Vota el artículo

Una cosa es el amor y otra cosa muy distinta es la lujuria, lo que no quiere decir que estas dos cosas no puedan venir juntas. Pero hay que tener claro que son diferentes y diferenciables, y que una no debe implicar necesariamente la otra. Uno puede amar, por ejemplo, a un amigo, a un compañero de toda la vida, sin que eso conlleve a sentir lujuria por esa persona. Hay un largo trecho del amor a la lujuria, y no siempre es franqueable, y aunque a todos nos gustan las frases de amor bonitas, también son necesarias las frases de lujuria, ¿no creen? Por eso en Frases de la Vida hemos decidido recopilar estas 100 frases de lujuria, para que también podamos saborear este sentimiento e, incluso, expresárselo a alguien más. ¿Ya sabes si lo que sientes es atracción, amor o lujuria? Échale un vistazo a estas frases y puede que lo descubras.

100 Frases de lujuria, más allá del deseo

10 Frases de lujuria, más allá del deseo 1

1. Pero el amor suele ser ciego, claro, y en este caso, acompañado de un aliciente que en la vida de algunas mujeres se vuelve una obsesión: no hay nada que incremente más la lujuria que lo prohibido, y creo que era la motivación principal de la joven Carlota. – Blanca Miosi

2. Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos paladar abajo hasta apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo. Li. Ta. Era Lo, sencillamente Lo, por la mañana, cuando estaba derecha, con su metro cuarenta y ocho de estatura, sobre un pie enfundado en un calcetín. Era Lola cuando llevaba puestos los pantalones. Era Dolly en la escuela. Era Dolores cuando firmaba. Pero en mis brazos fue siempre Lolita. – Vladimir Nabokov

3. El orgasmo es el gran comedor de palabras. Sólo permite el gemido, el aullido, la expresión infrahumana, pero no la palabra. – Valerie Tasso

4. Vamos a darnos indiscriminadamente a todo lo que sugieren nuestras pasiones y siempre seremos felices. La conciencia no es la voz de la naturaleza, sino sólo la voz de los prejuicios…

5. Si hubiera dicho que su abrazo iba más allá del abrazo, tanto que al final se confundían sus contornos, tanto que nuestra carne desaparecía, tanto que perdíamos nuestra respiración devorados ella y yo por la misma boca sangrienta e insaciable. – Mircia Eliade

6. La verdadera sabiduría no consiste en reprimir los vicios, porque, siendo los vicios ca­si la única felicidad de nuestra vida, sería un verdugo de sí mismo el que quisiera reprimirlos; la sabiduría consiste en entregarse a ellos con tal misterio, con tan grandes precauciones, que nunca nos puedan sorprender. Y que nadie tema que esto disminuirá sus delicias: el misterio aumenta el placer. – Marqués de Sade

7. Para las mujeres, el mejor afrodisiaco son las palabras. El punto G está en los oídos, y el que busque más abajo está perdiendo el tiempo. – Isabel Allende

8. Sólo oír tu voz por teléfono: “mojo las bragas”. Después de casi dos meses sin vernos, probablemente por algún oscuro y femenino capricho hormonal, y aunque nuestra relación durara el tiempo justo de venir por casa a quitarse el calentón acumulado durante ese tiempo, me gustó que me lo dijera, era un buen comienzo. – Mario Ortiz

9. Pero así como la virtud será siempre incorruptible, aunque la tiente la lujuria bajo una forma celestial, así también la incontinencia, aunque está enlazada a un radiante serafín, se hastiará en un tálamo divino e irá a cebarse en la basura…William Shakespeare

10. La perversión es sólo otra forma de arte. Es como la pintura o el dibujo o la escultura. Excepto que, en lugar de pintura, nosotros los pervertidos usamos el sexo como nuestro medio. – C. M. Stunich

11. El mundo lo llama placer. Mi tío lo colecciona -lo mantiene limpio y ordenado, en estantes protegidos, pero lo conserva de un modo extraño no para su propio deleite, no, eso nunca; más bien, porque proporciona combustible para la satisfacción de una curiosa lujuria. Me refiero a la concupiscencia del bibliotecario. – Sarah Waters

12. La glotonería es un camino recto hacia la lujuria y si se avanza un poco más, a la perdición del alma. Por eso luteranos, calvinistas y otros aspirantes a la perfección cristiana, comen mal. – Isabel Allende

13. La lujuria merece tratarse con piedad y disculpa cuando se ejerce para aprender a amar. – Dante Alighieri

14. La verguenza por mi deseo carnal incluso durante la hora critica de la muerte de mi padre, es una mancha que nunca he podido borrar u olvidar…, mi mente era presa de la lujuria. – Gandhi

