210 Frases de Placer | Una sensación de auténtica felicidad
Vota el artículo

El placer nos hace experimentar una sensación de bienestar en nuestro cuerpo. Son incontables las personas que se vuelven adictas al él y se ha llegado a comparar con la mismísima felicidad. Esta sensación es el resultado de la segregación de diversas sustancias químicas como la dopamina, las endorfinas, la oxitocina y la serotonina. Hay muchas formas de obtener placer como comer, saciar nuestra sed, dormir, experimentar el amor, escuchar música, tener sexo, admirar la belleza, aprender algo nuevo, jugar o entretenerse y usar nuestra imaginación. Dada la trascendencia de este estado de dicha, hemos recopilado para ti las más significativas frases de placer.

Lo cierto es que lo que a unos puede provocarles placer a otros no, es algo que se ve influenciado por las experiencias que tenemos. El placer tiene tres etapas la primera es el deseo, la segunda es el disfrute y al final viene la satisfacción. Algunos grandes pensadores como Platón consideran el goce de este como algo mundano, mientras que otros como Freud consideran que una de las principales metas de nuestra mente es obtener placer. Para que puedas profundizar más en este tema, en Frases de la Vida te compartimos las siguientes frases de placer. ¡No te las puedes perder!

210 Frases de placer | Una sensación de auténtico bienestar

1. En amistad, como en amor, no se vuelve con placer más que a los seres con los cuales nos está permitido ser nosotros mismos sin rigidez y sin mentira. – André Maurois

2. Adoro los placeres sencillos; son el último refugio de los hombres complicados. – Oscar Wilde

3. Cuando no hay amor en nuestro corazón, sólo nos queda una cosa: el placer; y ese placer es el sexo, por lo tanto este se convierte en un enorme problema. – Jiddu Krishnamurti

4. El placer no es sino la felicidad de una parte del cuerpo. – Joseph Joubert

5. Cuando amar duele enamorarse es maravilloso; sin embargo, a veces duele. El placer del amor conlleva el dolor de todos los apegos que puedas imaginar. Cuando uno no sabe pararse en su fortaleza, se pierde tanto en el otro que derrocha hasta su corazón, el mismo que se había abierto para llenarse de la otra persona. Cuando alguien ama de más sin ser correspondido y esperando reacciones del otro, cosas que este último no está dispuesto a dar, el enamorado pierde hasta el alma y corre el riesgo de perder lo más sagrado que tiene: ¡la dignidad! – Yohana García

6. Has de aprender algo de mi filosofía. Piensa sólo en el pasado cuando su recuerdo te procure placer.Jane Austen

7. La mayoría de los hombres persiguen el placer con tal apresuramiento que, en su prisa, lo pasan de largo. – Sören Aabye Kierkegaard

8. Algún día, es posible que tengas que pagar un precio muy alto por todo el placer y la alegría que el amor provoca. Y cuanto más intensamente ames, más intenso será el dolor futuro. Conocerás la angustia de los celos, la incomprensión, la sensación de rechazo y de injusticia. – Mathias Malzieu

9. Quien no se resuelve a cultivar el hábito de pensar, se pierde el mayor placer de la vida.Thomas Alva Edison

10. Todos nacemos felices. Por el camino se nos ensucia la vida, pero podemos limpiarla. La felicidad no es exuberante ni bulliciosa, como el placer o la alegría. Es silenciosa, tranquila, suave, es un estado interno de satisfacción que empieza por amarse a sí mismo. Isabel Allende

11. Nuestra sociedad occidental contemporánea, a pesar de su progreso material, intelectual y político, ayuda cada vez menos a la salud mental y tiende a socavar la seguridad interior, la felicidad, la razón y la capacidad para el amor del individuo; tiende a convertirlo en un autómata que paga su frustración como ser humano con trastornos mentales crecientes y una desesperación que se oculta bajo un frenético afán de trabajo y supuestos placeres. – Erich Fromm

12.  De mi esencia y mis orígenes emanará algún día quién sabe qué perfume, me convertiré en flor y exhalaré un ligero aroma, como para mi propio placer, y luego inclinaré la cabeza, esa que Kraus denomina cabezota necia y presuntuosa. – Robert Walser

