Vota el artículo

Henri Émile Benoît Matisse (1869-1954) fue un reconocido pintor francés que destaca por sus numerosas influencias de las diferentes vertientes de su época, pero siempre aplicándole una utilización particular de los colores. Esta apreciación del color como elemento central queda patente en varias frases de Matisse, y gracias a su extensísima obra ha pasado a ser considerado, quizá junto a Pablo Picasso, como uno de los más destacados pintores del siglo XX. Otra característica de este artista es haber adaptado conceptos de cada tendencia artística con la que se encontraba.

Una curiosidad que nos dejan las frases de Matisse es que éste no empezó a pintar hasta los 20 años, “gracias”,  a una convalecencia de apendicitis. Tres años más tarde ya había accedido a la Academia de Bellas Artes de París y poco después ya experimentaba sobre el divisionismo en la pintura. A principios del siglo XX lideró el grupo conocido como Fauvismo, que si bien no tuvo gran éxito, le permitió aplicar toda su percepción sobre el color en sus lienzos, llegando a ser una de las grandes figuras del arte moderno e influenciando a coetáneos y artistas venideros.

90 Frases de Matisse, la provocación de los colores

1. Quien decide vender su alma a la pintura haría mejor empezando por morderse la lengua.

2. El pintor principiante cree que pinta de memoria. El artista que ha acabado su evolución cree también que pinta de memoria. Sólo este último tiene razón, porque su preparación y su disciplina le permiten recibir impulsos que es capaz de disimular, al menos en parte.

3. Sin pasión no hay arte.

4. Un artista nunca debe ser un prisionero. Prisionero? Un artista nunca debe ser un prisionero de sí mismo, prisionero de estilo, prisionero de la reputación, prisionero de éxito, etc.

5. ¿No sería mejor tener que dejar espacio para el misterio?

6. Con los colores se pueden conseguir efectos encantadores, basta que se junten o se alejen…

7. Soy ciertamente un romántico, pero con un buen medio científico y racionalista. Así, de este conflicto a veces me salgo victorioso, pero agotado.

8. Manet fue el primero que obró por reflejos y simplificó así el oficio de pintor… no expresando sino lo que le impresionaba a sus sentidos inmediatamente.

9. No hay nada más difícil para un pintor en verdad creativo que pintar una rosa, porque antes de lo que él pueda hacer, primero tiene que olvidar todas las rosas que nunca fueron pintadas.

10. Tenemos que ver toda la vida como si fuéramos niños.

11. En el arte moderno, es sin duda a Cézanne, a quien mayor parte le debo.

12. Un joven pintor que no puede liberarse de la influencia de las generaciones pasadas está cavando su propia tumba.

13. Cézanne, como ves, es una especie de Dios de la pintura.

14. No he sido más que un medio, por así decirlo.

15. Desde el momento en que sostuve la caja de colores en mis manos, supe que era mi vida. Me tiré en ella como una bestia que se precipita hacia lo que ama.

16. El artista es un explorador. Se debe comenzar por el auto-descubrimiento y la observación de sus propios procedimientos.

17. No esperes por la inspiración. Esta llega mientras trabajas.

18. No sé si creo en Dios o no. Creo que, en realidad, yo soy una especie de budista. Pero lo esencial es ponerse en un estado de ánimo que es cercano al de la oración.

19. Buscar la forma más enérgica de color posible, el contenido carece de importancia.

20. Yo no creo ninguna mujer, sino que hago un cuadro.

21. El artista sólo ve verdades antiguas con una nueva luz, porque no hay nuevas verdades.

22. Para mirar algo como si nosotros nunca lo hubiéramos visto antes requiere un gran coraje.

23. Nada se puede lograr sin el amor.

24. La exactitud no es verdad.

25. He decidido guardarme los tormentos e inquietudes para no expresar más que la belleza del mundo y la alegría de pintar.

26. Siempre hay flores para el que desea verlas.

27. Una obra de arte debe llevar dentro de sí su significado completo en sí misma e imponer esto sobre el espectador antes de que él reconozca la materia.

28. Yo deseo placer. Yo no soy un revolucionario por principio. Fui educado de una manera completamente diferente.

29. El impresionismo es el diario del alma.

30. La creatividad necesita valor.

31. El jazz es ritmo y significado.

32. El que ama, vuela, funciona y se regocija; está libre y nada lo detiene. 

33. Estudia, aprende, pero guarda un poco de ingenuidad. Tiene que estar dentro de ti, como el deseo de beber del borracho o el amor en el amante.

