50 Frases de Gloria Fuertes | La poeta dedicada a los niños
4 con 2 voto[s]

Gloria Fuertes (1917-1998) fue una poetisa española, miembro de la primera generación de la posguerra, también llamada Generación del 50. Gloria provenía de una familia humilde en la que no fue apreciada su pasión por las letras, incluso llegó a contar que cuando su madre la veía con un libro la golpeaba. Aun así, Fuertes continuó escribiendo, y a los 17 años vio su primer poemario publicado. El talento de Gloria Fuertes fue cultivado de manera autodidacta y sin academicismos. En Frases de la Vida hemos seleccionado las mejores frases de Gloria Fuertes para poder descubrir a través de ellas el estilo de la poeta.

Gloria Fuertes se desempeñó mayormente como escritora de literatura infantil. Escribió contra la guerra y en defensa del medio ambiente, y fue fundadora de «Versos con faldas«, colectivo que ofrecía recitales en bares y cafés de Madrid; también fundó y dirigió la revista poética Arqueros junto con Antonio Gala y otros autores reconocidos. En su obra literaria infantil se encuentran títulos como «El perro que no sabía ladrar» y «La princesa que quería ser pobre». Mientras que en su obra literaria dirigida a lectores adultos, encontramos «Cómo atar los bigotes del tigre», «Pecábamos como ángeles» y «Es difícil ser feliz una tarde». ¿Nos acompañas a descubrir las mejores frases de Gloria Fuertes? ¡A continuación!

50 Frases de Gloria Fuertes | La poeta más representativa de la Generación del 50

1. ¿Quién dijo que la melancolía es elegante? Quitaos esa máscara de tristeza, siempre hay motivo para cantar, para alabar al santísimo misterio. No seamos cobardes, corramos a decírselo a quien sea, siempre hay alguien que amamos y nos ama.

2. La luna sin espejo de la noche, la noche sin misterios por la luna, entonces me di cuenta, tienes una espalda tan hermosa como un ciervo.

3. Debemos inquietarnos por curar las simientes, por vendar corazones y escribir el poema que a todos nos contagie.

4. Y crear esa frase que abrace todo el mundo; los poetas debiéramos arrancar las espadas, inventar más colores y escribir padrenuestros.

5. ¡Los poetas amamos a la sangre! A la sangre encerrada en la botella del cuerpo, no a la sangre derramada por los campos, ni a la sangre derramada por los celos, por los jueces, por los guerreros; amamos a la sangre derramada en el cuerpo, a la sangre feliz que ríe por las venas, a la sangre que baila cuando damos un beso.

6. A veces quiero preguntarte cosas, y me intimidas tú con la mirada, y retorno al silencio contagiada del tímido perfume de tus rosas.

7. La poesía no debe ser un arma, debe ser un abrazo, un invento, un descubrir a los demás lo que les pasa por dentro, eso, un descubrimiento, un aliento, un aditamento, un estremecimiento. La poesía debe ser obligatoria.

8. Alto profundo es esto que nos une, esto que nos devora y que nos crea; ya se puede vivir teniendo el alma cogida por el alma del que esperas.

9. Se puede crear pintura, escultura y música abstracta, pero una casa, un amor y un poema no pueden ser abstractos.

10. Cristales de tu ausencia acribillan mi voz, que se esparce en la noche por el glacial desierto de mi alcoba. Yo quisiera ser ángel y soy loba. Yo quisiera ser luminosamente tuya y soy oscuramente mía.

11. En el árbol de mi pecho hay un pájaro encarnado. Cuando te veo se asusta, ¡eres un espantapájaros.

12. En el mundo animal pasan las cosas más bellas de la vida.

13. Presiento que me quiere quien no puede quererme.

14. Con mis ojos veo todo, con la nariz hago achís, con mi boca como como palomitas de maíz.

15. Nadie de mi familia me dijo nunca: “escribe, hija, escribe, que lo haces bien…” Nadie.

16. Soy alta; en la guerra llegué a pesar cuarenta kilos. He estado al borde de la tuberculosis, al borde de la cárcel, al borde de la amistad, al borde del arte, al borde del suicidio, al borde de la misericordia…

17. Cuando se quiere una cosa, aunque la familia no te ayude, se consigue.

18. Nací en la calle de La Espada y viví en Dos Hermanas, Tres Peces y Cuatro Caminos.

19. Nací para nada o soldado, y escogí lo difícil —no ser apenas nada en el tablado—, y sigo entre fusiles y pistolas sin mancharme las manos.