15. La solución puede alcanzarse por medio de la adoración de animales, del sacrificio humano o las conquistas militares, por la complacencia en la lujuria, el renunciamiento ascético, el trabajo obsesivo, la creación artística, el amor a Dios y el amor al Hombre. – Erich Fromm

16. El amor es un maldito fastidio, especialmente cuando también está unido a la lujuria. – James Joice

17. Se dice que la lujuria hace envejecer al hombre, pero mantiene joven a la mujer. – Raymond Chandler

18. Todos los hombres matan lo que aman…Unos matan su amor cuando son jóvenes y otros cuando son viejos; unos lo ahogan con manos de lujuria, otros con manos de oro… Unos aman muy poco, otros demasiado, algunos venden y otros compran; unos dan muerte con muchas lágrimas y otros sin un suspiro; pero aunque todos los hombres matan lo que aman, no todos deben morir por ello. – Oscar Wilde

19. Lo más importante para la Lujuria es el deseo a cumplir, lo otro no importa. – Taringa

20. Madame, me he convertido en una puta a través de la buena voluntad y una libertina a través de la virtud. – Marqués de Sade

21. ¿La envidia, el odio, la lujuria…, todas esas pasiones han sido arrojadas del alma para que ésta no sea sino una pieza de hielo? – Henry Moore

22. El hombre de la cuna a la sepultura es una bestia de lujuria. – Fernando Vallejo Rendón

23. Apartad a las prostitutas de la vida humana y llenaréis el mundo de lujuria. – Agustín de Hipona

24. La lujuria es como la pimienta, que no se tolera sino a pequeñas dosis. – Louis Sébastien Mercier

25. Quién no sueña con satisfacer cada espasmo de lujuria, alimentar toda ansia depravada? – Quills

26. Anoche inventé un nuevo placer, y cuando lo iba a disfrutar por vez primera, llegaron violentamente a mi casa un ángel y un demonio. Entraron en mi puerta y disputaron acerca de mi nuevo placer. Uno gritaba: ¡Es un pecado! Y el otro decía: ¡Es una virtud! – Gibran Jalil Gibran

27. La Lujuria es una de las subpersonalidades que usa o atrae las energías más perturbadas. – Taringa

28. Nosotros niños, nosotros colegiales, chicas de América obreros, estudiantes dominados por la lujuria. – Allen Ginsberg

29. Y de este modo, la vida hacía conmigo su viejo truco de disolución, de pérdida de lo palpable, de lo normal. Soplaba el viento mistral y se destruían las formas y los sabores. El esperma era un veneno, un amor que era veneno... – Anais Nin

30. Sin la libido activa en la antesala del lúbrico juego, desarrollar la excitación se torna complicado, no se diga alcanzar el orgasmo. – Elsiglodurango

31. Era una época en la que yo creía que la esposa era el objeto de lujuria del marido, nacida para complacerle en todo momento, en lugar de pensar que, en realidad, era una compañera y un socio en todas las alegrías y tristezas del esposo. – Mahatma Gandhi

32. Mi opinión en lo que se refiere al placer es que hay que emplear todos los sentidos. – El Marqués de Sade

33. Si no tuviéramos defectos no sentiríamos tanto placer descubriendo los de los demás. – François de la Rochefoucauld

34. Cuando alguien pierde la verguenza, se crea imaginativo, y olvida viejos tabúes, se convierte en una irreconocible marioneta de la lujuria, del sumo placer, y de la libertad más plena. – Nit131

35. La extrema seducción colinda, probablemente, con el horror. – Georges Bataille

36. Al mismo tiempo la otra mano separó suavemente sus piernas y comenzó a subir el viejo camino que tantas veces había recorrido en la oscuridad. – Edith Wharton

37. Porque la noche sería interminable sin él, sin él pegado a mí, sin su pericia, sin su súbita fogosidad y sus largas caricias. – Françoise Sagan

38. Y cuando sintió una mano que se deslizaba por entre las bragas bordadas de encaje, justo para desnudar sus riñones con precisión, pero tiernamente, con reverencia, la idea que se le vino a la cabeza, es que estaba muy contenta de estar en Inglaterra y de aprender las costumbres británicas. – Helen Zhavi

39. La Lujuria es un pecado atractivo por naturaleza, siempre tiene algo que ofrecernos y nos invita a la marcha y a la diversión. – Taringa

