100 Frases de Joaquín Sabina para entender la vida
4.8 con 24 votos

Con más de 17 discos a sus espaldas, Sabina es uno de los músicos más relevantes de la historia. A estas alturas ya no necesita presentación. Por eso, en Frases de la Vida hemos recopilado 100 frases de Joaquín Sabina que te ayudarán a entender la vida; sus canciones son poesía aún desprovistas de sonido, algo de lo que la mayoría de cantautores no pueden presumir. Este poeta canalla logra desgarrar y arañar nuestras existencias a cada verso, tocando justo donde debe para emocionarnos y arrastrándonos por todos los estados de ánimo posibles. Además, estas frases de Joaquín Sabina también te servirán para hacer un recorrido por sus mejores canciones. ¿Te lo vas a perder?

100 frases de Joaquín Sabina para entender la vida

1. Y morirme contigo si te matas y matarme contigo si te mueres, porque el amor cuando no muere mata, porque amores que matan nunca mueren. – Contigo

Frases de Joaquín Sabina, Y morirme contigo si te matas y matarme contigo si te mueres, porque el amor cuando no muere mata, porque amores que matan nunca mueren.2. Y la vida  siguió, como siguen las cosas que no tienen mucho sentido. – Donde habita el olvido

3. El agua apaga al fuego y al ardor de los años. Amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. – Amor se llama el juego

4. Y regresé a la maldición del cajón sin su ropa, a la perdición de los bares de copas, a las cenicientas de saldo y esquina. Y por esas ventas del fino Laina, pagando las cuentas de gente sin alma que pierde la calma con la cocaína. – 19 días y 500 noches

5. Y si quieres también puedo ser tu estación y tu tren. Tu mal y tu bien. Tu pan y tu vino. Tu pecado, tu dios, tu asesino. – A la orilla de la chimenea

6. No creo que exista el olvido ni que deba existir. La vida se hace de escombros y de cenizas que siguen ardiendo.

Frases de Joaquín Sabina, No creo que exista el olvido ni que deba existir. La vida se hace de escombros y de cenizas que siguen ardiendo.7. Yo sólo te conté media vida al revés, que no es igual que media mentira. – Es mentira

Frases de Joaquín Sabina, Yo sólo te conté media vida al revés, que no es igual que media mentira.8. Era un individuo de esos que se callan por no hacer ruido, perdedor asiduo de tantas batallas que gana el olvido. – Ciudadano cero

9. Cuando la ciudad pinte sus labios de neón, subirás a mi caballo de cartón. Me podrán robar tus días, tus noches no. – Caballo de cartón

Frases de Joaquín Sabina, Cuando la ciudad pinte sus labios de neón, subirás a mi caballo de cartón. Me podrán robar tus días, tus noches no.10. ¿Dónde está la canción que me hiciste cuando eras poeta? Terminaba tan triste que nunca la pude empezar. – Barbie Superstar

11. Este adiós no maquilla un hasta luego, este nunca no esconde un ojalá, esta ceniza no juega con fuego, este ciego no mira para atrás. – Nos sobran los motivos

Frases de Joaquín Sabina, Este adiós no maquilla un hasta luego, este nunca no esconde un ojalá, esta ceniza no juega con fuego, este ciego no mira para atrás.12. Las niñas ya no quieren ser princesas, y a los niños les da por perseguir el mar dentro de un vaso de ginebra. – Pongamos que hablo de Madrid

13. La buena reputación es conveniente dejarla caer a los pies de la cama. Hoy tienes una ocasión de demostrar que eres una mujer además de una dama. – Y si amanece por fin

14. Estoy tratando de decirte que me desespero de esperarte. Que no salgo a buscarte porque sé que corro el riesgo de encontrarte. – Todavía una canción de amor

15. Estos labios que saben a despedida, a vinagre en las heridas, a pañuelo de estación. – Nos sobran los motivos

Frases de Joaquín Sabina, Estos labios que saben a despedida, a vinagre en las heridas, a pañuelo de estación.16. Me muero de ganas de decirte que te quiero. Y que no quiero que venga el destino a vengarse de mí, y que prefiero la guerra contigo al invierno sin ti. – Ganas de

17. Sabes mejor que yo que hasta los huesos sólo calan los besos que no has dado. – Y sin embargo

Frases de Joaquín Sabina, Sabes mejor que yo que hasta los huesos sólo calan los besos que no has dado. 18. No hay ni una sola historia de amor real que tenga un final feliz. Si es amor, no tendrá final. Y si lo tiene, no será feliz. – Lo peor del amor

