Drácula, el villano inmortal, el hombre del eterno retorno, el gran vampiro. Han pasado muchas generaciones desde la novela de Bram Stoker, que se ha convertido sin duda en uno de los más reconocidos libros de terror, y sin embargo Drácula sigue bien vivo entre nosotros. De hecho, recientemente estrenaron una serie sobre el gran vampiro en Netflix, como una demostración de que su mito, su fantasía y el terror que nos causa sigue vivo entre nosotros. Y no es para menos, ¿quién no se espantaría frente a sus afilados colmillos y su sed de sangre?  Sin duda, Drácula se ha inmortalizado en nosotros, se ha vuelvo mucho más que un mito, se ha socializado y se transculturizado. Todo el mundo sabe quien es Drácula, y todo el mundo tiene bien claro que su castillo es una de las principales curiosidades de Rumania. Por eso en Frases de la Vida hemos decidido traerte estas frases de Drácula.

Rebajas
Drácula
  • Stoker, Bram (Author)

Drácula, el gran villano, el vampiro favorito de todos los tiempos, el mito andante que primero fue hombre, luego el protagonista de las frases de Bram Stoker y, finalmente, leyenda. ¿Conoces la historia de Drácula? No la de los libros, no la de las ficciones, no; hablamos sobre la verdadera historia del Conde Drácula. ¿Te intriga? Vamos a conocerla, pero primero vamos a conocer las mejores frases del Conde Drácula, el protagonista de la novela de Stoker.

Las mejores frases de Drácula, de Bram Stoker

1. ¿Crees en el destino? ¿Que hasta los poderes del tiempo pueden ser alterados por un propósito? ¿Que el hombre con más suerte en este mundo es aquel que encuentra el amor verdadero?

2. ¡Cuán benditas son las personas, cuyas vidas no temen, para quienes el sueño es una bendición que viene todas las noches, y no trae nada más que dulces sueños!

3. Oh, la terrible lucha que he tenido en contra del sueño últimamente; el dolor del insomnio o el dolor del temor a dormir. ¡Y es tanto horror desconocido que me espera! Qué bendecidas son algunas personas, cuyas vidas no tienen miedos ni desgracias; a quienes el sueño es una bendición que viene cada noche y traen solamente dulces sueños.

4. Aun si no está herida, su corazón puede fallarle mucho y de varias maneras; después de allí puede sufrir, en su caminar, en sus nervios y su sueño, a causa de sus sueños.

5. Oh querida mía, si sólo supieras qué tan extraña es la razón por la que estoy aquí, serías tú quien reiría. 

6. Corazones sangrantes, huesos secos a las afueras de la iglesia y lágrimas que queman mientras caen, todas bailan juntas al ritmo de la música que él hizo con esa boca sin sonrisa que tiene.

7. Deben conservar sus energías para usarlas más cerca de casa. Mientras juegan sus cartas contra mí, contra mí que he liderado naciones, me he entregado por ellos y peleado por ellos siglos antes de que nacieran.

8. Razonas bien, y tu mente es astuta pero tienes demasiados prejuicios. No dejas que tus ojos vean lo que tus oídos escuchan. 

9. Fé … esa facultad que nos permite creer cosas que sabemos que son falsas.

10. La soledad se sentará sobre nuestros tejados con alas desplegadas.

11. Hay oscuridades en la vida y hay luces, tú eres una de esas luces, la luz de todas las luces. – Mina Harker

13. Supongo que las mujeres somos tan cobardes que pensamos que un hombre nos salvará de nuestros miedos y nos casaremos con él.

14. ¡Eutanasia! ¡Es una palabra excelente y reconfortante! ¡Estoy agradecido con quien la haya inventado!

15. He intentado mantener una mente abierta y no son las cosas ordinarias de la vida lo que pueden cerrarla, sino las cosas extrañas, extraordinarias, las que te hacen dudar si estás cuerdo o loco.

16. Siempre he pensado que un animal salvaje nunca se ve tan bien mientras haya un obstáculo de durabilidad entre nosotros. Una experiencia personal ha intensificado en vez de disminuir esa idea.

17. Estoy en un mar de preguntas: dudo; temo; pienso cosas extrañas, que no me atrevo a confesarle ni a mi propia alma.

18. Nuestro esfuerzo debe ser en silencio y nuestros esfuerzos en secreto; porque en esta era de iluminación, cuando los hombres no creen lo que ven, la duda de los hombres sabios sería su más grande fortaleza.

19. Ah, y los hombres y mujeres son como cuerdas apretadas que nos jalan en direcciones distintas, se aferran a nosotros, hasta que la tensión se hace muy grande y nos rompemos. 

20. Está muy bien que te propongan matrimonio pero no da felicidad cuando tienes que ver a un pobre hombre, quien sabe que te ama honestamente, se vaya descorazonado y saberlo.