40. La mejor manera de librarme de la tentación es caer en ella. – Oscar Wilde

41. De acuerdo, soy arrebatada, celosa, voluble y llena de lujuria. ¿Qué esperaban? ¿Que tuviera ojos, glándulas, cerebro, treinta y tres años y que actuara como el ciprés de un cementerio? – Ana María Rodas

42. Nigromanta le esperaba para enseñarle, en primer lugar, a hacer como las lombrices, luego como los caracoles y finalmente como los cangrejos. – Gabriel García Márquez

43. Mi corazón estaba roto y al mismo tiempo lleno de lujuria, yo estaba agotado, y me encantó cada minuto con ella. – Michael Chabon

44.… experimentar una vez más este instante trémulo, tenerle, conocerle y dejarle irse, como un pájaro cautivo que sentimos palpitar bajo nuestros dedos antes de liberarle en el aire claro. “¡Ahora, si! ¡Oh Dios mío!” le oí exclamar al segundo de su vuelo. – John McGahem

45. Se sabe cuan poco dura en la mujer la ardiente llama del amor, cuando la mirada y la mano, no son capaces de avivarla de continuo. – Dante Alighieri

46. Sin sentimiento, sin invenciones, sin el estado de ánimo apropiado, no hay sorpresas en la cama. – Anais Nin

47. El erotismo es una de las bases del conocimiento de uno mismo, tan indispensable como la poesía. – Anaïs Nin

48. La lujuria está bien: el sexo es bueno, despeja la cabeza y alegra el corazón. – Fernando Vallejo

49. Lo que se ofrecía como normal y corriente (…), me parecía un engaño deliberado e incitante, el manto de las apariencias cotidianas que se extendía sobre semejante desvergüenza, semejantes explosiones apasionadas de lujuria. – Alice Munro

50. Te cubriré de amor la próxima vez que nos veamos, com caricias, con éxtasis. Quiero morderte con todas las alegrías de la carne. – Anónimo

51. El sexo debe mezclarse con lágrimas, risas, palabras, promesas, escenas, celos, envidia, todas las variedades del miedo, viajes al extranjero, caras nuevas, novelas, relatos, sueños, fantasías, música, danza, opio y vino. – Anais Nin

52. ¿Es sucio el sexo? Sólo cuando se hace bien. – Woody Allen

53. Obtendré un gran placer, incluso una gran alegría, si te sometes. Cuanto más te sometas, mayor será mi alegría. La ecuación es muy sencilla. – Erika Leonard

54. Escribo para mí. Para mi placer. Para mi vicio. Para mi propia condenación. – Juan Carlos Onetti

55. Si sólo se tratara de alimentarse, al estar saciado el chico dejaría de mamar hasta que la necesidad volviera a surgir. Pero, muy por el contrario, el bebé se duerme con el pezón en la boca, succiona en el aire al ser separado del mismo y más tarde, por ejemplo, lo reemplazará por el chupete. ¿Qué clase de alimento da el chupete? Uno fundamental: el placer. – Gabriel Rolón

56. Otro sentido, nunca presentido cubre hasta el deseo realizado; De modo que el placer aún disfrutado, jamás podrá igualar al inventado. – Reinaldo Arenas

57. Deja a un lado la humildad. Sabes muy bien cuánto vale tu belleza. Encuentro misterio en cada una de las partes de tu cuerpo. Veo brotar desde el fondo de tus pupilas una fuente inagotable de ternura y sensualidad. – Junichiro Tanizaki

58. Pequeña… Nunca haré nada que tú no apruebes antes. Pero quiero que sepas que tu juego es mi juego. Tu placer es el mío y tú y yo somos los únicos dueños de nuestros cuerpos. – Megan Maxwell

59. Gracias a ti estoy en tan espléndida forma -dijo. – ¿Por qué? – ¿No conoces la ley de Einstein? El placer se convierte en energía. – Stephen Vizinczey

60. Una orgía real nunca excita tanto como un libro pornográfico. – Aldous Huxley

61. El amor es algo que va sucediendo, pero para llegar a eso hay que atravesar los prejuicios que nos impiden amar. – Jorge Bucay, Silvia Salinas

62. Mordía a todo esto una granada, con el codo apoyado sobre la mesa; las bujías del candelabro, delante de ella, oscilaban con el viento; aquella luz blanquecina daba a su cutis tonos nacarados, rosa a sus párpados, brillo a sus ojos; el rojo de la fruta se confundía con el púrpura de sus labios, su delgada nariz temblaba y toda su persona ofrecía algo de insolente, ebrio y ahogado que exasperaba a Frédéric y le infundía, sin embargo, locos deseos. – Gustave Flaubert