13. No es necesario, como se cree generalmente, renunciar a los placeres naturales antes de poder conquistar los espirituales. Por el contrario, lo disfrutamos con más exquisita fruición a medida que crecemos interiormente. – Helen Kelle

14. Necesariamente aquel cuyo imperio es el deseo, y el placer su esclavitud, hará que el amado le proporcione el mayor gozo. A un enfermo le gusta todo lo que no le contraría; pero le es desagradable lo que es igual o superior a él. El que ama, pues, no soportará de buen grado que su amado le sea mejor o igual, sino que se esforzará siempre en que le sea inferior o más débil. – Platón

15. Y ustedes árboles amigos, seguirán siendo igual como son. ¡Ni una hoja se les marchitara porque nosotros nos vayamos! ¡Seguirán siendo tal como son, inconscientes del placer o pena que causan, insensibles a cualquier cambio de los que discurren bajo sus frondas! – Jane Austen

16. Andan el placer y el pesar tan aparejados, que es simple el triste que se desespera y el alegre que se confía. – Miguel de Cervantes

17. El placer es débil cuando no se forja en la fragua del deseo. – Ignacio Manuel Altamirano

18. La sinceridad recompensada es uno de los placeres más gratificantes que existen en esta vida. – Albert Espinosa

19. Nuestra alma no es una unidad pacífica, autorregulada. Ella es, antes bien, comparable a un Estado moderno, en el que una chusma ansiosa de placer y de destrucción tiene que ser sojuzgada por una clase superior y más juiciosa. – Sigmound Freud

20. El mundo está invadido de sexos y de seres. El mundo es una orgía de placer. – Giannina Brasch

21. Y a Raymer, mientras la esperaba, le dio por pensar que esperar a una mujer que había olvidado algo era uno de los placeres más infravalorados de la vida. Cuántas veces, a punto de ir a cualquier lugar con Becka, ella había tenido que volver atrás porque se había dejado algo encima de la mesa de la cocina. Un hábito molesto, sí, pero qué maravilloso era cuando la veía reaparecer, qué dulce saber que no se había ido para siempre. Hasta el día en que sí se fue. – Richard Russo

22. Nunca he alterado ni una sílaba de la Palabra de Dios contra mi conciencia, ni lo haría hoy, aunque se me entregara todo lo que está en la Tierra, sea honra, placeres, o riquezas. – William Tyndale

23. Prefiero molestar con la verdad que complacer con adulaciones. – Lucio Anneo Seneca

24. No es necesario complacer al público, porque si uno está seguro de su trabajo, si lo tiene claro, será más fácil convencerle. – Víctor Manuel

25. En la vida trazamos el rumbo hacía el que pensamos que es el mal menor, pero la satisfacción que nos procura este instante se mezcla con el placer de humillar nuestros deseos más ardientes y más dificiles de colmar, en el fondo del corazón, y nos contentamos con decirnos que es un mal menor. – Yukio Mishima

26. El placer y la acción hacen aparecer breves las horas. – William Shakespeare

27. Estamos tan estructurados y microgestonados que esto ya no es un mundo, es un puto crucero de placer. – Chuck Palahniuk

28. ¡Ah! ¡no haber parido todo un nudo de víboras, Antes que amamantar esta irrisión! ¡Maldita sea la noche de placeres efímeros En que mi vientre concibió mi expiación! – Charles Baudelaire

29. No conocía el placer de leer, de explorar puertas que se te abren en el alma, de abandonarse a la imaginación, a la belleza y al misterio de la ficción y del lenguaje. – Carlos Ruiz Zafón

30. Vivía en tan grato sosiego distribuyendo el tiempo entre mi trabajo, mi instrucción y mis placeres. – Jean Jacques Rousseau

31. Aún tienes que aprender que la Prosperidad, el Placer y el Éxito pueden ser de grano tosco y fibra vulgar, pero el Dolor es lo más sensible de todo lo creado. – Oscar Wilde

32. El orden es el placer de la razón pero el desorden es la delicia de la imaginación. – Paul Claudel

33. Hay 3 clases de amistad: por interés o utilidad, por placer y la “amistad perfecta, la de los hombres de bien y semejantes en virtud, porque éstos se desean igualmente el bien. – Octavio Paz

