70 frases de Joan Manuel Serrat, la esencia de un cantautor
5 con 6 votos

Junto a otras célebres figuras como Joaquín Sabina, Joan Manuel Serrat es uno de los cantautores más admirados del panorama español. No obstante, el trabajo de este catalán no solo se centra en la música; también es poeta, actor, escritor y compositor. A lo largo de su carrera ha estado siempre acompañado por una amiga inseparable, su guitarra, instrumento que contribuye a hacer disfrutar a todos sus oyentes de una voz y unas letras inigualables. Dada la importancia de este cantautor, en Frases de la Vida te traemos 70 frases de Joan Manuel Serrat que no te puedes perder.

Serrat es uno de los pioneros en dar a conocer la Nova Cançó Catalana durante sus inicios musicales. Además, en sus canciones se refleja la influencia de poetas tan conocidos como Mario Benedetti, Antonio Machado o Miguel Hernández, entre otros. Gracias a su aportación a la música y la literatura española, ha sido galardonado con, nada más y nada menos, que nueve doctorados honoris causa. Además, también ganó en el año 2014, en Grammy Latino a persona del año.

Su álbum más conocido, Mediterráneo, salió a la luz en 1971, manteniéndose en la lista de los 10 más vendidos y llegando a ser el número 1 absoluto durante varias semanas. No obstante, conseguir tan brillantes números no le fue fácil ya que, en aquella época, estaba censurado. Este hecho no solo afectó a este álbum sino también a trabajos anteriores ya que la censura franquista lo obligó a modificar varias versiones originales de diferentes canciones.

Por otro lado, su oposición al régimen franquista y a sus dictatoriales y represivas medidas hicieron que tuviera que exiliarse a México. No obstante, y ya con la democracia instaurada en el país, pudo volver tanto a España como a la vida pública. Todos estos hechos marcaron la carrera de uno de los mejores cantantes y compositores de este país. Afortunadamente, en la actualidad, aún sigue ofreciéndonos las mejores poesías convertidas en canción. Si te gusta este cantante, no te puedes perder las 70 frases de Joan Manuel Serrat que te presentamos a continuación.

70 frases de Joan Manuel Serrat, el autor más Mediterráneo

1. Nunca perseguí la gloria, ni dejar en la memoria de los hombres mi canción; yo amo los mundos sutiles, ingrávidos y gentiles, como pompas de jabón. – Cantares

2. Quizás porque mi niñez sigue jugando en tu playa y escondido tras las cañas duerme mi primer amor, llevo tu luz y tu olor por dondequiera que vaya. – Mediterráneo

3. Harto ya de estar harto, ya me cansé de preguntar al mundo por qué y por qué, la rosa de los vientos me ha de ayudar y desde ahora vais a verme vagabundear, entre el cielo y el mar, vagabundear. – Vagabundear

4. Prefiero querer a poder, palpar a pisar, ganar a perder, besar a reñir, bailar a desfilar y disfrutar a medir. Prefiero volar a correr, hacer a pensar, amar a querer, tomar a pedir. Antes que nada soy partidario de vivir. – Cada loco con su tema

5. Hoy puede ser un gran día, plantéatelo así, aprovecharlo o que pase de largo depende en parte de ti. – Hoy puede ser un gran día

30 frases de Joan Manuel Serrat que no te puedes perder 16. No escojas sólo una parte, tómame como me doy, entero y tal como soy, no vayas a equivocarte. – Sinceramente tuyo

7. No sé si me gusta más de ti lo que te diferencia de mí o lo que tenemos en común. – Te guste o no

8. Cada loco con su tema, contra gustos no hay ni puede haber disputas, artefactos, bestias, hombres y mujeres, cada uno es como es, cada quién es cada cual y baja las escaleras como quiere. – Cada loco con su tema

9. Y tu sombra aún se acuesta en mi cama con la oscuridad, entre mi almohada y mi soledad. – Lucía

10. Son aquellas pequeñas cosas que nos dejó un tiempo de rosas en un rincón, en un papel o en un cajón. Como un ladrón te acechan detrás de la puerta. Te tienen tan a su merced como hojas muertas. – Aquellas pequeñas cosas

11. El milagro de existir, el instinto de buscar, la fortuna de encontrar, el gusto de conocer. – Y el amor…

12. De vez en cuando la vida nos besa en la boca y a colores se despliega como un atlas, nos pasea por las calles en volandas. – De vez en cuando la vida

13. Amor no es literatura si no puede escribirse en la piel. – Mírame y no me toques

14. No hay nada más bello que lo que nunca he tenido. Nada más amado que lo que perdí. Perdóname si hoy busco en la arena esa luna llena que araba el mar. – Lucía

