apetece, a mí me van a comer. – Sebastián

2. Antes de que el sol se ponga en el tercer día, tienes que conseguir que el querido príncipe se enamore de ti. Es decir, tiene que besarte. No cualquier beso, el beso del amor verdadero. – Úrsula

3. Aquí abajo está tu hogar. Ariel, escúchame, ese mundo está muy mal. La vida bajo el mar es mucho mejor que el mundo allá arriba. Bajo el mar vives contenta, siendo sirena eres feliz. – Sebastián

4. Quiero que sepas que bien estarás. Quisiera poder quedarme a tu lado, me gustaría tanto verte feliz y disfrutar bajo el sol, tu compañía sin condición. Yo volveré, ya lo verás, por ti vendré. No sé qué hacer, cuándo será, pero yo debo aquí regresar. Siento que sí, puedo formar parte de él. – Ariel

5. Está prohibido todo contacto entre el reino de las sirenas y el humano. Ya lo sabes Ariel. – Tritón

6. Los hombres no te buscan si les hablas, no creo que los quieras aburrir. Allá arriba es preferido que las damas no conversen, a no ser que no te quieras divertir. Veras que no logras nada conversando, a menos que los quieras ahuyentar. Admirada tú serás si callada siempre estás. Sujeta bien tu lengua y triunfarás. ¡Ariel, pobre alma en desgracia! – Úrsula

7. Si tan sólo pudiera hacerle ver que no veo las cosas como él lo hace… No es posible que un mundo que hace tantas maravillas sea tan malo. – Ariel

8. Adolescentes, se creen que lo saben todo. Les das las tenazas y se aprovechan de ti. – Sebastián

9. Sólo nadar no es original, por qué no tener un par de piernas y salir a pasear… ¿cómo dicen?… a pie. Y poder ir a descubrir qué siento al estar ante el sol… Quiero saber más, mucho más. – Ariel

10. ¿Qué debo dar para vivir fuera del agua? ¿Qué hay que pagar para un día completo estar? Pienso que allá lo entenderan, puesto que no prohiben nada, ¿por qué habrían de impedirme ir a jugar? A estudiar qué hay por saber, con mis preguntas y sus respuestas, ¿qué es fuego? ¿Qué es quemar? Lo podré ver. – Ariel

11. No veo cómo un mundo que hace cosas tan maravillosas puede ser malo. – Ariel

12. Nunca antes había visto a un humano tan de cerca. – Ariel

13. La hija del rey Tritón será mía, y luego lo haré retorcerse. Lo haré retorcerse como un gusano en un gancho. – Úrsula

14. Tengo dieciséis años. Ya no soy una niña. – Ariel

15. ¿Cuánto pagaría por pasar un día caluroso en la arena? – Ariel

16. ¿Alguna vez has visto algo tan maravilloso en toda tu vida? Mira y verás, algún día seré parte de tu mundo. – La princesa Ariel

17. ¡Son peligrosos! ¡¿Crees que quiero ver a mi hija menor atrapada por el gancho de un come-peces? – El Rey Tritón

18. El mundo humano, es un desastre. ¿Qué es lo que tienen? ¿Mucha arena? ¡Tenemos una banda de crustáceos calientes! – Sebastián

19.  Tengo muchísimos whoozits y whatzis. ¿Quieres chucherías? Tengo veinte. ¿Pero a quién le importa? No es gran cosa. Quiero más. – Ariel

20. Si me convierto en humano, nunca más estaré con mi padre o hermanas. – Ariel

21. Ahora, este es el trato. Te haré una poción que te convertirá en un humano durante tres días. ¿Entendido? Tres días. – Úrsula

22. No tenemos problemas… la vida son las burbujas bajo el mar. – Sebastián

23. Sabes, me siento muy mal por no saber tu nombre. Tal vez pueda adivinarlo. ¿Es Mildred? – El Príncipe Eric

24. Adolescentes». Creen que lo saben todo. Si les das una pulgada, nadan sobre ti. – Sebastián

25. ¿Ves? Un pequeño giro aquí y un tirón allá y voila. Tienes una configuración de pelo estéticamente agradable que a los humanos vuelve locos. – Grimsby

26. Este tiene que ser, sin duda, el día más humillante de mi vida. – Sebastián

27. ¿No es esto genial? El aire salado del mar, el viento que sopla en tu cara. ¡Un día perfecto para estar en el mar! – El Príncipe Eric