34.  Me abandoné con un indecible placer a este sentimiento. Así, con la misma satisfacción, debe someterse un trozo de hierro a la ley inalterable, eterna e inmutable de ser atraído por un imán. Así es como una piedra lanzada al espacio ha de detenerse una fracción de segundo en el aire para caer luego en forma vertical. Y así es como el ser humano ha de respirar hondamente, una sola vez, después de la agonía, antes de expirar definitivamente. – Yevgeny Zamyatin

35. Para el orgullo constituye una especie de placer el burlarse de los defectos que no se tienen y ese tipo de satisfacciones resultan tan gratas al hombre y especialmente a los imbéciles, que es muy raro ver que renuncien a él. – Marqués de Sade

36. El placer sano, el deporte y la recreación son tan vitales para esta nación como el trabajo productivo y deberían tener una gran participación en el presupuesto nacional. – Walt Disney

37. Cuando vivimos a la luz de la eternidad, nuestro enfoque cambia. En lugar de plantearnos: ¿Cuánto placer me proporciona la vida?», llegamos a pensar:¿Cuánto placer le proporciono a Dios con mi vida?. – Rick Warren

38. Mi placer de crear era ilimitado. El talento productivo no me abandonó ni un instante durante algunos años; lo que se me ocurría durante el día y en estado de vela, se iba. –  Johann Wolfgang von Goethe

39. Vivimos en una sociedad obsesionada con la conciencia de uno mismo, la autoestima, el placer y otras maneras de centrarse en el individuo. – C. Terry Warner

40. No, no renunciaré; amo a quien me place y le hago dichoso. ¿Acaso es repugnante esto? No; por lo menos es mucho más hermoso que si me regocijara del tormento cruel que provocan mis encantos, y me desviara, virtuosa, del desgraciado que se consume por mí. Soy joven, rica y bella, y vivo sólo para el goce y el placer. – Leopold von Sacher-Masoch

41. Ninguna mujer podía negarse por mucho tiempo el placer de tenerlo. – Sherrilyn Kenyon

42. Si encontrabas algo de placer por el camino, debías aprovecharlo, y no quejarte después cuando tuvieras que pagar el precio por haberlo hecho. – Lisa Kleypas

43. La voz de las olas de vez en cuando era un verdadero placer, como la conversación de un hermano. Era algo natural, que tenía su razón, que tenía su significado. – Joseph Conrad

44. El resentimiento, el odio, la autocompasión, la culpa, la ira, la depresión, los celos y así sucesivamente, incluso la más leve irritación, son todas formas del sufrimiento. Y todo placer o elevación emocional contiene en sí mismo la semilla del dolor. – Eckhart Tolle

45. El alma del que ha vivido y ha pensado no puede por menos que despreciar a la gente. A aquel que es sensible le atormenta la visión de los días irrevocables; ya no conoce el placer; la víbora del recuerdo y el arrepentimiento le consume. – Alexander Pushkin

46. Si conservamos con cuidado y sin temor nuestras dotes corporales y nuestras aptitudes naturales, como bienes fugaces y dados para un día, si no sufrimos su servidumbre y no nos dominan las cosas externas; si los placeres fortuitos del cuerpo tienen para nosotros el mismo puesto que en campaña los auxiliares y las tropas ligeras (sirven para servir, no mandar). – Lucio Anneo Seneca

47. Será diferente cuando no sea tan novedoso, cuando no verlo todos los días sea la nueva normalidad, pero por ahora, sólo por ahora, anhelar tiene su propia especia de placer perverso. – Jenny Han

48. Por eso escribo. Por eso y porque encuentro un placer en estar escondido, y porque estoy desengañado ya para siempre de la vida. – Enrique Vila-Matas

49. Ninguna definición compleja de lo que es o podrá ser la fotografía atenuará jamás el placer deparado por una foto de un hecho inesperado que capta a mitad de la acción un fotógrafo alerta. – Susan Sontag

50. La memoria del cuerpo no cae nunca en minucias. Cada cuerpo recuerda del otro lo que le da placer, no aquello que lo disminuye. – Mario Benedetti

