30 Frases de Juan José Arreola | Un jugador de realidades literarias
5 con 1 voto[s]

En las frases de Juan José Arreola podemos encontrar su espíritu vivaz y jugador. El mexicano tenía una mente muy creativa e imaginativa que sin lugar a dudas lo llevo a escribir cuentos que producen un auténtico momento de diversión. Una de las características más remarcables de él es que solía ser muy breve en sus historias, en unas cuantas cuartillas puedes apreciar un mundo nuevo y original. Además de que le gustaba combinar diversos géneros literarios a los que salpicaba de cierta ironía. Entre sus obras más destacables encontramos Confabulario, Bestiario y La feria.

El escritor nació en una familia tapatía numerosa, por lo que desde muy joven abandonó la primaria para empezar a trabajar. Su conexión con el mundo de la literatura fue cuando fue encuadernador en una imprenta, de allí empezó a leer a muchos autores como Dante Alighieri, Gionvanni Papini y Charles Baudelaire. Una vez en la Ciudad de México tomó clases de teatro, al mismo tiempo que era actor de radio; luego fue periodista; colaboró con Juan Rulfo y Antonio Alatorre; continuó sus estudios como becario en El Colegio de México; fundó varias revistas literarias y dirigió el recinto cultural Casa del Lago; también fue redactor, traductor y maestro de teatro.

Arreola fue un hombre multifacético, que dedicó su vida a las letras y a la cultura. Por lo que en Frases de la Vida no podíamos obviar el hacer una recopilación de las mejores frases de Juan José Arreola. ¡Disfrútalas!

30 Frases de Juan José Arreola | Un jugador de realidades literarias

1. La mujer que amé se ha convertido en fantasma. Yo soy el lugar de sus apariciones.

2. El ajedrez es la forma de conformarse del hombre para saciar su sed, su nostalgia de infinito, conformarse en hacer la guerra allí en un espacio limitado pero al mismo tiempo capaz de alojar al infinito. ¿Cuál es el infinito? Las infinitas complicaciones que crean entre sí las piezas del ajedrez.

3. Todos los hombres han vivido la historia del mundo, pero me siento obligado a hacer mi traducción del ser, mi propia versión.

4. Una vez cumplidas las necesidades naturales, el hombre siente una especie de vacío que trata de colmar: De allí el origen de todas las diversiones, desde el simple juego hasta los más egregios frutos de la cultura.

5. Una última confesión melancólica. No he tenido tiempo de ejercer la literatura. Pero he dedicado todas las horas posibles para amarla.

6. El hombre tiene una nostalgia de la creación, no se conforma con vivir sino que también necesita crear. 

7. El maestro debe ser simplemente un vaso comunicante y un medio de transporte que no enturbie la luz que trata de transmitir. 

8. Con fecha de hoy retiro de tu vida mis tropas de ocupación. Me desentiendo de todos los invasores en cuerpo y alma.

9. El hombre que se va de este mundo sin saber quién es ni dónde estuvo, es como un tonto en vísperas, aunque sea un tonto loco, desesperado y genial. Cada uno está obligado a comprender el mundo y a comprenderse a sí mismo simultáneamente.

10. El espectáculo se inicia cuando la hembra percibe un número suficiente de candidatos. Uno a uno saltamos sobre ella. Con rápido movimiento esquiva el ataque y despedaza al galán Cuando está ocupada en devorarlo, se arroja un nuevo aspirante.

11. Ojalá que tú y yo sepamos hacer del matrimonio una continuación verdadera y sólida de este afecto que ahora nos enlaza. Que seamos siempre amigos, siempre novios, siempre esposos y compañeros de alma. Nos ayudaremos mutuamente a vivir y a ser buenos. 

12. Estoy seguro en ti. Pienso que no hay nada capaz de separarnos. Nosotros tenemos en las manos nuestro futuro. 

14. Te quiero con un afecto que no da lugar a ninguna alternativa, y mi sentimiento es constante porque se apoya en lo más firme y verdadero que hay en el corazón. 

15. ¿Por qué serás tú tan como yo te quiero? Tal parece que te has construido en mis sueños. Porque eres la novia que soñé siempre, la que buscaba mi corazón. 

16. …quiero escribirte mucho aunque corra el riesgo de repetir demasiado mis palabras. Después de todo, ¿no son las palabras que uno ama aquellas que necesita decir siempre? Por ejemplo, tu nombre, que escribo llenándolo de afecto. Te envío los mejores sentimientos de mi corazón. 

17. Para el que ama de verdad no existe propiamente la ausencia. Siempre lleva dentro de sí a la persona ausente, y sabe que el estar lejos es algo transitorio. Que el afecto en cambio es constante. 

18. Estoy lleno de huellas tuyas. De miradas y de voces que me han dejado indefinible rastro. 

19. Yo te quiero siempre más. No porque antes te quisiera poco, sino porque en cada día encuentro motivos para aumentar mi afecto. Eres mi vida.

19. Entre los dos vamos a crear un mundo nuestro. En él hallaremos una sola felicidad: la de ser siempre fieles a nuestro amor. 

20. Son pocos todavía los días que llevo sin verte. Los han hecho muy largos mis deseos de hablar contigo y de volver a mirarte. Me parece que ya tengo tiempo sin estar junto a ti, y es solamente mi ansiedad la que aumenta esa distancia. 

21. Después de todo un sapo es puro corazón.

22. El ajedrez se trata de un duelo de un hombre contra otro, donde lo que es la personalidad del hombre queda comprometida. Cada jugador lucha contra su enemigo interior que es su torpeza o sus hallazgos.

23. Los abismos atraen. Yo vivo a la orilla de tu alma. Inclinado hacia ti, sondeo tus pensamientos, indago el germen de tus actos.

24. Cuando queda tiempo para aburrirse, yo procuro aburrirme, porque el aburrimiento es una forma de descanso.

25. Tengo miedo de caer, de mirarme en el espejo. Pero a lo que más temo es al invierno de la memoria.

26. El problema del arte consiste en untar el espíritu a la materia, en tratar de detenerlo.

27. Desconfío de casi toda la literatura contemporánea. Vivo rodeado por sombras clásicas y benévolas que protegen mi sueño de escritor.

28. El afán de grandeza y el orgullo han extraviado al hombre.

29. ¿Qué otra cosa es el hombre sino memoria de sí mismo?

30. El hombre se realiza como homo faber al trabajar con sus manos; el error es que ahora todos queremos ser homo sapiens.

Hasta aquí hemos llegado con esta fascinante selección de frases de escritor, que nos acercan un poco más a Juan José Arreola uno de los literatos más creativos de México. No nos despedimos sin que antes nos cuentes: ¿te ha parecido interesante este autor?, ¿ya conocías alguno de sus cuentos?, ¿cuál de estás frases de Juan José Arreola te ha gustado más? Comparte tu respuesta con nosotros, en Frases de la Vida nos complace leerte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here