34. Dibujar es como hacer un gesto expresivo con la ventaja de la permanencia.

35. El trabajo cura todo.

36. Es agradable ver cómo un buen poeta transporta la imaginación de otro artista, permitiéndole crear su propio equivalente de la poesía. 

37. El artista plástico, para sacar el mejor partido de su obra, debe evitar adherir de manera demasiado servil al texto. 

38. Poco a poco he descubierto el secreto de mi arte. 

39. Cuando pongo verde, no es yerba; cuando pongo azul, no es el cielo.

40. Una obra de arte debe ser armoniosa en su totalidad: cualquier detalle superfluo se debe sustituir por otro esencial.

41. Cuando un artista no sabe preparar su período de florescencia con un trabajo que no presente sino un lejano parecido con el resultado final, su futuro es problemático.

42. Cuando un artista recién llegado no siente la necesidad de volver a la tierra de vez en cuando, empieza a andar en círculo y a repetirse, hasta que su curiosidad queda extinguida a fuerza de repetición.

43. Me gustaría recuperar esa frescura de visión que es característica de la extrema juventud, cuando todo el mundo es nuevo para ella.

44. Cada día que amanece es un regalo para mí y lo tomo de esa manera. Lo acepto con gratitud, sin mirar más allá de ella. 

45. Yo soy incapaz de hacer alguna distinción entre el sentimiento que tengo de la vida y la manera en que yo traduzco esa sensación en la pintura.

46. Los medios más simples son los que mejor permiten a un artista expresarse.

47. Este trabajo lento y fastidioso es indispensable. Si los jardines no hubieran vuelto a su mejor momento, pronto no servirían para nada. Primero hemos de limpiar, y después cultivar, cada palmo de terreno en cada estación del año.

48. No pinto cosas, sólo la diferencia entre las cosas.

49. Mi secreto no es otro que la meditación sobre la naturaleza, en la expresión de un sueño que siempre está inspirado en la realidad.

50. No somos dueños de nuestra producción; la producción nos es impuesta.

51. Las flores Me proporcionan impresiones cromáticas que quedan indeleblemente marcadas en mi retina como un hierro al rojo vivo.

52. A mi madre le gustaba todo lo que hacía. Es a partir de su afecto por ella que siempre dibujé lo que la teoría no pudo ofrecerme por el acabado de la pintura.

53. Si el dibujo pertenece al espíritu y el color a los sentidos, es preciso dibujar antes, para cultivar el espíritu, y ser capaz después de llevar el color por caminos espirituales. Esto es lo que quisiera poder gritar, bien alto, cuando veo el trabajo de estos jóvenes, para los que la pintura no es ya una aventura, y cuyo único objetivo es una primera exposición individual, que les lance en el camino del éxito.

54. Mi primer elemento de construcción es el ritmo, el segundo: una gran superficie de azul sostenido, en alusión al cielo mediterráneo; y el verde, para los pinos. Estas figuras están trabajadas como meras siluetas, pero consigue dotarlas de cierta volumetría. Pintura con su carácter decorativo.

55. Hay una proporción del impulso de los tonos que me lleva a cambiar la forma de una figura o transformar mi composición. 

56. Sueño con un arte de equilibrio, de pureza y serenidad, carente de objeto perturbador o molesto … una influencia calmante, tranquilizante en la mente, algo así como un buen sillón que proporciona la relajación de la fatiga física.

57. Tenemos que vernos a nosotros mismos con la misma curiosidad y apertura con la que estudiamos un árbol, el cielo o un pensamiento, porque también nosotros estamos unidos a todo el universo.

58. Las flores son para mí las mejores lecciones de composición de los colores. 

59. El pintor ya no necesita preocuparse de detalles insignificantes, para ello está la fotografía que lo hace mejor y más rápido.

60. Cuando Matisse murió, me dejó en herencia sus odaliscas, y es mi idea de oriente, aunque yo no lo haya visitado nunca. – Pablo Picasso

61. Siempre he tratado de ocultar mis esfuerzos, deseando que mis obras tuvieran la ligereza y la alegría de la primavera, que no hace imaginar a nadie el trabajo que ha costado. Así, temo que los jóvenes, al no ver en mi trabajo sino la aparente facilidad y el descuido en el dibujo, lo utilicen como pretexto para dispensarse de algunos esfuerzos que creo necesarios.