51. Tan tiránica resulta la exigencia de placer como la prohibición del mismo. – Valérie Tasso

52. Era un placer nuevo e intenso. Alguna vez se habían de imponer los pobres y quedar los ricos debajo. Y el duro pan parecía más sabroso, el vino mejor, el trabajo menos pesado, imaginándose las rabietas de los dos avaros, que con todo su dinero habíade sufrir que los rústicos de la huerta se burlasen de ellos. – Vicente Blasco Ibáñez

53. Todos los impulsos que nos esforzamos por estrangular se multiplican en la mente y nos envenenan. Que el cuerpo peque una vez, y se habrá librado de su pecado, porque la acción es un modo de purificación. Después no queda nada, excepto el recuerdo de un placer o la voluptuosidad de un remordimiento. – Oscar Wilde

54. Pobre es el hombre cuyos placeres dependen del permiso de otro. – Madonna

55. Lo mejor para el hombre es pasar la vida lo más contento y lo menos afligido que pueda. Ello sería posible si los placeres no se basaran en cosas perecederas. – Demócrito

56. Al estar rodeado de tanta gente, de estar tan expuesto, de no tener tiempo para aquellos placeres autistas que te alimentan, uno termina por echarse de menos. – Alberto Fuguet

57. Desde los primeros pasos de su educación el niño debe experimentar el placer del descubrimiento. – Alfred North Whitehead

58. No se camina hacia la virtud cambiando placeres por placeres, tristezas por tristezas, temores por temores, y haciendo lo mismo que los que cambian una moneda en menudo. – Platón

59. No el placer, no la gloria, no el poder: la libertad, únicamente la libertad. – Fernando Pessoa

60. Si el alma está preocupada en sentir vergüenza y en superarla, no puede sentir placer. – Stendhal

61. Mas aunque el señor de la vida te proteja y la enfermedad te respete, en medio de los placeres sabrá encontrarte la vejez, y entonces tú, el más hermoso de los sakias, marcharás como un cadáver, buscando reclinar tu cabeza en la almohada eterna. – Vicente Blasco Ibáñez

62. ¿No es de extrañar que no pueda complacer a todos mis conciudadanos? Ni siquiera el propio Zeus es del agrado de todo el mundo cuando envía lluvia o cuando la retiene. – Teognis de Megara

63. Siempre me pregunto, ¿querría alguien hacer algo incómodo para ellos sólo para complacerme? Y la respuesta es no. – Natalie Portman

64. La música es el placer que experimenta la mente humana al contar sin darse cuenta de que está contando. – Gottfried Wilhelm Leibniz

65. Se emancipa a las mujeres en las universidades y en las Cámaras, pero se sigue mirándolas como instrumentos de placer. Enseñadlas a mirarse como tales, según hacemos nosotros, y seguirán siendo siempre seres inferiores. [… ] Esto no pueden cambiarlo ni los colegios, ni las universidades. La única cosa que podría cambiarlo sería un cambio de la opinión del hombre sobre la mujer y de la mujer sobre sí misma. – León Tolstói

66. Aquella noche descubrí el placer inverosímil de contemplar el cuerpo de una mujer dormida sin los apremios del deseo o los estorbos del pudor. – Gabriel García Márquez

67. Cuando amor es una orden, odio se puede convertir en un placer. – Charles Bukowski

68. Toma de la vida todo lo que te dé, sea lo que sea, siempre que te interese y te pueda dar cierto placer. –  Diego Rivera

69. Desnudas de su corteza contempla las causas: los significados de las acciones, qué es el sufrimiento, qué es el placer, qué es la muerte, qué es la fama, quién es el culpable de tu propia falta de tiempo, cómo nadie es impedido por otro, que todo es suposición. – Marco Aurelio

70. Esto era lo que había en él de singular: que en medio de toda su vida disoluta y de su mucha experiencia en el amor, a pesar de la habitual armonía entre su actitud y su edad, había algunos instantes -pero muy raros ciertamente- en que daba la impresión de una carne casi intacta. La hermosura de sus veintinueve años, tan probada en el placer, había momentos en que paradojalmente recordaba a un adolescente que -con cierta torpeza- al amor por primera vez su cuerpo puro entrega. –  Constantinos P. Cavafis

71. Cuando el trabajo es un placer, la vida es una alegría! Cuando el trabajo es un deber, la vida es una esclavitud. – Maximilien Robespierre

