60 Frases de Vetusta Morla: canciones tan profundas como ambigüas
4.9 con 95 voto[s]

Las frases de Vetusta Morla son una perfecta muestra de la profundidad, la ambigüedad y la intensidad que caracterizan a las composiciones de esta banda española originaria de Madrid. Nacida en 1998 y bautizada con el nombre del personaje de La historia interminable de Michael Ende, no sería hasta 2008 que la banda editaría su primer álbum de estudio, Un día en el mundo, que gozó de una gran aceptación por parte de crítica y público.

Desde entonces, gracias a su fidelidad a un estilo indie rock propio, disco tras disco han logrado mantenerse como uno de los referentes musicales de la actualidad. Si todavía no conoces sus canciones y sus letras, muchas de ellas con influencias literarias e históricas, te animamos a que le eches un vistazo a la selección de frases de Vetusta Morla que siguen a continuación. Seguro que descubres algunos temas que te encantan. 🙂

60 Frases de Vetusta Morla para descubrir la profundidad y ambigüedad de sus letras

1. Tal vez lo que te hace grande no sea difícil de ver. Tal vez cada guiño esconda la llave que intentas tener. – Lo que te hace grande

2. El futuro se vistió con el traje nuevo del emperador. Quien iba a decir que sin carbón no hay reyes magos. – Los días raros

Frases-de-Vetusta-Morla-1

3. Ahora vete con cuidado. Las ganas de volver te irán acompañando. La próxima vez ya dura demasiado. Yo guardo la fe, tú encuentra el milagro. – ¡Alto!

4. La misma sed, la misma pared, el mismo folio en blanco. Polvo en flor, el guiño del cursor, las cartas de amor del banco. – La grieta

5. Trajeron ropas para impresionar, trapos y pieles en forma de abrigo. Pero, ¿quién quiere taparse si aún no conoce el frío? – Fuego

6. Un desorden milimétrico me acerca hasta el lugar, lleva a cabo mi propósito de ser cuchillo y presa a la par. – Cuarteles de invierno

7. Tómalo, tómalo. El legado es dramático. Tengo lleno el salón de arrecifes de barro, vendedores de shock para inviernos sabáticos. – El hombre del saco

8. La luz del día es una línea hostil, entra en las pensiones y pregunta por ti. Te llevaste la solución y me quedé el interrogante. – Fiesta mayor

9. Pasan por aquí, quieren olvidar su condición de marionetas, un artista más en el Festival de la Paciencia. – Salas de espera

Frases-de-Vetusta-Morla-2

10. Hablemos para no oírnos, bebamos para no vernos. Hablando pasan los días que nos quedan para irnos. Yo al bucle de tu olvido, tú al redil de mis instintos. – Maldita dulzura

11. Cada error en cada intersección, no es un paso atrás, es un paso más. – Mapas

Frases-de-Vetusta-Morla-3

12. Beber un elixir, rodar sin más, llegar hasta el final. Ponerme un antifaz para olvidar. – Mi suerte

13. Si necesitas esta guerra para estar en paz, podrás hacer de mí tu campo de batalla. – Guerra civil

14. Y en mitad del relámpago llegó el mal de altura, fuimos sed en el aire pero boca en la tierra. – Boca en la tierra

15. Tengo la fe, tengo la intuición. Tengo el viejo trono de un rey, y ahora sólo soy un bufón. – Autocrítica

16. No arrastro nada esta vez, traigo el carrete velado. Es pronto para la amnesia y tarde para irnos intactos. – Consejo de sabios

17. Todo el mundo necesita un sí, tres minutos de complicidad. Una receta que alivie su dolor con cuentos de verdad. – La vieja escuela

18. Un instante mientras los turistas se van. Un tren de madrugada consiguió trazar la frontera entre siempre y jamás. – Copenhague

19. Pensad que ya no estoy, que el eco no es mi voz. Mejor aplaudo y vámonos, que termine esta función. – Valiente

20. Ya es hora de intercambiar paisajes por palabras, ya es hora de replegar las alas rumbo a casa. – Canción de vuelta

21. Búscame, sin miedo. Búscame, tu escudo humano. Tu excusa para soñar. – Escudo humano

22. La marea me dejó arenas de plata, que pondré en el reloj del tiempo que no pasa. – La marea

Frases-de-Vetusta-Morla-4

23. Cambiaron paz por deudas, ataron nudos, cuerdas, y la patrulla nos detuvo por mirar. – Golpe maestro

24. Parece tan oportuno escapar, parece tan imposible irse sin más. – La grieta

25. No eras tú, fue tu forma de hacerme caer, fue tu nombre cantado al revés el conjuro que me hizo jurar, que eras tú, pero había alguien más. – Pirómanos

26. Y en el vaivén de planes sin marcar, cae sobre ti la bomba universal. No hay colisión, ni ley, ni gravedad que te pueda hacer caer aunque tiren a dar. – Lo que te hace grande

27. Duermo por las tardes, por las noches me invento su voz. En las sombras me veo al revés, en los libros me encuentro mejor. – Pequeño desastre animal