15. Sin utopía la vida sería un ensayo para la muerte. – Utopía

30 frases de Joan Manuel Serrat que no te puedes perder 216. La mujer que yo quiero me ató a su yunta para sembrar la tierra de punta a punta, de un amor que nos habla con voz de sabio y tiene de mujer la piel y los labios. – La mujer que yo quiero

17. Penélope. Tristes a fuerza de esperar, sus ojos parecen brillar si un tren silba a lo lejos. Penélope, uno tras otro los ve pasar, mira sus caras, les oye hablar. Para ella son muñecos. – Penélope

18. Cargan con nuestros dioses y nuestro idioma, nuestros rencores y nuestro porvenir.  Por eso nos parece que son de goma y que les bastan nuestros cuentos para dormir. – Esos locos bajitos

19. Colgado de un barranco duerme mi pueblo blanco. Bajo un cielo que, a fuerza de no ver nunca el mar, se olvidó de llorar. – Pueblo blanco

20. No me pidas que no piense en voz alta por mi bien, ni que me suba a un taburete, si quieres probaré a crecer. – Sinceramente tuyo

21. Cuéntale a tu corazón que existe siempre una razón escondida en cada gesto. – Sinceramente tuyo

22. Y con la resaca a cuestas vuelve el pobre a su pobreza, vuelve el rico a su riqueza y el señor cura a sus misas. – Fiesta (El estreno)

23. Bajo un cielo que a fuerza de no ver nunca el mar se olvidó de llorar. – Pueblo blanco

24. Tu nombre me sabe a hierba de la que nace en el valle a golpes de sol y de agua. Tu nombre me lleva atado en un pliegue de tu talle y en el bies de tu enagua. – Tu nombre me sabe a hierba

25. Lo común me reconforta, lo distinto me estimula. – Te guste o no

30 frases de Joan Manuel Serrat que no te puedes perder 326. No es que no vuelva porque me he olvidado… es que perdí el camino de regreso. – Soneto a Mamá

27. Sentados en corro merendábamos besos y porros. Y las horas pasaban deprisa entre el humo y la risa, te morías por volver con la frente marchita cantaba Gardel. Y entre citas de Borges, Evita bailaba con Freud. Ya llovió desde aquel chaparrón hasta hoy. – Con la frente marchita

28. Nunca es triste la verdad. Lo que no tiene es remedio. – Sinceramente tuyo

29. Hombres de paja que usan la colonia y el honor para ocultar oscuras intenciones: tienen doble vida, son sicarios del mal. Entre esos tipos y yo hay algo personal. – Algo personal

30. Fue sin querer, es caprichoso el azar, no te busqué ni me viniste a buscar. – Es caprichoso el azar

31. Bienaventurados los adictos a emociones fuertes porque corren buenos tiempos para la gente marchosa. – Bienaventurados

32. Murió el poeta lejos del hogar. Le cubre el polvo de un país vecino. Al alejarse le vieron llorar. – Cantares

33. Cuando por la arena sólo hay huellas de ratas y de marineros,es entonces cuando un mar azul es mi mar azul. – Buenos días

34. Al andar se hace el camino y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar, caminante no hay camino sino estelas en la mar. – Caminante

35. Si la ves en primavera, corre con ella por los trigales, arrancando amapolas, avena y grama para adornar el jarrón que hay junto a su cama. – Amigo mío

36. Pintaron de gris el cielo y el suelo se fue abrigando con hojas, se fue vistiendo de otoño. – Balada de otoño

37. Tiempos fabulosos, fabulosos para sacar tajada de desastres consentidos y catástrofes provocadas. – Buenos tiempos

38. Los zapatos agujereados, la ropa llena de polvo, y en la boca temblorosa siempre lleva un canto muy dulce. – Balada para un trovador

39. Y póngase el calcetín, paloma mía, y véngase a cocinar el nuevo día. Todo esta listo, el agua, el sol y el barro, pero si falta usted no habrá milagro. – Canción infantil

40. Si un día para mi mal viene a buscarme la parca. Empujad al mar mi barca con un levante otoñal y dejad que el temporal desguace sus alas blancas. – Mediterráneo

41. Mujer, mujer, te quiero cercado por las balas, ansiado por el plomo. – Canción del esposo soldado

42. Prefiero los caminos a las fronteras y una mariposa al rockefeller center. – Cada loco con su tema

43. Corren buenos tiempos, buenos tiempos para esos caballeros locos por salvarnos la vida a costa de cortarnos el cuello. – Buenos tiempos