72. Oro, plata, joyas…, tierra, montones de estiércol. —Goces, placeres sensuales, satisfacción de apetitos…, como una bestia, como un mulo, como un cerdo, como un gallo, como un toro. Honores, distinciones, títulos…, cosas de aire, hinchazones de soberbia, mentiras, nada. – Josemaría Escrivá de Balaguer

73. Es falso que la pretensión a una recompensa no convenga a la verdadera virtud y que ofenda su pureza; pues, por el contrario, sirve para mantenerla, dado que el hombre es demasiado débil para desear la virtud con el fin de complacerse a sí mismo. – Giacomo Casanova

74. Así se le pasó la juventud y entró en la madurez, resignada a que los únicos momentos de placer eran cuando salía disimuladamente con su mejor ropa, su perfume y las enaguas de mujerzuela que a Pedro Tercero cautivaban y que ella escondía, arrebolada de vergüenza, en lo más secreto de su ropero, pensando en las explicaciones que tendría que dar si alguien las descubría. – Isabel Allende

75. no ser tramposo, tener nobleza, aguantar los trabajos, despreciar los placeres, no quejarse de tu destino, necesitar poco, la buena disposición, la liberalidad, la sencillez, no ser charlatán, la grandeza. – Marco Aurelio

76. Siempre he creído que en la vida tienes que trabajar en lo que te haga feliz, antes de pensar en complacer a los demás. – Anahí Puente

77. El tiempo se va. Porque la vida es muchas cosas (trabajo, dinero, suerte, amistad, salud, complicaciones). La palabra vida la asociamos al placer. Pienso en el placer y estoy seguro que es es vida. – Mario Benedetti

78. Tal vez la naturaleza no nos arrancó del seno de la tierra, sino para darnos el placer enorme de volver a ella. – José María Vargas

79. A los quince años tenía el rostro del placer y no conocía el placer. – Marguerite Duras

80. En amistad, como en amor, no se vuelve con placer más que a los seres con los cuales nos está permitido ser nosotros mismos sin rigidez y sin mentira. – André Maurois

81. A veces creo que la histeria no es otra cosa que la conspiración del inconsciente, que intenta reproducir asépticamente el estado físico de la excitación sexual sin el placer, acompañándolo de sufrimiento. – Yukio Mishima

82. El placer anormal anula el gusto por el normal. – Anaïs Nin

83. Nadie mejor para espiar las acciones de los demás que aquellos que nada tienen que ver con ellas. (…) Existen seres que por saber el secreto de tales enigmas, que les son por lo demás perfectamente indiferentes, gastan más dinero, desperdician más tiempo, y se toman más trabajo, que costaría ejecutar diez buenas acciones; y todo ello lo hacen gratuitamente, por placer, sin que su curiosidad reciba más paga que la curiosidad (…) ¿para qué? Para nada. Por encarnizamiento de ver, de saber vidas ajenas, por pura comezón de murmurar. – Victor Hugo

84. ¿Preguntas, Dino, qué me produce mi finca de Nomentano? Óyelo: el placer de no verte. – Marcial

85. El don más noble y excelente que el cielo ha concedido al hombre es la razón, y entre todos los enemigos con los que la razón tiene que luchar, el placer es el más importante. – Cicerón

86. Te embarcaste, navegaste, arribaste. Desembarca. Si es a otra vida, nada está vacío de dioses, tampoco allí. Si es en la insensibilidad, dejarás de soportar sufrimientos y placeres, dejarás de ser esclavo para un recipiente tan inferior como superior es la parte que manda comparada con la que sirve, porque mandan la inteligencia y el espíritu divino mientras que son sirvientes la tierra y los despojos sanguinolentos. – Marco Aurelio

87. Meditaba sobre el inmenso placer que pueden producir dos ojos bonitos en el rostro de una mujer bonita. – Jane Austen