20. Dediqué mi libro a una niña de un año, y le gustó tanto, que se lo comió.

21. No tenía más que un traje, un cuaderno y mucho miedo a que se gastara el lápiz 

22. La mujer rana y el hombre rana se casaron y en vez de tener perdices tuvieron tres renacuajos.

23. Cuando mi madre me veía con un libro, me pegaba. 

24. No tengo nada que agradecer a mi familia. 

25. En las noches claras, resuelvo el problema de la soledad del ser. Invito a la luna y con mi sombra somos tres.

26. Quiero que llegue, pero no deseo acercarme a tu voz y no quemarme.

27. En vista de lo visto me desvisto, me desnudo a mí misma y me mantengo, me encanta este tener lo que no tengo.

28. ¡La mujer y el niño necesitan más cariño, que leche!

29. Resulta que Dios está desnudo. El que no quiera verlo que no mire.

30. Estoy triste… y no sé por qué; he bebido amor, y aún tengo sed.

31. Si vales de verdad y quieres algo con todas tus ganas, sales adelante seguro.

32. Por la tarde me crece la barba de tristeza. ¡Trae la bacía llena de llanto, saca la faca y afeita en seco esas pelambres que pinchan tanto! ¡Qué barba tengo! (Qué dolor bárbaro)

33. Un niño con un libro de poesía en las manos nunca tendrá de mayor un arma entre ellas.

34. Leí mi poema en un recital de la librería Abril, por la calle Arenal, y un señor muy malo me denunció por pacifista.

35. …Los niños que leen poesía se aficionan a la belleza del lenguaje y seguirán leyendo poesía toda su vida…

36. El Hada Acaramelada, de pequeña atolondrada pues soñaba con ser Hada de cucurucho y varita. Su madre doña Rosita, dándole beso tras beso, le dijo: ¡Nada de Hada, que ya no se lleva eso!

37. Yo he sido feminista desde que era niña, pero no lo he sabido hasta bien pasados los cincuenta años.

38. Es importante que los niños lean poesía. Y es más que importante, es necesario…

39. Se acabaron los recitales en el café, pero no los poetas, porque todavía no ha dado orden el director General de Seguridad de que se precinte la boca de los poetas.

40. Creo que fui la primera mujer que se recorría Madrid en bicicleta, y que iba con falda-pantalón primero y pantalón sin más después, y con corbata, una cosa delirante. 

41. De toda la antología, si tuviera que elegir un poema no lo dudaría. Mi favorito es “Poema al no».

42. Mis modas estaban muy mal vistas. Yo lo hacía porque me gustaba, pero ahora veo que era un poco rebelde, supongo que siempre lo he sido.

43. Mi poesía está aquí, como nació -sin ningún ropaje de retórica-, descalza, desnuda, rebelde, sin disfraz. Mi poesía recuerda y se parece a mí.

44. Por leer mi poema, me llevaron a los sótanos de la comisaría de la Puerta del Sol y me metieron en un cuartucho gris, frío, y con bancos de piedra.

45. Estás en el bando de los vencidos y, además, eres mujer y te gustan las chicas…

46. Está bien que quede constancia de aquellas muchachitas que en los años 50 (sin porros ni discotecas) nos daba por escribir poesía. Ellas se emocionarían al ver sus poemas publicados. 

47. Fui tan rebelde que a finales de los sesenta casi acabo en la cárcel por leer un poema.

48. En el cuartucho gris, había otras cinco mujeres detenidas que ni me miraron. Encendí un cigarrillo y se acercaron todas. “Dame un chupi, pásame la toba…

49. Empecé a escribir poemas cuando descubrí que se podía querer a una persona que no era de tu familia, menuda sorpresa me llevé.

50. Sin la tragedia de la guerra quizá nunca hubiera escrito poesía.

Si te han gustado nuestras Frases de Gloria Fuertes, no te pierdas…

Esperamos que te haya gustado nuestra selección de frases de Gloria Fuertes, coméntanos cuál de ellas es tu favorita. ¿Has leído algún cuento o poema de esta escritora? ¿Qué opinas acerca del estilo que desarrolló de manera autodidacta, sin asistir a academias de letras? ¿Conoces a otros autores que hayan dedicado gran parte de su obra a la literatura infantil? La vida de Gloria Fuertes también estuvo dedicada a los niños y tal fue su entrega que en su testamento dejó su fortuna a un orfanato. Escríbenos en la sección de comentarios tus opiniones sobre la vida y obra de la poetisa y propónnos otras frases de Gloria Fuertes que te gustaría incluir en nuestro listado. 😊

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here