130 Frases de Michel Foucault: el pensamiento moderno francés
5 con 16 votos

Michel Foucault nació en Francia en 1926 y fue un psicólogo, filósofo, historiador y profesor que profundizó a lo largo de todos sus trabajos en temas como las ciencias humanas, el poder, la sexualidad o la psiquiatría. También fue una personalidad comprometida con su época, pues tomó partido junto a los estudiantes en las protestas del mayo del 68 y años después formaría parte de la defensa de los derechos de los inmigrantes. Las ideas de Foucault han influido en diversos autores modernos dentro del campo de las humanidades, la ciencia social o la sexualidad. Para que podamos sumergirnos en el pensamiento de este filósofo, en Frases de la vida hemos recopilado las mejores frases de Michel Foucault.

En la década de los 60 el pensamiento de Foucault se asoció al estructuralismo, un enfoque psicológico que se basa en analizar un campo específico como un sistema complejo de partes relacionadas entre sí. Lo novedoso de esta corriente sería la eliminación de un concepto central que ordenaría toda la realidad, como sucedía en el pensamiento platónico. Varios de sus libros más importantes fueron “Historia de la sexualidad”, “El uso del placer” y “La preocupación de sí mismo”, en los cuales hace un estudio en profundidad de las relaciones sociales en occidente destacando la sexualidad, la moral y la ética del individuo.

Los principales referentes de Foucault fueron los alemanes Friedrich Nietzsche y Martin Heidegger, y sus estudios humanistas han servido para crear una estela que seguirían autores posteriores. Sin más demora, te dejamos con la selección de frases de Michel Foucault para que puedas adentrarte placenteramente en la base de su filosofía.

130 Frases de Michel Foucault: el pensamiento moderno francés

1. No soy un profeta, mi trabajo es construir ventanas donde antes sólo había pared.

2. El hombre y la vanidad mueven el mundo.

3. Estoy feliz con mi vida, pero no tanto conmigo mismo.

4. Es fascinante hasta qué punto a la gente le gusta juzgar.

5. El autor es quien da al inquietante lenguaje de la ficción sus unidades, sus nudos de coherencia, su inserción en lo real.

6. Las Luces, que han descubierto las libertades, inventaron también las disciplinas.

7. Cada individuo debe llevar su vida de tal forma que los demás puedan respetarla y admirarla.

8. Hay que ser un héroe para enfrentarse con la moralidad de la época.

9. El saber es el único espacio de libertad del ser.

10. Quizás hoy en día el objetivo no es descubrir lo que somos, sino rechazarlo.

11. La vieja potencia de la muerte, en la cual se simbolizaba el poder soberano, se halla ahora cuidadosamente recubierto por la administración de los cuerpos y la gestión calculadora de la vida.

12. El individuo es el producto del poder.

13. Todo es peligroso.

14. La locura no se puede encontrar en estado salvaje. La locura no existe sino en una sociedad, ella no existe por fuera de las formas de la sensibilidad que la aíslan y de las formas de repulsión que la excluyen o la capturan.

15. La homosexualidad apareció como una de las figuras de la sexualidad cuando fue rebajada de la práctica de la sodomía a una suerte de androginia interior, de hermafroditismo del alma. El sodomita era un relapso, el homosexual es ahora una especie.

16. El estructuralismo no es un método nuevo; es la conciencia despierta e inquieta del saber moderno.

17. Las cárceles, los hospitales y las escuelas presentan similitudes porque sirven para la intención primera de la civilización: la coacción.

18. Es feo ser digno de castigo, pero poco glorioso castigar.

19. El poder y el placer no se anulan; se persiguen y se reactivan.

20. Todo el pensamiento moderno es permeado por la idea de pensarlo.

21. El juego seguirá valiendo la pena mientras no sepamos cómo termina.

22. Donde hay poder hay resistencia.

23. El discurso no es simplemente aquello que traduce las luchas o los sistemas de dominación, sino aquello por lo que, y por medio de lo cual se lucha, aquel poder del que quiere uno adueñarse.

24. La libertad es la condición ontológica de la ética; pero la ética es la forma reflexiva que adopta la libertad.

25. En realidad, hay dos especies de utopías: las utopías proletarias socialistas que gozan de la propiedad de no realizarse nunca, y las utopías capitalistas que, desgraciadamente, tienden a realizarse con mucha frecuencia.

26. Una cosa es la disciplina y otra cosa es la soberanía. No es que la guerra sea la continuación de la política por otros medios, sino que la política es la guerra librada por otros medios.

27. El hombre es una invención cuya fecha reciente muestra con toda facilidad la arqueología de nuestro pensamiento.

28. El poder, en suma, se ejerce más que se posee.

29. Las riquezas son riquezas porque las estimamos, así como nuestras ideas son lo que son porque nos las representamos.

30. Del hombre al hombre verdadero, el camino pasa por el hombre loco.

31La mirada que ve es la mirada que domina.