88. A Oliveira le gustaba hacer el amor con la Maga porque nada podía ser más importante para ella y al mismo tiempo, de una manera difícilmente comprensible, estaba como por debajo de su placer, se alcanzaba en él un momento y por eso se adhería desesperadamente y lo prolongaba, era como un despertarse y conocer su verdadero nombre, y después recaía en una zona siempre un poco crepuscular que encantaba a Oliveira temeroso de perfecciones, pero que la Maga sufría de verdad cuando regresaba a sus recuerdos y a todo lo que oscuramente necesitaba pensar y no podía pensar, entonces había que besarla profundamente, incitarla a nuevos juegos, y la otra, la reconciliada, crecía debajo de él y lo arrebataba, se daba entonces como una bestia frenética, los ojos perdidos y las manos torcidas hacia adentro, mítica y atroz como una estatua rodando por una montaña, arrancando el tiempo con las uñas. – Julio Cortázar

89. Creo que mi madre fue siempre fiel a la infidelidad de mi padre y eligió la castidad. La castidad de mi madre era peor que la de una virgen, porque ella había conocido el placer durante unos meses y luego renunció a él para toda la vida. – Reinaldo Arenas

90. Los hombres no encuentran placer, sino un gran sufrimiento, al convivir con otros allí donde no hay un poder capaz de atemorizarlos a todos. – Thomas Hobbes

91. Entre un hombre y una mujer: la camaradería, el placer, la confianza, la ternura, la complicidad, el amor, pueden ser el uno para el otro la más fecunda fuente de alegría, de riqueza y de fuerza que pueda ofrecérsele a un ser humano. – Simone de Beauvoir

92. La novedad estriba en que el actuar (que supera la frontera del trabajo) se presenta hoy como un valor superior, como si, por no actuar, un individuo se extenuara y desapareciera. Por eso los soñadores, los que contemplan o rezan, los que aman silenciosamente o se contentan con el placer de existir, molestan y son estigmatizados. – Pierre Sansot

93. Cuando amar duele Enamorarse es maravilloso; sin embargo, a veces duele. El placer del amor conlleva el dolor de todos los apegos que puedas imaginar. – Yohana García

94. Necio es el mortal que, creyéndose siempre feliz, se abandona al placer: la fortuna, cual furiosa delirante, salta aquí y allá, y a ninguno concede perpetua dicha. – Euripidés

95. Observa el rebaño que ante ti desfila apacentándose: no sabe lo que es ayer ni lo que es hoy, corre de un lado a otro, come, descansa, hace la digestión, vuelve a correr, y así de la mañana a la noche, día tras día, atado a muy poca distancia con su placer y desplacer a la estaca del momento y, por ello, sin melancolía ni hastío. Ver esto le resulta duro al hombre porque ante el animal se jacta de su humanidad y, sin embargo, mira envidioso su felicidad — pues lo único que quiere es vivir de igual modo que el animal, sin hastío ni dolores, pero lo quiere en vano porque no lo quiere como el animal. – Friedrich Nietzsche

96. Pero a despecho de todo, queda en pie el punto esencial: la mujer es un objeto de goce. Y ella lo sabe. Es lo mismo que la esclavitud. Pues la esclavitud no consiste sino en la explotación del trabajo obligatorio de los unos para el goce de los otros. [… ] Lo mismo pasa con la emancipación de la mujer. La servidumbre estriba únicamente en el hecho de que se quiere y se estima usar de ella como de un instrumento de placer. – León Tolstói

97. En mi opinión, no hay placer mayor que la lectura. –  Jane Austen

98. Entró. Ahí estaba el gato, dormido. Pidió una taza de café, la endulzó lentamente; la probó (ese placer le había sido vedado en la clínica) y pensó, mientras alisaba el negro pelaje, que aquel contacto era ilusorio y que estaban como separados por un cristal, porque el hombre vive en el tiempo, en la sucesión, y el mágico animal, en la actualidad, en la eternidad del instante. – Jorge Luis Borges

99. La muerte y la vida, la buena fama y la mala, el sufrimiento y el placer, la riqueza y la pobreza, todas esas cosas ocurren indistintamente a los hombres tanto a los buenos como a los malos porque no son ni hermosas ni vergonzosas. No son ni buenas ni malas. – Marco Aurelio

100. Y si leo, si compro libros y los devoro, no es por un placer intelectual —yo no tengo placeres, sólo tengo hambre y sed— ni por un deseo de conocimientos sino por una astucia inconsciente que recién ahora descubro: coleccionar palabras, prenderlas en mí como si ellas fueran harapos y yo un clavo, dejarlas en mi inconsciente, como quien no quiere la cosa, y despertar, en la mañana espantosa, para encontrar a mi lado un poema ya hecho. – Alejandra Pizarnik