63. Entonces desistí de intentar complacerla y simplemente la jodí, poseyéndola viciosamente. Era como un asesinato. – Charles Bukowski

64. Lo establecido no genera placer. – Carlos Monsiváis

65. Si alimentara usted su vida sexual con todas las excitaciones y aventuras que el amor inyecta en la sensualidad, se convertiría en el hombre más potente del mundo. – Anais Nin

66. Guarda silencio cuando no tengas nada que decir, cuando la pasión genuina te mueva, di lo que tengas que decir, y dilo caliente. – D.H. Lawrence

67. El sexo pierde todo su poder y su magia cuando se hace explícito, mecánico, exagerado; cuando se convierte en una obsesión maquinal. Se vuelve aburrido. Usted nos ha enseñado, mejor que nadie que yo conozca, cuan equivocado resulta no mezclarlo con la emoción, la ansiedad, el deseo, la concupiscencia, las fantasías, los caprichos, los lazos personales y las relaciones más profundas, que cambian su color, sabor, ritmos e intensidades. – Anais Nin

68. La libido es desviada para que actúe de una manera socialmente útil, dentro de la cual el individuo trabaja para sí mismo sólo en tanto que trabaja para el aparato, y está comprometido en actividades que por lo general no coinciden con sus propias facultades y deseos. -Herbert Marcuse

69. La Lujuria no es cosa de sexo ni de pasión, sino de deseo, y el naranja rojizo es un color que suele crear deseo y apetito. – Taringa

70. Me entrego a ti menuda, y provocante y melosa me impregno de tu aroma,  de tu ritmo, y me uno a el en únisono compás libidinosa. – Nit131

71. Una corriente cálida me subió por las venas, y mi lento animal jubilado despertó de su largo sueño. – Gabriel García Márquez

72. Es poco frecuente y nada normal que una persona no sienta atracción sexual por otras personas, aun estando enamorada de una. – Albert Ellis

73. Tú sabes que cuando te odio, es porque te amo hasta el punto de la pasión que desquicia mi alma. – Julie de Lespinasse)

74. Si esto no es amor, es locura. Entonces es perdonable. – William Congreve

75. Pervierte el tema del amor cortés con la fruta del amor, una metáfora tradicional para la unión amorosa, religiosa y mundana, ahora transformada en una prisión infernal (el bosco). – Reindert Falkenburg

76. La pasión nos gobierna a todos, y obedecemos. ¿Qué otra opción tenemos? La pasión es la fuente de nuestros mejores momentos. – Joss Whedon

77. Sólo el latido unísono del sexo y el corazón puede crear éxtasis. – Anaïs Nin

78. Hay coños hechos de pura alegría que no tienen nombre ni antecedentes y éstos son los mejores de todos. – Henry Miller

79. El deseo de aquel día fue tan apremiante que me pareció un recado de Dios. – Gabriel García Márquez

80. Piérdeme el respeto sin delicadeza, que no habrás de parecerme rudo. Voy a sorprenderte a ciegas, lujuriosamente audaz voy a desatar tus nudos. – Nit131 Me 

81. Dejé caer mi pelo sedoso sobre mis hombros y abrí mis muslos hacía mi amante… los cielos de invierno son fríos y bajos, con fuertes vientos y granizo helado. Pero cuando hacemos el amor debajo de nuestra colcha, hacemos tres meses de verano. – Tzu Yeh

82. El sexo nos descubre. El sexo nos revela cómo somos. Por eso es tan estremecedor. Nos despoja de toda apariencia. – Don DeLillo

83. El instinto erótico pertenece a la naturaleza original del hombre. Está relacionado con la más alta forma de espíritu. – Carl G. Jung

84. La libido sigue los caminos de las necesidades narcisistas y se adhiere a aquellos objetos que aseguran la satisfacción de las mismas. – Sigmund Freud

85. Se sintió orgulloso y feliz entonces: feliz de estar con ella, orgulloso de su gracia y su porte señorial. Pero ahora, después de reavivar tantos recuerdos, el primer contacto con su cuerpo, armonioso y extraño y perfumado, produjo en él un agudo latido de lujuria. – James Joyce

86. El mundo está lleno de esos seres incompletos que andan en dos pies y degradan el único misterio que les queda: el sexo. – D. H. Lawrence

87. La necesidad neurótica de afecto toma muchas veces la forma de una pasión sexual o de una insaciable sed de goces eróticos. Cabe por consiguiente preguntar si todo el fenómeno de la necesidad neurótica de afecto no sería provocado por la insatisfacción en la vida sexual; si todo ese anhelo de amor, simpatía, aprecio y sostén no sería, acaso, producto de la libido insatisfecha, más bien que del impulso a la segura tranquilidad. – Karen Horney