44. Quiero cantar al amor. Al primero. Al último. Al que te hace padecer. Al que vives un día. – Ahora que tengo veinte años

45. Que el mar está agonizando, que no hay quien confíe en su hermano, que la tierra cayó en manos de unos locos con carnet. – A quien corresponda

46. Deja ya de bailar, que se acerca el tiempo de las soledades y de los silencios. – Cenicienta de porcelana

47. Unos de fiesta, otros de luto, unos luchan, otros se abrazan. Quemando nubes pasa el sol, quemando nubes el Sol pasa. – Quemando nubes

48. En la piel tengo el sabor amargo del llanto eterno que han vertido en ti cien pueblos de Algeciras a Estambul para que pintes de azul sus largas noches de invierno. – Mediterráneo

49. Se deja caer en la cama, se saca las botas y se afloja dos puntos el cinturón, y se duerme el rock and roll. – Cuando duerme el rock and roll

50. Tenía tanto para contar desde el árbol de las manzanas. Tantas imaginaciones, que la noche se resbalaba por sentarse a oír lo que contaba. – Conversando con la noche y con el viento

51. Pero hoy sólo tengo veinte años. Hoy aún tengo fuerzas, y no tengo el alma muerta, y me siento hervir la sangre. – Ahora que tengo veinte años

52. Mi corazón echó a volar como un cometa presintiendo que rondabas por allí. Fa, Sol, Fa, Mi, Re, Do, Re, Mi. – Bendita música

53. Si es su gusto invitarme tomaré una copita. Hace un frío que pela por esas calles. Acércate Benito, el caballero invita. Ponga dos de lo mismo y Dios se lo pague. – Benito

54. Hombres de paja que usan la colonia y el honor para ocultar oscuras intenciones, tienen doble vida, son sicarios del mal. Entre esos tipos y yo hay algo personal. – Algo personal

55. Si uno vive en la impostura y otro roba en su ambición, da lo mismo que sea cura, colchonero, rey de bastos, caradura o polizón. – Cambalache

56. Pero puestos a escoger prefiero un buen polvo a un rapapolvo y un bombero a un bombardero. – Cada loco con su tema

57. De los infiernos, fuego y ceniza. A las tinieblas, ceniza y fuego. Caricias vueltas papel de lija. Así en la guerra como en los celos. – Así en la guerra como en los celos

58. La gente, jefe, es mala y el mundo, un desatino. Mire, sin ir mas lejos, este sujeto vendería a su madre por un cartón de vino. – Benito

59. Llueve, detrás de los cristales, llueve y llueve sobre los chopos medio deshojados, sobre los pardos tejados. – Balada de otoño

60. Bienaventurados los pobres porque saben, con certeza, que no ha de quererles nadie por sus riquezas. – Bienaventurados

61. Y las olas sembrarán caracolas, arena y algas entre tus pies. Los besarán y se irán después hacia otra playa. –  Cuando me vaya

62. Barquito de papel, sin nombre, sin patrón y sin bandera, navegando sin timón donde la corriente quiera. – Barquito de papel

63. Se arman hasta los dientes en el nombre de la paz, juegan con cosas que no tienen repuesto y la culpa es del otro si algo les sale mal. – Algo personal

64. Cantó para princesas en grandes palacios deslumbrantes. Ha saltado muros, ha abierto puertas cerradas con doble llave; cuando tenía la voz clara como la piel de sus amores. – Balada para un trovador

65. Me iré silbando aquella canción que me cantaba cuando era un crío, un marinero lleno de ron por si en verano sentía frío. – Cuando me vaya

66. Podrán, limo y arena, por ver la luna llena rasgar el negro manto del asfalto. – Arena y limo

67. Exilio del que jamás se vuelve. Cizaña que deja el vergel yermo. A hierro mata y a hierro muere. – Así en la guerra como en los celos

68. Para el hijo será la paz que estoy forjando. Y al fin en un océano de irremediables huesos tu corazón y el mío naufragarán. – Canción del esposo soldado

69. Y una tórtola, cegada por un sol que muerde, se pierde salpicando la mañana preñada de verde. – Arena y limo

70. Por más que te remoces, perderás el zapato antes que den las doce. Distante cenicienta de porcelana. – Cenicienta de porcelana

Hasta aquí ha llegado nuestra recopilación de frases de Joan Manuel Serrat. Sin duda, El noi del Poble-sec, sobrenombre por el que también se le conoce, nos ha dejado muchas frases y letras de canciones que pasarán a la historia. Cuéntanos, ¿Qué te han parecido estas 70 frases de Joan Manuel Serrat? ¿Te gustan sus canciones? ¿Conoces otras frases de Joan Manuel Serrat?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here