62. Si contara mi historia personal asombraría a todo aquél que la leyera.

63. Conforme pasa el tiempo, me voy dando cuenta de lo mal que se me entendió y de lo injustamente que se me trató.

64. No se puede hacer cualquier cosa. Un artista dotado no puede hacer lo que fuere. Si no empleara más que sus dones no existiría. 

65. Mi elección de colores no se basa en una teoría científica, sino que se basa en la observación, en la sensibilidad, en la experiencia sentida.

66. Fue un prolongado martirio el de Renoir en los últimos tiempos: las articulaciones de sus dedos estaban hinchadas y tremendamente deformadas y, sin embargo, ahora estaba pintando sus mejores cuadros! Mientras su cuerpo se desgastaba, su alma parecía cobrar fuerza, y él expresaba sus ideas con una gran facilidad.

67. Las artes tienen un desarrollo que no viene sólo de un individuo, sino de toda una fuerza adquirida en la civilización que nos precede. 

68. Lo que busco, sobre todo, es la expresión.

69. El medio de expresión de un artista, debe sacar casi todo lo necesario de su temperamento.

70. La expresión para mí no reside en pasiones brillando en un rostro humano o se manifiestan por el movimiento violento. 

71. El cortar el color me recuerda a la talla directa del escultor.

72. Yo no esperaba recuperarme de mi segunda operación, pero desde que lo hice, creo que estoy viviendo un tiempo prestado. 

73. No distingo entre la construcción de un libro y una pintura y siempre procedo de lo simple a lo complejo.

74. Lo que más me interesa no es ni la naturaleza muerta, ni el paisaje: se trata de la figura humana.

75. Yo no pinto literalmente esa mesa, pero la emoción se produce en mí.

76. Supongamos que quiero pintar el cuerpo de una mujer: Voy a condensar el significado de este cuerpo, buscando sus líneas esenciales. 

77. Allí debe haber una armonía de colores vivos, una armonía análoga a él de una composición musical.

78. La composición es el arte de arreglar de forma decorativa los diversos elementos por orden del pintor para expresar sus sentimientos. 

79. En las líneas esenciales, el encanto será menos aparente a primera vista, pero con el tiempo debe surgir de la nueva imagen que tendrá un significado más amplio, más plenamente humano.

80. Hasta que he logrado esta proporción en todas las partes de una composición me esfuerzo y sigo trabajando. Entonces llega un momento en el que todas las partes han encontrado sus relaciones definitivas y a partir de entonces sería imposible para mí agregar algo sin tener que volver a pintar el cuadro por completo.

81. Para mí todo está en el concepto. Por lo tanto debo tener una visión clara del todo a partir del principio.

82. La importancia de un artista se debe medir por la cantidad de nuevas señales que ha introducido en el lenguaje del arte.

83. Me olvide por completo de mi sufrimiento físico y todo lo desagradable de mi condición actual y sólo pienso en el gozo de ver salir el sol una vez más y de ser capaz de trabajar un poco, incluso en condiciones difíciles.

84. En un cuadro cada parte será visible y desempeñará su función designada, ya sea principal o secundaria.

85. El artista plástico debe trabajar libremente, enriqueciendo su propia sensibilidad mediante el contacto con el poeta que va a ilustrar.

86. El arreglo entero de mi cuadro es expresivo; el lugar ocupado por mis figuras, el espacio vacío alrededor de ellos, las dimensiones, todo tiene su parte. 

87. Las ventanas siempre me han interesado porque son pasajes entre el exterior y el interior.

88. Todo lo que no es útil en la imagen es, se deduce, dañino.

89. Sólo después de varios años de preparación, el joven artista debiera atreverse a tocar el color, no como descripción sino como medio de expresión íntimo. Empleará entonces el color con discernimiento. Lo colocará de acuerdo con un dibujo natural, no formulario y enteramente oculto, que surgirá directamente de sus sentimientos; eso es lo que le permitió a Toulouse Lautrec exclamar, al final de su vida, “¡por fin!, ya no sé dibujar.

90. Creo que el estudio del dibujo es absolutamente esencial.

Hasta aquí nuestras frases de Matisse por hoy. Es curioso cómo mezcla su percepción de la pintura y el color con aspectos casi poéticos para plasmarlos en un lienzo. ¿Habías escuchado hablar antes del fauvismo? ¿Qué etapa pictórica de Matisse te parece la más destacable? ¿Y de entre sus obras en concreto? ¿Conoces más frases de Matisse que no salgan en nuestra lista y que creas que deberían aparecer? Si es así estaríamos encantados de que compartieses tus impresiones y esas nuevas frases con todos y nos enviases un comentario…o una pintura. 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here