32. El análisis de las relaciones de poder es un área compleja. A veces se encuentran situaciones y estados de dominación, que en lugar de ser móviles, permiten a los participantes adoptar estrategias que los modifiquen.

33. El ejercicio del poder crea y hace brotar nuevos objetos de conocimientos, permitiendo acumular nuevos cuerpos de información.

34. El poder todo el tiempo hace preguntas y nos pregunta, indaga y registra constantemente; institucionaliza la búsqueda de la verdad, profesionaliza y al final de cuentas, lo recompensa.

35. Es el discurso de la verdad el que decide en parte, puesto que transmite e impulsa los efectos que produce el poder.

36. No sancionan los mismos delitos, no castigan el mismo género de delincuentes. Pero definen bien, cada uno, un estilo penal determinado.

37. El poder se ejerce en red y, en ella, los individuos no sólo circulan, sino que están siempre en situación de sufrirlo y también de ejercerlo.

38. El individuo es un efecto del poder y, al mismo tiempo, en la medida misma en que lo es, es su relevo: el poder transita por el individuo que ha constituido.

39. La ejecución pública se percibe ahora como un foco en el que se reanima la violencia.

40. Hoy día, las guerras se libran en nombre de la existencia de todos; poblaciones enteras son movilizadas con el propósito de la matanza masiva en nombre del imperativo de vida: las matanzas se han convertido en vitales.

41. El sufrimiento físico, el dolor del cuerpo mismo, no son ya los elementos constitutivos de la pena. El castigo ha pasado de un arte de las sensaciones insoportables a una economía de los derechos suspendidos.

42. El aparato de la justicia punitiva debe morder ahora en esta realidad sin cuerpo.

43. El poder no cesa de cuestionar, de cuestionarnos; no cesa de investigar, de registrar; institucionaliza la búsqueda de la verdad, la profesionaliza, la recompensa.

44. La relación entre la escritura y la muerte se refleja en el desvanecimiento de las características individuales del sujeto que escribe.

45. No hay relación de poder sin la constitución correlativa de un campo de conocimiento, ni conocimiento alguno que no presuponga y constituya, al mismo tiempo, relaciones de poder.

46. La marca de un escritor se somete a nada más que la particularidad de su ausencia.

47. La vida con la humanidad ha terminado con una criatura dependiente que jamás se encuentra en el lugar adecuado. Una criatura viviente que al final de cuentas, se encuentra destinada a vagar y cometer errores sin fin.

48. Desde un punto de vista cristiano, la razón humana es una locura en comparación con la razón de Dios. Sin embargo, la razón divina aparece como una locura para la razón humana.

49. En la sociedad del siglo diecisiete, el cuerpo de los reyes era una metáfora en una realidad política. La presencia física del rey era indispensable para el funcionamiento de la monarquía.

50. Creo que una gran ilusión es el pensamiento social de un cuerpo constituido por la universalidad de las voluntades.

51. En cuanto al poder disciplinario, se ejerce haciéndose invisible; en cambio, a aquellos a quienes somete, les impone un principio de visibilidad obligatorio.

52. El dominio y la consciencia íntegra del propio cuerpo sólo se pueden adquirir a través del efecto y la transformación de poder en el cuerpo.

53. Hay fachadas del mal que tienen gran poder de contagio, una fuerza de escándalo tal, que cualquier publicidad las multiplica infinitamente.

54. El aislamiento ocultó sin ninguna razón, traicionó la vergüenza que despertó y explícitamente atrajo la atención hacia la locura.

55. La locura refleja un secreto de la animalidad, que no es más que su propia verdad y en la que de alguna manera, se reabsorben muchas finalidades.

56. La diferencia sólo empieza a existir en toda su intensidad el día en el que el miedo deja de utilizarse como método para detener un movimiento y se empieza a utilizar como un castigo.

57. El conjunto de la sociedad persigue a cada individuo a través de innumerables mecanismos de disciplina.

58. Más lento, pero aún más certero de la verdad que lo confronta, es el despertar que proviene de la sabiduría misma y de su insistente e imperativo progreso a través de los paisajes de la locura.

59. Hay más ideas en el planeta de lo que los académicos imaginan y, esas ideas son más activas, fuertes, resistentes y más apasionadas de lo que piensan los políticos.

60. La condición de la eventualidad de poder no debería buscarse en la existencia primaria de un punto central o en un espacio único de soberanía.

61. El poder se encuentra en todos los lugares, no significa que lo trague todo, sino que puede surgir de cualquier parte.