28. Dejarse llevar suena demasiado bien. Jugar al azar, nunca saber dónde puedes terminar, o empezar. – Copenhague

29. Qué vamos a hacer para descifrar el mensaje en morse oculto en sus casas. Qué vamos a hacer para no cargar con las mismas cruces y caer en sus trampas. Nuestras propias trampas. – Cenas ajenas

30. Todos necesitamos luz en la penumbra y un villano honrado en quien creer. – Deséame suerte

Frases-de-Vetusta-Morla-5

31. Toca afinar, definir el trazo. Sintonizar, reagrupar pedazos. A mi colección de medallas y de arañazos. – Los días raros

32. Seremos naves, en plena colisión, caeremos lento, que inercia tan feroz. – Punto sin retorno

33. Tú has tardado en contemplar la luna sin angustia helada en la espalda, por no poder jugar con su otra cara. – Baldosas amarillas

34. Si te hace falta un buen pretexto para disparar puedo coserte un ramillete de amenazas. Un amasijo de rencores por saldar. La trama de tu venganza. – Guerra civil

35. He tenido tiempo de desdoblarme y ver mi rostro en otras vidas. Ya tiré la piedra al centro del estanque. – La deriva

36. La música, la música, la música a otra parte. Tengo la sensación de hacer claqué sobre tu alambre. – Fiesta mayor

37. Haz que este baile merezca la pena, yo haré lo propio con esta canción. Y si al final no hay más que comedia, deja que el río nos lleve a los demás. – 23 de junio

38. En las salas de espera, de entrevistas e infartos, de estaciones ausentes, nadie es de ningún lado. – Salas de espera

39. Fue tan largo el duelo que al final casi lo confundo con mi hogar. – Cuarteles de invierno

Frases-de-Vetusta-Morla-6

40. Fue tan cruel la numerología, se ríe al vernos marchar a trabajar. Todo encaja en el guión de las noticias. Todo menos los planes de escapar. – El discurso del rey

41. Cada recuerdo será un desertor, quizás un error. Cada pared, un vals, una sonata fantasma. – Una sonata fantasma

42. Nos alzaron en brazos, descubrimos planetas, nos creímos tan fuertes como héroes de guerra. – Boca en la tierra

43. Si callo y otorgo, si dejo el silencio entrar, envío postales sin sellar.  – Mapas

Frases-de-Vetusta-Morla-7

44. De la oración del violín principal al aullido del viento, del contrapunto al redoble crucial, todo nade en el pecho. – Mismo sitio, distinto lugar

45. La burbuja en que crecí nos vendió comodidad y un nudo entre las manos. – Al respirar

Frases-de-Vetusta-Morla-8

46. Voy a hacer en tu honor inventarios de pánico. Voy a hacer en tu honor un safari botánico y poner a secar tus semillas de plástico. – El hombre del saco

47. Robaron las linternas, la lumbre en las cavernas. No nos dejaron mapas de la oscuridad. Vendieron humo y calma, lingotes de hojalata, palacios de ceniza y cartas sin marcar. – Golpe maestro

48. Este mundo pide a gritos un castigo, un insulto, una grieta, un vendaval, un shock profundo. Pide a gritos un final. – La grieta

49. Quiero que aguantes mi mano. Dime si el pulso es constante o es un murmullo lejano. – Consejo de sabios

50. Corrí hasta tres para escapar, busqué la estela hasta un altar. Vi discutir al ying y al yang, apuñalarse por detrás. – La mosca en tu pared

51. Te he dejado en el sillón las pinturas y una historia en blanco. No hay principio ni final, sólo lo que quieras ir contando. – Al respirar

52. Los días están contados, no hay más que temer. Tan sólo seremos libres cuando no haya más que perder. – Saharabbey Road

53. Tal vez si aguantamos despiertos otra vez haré de la cuesta de enero nuestra rampa de lanzamiento. – El discurso del rey

54. Como un proyeccionista de cine, lanzando al aire la luz que nos engaña al pasar. – Baldosas amarillas

55. Aprendimos a mirar con la duda entre los dedos y a tientas descubrimos que al final las palabras que no existen nos pueden salvar. – Rey Sol

56. He viajado a lomos de la alarma de un volcán, esclavo de su urgencia y su velocidad. – Canción de vuelta

57. La marea me dejó aromas de un barco, algas tejidas en forma de desengaoñ– La marea

Frases-de-Vetusta-Morla-9

58. Puede incidir, puedo escapar, puedo partirme y negociar la otra mitad. – Sálvese quien pueda

59. Cuadrar el círculo de esta obsesión, asumir que rendirse no es una opción. – La cuadratura del círculo

60. A veces no soy yo, busco un disfraz mejor. Bailando hasta el apagón. – Valiente

Frases-de-Vetusta-Morla-10

Esperamos que hayas disfrutado de estas frases de Vetusta Morla y que tehayan descubierto nuevas canciones para añadir a tu lista de reproducción. Cuéntanos en la sección de comentarios si ha sido así, qué frases de Vetusta Morla te han gustado más y, ya sabes, si eres un fan acérrimo del grupo y conoces otras frases de Vetusta Morla que te gustaría formaran parte de nuestra selección, ¡estamos abiertos a propuestas! 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here