Hoy en Frases de la vida queremos dedicar este artículo a una ciudad que, como bien afirma nuestro título, rezuma grandeza. Se trata de la capital de España y una de las ciudades más turísticas del mundo. Es imposible no querer conocerla, pues en ella encontramos un sin fin de lugares hermosos, una arquitectura impresionante y muchísimos registros histórico-culturales a nuestra disposición. No sólo es conocida por su convocatoria turística y su elevado número de atracciones, sino también, por el fútbol: la pasión que une al mundo. Por eso queremos ofrecerte estas frases de Madrid, capaces de transportarte, a través de su lectura, a estas maravillosas coordenadas en el mundo.

Madrid es la cuarta ciudad más rica de Europa y la tercera más poblada. En ella encontraremos múltiples sedes de organismos internacionales y de instituciones de gran importancia como la Real Academia Española. La ciudad, en sí misma, es un gran centro cultural e histórico, capaz de ofrecer al turista una cantidad importante de museos y espacios colmados de arte. Fue convertida en la capital del país por Felipe II y, en la actualidad, continúa siéndolo. Es dueña de hermosas atracciones por conocer, como su famosa almendra central – su casco histórico -, y de una cantidad importante de estructuras, sobre todo religiosas, de orden católico, que realmente merece la pena conocer.

Hemos pensado en algunas frases sobre Madrid porque, definitivamente, esta ciudad se ha vuelto parte de la lista de deseos de cualquier viajero. Todo el mundo, o al menos una gran mayoría, la ha proclamado como un destino imprescindible por conocer. ¡Es que no puedes decir que has viajado a Europa si no has pasado por Madrid! Desde la realeza hasta los equipos de gran fama como el Real Madrid – entre muchas otras gemas reconocidas a nivel internacional – tienen su sede en estas tierras cautivadoras. Y es que cualquiera se sentiría feliz de recorrer sus rincones, de descubrir las maravillas que tiene para ofrecer.

Sin más, vamos a conocer estas 50 frases de Madrid, porque es una ciudad que vale la pena recordar y hasta conocer algunas curiosidades de Madrid. ¡No te las pierdas!

Las mejores frases de Madrid

1. Madrid es tener un gabán que abriga mucho y con el que se puede ir tranquilo hasta a los entierros con relente. Madrid es no admitir lo gótico. Madrid es la improvisación y la tenacidad. Madrid es quedarse alegre sin dinero y no saber cómo se pudo comprar lo que se tiene en casa. – Ramón Gómez de la Serna

2. Parece que hoy toca hablar de Madrid. Madrid es una gran ciudad, o por lo menos una ciudad grande. – Francisco Umbral

3. «Vamos a caminar por El Retiro, vamos que hoy en Madrid hay rico frío, vamos que estoy ansioso por jugar y hablar contigo…». – Fito Páez

4. Es Madrid patria de todos, pues en su mundo pequeño son hijos de igual cariño naturales y extranjeros. – Calderón de la Barca

5. Estás más guapa, más sabia, más civil en otra etapa, cambiaste de perfil, y eso me encanta, me encanta, Madrid, por eso te canto, te canto, Madrid. – Miguel Cantillo

6. Como siempre en verano, Madrid se ha convertido en una calma unánime, pero agradece nuestra permanencia. – Mario Benedetti 

7. «Cayó como un pájaro del árbol cuando sus labios de mármol lo obligaron a soltar, quedó un taxista que pasaba mudo al ver como empezaba la Cibeles a llorar y chocó contra el Banco Central…». – Sabina

8. Madrid rebosa literatura, poesía y música por sus cuatro costados, tanto, que ella misma es un personaje literario. – Ernest Hemingway

9. Sólo te nutre tu vívida esencia. Duermes al borde del hoyo y la espada. Eres mi casa, Madrid: mi existencia, ¡Qué atravesada!Miguel Hernández

10. Madrid es una excusa para contar historias. – Francisco Umbral

11. «Si tú me quisieras escuchar, me prestaras atención, te diría lo que ocurrió al pasar por la Puerta del Sol. Yo vi a la gente joven andar, cortar el aire de seguridad. En un momento comprendí que el futuro ya está aquí…». – Radio Futura

12. Allá donde se cruzan los caminos, donde el mar no se puede concebir, donde regresa siempre el fugitivo, pongamos que hablo de Madrid. – Joaquín Sabina 

13. Esta luz, este cielo, estas nubes, son el lujo de Madrid, su cosa más fina. – Josep Pla

14. He de confesarte que te eché de menos. Agarro la guitarra y canto para ti. Qué bueno estar en casa. Vuelvo a Madrid. – Ismael Serrano

15. Respira en el centro de la ciudad, el alma que se pierde al escapar. Kilómetro Cero. Comienzo de los días que han de venir, la lluvia que se derrama por ti…». – Ismael Serrano