62. Mi punto no es que todo es malo, sino que todo tiene peligro, que no es exactamente lo mismo que malo.

63. No tiene sentido hablar en nombre de, o, en contra de “La razón, la verdad o el conocimiento”.

64. El poder es sólo aceptable a condición de que oculte una parte sustancial del mismo. 

65. En el mecanismo del poder ha existido una utilización estratégica de lo que era un inconveniente.

66. Hay poca información publicada sobre las cárceles, es una de las regiones ocultas de nuestro sistema social, una de las zonas más oscuras de nuestra vida.

67. Existen formas de opresión y dominación que se convierten en invisibles, una de ellas es la nueva normalidad.

68. El conocimiento no es parte de la naturaleza humana. El conflicto, el resultado del combate y en consecuencia, el azar, son los que dan lugar al conocimiento.

69. El comentario conjura el azar del discurso al tenerlo en cuenta: permite decir otra cosa aparte del texto mismo, pero con la condición de que sea ese mismo texto el que se diga, y en cierta forma, el que se realice.

70. Las personas pueden tolerar a dos homosexuales que ven salir juntos, pero al día siguiente que están sonriendo, tomados de las manos, abrazándose tiernamente el uno al otro, entonces no pueden ser perdonados.

71. La libertad de consciencia sobrelleva más peligros que la autoridad y el absolutismo.

72. La disciplina no debe identificarse con un aparato ni con una institución. Es un tipo de poder que permite comprimir un conjunto de instrumentos.

73. La verdad puede ser entendida como un sistema de procedimientos ordenados con la finalidad de producción, regulación, distribución y operación de declaraciones.

74. El éxito siempre es proporcional a la capacidad de disimular sus propios mecanismos.

75. El juego puede valer la pena siempre y cuando no sepamos cuál será el final.

76. Mi relación con las personas es como la de un actor. Cuando termine de hablar, sentiré una sensación de soledad total.

77. ¿Están las prisiones superpobladas o la población está sobreencarcelada?

78. Los vapores ácidos no contienen las mismas propiedades que la melancolía, mientras que los vapores que son alcohólicos, siempre están listos para estallar en llamas y sugerir frenesí.

79. Lo fascinante de las prisiones es que el poder no suele taparse ni enmascararse, sino que se revela como la tiranía seguida hasta en los detalles más pequeños.

80. La muerte dejó su antiguo cielo trágico y se convirtió en el núcleo lírico del hombre: su verdad invisible, su secreto visible.

81. El conocimiento no es para saber: el conocimiento es para recortar.

82. No hay división binaria que deba hacerse entre lo que uno dice y lo que uno no dice; debemos tratar de determinar las diferentes maneras de no decir las cosas.

83. Lo imaginario no se forma en oposición a la realidad como su negación o compensación; crece entre los signos, de libro en libro, en el intersticio de repeticiones y comentarios; nace y toma forma en el intervalo entre los libros. Ése es el fenómeno de la biblioteca.

84. Las escuelas tienen el mismo funcionamiento social que las prisiones y las instituciones psiquiátricas: definir, controlar y regular personas.

85. Somos más libres de lo que pensamos.

86. Busca lo que es bueno, fuerte y hermoso en tu sociedad, y desarróllate desde allí. Impúlsate hacia afuera. Siempre crea a partir de lo que ya tienes. Entonces, sabrás lo que tienes que hacer.

87. La homosexualidad, a la que el Renacimiento había dado libertad de expresión, en adelante entrará en el silencio, y pasará al lado de la prohibición, heredando viejas condenaciones de una sodomía en adelante desacralizada.

88. Lo que me sorprende es el hecho de que, en nuestra sociedad, el arte se ha convertido en algo que está relacionado únicamente con objetos, y no con los individuos o la vida.

89. La prisión crea delincuentes, pero los delincuentes a fin de cuentas son útiles en el dominio económico y en el dominio político. Los delincuentes sirven.

90. Estoy perdidamente enamorado de un recuerdo. Un eco de otro tiempo y otro lugar.

91. Un cuerpo con mala salud tiene como consecuencia el desvarío, el desaliento, el mal humor, la locura, hasta el punto de que los conocimientos adquiridos, acaban por ser lanzados del alma.

92. La visibilidad es una trampa.

93. ¿Qué deseo puede ser contrario a la naturaleza, siendo que le fue dado al hombre por la misma naturaleza?

94. El poder está en todas partes, porque viene de todas partes.

95. ¿Por qué deberían la lámpara o la casa ser un objeto de arte, pero no nuestran vida?

96. No creo que uno tenga que estar triste para ser militante, incluso aunque el mismo propósito que está combatiendo, sea abominable.

97. No preguntes quién soy y no me pidas que siga siendo el mismo: deja que nuestros burócratas y nuestra policía vean que nuestros papeles están en orden. Al menos nos evitamos su moralidad cuando escribimos.

98. Nuestra sociedad no es una sociedad de espectáculo, sino de vigilancia.

99. En civilizaciones sin barcos, los sueños se secan, el espionaje toma el lugar de la aventura y la policía toma el lugar de los piratas.