88. El arte del sexo es el arte de controlar el descontrol. – Paulo Coelho

89. Ayer al rozar mi espalda con sus dedos solté todo equipaje, se desataron en mi mente mil formas de perder la cordura. Se disparó mi temperatura y perdiendo toda compostura me entregué a él salvaje. – Nit131

90. En la comisura de tus labios florece la mala hierba que seduce a los hombres como si se tratara de una flor carnívora. Lo que toques con tus manos o con tus pies se ilumina de júbilo, así como se va purificando el suelo al paso de los dioses. – Junichiro Tanizaki

91. Los deseos sexuales humanos están profundamente arraigados en los impulsos biológicos en el aprendizaje social. Con frecuencia son promiscuos e indiscriminados. – Albert Ellis

92. Me he educado con dos conceptos de la sensualidad completamente contrapuestos en la cabeza. En Filipinas, país tropical, está a flor de piel, y mi familia, que era muy liberal, entendía que el desnudo es un arte. Y luego, los curas en el colegio se pasaban el día tratando de sabotear los instintos sexuales naturales y consideraban que todo desnudo era pecado. De esa fricción entre algo que para unos era terrible y para otros maravilloso algo debió de salir. – Luis Eduardo Aute

93. El sentido del olfato juega una gran papel a la hora de la excitación y el erotismo, por lo que debemos darle la oportunidad de que explore todo: el cuerpo, los fluidos, y todo lo que el sexo pueda incluir. No debemos perdernos de ninguna esencia que nos caracteriza, ni de nosotros ni de la persona con la que estemos, de lo que nos da identidad. No podemos perdernos de ese olor con el que recordemos aquella noche con un “¡hey!, mi cuerpo todavía huele a ti. – culturacolectiva

94. No comprendo cómo se mata el hambre comiendo, y el sueño en la cama y la sed con el agua. Y el deseo -este que me acapara cuando veo tus manos- debe ser archivado como algo malo en el cajón más sucio del cerebro. – Ana María Rodas

95. No tenía nombre. Amor no era; el Magistral no creía en una pasión especial, en un sentimiento puro y noble que se pudiera llamar amor; esto era cosa de novelistas y poetas, y la hipocresía del pecado había recurrido a esa palabra santificante para disfrazar muchas de las mil formas de la lujuria. – Leopoldo Alas «Clarin»

96. En todo encuentro erótico hay un personaje invisible y siempre activo: la imaginación. – Octavio Paz

97. El olor a sexo, huele a todo. Huele a fluidos de cada uno, huele a saliva y huele a sudor. Huele al vapor que desprenden nuestros cuerpos y nuestra respiración agitada, huele a nuestra boca, a nuestra vagina, a su pene; a deseo, calor y pasión. El sexo no huele a flores, ni a menta, ni a fresas ni lavanda. – culturacolectiva

98. Por su parte, quien sabe (y quiere) ir más allá de la atracción y excitación sexual inicial, procurará crear una auténtica intimidad, procurará ser un artesano para hacer del enamoramiento un amor real, un amor maduro y valiente. – ErichFromm

99. Presentamos la lujuria como algo prohibido, casi secreto, privado (bajo llave, en un lugar cerrado, casi a oscuras), como una provocación visual (colores relacionados con la fuerza, lo sexual), pasando a ser observadores de algo, a priori inalcanzable, lo que lo hará más deseable aún, lo que aumentará esa lujuria. – Wixx

100. Si vas a hacer algo relacionado con el sexo, debería ser cuanto menos genuinamente perverso. – Grant Morrison

Entonces, ¿qué te han parecido estas frases de lujuria? ¿Te has sentido identificado con este sentimiento? ¿Conoces a alguien que te haga sentir así? Sin duda, la lujuria es una de las pasiones peores vistas en el hombre, pero también es de las más naturales. Y es que, ¿quién no ha sentido lujuria tan siquiera una vez en su vida? El que esté libre de pecados, que lance la primera piedra. Estamos en el siglo XXI y es hora de empezar a ver las cosas como son. Eso sí, siempre hay que expresar la lujuria con respeto, y, sobre todo, saberse correspondido si es que piensas darle riendas sueltas al sentimiento.

 

Pero bien, dinos, ¿te han gustado estas frases de lujuria? ¿Conoces otra frase que debamos incluir en nuestro listado? Déjanos tu opinión en los comentarios, en Frases de la Vida estaremos deseando leerte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here