Para sentir, para sentir realmente, para explotar, ser uno en el mundo, o para ser otros, en los pies de otros, en los zapatos de otros, pero, sobre todo, en el sentir de otro que se parece al de uno, en el que uno se encuentra y se pierde, para deslumbrarse, para eso la poesía es, existe, en los albores del mundo, desde siempre y hasta ahora, para encontrarnos. Leer poesía es más que un placer: es toparse con un espejo gigante que refleja la parte que desconocemos de nosotros mismos, un trozo de historia, una oda a algún olvido, los adagios de todos los saberes del mundo, el mismísimo epitafio del arte. Y entre los poetas, la poesía mexicana, el ser, el alma de esta tierra compleja, de luchas. Al final, es de su tierra de donde devienen todos los poetas, de ese polvo están hechos, y de ese mismo polvo te traemos este artículo sobre 5 poetas mexicanos que deberías leer en algún punto de tu vida.

5 Poetas Mexicanos que merece la pena leer

Cada tierra con su cultura, sus formas de ver el mundo, de saborearlo, de narrarlo y de recitarlo; cada tierra con su prosa y su verso, y el verso mexicano, específicamente, encabezado por el gran Octavio Paz, precedido de tantos. El verso mexicano fue, por ejemplo, el tema central de Los Detectives Salvajes, la novela de Roberto Bolaños, pero es, por sobre todo, una manera de entender el continente perdido encontrado, esas tierras bravías que por tanta sequía han pasado. No le hacen falta más preambulos a estos poetas, ni más palabra agregarían mayor razón a lo que es cierto de antemano, vamos con los poetas mexicanos.

1. Octavio Paz

Entre lo que veo y digo,
Entre lo que digo y callo,
Entre lo que callo y sueño,
Entre lo que sueño y olvido
La poesía.
Se desliza entre el sí y el no:
dice
lo que callo,
calla
lo que digo,
sueña
lo que olvido.

Si un nombre retumba, dentro de la poesía mexicana, es el de Octavio Paz. No por nada fue galardonado con el Premio Nobel de literatura en 1990. Sus versos, de fama mundial, se pasean con gracia entre lo complejo y lo simple, llevándonos de la mano, como a un niño, por entre la historia de la poesía, que es la misma historia de los hombres, de cada hombre. Es por ello que es uno de los poetas mexicanos más recordados, pues su destacado recorrido político y literario lo pararon en la cima, justo donde muchos desean estar, convirtiéndolo en uno de los grandes poetas hispanoamericanos de todos los tiempos. Entre los diferentes galardones que le fueron conferidos, recibió también el premio Cervantes en 1981. Falleció en 1998, y dejó tras de sí una gran obra que, definitivamente, vale la pena leer.

Si quieres conocer en mayor profundidad al primero de nuestros poetas mexicanos, no dejes de leer nuestra entrada sobre Frases de Octavio Paz.

2. José Emilio Pacheco

Nacido en 1939 en Ciudad de México, José Emilio Pacheco creció para cultivar la crónica, el cuento, el ensayo, la novela e incluso la traducción de obras literarias, pero el ámbito en el que más destacó fue, sin lugar a titubeos, la poesía. Sus poemas vuelan fácilmente de lo general a lo particular, y forman parte de una corriente cosmopolita que apuntaba hacia lo universal, en la que él, sin embargo, pudo tocar lo personal. Falleció en el año 2014, dejándonos unos cuantos versos y, sobre todo, una gran duda:

¿Qué va a quedar de mí cuando me muera
sino esta llave ilesa de agonía,
estas pocas palabras con que el día,
dejó cenizas de su sombra fiera?

3. Rosario Castellanos

Escritora, pero también política, y, sobre todo, una poeta comprometida con el mundo. Rosario Castellanos lo expresó siempre, tanto en la vida como en su obra, el mundo no es un lugar para los tibios: o se está comprometido o no, y esa misma pasión que cultivó por el mundo la mostró siempre en sus versos. Pero también cultivó esa otra poesía, la que busca llegar al origen de los objetos, al fondo de las cosas, la poesía que busca entender al mundo y, con el mundo, a uno mismo. Falleció en 1974, con menos de 50 años, y es recordada hoy entre los grandes poetas mexicanos, o poetizas, por sus bellas palabras.

Estoy aquí, sentada, con todas mis palabras
como con una cesta de fruta verde, intactas.

4. Jaime Sabines

Uno de los hijos de la revolución, diplomático y poeta, poeta y diplomático: publicó su primer poemario a los 23 años, después de lo cual nadie lo detuvo. Sus palabras, desdichadas o felices, nos llegan a lo profundo, razón por la cual es uno de estos poetas mexicanos que no debes dejar de leer. Para muestra, un fragmento de su texto Curarme de ti:

«Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad«.

5. Xavier Villaurrutia

Cerramos la lista con Xavier Villaurrutia, un escritor de principios de siglo XX. Su poesía estuvo muy influenciada por el surrealismo, pero encontró en la vida su propio ritmo, su estilo único y particular, y se distinguió por sus imágenes de abandono, soledad y la relación sempiterna del hombre con la muerte. Sin saberlo, con sus palabras se inmortalizó entre la poesía mexicana, y se ganó un puesto en la historia de la poesía mexicana. Cerramos este artículo con sus palabras:

¿Quién medirá el espacio, quién me dirá el momento
en que se funda el hielo de mi cuerpo y consuma
el corazón inmóvil como la llama fría?

La tierra hecha impalpable silencioso silencio,
la soledad opaca y la sombra ceniza
caerán sobre mis ojos y afrentarán mi frente.

Esperamos que te haya gustado descubrir junto a nosotros a los mejores poetas mexicanos de la historia. Si te hemos despertado la curiosidad por su tierra, te invitamos a leer esta recopilación de Curiosidades de México que seguro no te dejarán indiferente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here