100. Lo peculiar de las sociedades modernas no es que entregaron el sexo a una existencia misteriosa, sino que se dedicaron a hablar de ello hasta el infinito, mientras que lo explotaban como si fuera un secreto.

101. Para que el Estado funcione como funciona, es necesario que haya, del hombre a la mujer o del adulto al niño, relaciones de dominación bien específicas que tienen relativa autonomía y su configuración propia.

102. Podría decirse que todo el conocimiento está ligado a las formas esenciales de la crueldad.

103. La naturaleza, manteniendo sólo los inútiles secretos, había colocado dentro del alcance y a la vista de los seres humanos, las cosas que eran necesarias conocer.

104. No siento que sea necesario saber exactamente lo que soy. El principal interés en la vida y el trabajo es convertirse en alguien diferente al que eras al principio.

105. Globalmente, se puede tener la sensación de que casi no se habla de sexo. Pero basta una mirada a los dispositivos arquitectónicos, a los reglamentos disciplinarios y a toda la organización interior: el sexo está siempre presente.

106. El alma es el efecto e instrumento de una anatomía política.

107. La sociedad moderna es perversa, no en despecho de su puritanismo o como reacción provocada por su hipocresía; es en realidad y directamente, perversa.

108. El conocimiento no se rige por una teoría del conocimiento, sino por una teoría de la práctica discursiva.

109. La delincuencia, con los agentes ocultos que procura, así como con el rastrillado generalizado que autoriza, constituye un medio de vigilancia perpetua sobre la población: un aparato que permite controlar, mediante los propios delincuentes, todo el campo social.

110. No hay uno, sino muchos silencios, y son una parte integral de las estrategias que subyacen e impregnan los discursos.

111. Las guerras ya no se libran en nombre de un soberano que debe ser defendido. 

112. En la escritura, el punto no es para manifestar o exaltar el acto de escribir, ni tampoco es un fijador dentro del lenguaje; más bien se trata de crear un espacio en el cual el escritor desaparece constantemente.

113. Uno hace la guerra para ganar, no porque sea justa.

114. El panóptico es una máquina de disociar la idea de ‘ver /ser visto’: en el anillo periférico, se es totalmente visto, sin ver jamás; en la torre central, se ve todo, sin ser jamás visto.

115. La locura, en su salvaje e indomable palabra, proclama su propio significado; en sus quimeras, pronuncia su verdad secreta.

116. Porque la persona culpable es sólo uno de los objetivos de la pena. El castigo está dirigido sobre todo a los demás, a todos los potencialmente culpables.

117. La justicia siempre debe cuestionarse a sí misma, al igual que la sociedad sólo puede existir por medio del trabajo que realiza sobre sí misma y sobre sus instituciones.

118. La “Iluminación”, que descubrió las libertades, también inventó las disciplinas.

119. La política no es lo que pretende ser: la expresión de una voluntad colectiva. La política respira bien sólo cuando esta voluntad es múltiple, vacilante, confusa y oscura incluso para sí misma.

120. El alma es la prisión del cuerpo.

121. Cuando el hombre despliega el carácter arbitrario de su locura, se enfrenta a la oscura necesidad del mundo; el animal que persigue sus pesadillas y sus noches de privación es su propia naturaleza, que expondrá desnuda, la implacable verdad de su infierno.

122. Trabajar es ponernos a pensar algo distinto de lo que uno ha pensado antes.

123. ¿Es sorprendente que las prisiones se asemejen a fábricas, escuelas, cuarteles, hospitales, las cuales se asemejan a las prisiones?

124. El lenguaje de la psiquiatría es un monólogo de la razón sobre la locura.

125. No hay gloria en la sanción.

126. El lirismo de la marginalidad puede encontrar inspiración en la imagen del forajido, el gran nómada social.

127. No me pregunten quién soy, ni me pidan que siga siendo el mismo. Más de una persona, indudablemente como yo, escribe con el fin de no tener rostro.

128. A partir de la idea de que el yo no nos es dado, creo que sólo hay una consecuencia práctica: tenemos que crearnos a nosotros mismos como una obra de arte.

129. En cualquier caso, una cosa es cierta: el hombre no es ni el más antiguo ni el más constante de los problemas que se ha planteado para el conocimiento humano.

130. La prisión es el único lugar en el que el poder puede manifestarse de forma desnuda, en sus dimensiones más excesivas, y justificarse como poder moral.

¿Qué te ha parecido esta recopilación de frases de Michel Foucault? ¿Crees que su pensamiento sobre la sociedad ha influido en el pensamiento moderno? ¿Cuál de sus frases te parece más interesante? Esperamos que nuestra selección de frases te haya gustado y que nos dejes tu opinión en los comentarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here