28. ¡Si no le besas al atardecer, eres mía! – Úrsula

29. Alguien tiene que clavar las aletas de esa chica en el suelo. – Sebastián

30. Voy a encontrar a esa chica y me voy a casar con ella. – El Príncipe Eric

31. ¿Es verdad que rescataste a un humano de un ahogamiento? – El Rey Tritón

32. La vida está llena de decisiones difíciles, ¿no es así? – Úrsula

33. No estoy seguro de que debamos estar aquí, Ariel. – Flounder

34. Ariel, estás bajo mucha presión aquí abajo. Ven conmigo, te llevaré a casa y te daré algo caliente para beber. – Sebastián

35. ¡Pero no fue su culpa! Ah bueno primero, ahh, este tiburón nos persiguió sí sí! Y lo intentamos pero no pudimos y luego grr y y nosotros whoa! Ah, y luego estábamos a salvo. Pero entonces vino esta gaviota, y fue esto es esto, y eso es eso, y…» «Bien. Sí, ve tú. Me quedaré y… ¿qué? ¿Tiburones? ¡Ariel! – Flounder

36. La vida bajo el mar es mejor que cualquier cosa que puedan tener allá arriba. – Sebastián

37. Tienes que mover los ojos, así. Tienes que fruncir los labios así… – Sebastián

38. Si quieres que se haga algo, tienes que hacerlo tú mismo. – Sebastián

39. Entra. Pasa, mi niña. No debemos acechar en las puertas… es de mala educación. Alguien podría cuestionar tu educación. – Úrsula

40. ¿Nos conocemos? Lo siento si este cabeza de chorlito te asustó. – El Príncipe Eric

41. Aquí abajo todos los peces son felices. Como en las olas que ruedan. Los peces de la tierra no son felices. Están tristes porque están en la pecera. – Sebastián

42. Ariel se ha convertido en una humana. Tendrá que hacer que el príncipe se enamore de ella, y él tendrá que besarla. – Flounder

43. Vamos, pobre alma desafortunada. ¡Adelante! ¡Haz tu elección! Soy una mujer muy ocupada y no tengo todo el día. No costará mucho. ¡Sólo tu voz! – Úrsula

44. Bueno, ¿qué dices? ¿Te gustaría acompañarme en un tour por mi reino mañana? – El Príncipe Eric

45. ¡Ahora soy la gobernante de todo el océano! ¡Las olas obedecen todos mis caprichos! – Úrsula

46. Así que ayúdame, Ariel, voy a llegar a ti. Y si esta es la única manera, ¡que así sea! – El Rey Tritón

47. Ariel, ¿cuántas veces tenemos que pasar por esto? Podrías haber sido vista por uno de esos bárbaros. Por… por uno de esos… ¡humanos! – El Rey Tritón

48. Ahora el Snarfblatt se remonta a tiempos prehistóricos cuando los humanos solían sentarse y mirarse fijamente todo el día. Se volvió muy aburrido. Así que inventaron este snarfblatt para hacer buena música. – Scuttle

49. Es un salto en picado. Los humanos usan estos pequeños bebés para alisarse el pelo. – Scuttle

50. No se puede conseguir algo por nada, ya sabes. – Úrsula

51. Eric, si me permites decirlo, mucho mejor que cualquier chica de ensueño es una de carne y hueso. Una cálida y cariñosa, y justo ante tus ojos. – Grimsby

52. Grim, la perdí una vez. No voy a perderla de nuevo! – El Príncipe Eric

53. Ariel, por favor! ¿Podrías sacar tu cabeza de las nubes y volver al agua a donde perteneces? – Sebastián

54. No sé cuándo, no sé cómo, pero sé que algo está empezando ahora mismo. – Ariel

55. Los niños tienen que ser libres para llevar sus propias vidas. – Sebastián

56. ¿Has perdido completamente los sentidos? ¡Él es un humano, tú eres una sirena! – El Rey Tritón

57. Créeme, Grim, cuando encuentre a la chica adecuada, lo sabré. Sin duda, me golpeará. Como un rayo. – El Príncipe Eric

58. ¿Y bien? Supongo que tengo un problema… cuánto la voy a extrañar! – El Rey Tritón

59. Tú eres la única, la que he estado buscando. – El Príncipe Eric

60. Una chica, me rescató. Ella estaba cantando… Tenía la voz más hermosa. – El Príncipe Eric

Esperamos que nuestra selección de frases de La Sirenita te haya traído gratos recuerdos. ¿Cuáles son tus escenas y frases favoritas? ¿Qué opinas acerca del argumento y el estilo de la animación? ¿Conoces otras frases de La Sirenita para recomendarnos? Nos encantaría que nos compartieras tus opiniones y sugerencias en la sección de comentarios. Antes de despedirnos, no olvides visitar el artículo de nuestros amigos de Supercurioso: El gran error de La Sirenita, para seguir descubriendo las singularidades de este increíble clásico de Disney. ¡Hasta pronto!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here