19. A menudo los labios más urgentes, no tienen prisa dos besos después. – Todavía una canción de amor

20. Yo le quería decir la verdad por amarga que fuera. Contarle que el universo era más ancho que sus caderas. Yo le pintaba un mundo real y no uno color de rosa, pero ella prefería escuchar mentiras piadosas. – Mentiras piadosas

21. Y cada vez peor, y cada vez más rotos. Y cada vez más tú, y cada vez más yo. Sin rastro de nosotros. – Amor se llama el juego

Frases de Joaquín Sabina, Y cada vez peor, y cada vez más rotos. Y cada vez más tú, y cada vez más yo. Sin rastro de nosotros.22. Porque todos los finales son el mismo repetido, y con tanto ruido, no escucharon el final. – Ruido

23. Lo bueno de los años es que curan heridas, lo malo de los besos es que crean adicción. – Siete crisantemos

24. ¿Y cómo huir cuando no quedan islas para naufragar?. – Peces de ciudad

Frases de Joaquín Sabina, ¿Y cómo huir cuando no quedan islas para naufragar?.25. Será mejor que aprendas a vivir sobre la línea divisoria que va del tedio a la pasión. – Esta boca es mía

26. Siempre tuvo la frente muy alta, la lengua muy larga y la falda muy corta. – 19 días y 500 noches

Frases de Joaquín Sabina, Siempre tuvo la frente muy alta, la lengua muy larga y la falda muy corta.27. Y algunas veces suelo recostar mi cabeza en el hombro de la luna y le hablo de esa amante inoportuna que se llama soledad. – Que se llama soledad

28. Que las verdades no tengan complejos, que las mentiras parezcan mentiras. Que no te den la razón los espejos. – Noches de boda

29. Se arroparon con la sensatez del desvarío tuyo y mío. – Pájaros de Portugal

30. No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás existió. – Con la frente marchita

Frases de Joaquín Sabina, No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás existió.

31. Ni soy un libro abierto, ni quién tú te imaginas. – Lo niego todo

32. Ser feliz con dos latas en la nevera y un gramo de esperanza en lista de espera. – No tan deprisa

33. De tanto ser felices se me olvidó quererte. – Postdata

34. Me duele más la muerte de un amigo que la que a mí me ronda. – Lágrimas de Mármol

35. Si me matas me hago el muerto, yo que mato por vivir, cuando no sé qué decir doy gritos en el desierto. – Sin pena ni gloria

36. Lo nuestro duró lo que duran dos peces de hielo en un güisqui on the rocks. – 19 Días y 500 noches

37. ¿Quién me ha robado el mes de Abril? ¿Cómo pudo sucederme a mí? Pero ¿Quién me ha robado el mes de Abril? Lo guardaba en el cajón donde guardo el corazón. – Quien me ha robado el mes de abril

38. Con siete espinas de la flor del adulterio, siete despedidas en una estación, siete crisantemos en el cementerio, siete cardenales en el corazón. Me enamoro de todo, me conformo con nada. – Siete Crisantemos

39. Ahora es demasiado tarde princesa, búscate otro perro que te ladre princesa. – Princesa

40. Lo niego todo, aquellos polvos y estos lodos, lo niego todo, incluso la verdad. La leyenda del suicida y la del bala perdida, la del santo beodo, si me cuentas mi vida…lo niego todo. – Lo niego todo

41. Los cirujanos de las decepciones cercenan por lo sano la alegrí­a. Las venas del amanecer almacenan sangre frí­a y cada lunes nace muerto el nuevo dí­a. – Lágrimas de plástico azul

42. Este pez ya no muere por tu boca, este loco se va con otra loca, estos ojos ya no lloran más por ti. – Nos sobran los motivos

43. Yo no quiero domingo por la tarde, yo no quiero columpio en el jardí­n. Lo que yo quiero, corazón cobarde, es que mueras por mí­. – Contigo

44. El tren de ayer se aleja, el tiempo pasa, la vida alrededor ya no es tan mía, desde el observatorio de mi casa la fiesta se resfría. – Lágrimas de Mármol

45. Apenas vi que un ojo me guiñaba la vida, le pedí que a su antojo dispusiera de mí, ella me dio las llaves de la ciudad prohibida, yo, todo lo que tengo, que es nada, se lo di. – Tan joven y tan viejo

46. Si la vida se deja, yo le meto mano. – La del pirata cojo

47. No voy a negarte que has marcado estilo, que has patentado un modo de andar sin despeinarte por el agudísimo filo de la navaja de esta espídica ciudad. – Conductores suicidas