21. Hay una razón de por qué las cosas son así.

22. Corazones sangrantes, huesos secos a las afueras de la iglesia y lágrimas que queman mientras caen, todas bailan juntas al ritmo de la música que él hizo con esa boca sin sonrisa que tiene.

23. Recuerda mi amigo, el conocimiento es más fuerte que la memoria y no debemos confiar en lo débil.

24. Y entonces tú, como los otros, pondrías tu cerebro en contra del mío. ¡Ayudarías a estos hombres a cazarme y frustrar mis planes!

25. Es un mundo extraño, un mundo triste, un mundo lleno de miserias, desgracias y problemas. Aun así, cuando venga el Rey Risa, nos hará bailar a todos en la tonada que toque.

26. Una vez más, bienvenido a mi casa. Ven libremente, sal con seguridad; deja algo de la felicidad que traes.

27. Todos los hombres están locos de alguna manera, y en tanto te encargues discretamente con tus dementes, encárgate de los dementes de Dios también, el resto del mundo. 

28. Lo último que vi del Conde Drácula fue cuando besó mi mano, con una luz roja triunfante en sus ojos, y con una sonrisa de la que Judas estaría orgulloso.

29. El Rey Risa vendrá como la luz del sol, disminuirá la tensión y podremos seguir con nuestra labor, donde sea que fuere. 

30. Hay un método en su locura, y la idea rudimentaria crece en mi cabeza. Será una idea entera y entonces, habrá una celebración inconsciente. 

Descubre la verdadera historia del conde Drácula

¿Qué te han parecido nuestras frases de Drácula? ¿Te han gustado? Tranquilo, que todavía no hemos acabado con tan famoso vampiro. Y es que, ¿conoces la verdadera historia del conde Drácula? ¿Sabes en qué se inspiró Bram Stoker para escribir la más famosas de sus obras?

La historia del Conde Drácula tiene su origen en Rumania, específicamente en la región de Transilvania, y nació junto con el nombre de Vlad Tepes III, el príncipe de Valaquia. Fue en este personaje en el que Stoker se inspiró para crear al príncipe del mal que todos conocemos en la actualidad, y del que hizo uno de los villanos más famosos y aterradores de la historia. Vlad, conocido por sus hazañas en contra del expansionismo otomano, sería conocido durante su etapa adulta como «Vlad el Empalador».

Vlad era un príncipe, pero la verdad es que su vida no gozó de la dignidad que estamos acostumbrados a ver en las películas. De hecho, desde muy pequeño se vio sujeto a diversas vejaciones puesto que su padre, el Conde Dracul, entregó a sus hijos Vlad y Radu a los ejércitos turcos como garantía de su sumisión al gran sultán. Por lo tanto, la infancia del príncipe estuvo muy marcada por la muerte, los asesinatos, los malos tratos y las torturas. Se dice que fue de esas experiencias de donde aprendió la técnica del empalamiento que lo haría tan famoso años después.

Estas experiencias sin lugar a dudas marcaron su vida, pues Vlad crecería para convertirse en el príncipe de Valaquia. Esto lo logró gracias al apoyo de los soldados turcos, junto a los cuales tanto convivió. Una vez cerca del trono, Vlad se convertiría en uno de los hombres más temidos del reino, y es que Vlad no era nada sutil, todo lo contrario. Había sido criado con crueldad, cerca de la crueldad, todo el tiempo, y eso sería lo único que este príncipe podría transmitir de grande. Las leyendas que giran entorno a él hablan de que masacró entre 40.000 y 100.000 hombres. Estas cifras, por supuesto, no deben ser demasiado verídicas, pero sí deben ser algo representativas respecto al tipo de persona que era.

Pero no sóo eso, sino que lo que hizo famoso a Vlad fue la técnica del empalamiento. Y es que a este príncipe no le bastaba con ver a sus enemigos morir, no. Lo que él quería era que sufrieran, que tuvieran la muerte más lenta y dolorosa posible, y eso fue lo que le aseguró a cada uno. Vlad fue implacable: en las ciudades donde no lo aceptaban como el príncipe legítimo, empalaba a hombres, mujeres e incluso a niños sin ningún tipo de escrúpulos. Bajo su reinado, nadie se salvaba: todo aquel que fuera súbdito vivía bajo el temor de la amenaza. Se comprende porqué Stoker lo tomó como ejemplo, ¿no? De su reinado sólo persistió la memoria del terror y de los bosques empalados, que era como llamaban a los campos de concentración de muerte lenta donde las personas podían pasar horas y horas soltando su último aliento. A veces la realidad es más ruin que la ficción, ¿no?

Y, ¿qué te han parecido nuestras frases de Drácula? ¿Y la verdadera historia del Conde Drácula, la conocías? Déjanos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here