16. En este libro quiero dejar en pie al Madrid eterno, lo bueno y bello de antes y de hoy… Y un poco de lo de mañana. – Juan Ramón Jiménez

17. Demasiado volumen para un historiador mucho más para el numen de un cantautor, demasiado gigante el Quijote y el Cid para ser yo tú amante Madrid y sin embargo con resignación ya me hago cargo de tu cruel seducción. – Miguel Cantillo

18. Lo bueno es llegar con la boina y la maleta de cartón, y a los cinco minutos ser de Madrid. – Joaquín Sabina

19. Con su todo es ahora, con su nada es eterno, con su rap y su chotis, con su okupa y su skin, aunque muera el verano y tenga prisa el invierno la primavera sabe que la espero en Madrid. – Ismael Sabina

20. Adiós Madrid. Vuelvo a vivir. Dura raíz, siento al partir que algo de mí se queda aquí ya para siempre: la ardiente ilusión de quererte, ser fuerte y dejarte, sin dejar de amarte. – Alfredo Zitarrosa

21. A mí Madrid me da miedo, porque si Valladolid me parece ya un enorme aparcamiento, Madrid me parece cinco veces ese aparcamiento. – Miguel Delibes

22. Madrid, Madrid, Madrid, en México se piensa mucho en ti. – Luis Martín Santos

23. Madrid sentía debilidad por mi y yo por ella y me ofrecía todo lo que quería tener delante esa mañana. – Use Lahoz

24. En Madrid ocurre lo que no ocurre en ningún lugar del planeta, que la gente pasea por unos sitios inmundos y se asoma a los puentes que cruzan las autopistas como quien se asoma a ver las olas del mar. – Elvira Lindo

25. Qué raros son tus cuñados, ¿No? -Sí, es que son de Madrid. -Será eso. – Almudena Grandes

26. Estamos en un barrio del centro de Madrid. Su nombre no importa, porque podría ser cualquiera entre unos pocos barrios antiguos, con zonas venerables, otras más bien vetustas. Este no tiene muchos monumentos pero es de los bonitos, porque está vivo. – Almudena Grandes

27. La ciudad por la que siento nostalgia, la que ansiosamente deseo reencontrar, no es la que estoy viendo, áspera y prestigiosa ciudad europea con sus antiguos mármoles, sus fuentes y monumentos, el empedrado de sus plazas, su majestuoso Prado, sino aquella que conservo a salvo en los espacios de la memoria, una ciudad construida por aromas, sonidos, el declinar de una tarde, una esquina, una cena compartida. Por algo tan leve, pero de tanta gravedad, hecho de presencia y de espíritu. Sí, sobre todo de espíritu. – Ernesto Sabato

28. Madrid, de lejos, parecía la Estrella de la Muerte. Darth Vader, pensé, aquí llegan tus guerreras, ábrenos la puerta. – Lucia Etxebarria

29. Ahí estaba, la raya que separaba el este del oeste, Barcelona de Madrid, mi ayer de mi presente y mi futuro. Después de todo, aquella divisoria trazada sobre el globo terráqueo no era más que una convención, decidida hace ya mucho por gente que había muerto. – Lorenzo Silva

30. Han pasado tres o cuatro días. El aire va tomando cierto color de Navidad. Sobre Madrid, que es como una vieja planta con tiernos tallitos verdes, se oye, a veces, entre el hervir de la calle, el dulce voltear, el cariñoso voltear de las campanas de alguna capilla. Las gentes se cruzan, presurosas. Nadie piensa en el de al lado, en ese hombre que a lo mejor va mirando para el suelo; con el estómago deshecho o un quiste en un pulmón o la cabeza destornillada. – Camilo José Cela

31. Madrid es no tener nada y tenerlo todo. – Ramón Gómez de la Serna

32. Otra vez las calles vacías, el viento soplando cada vez más fuerte, pero mis ojos no quieren cerrarse y salgo buscando lo que me falta en el cielo de Madrid. – Deluxe

33. Hasta el Sol llegó la Luna, y en Castellana la bruma cubre toda la avenida, es un gigante que fuma. – Ariel Rot

34. En Chicote, un agasajo postinero con la crema de la intelectualidad y la gracia de un piropo retrechero más castizo que la calle de Alcalá. – Agustín Lara

35. Si el cocido es el plato típico de Madrid y los churros con chocolate es el desayuno más castizo, los caramelos de violeta es la dulce seña de identidad de los madrileños. – Timeout

36. Cuando llegues a Madrid, chulona mía, voy a hacerte emperatriz de Lavapies; y alfombrarte con claveles la Gran Vía, y a bañarte con vinillo de Jeréz. – Agustín Lara

37. Por Madrid de madrugada, cuando la suerte se acaba. Un sencillo cigarrillo
y tu vida en el bolsillo. Por Madrid de madrugada, la ciudad se desparrama. – Ariel Rot