48. Que las persianas corrijan la aurora, que gane el quiero la guerra del puedo, que los que esperan no cuenten las horas, que los que matan se mueran de miedo. – Noche de boda

49. Y si amanece por fin y el Sol incendia el capó de los coches… baja las persianas. De ti depende y de mí­, que entre los dos siga siendo ayer noche. – Y si amanece por fin

50. Ambiguas horas que mezclan al borracho y al madrugador, danza de trajes sin cuerpo al obsceno ritmo del vagón. Hace siglos que pensaron: “las cosas mañana irán mejor”, es pronto para el deseo y muy tarde para el amor. – Caballo de cartón

51. Pero yo fui más lejos, le adiviné las cartas al adivino, aposté contra mí por no hacerme viejo en la ruleta rusa de los casinos. – Quién más, quién menos

52. Mi Annie Hall, mi Gioconda, mi Wendy, las damas primero, mi Cantinflas, mi Bola de Nieve, mis tres Mosqueteros, mi Tintín, mi yo-yo, mi azulete, mi siete de copas, el zaguán donde te desnudé sin quitarte la ropa. – La canción más hermosa del mundo

53. Ella le pidió que la llevara al fin de mundo, él puso a su nombre todas las olas del mar. – Ruido

54. Loco por conocer los secretos de tu dormitorio esa noche canté al piano del amanecer todo mi repertorio. – Y nos dieron las diez

56. Algunas veces vivo y otras veces la vida se me va con lo que escribo. – Y si amanece por fin

57. Mirar en los espejos fue un espejismo, es no cerrarse puertas por dónde huir. – No tan deprisa

58. En el bulevar de los sueños rotos vive una dama de poncho rojo, pelo de plata y carne morena. Mestiza ardiente de lengua libre, gata valiente de piel de tigre con voz de rayo de luna llena. – Por el bulevar de los sueños rotos

59. Ya no te tengo miedo, nena, pero no puedo seguirte en tu viaje. Cuántas veces hubiera dado la vida entera porque tú me pidieras llevarte el equipaje. – Princesa

60. El corazón mientras late sueña con amanecer abrazado a una mujer que lo bese y lo rescate, y aunque pierda la fe nunca da por perdido el combate. – Sin pena ni gloria

61. Quien más quien menos se ha tomado a sí mismo como rehén y tiene una conciencia todo terreno del mal y el bien. – Quién más, quién menos

62. Y nos dieron las diez y las once, las doce y la una, y las dos y las tres. Y desnudos al anochecer nos encontró la luna. – Y nos dieron las diez

63. No dormir era más dulce que soñar; y envejecer con dignidad una blasfemia. – Leningrado

64. Tú tirabas los dados, yo burlaba la suerte. Yo la última palabra, tú un “pero” que añadir. – Postdata

65. Estaba solo cuando al día siguiente el sol me desveló, me desperté abrazando la ausencia de su cuerpo en mi colchón. – Medias Negras

66. Los pocos que me quieren no me dejan perderme solo por si disparato, no pido compasión para mis quejas que tocan a rebato. – Viví para cantarlo

67. No sabía que la primavera duraba un segundo, yo quería escribir la canción más hermosa del mundo. – La canción más hermosa del mundo

68. Se peinaba a lo garçon la viajera que quiso enseñarme a besar en la Gare d’Austerlitz. Primavera de un amor, amarillo y frugal como el sol del veranillo de San Martín. – Peces de ciudad

69. Ven a la 69 punto G cuando te canses de crecer y los sueños tarden en venir. – 69 punto G

70. Porque siempre hubo clases y yo soy el hombre invisible que una noche soñó un imposible parecido al amor. – Yo también se jugarme la boca

71. Por las arrugas de mi voz se filtra la desolación de saber que estos son los últimos versos que te escribo; para decir “con Dios” a los dos nos sobran los motivos. – Nos sobran los motivos

72. No sé por qué sigo escribiendo esta canción, pero me sangra el corazón cuando lo hurgo. – Leningrado

73. Pero aquí sigo estando ya lo ves salvado por la campan, con mi nombre en tu diana, con tu boca en la manzana del árbol de Lucifer. – Por delicadeza

74. Ni ángel con alas negras, ni profeta del vicio. Ni héroe en las barricadas, ni ocupa, ni esquirol. Ni rey de los suburbios, ni flor del precipicio. Ni cantante de orquesta, ni el Dylan español. – Lo niego todo

75. Vivo en el número siete, Calle Melancolía. Quiero mudarme haré años al barrio de la Alegría, pero siempre que lo intento ha salido ya el tranvía. – Calle melancolía

76. Por decir lo que pienso sin pensar lo que digo, más de un beso me dieron (y más de un bofetón). – Tan joven y tan viejo

77. Desconfía de quien te diga “ten cuidado”, sólo busca que no escapes de su lado; antes de que te aniquilen sus reproches déjalo que duerma y a la media noche sal por la ventana, pon en marcha el coche y pisa el acelerador. – Pisa el acelerador

78. La canción que te escribo no es más que una postdata, si la bailas con otro no te acuerdes de mí. – Postdata

79. Estos ojos que no miden ni comparan, ni se olvidan de tu cara, ni se acuerdan de tu cruz. – Cerrado por derribo

80. Te vas y no te vas y cuando vienes rezo para que los trenes se equivoquen de estación. – Virgen de la amargura

81. Fui cuesta abajo sabiendo que llorar era un atajo hacia el mar. – Blues del alambique

82. Tenían razón mis amantes en eso de que antes el malo era yo. Con una excepción: esta vez yo quería quererla querer y ella no. – 19 Días y 500 Noches

83. Me acusas de jugar siempre al empate, me acusas de no presentar batalla, me acusas de empezar cada combate tirando la toalla. – Por delicadeza

84. En Comala comprendí que al lugar donde has sido feliz no debieras tratar de volver. – Peces de Ciudad

85. Lo más atroz de la pasión es cuando pasa, cuando al punto final de los finales no le siguen dos puntos suspensivos. – Lo peor del amor

86. Como salgo demasiado con chicas a vacilar me he quedado tan delgado como un papel de fumar. – Eh Sabina

87. Cuando me engaño no sé a quién creer. – Las noches de Domingo acaban mal

88. Las mejores promesas son esas que no hay que cumplir. – Yo también se jugarme la boca

89. Y desafiando el oleaje sin timón ni timonel, por mis sueños va, ligero de equipaje, sobre un cascarón de nuez, mi corazón de viaje. – Peces de Ciudad

90. Dijo hola y adiós y el portazo sonó como un signo de interrogación. Sospecho que así se vengaba a través del olvido Cupido de mi. – 19 Días y 500 Noches

91. Frente al cabo de poca esperanza arrié mi bandera, si me pierdo de vista esperadme en la lista de espera. – La canción más hermosa del mundo

92. A quien quiera acompañarme le cambio versos por penas, bajo los puentes del Sena de los que pierden el norte se duerme sin pasaporte y está mal visto llorar. – Cuando me hablan del destino

93. Si a ratos me puso cuernos la fortuna fue de forma fraudulenta. La patria es una fulana, menos mi madre y mi hermana, no hay coño que no esté en venta. – Semos diferentes

94. Algunos lunes duran todo el año, algunos martes soy un animal, los miércoles son húmedos y extraños, de algunos jueves es mejor ni hablar, los viernes dan películas de miedo, los sábados te vas y yo me quedo, las noches de domingo de acaban mal. – Las noches de Domingo acaban mal

95. Este bálsamo no cura cicatrices, esta rumbita no sabe enamorar, este rosario de cuentas infelices calla más de lo que dice pero dice la verdad. – Cerrado por derribo

96. Contigo he comprendido que la humedad es algo que se seca y se olvida. Gracias a ti he sabido que la verdad es sólo un cabo suelto de la mentira. – Embustera

97. Como quien viaja a bordo de un barco enloquecido que viene de la noche y va a ninguna parte; así mis pies descienden la cuesta del olvido, fatigados de tanto andar sin encontrarte. – Calle Melancolía

98. Cuando te haya olvidado aun te echaré de menos y alzaré la penúltima copa a tu salud. – Postdata

99. Pero esta noche estrena libertad un preso, desde que no eres mi juez tu vudú ya pincha en hueso, tu saque se enredó en red. – Tiramisú de limón

100. No me des vitaminas, no, dame fuego y rock and roll. – Eh, Sabina

Como bien demuestra esta selección de frases de Joaquín Sabina, detrás de cada una de sus canciones se esconde una profunda filosofía de vida de la cual seguro debemos aprender. Cuéntanos, ¿cuál es tu favorita? ¿Hubieras añadido alguna más? ¡Estaremos encantados de leer todos tus comentarios!

Si te han gustado estas frases de Joaquín Sabina y quieres encontrar inspiración para darle un enfoque nuevo a tu vida, entonces no puedes perderte estos artículos sobre las 100 mejores frases de la vida y consejos sobre inteligencia emocional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here