38. Madrid está plagada de estatuas que, si no te fijas bien, parece que están barriendo el suelo en Jacinto Benavente o dando un paseo junto a la plaza de San Ildefonso. – Timeout

39. Quien al corazón de España quiera asomarse, que llegue, ¡Pronto! Madrid está lejos. Madrid sabe defenderse con uñas, con pies, con codos, con empujones, con dientes, panza arriba, arisco, recto, duro, al pie del agua verde del Tajo, en Navalperal, en Sigüenza, en donde suenen balas y balas que busquen helar su sangre caliente. – Rafael Alberti

40. Madrid, Madrid, Madrid, pedazo de la España en que nací por algo te hizo Dios
la cuna del requiebro y del chotis. – Agustín Lara

41. Además del archiconocido ángel caído del Retiro, hay una estatua en Madrid (en la azotea de Milaneses, 3, esq. Mayor) que representa mucho mejor lo que supone un verdadero tortazo contra el suelo. Se encuentra en un céntrico tejado y según el autor de la obra, titulada ‘Accidente aéreo’, se trata de un aviador despistado que se estrella contra el edificio. – Timeout

42. Yo puedo decir muchas cosas, y algunas no. No puedo decir: Madrid es mi tierra, tengo que decir mi cemento. -y lo siento-. – Gloria Fuertes.

43. El arte urbano en Madrid te asalta cuando menos te lo esperas, mientras paseas por Lavapiés, recorres las calles de Chueca o, te tomas unas cañas con los colegas. – Timeout

44. Por fin somos nosotros un madrid sorprendente. Casi vacante, despejado, limpio de hollín y disponible. En él andamos como dueños tercermundistas del arrobo en solidarias pulcras avenidas, sudando con unción la gota gorda. El verano no es tiempo de fragor sino de verde tregua. – Mario Benedetti

45. Madrid, si tanto tienes tanto vales y aunque falto de encinas, te respiro bebiéndole los vientos al Retiro y al oro del crepúsculo en Rosales. Con otoños románticos prevales para permanecer en el suspiro. ¿Dónde vamos, Madrid? A octubre miro y con sabor de soledad me sales. – Luis López Anglada

46. ¡Ojalá sea mentira ese rumor que corre sobre el río donde peces de plata mueren sin ser pescados! ¡Ojalá sea mentira esa bola de anhídrido carbónico que pende bajo el cielo de Madrid! ¡Ojalá sea verdad esa mentira del vidente que anuncia una tormenta de amor que acabará con la mala uva…! – Gloria Fuertes

47. Madrid, corazón de España, late con pulsos de fiebre. Si ayer la sangre le hervía, hoy con más calor le hierve. Ya nunca podrá dormirse, porque si Madrid se duerme, querrá despertarse un día y el alba no vendrá a verle. – Rafael Alberti

48. Uno de los jardines secretos con más encanto de Madrid es El Huerto de las Monjas, y en él una pequeña fuente con tres querubines de bronce. No hay nada tan relajante como sentarse en uno de sus bancos a escuchar el rumor del agua. – Timeout

49. Anocheció Madrid que parecía cubierto del cristal más transparente, que estaba amaneciendo de repente con tanta claridad como de día. Luces vivas sus calles repartía poblando la ciudad, más que de gente, de destellos de luz resplandeciente que el aire embelesaban de alegría. El cielo miró arder desde su abismo, como un diamante en negro terciopelo, Madrid, alma encendida a su espejismo: ciudad nocturna en urna de su hielo, Narciso enmascarado de sí mismo, y Eco, muda de asombro, el mismo cielo. – José Bergamín

50. De entre las piedras, la encina y el haya, de entre un follaje de hueso ligero surte un acero que no se desmaya: surte un acero. Una ciudad dedicada a la brisa, ante las malas pasiones despiertas abre sus puertas como una sonrisa: cierra sus puertas. Un ansia verde y un odio dorado arde en el seno de aquellas paredes. Contra la sombra, la luz ha cerrado todas sus redes. Esta ciudad no se aplaca con fuego, este laurel con rencor no se tala. Este rosal sin ventura, este espliego, júbilo exhala. – Miguel Hernández

¿Qué te han parecido estas frases de Madrid? Esperamos que te hayan gustado y que este artículo te haya motivado a conocer esta hermosa ciudad, o, si eres de Madrid, que te haya rememorado algún momento entre sus calles y su gente. ¿En qué ciudad vives? ¿cuál es tu ciudad favorita?, nos encantaría leer tus respuestas e impresiones en la sección de comentarios, ¡ansiamos conocerte mejor! Nos encontramos la próxima con muchas más Frases de la Vida!

Si este artículo te ha interesado, tal vez quieras echar un vistazo a las recomendaciones de nuestros queridos amigos de El Viajero Feliz: 4 Razones por las que debes visitar Madrid y Qué ver en Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here