101.  El cigarrillo es el perfecto ejemplo de placer perfecto. Es exquisito y deja insatisfecho. – Oscar Wilde

102. Cada cual tiene su moral. Juzgo los actos con la vara de medir del placer que proporcionan. El éxtasis voluptuoso es la suprema meta de la existencia, y no necesita justificación alguna. Pero, sin placer, el crimen es un mal gratuito, un sórdido daño. Resulta indefendible. – Amélie Nothomb

103. Los placeres más simples de nuestra vida son nuestras mayores alegrías. – Robin S. Sharma

104. Por esto quiere Dios que sea honrado con particular homenaje, a fin de que los hombres le hagan experimentar tanto gozo y placer con sus obsequios y amor, como penas y amarguras le han hecho sentir con sus ofensas. – Mária Margita Alacoque

105. Parece que va siendo evidente que la distopía que nos corresponde no es 1984, de Orwell, sino Un mundo feliz, de Aldous Huxley, en el que hay consenso para que desaparezca por nocivo y peligroso el “amor romántico”, ese pleonasmo (como el agua húmeda). Sin amor sólo quedará el sexo como placer y fiesta, una especie de amor sin espinas, como los filetes de pescado congelado. – Fernando Savater

106. Entonces ¿cómo pagan por el placer de tu compañía? —Con secretos —responde en voz baja. – Suzanne Collins

107. Si me quieren buscar, búsquenme en los libros. No los lean, por favor, si no obtienen placer. – Jorge Luis Borges

108. Jean-Marc miraba a Chantal, cuyo rostro, de pronto, se iluminó con una secreta alegría. No tenía ganas de preguntarle cuál era el motivo, contento con sabotear el placer de mirarla. Mientras ella se perdía en imágenes cómicas, él se decía que Chantal era su único vínculo sentimental con el mundo. – Milan Kundera

109. No he tenido el placer de entenderte. – Jane Austen

110. A muchos el universo les parece honrado; las gentes honestas tienen los ojos castrados. Por eso temen la obscenidad. No sienten ninguna angustia cuando oyen el grito del gallo ni cuando se pasean bajo un cielo estrellado. Cuando se entregan ‘a los placeres de la carne’ lo hacen a condición de que sean insípidos. – Georges Bataille

111. Placer dual, esas páginas prohibidas sustentan la sed perdida en ese pecado natural. – Beto Cuevas

112. … algo razonable y visionario, un ejercicio de inteligencia, de aventura y tolerancia. Si la literatura no es esto más placer ¿qué demonios es? – Roberto Bolaño

113. Y es que Don Juan no sólo seduce, goza y desdeña en serie, con una prisa humillante, a sus elegidas; lo hace convencido de la justicia sensual de tale hazañas, que dará a muchas mujeres la posibilidad de satisfacer un placer deseado en lo más hondo. Para él, únicamente la pasión es hermosa y estimulante; la tranquilidad del amor, por el contrario, atonta. – Vicente Molina Foix

114. El que fácilmente se desposa con la muchedumbre, conoce placeres febriles, de que estarán eternamente privados el egoísta, cerrado como un cofre, y el perezoso, interno como un molusco. – Charles Baudelaire

115. El placer y el dolor no se encuentran nunca a un mismo tiempo; y sin embargo, cuando se experimenta el uno, es preciso aceptar el otro, como. – Platón

116. El papel de Marilyn carece de esas ligeras sombras, pues es una corista tonta y afable y nada más. La señorita Monroe se mueve a través de los hechos con júbilo, inocencia infantil, grititos de placer, pucheritos, ojos grandes como pelotas de golf y otros muchos y deliciosos movimientos de sus redondeadas formas. – Marilyn Monroe

117. Una vida de liberación de los instintos se compone de diferentes estratos. El primero conduce al segundo, el segundo al tercero y así sucesivamente. Al final, se llega a los placeres anormales. – Anaïs Nin

118. Juzgamos las acciones humanas no por lo que son, sino por el disgusto o el placer que lo causan. – Anatole France

119. Cualquier cosa se convierte en placer si se hace con suficiente frecuencia. – Oscar Wilde

120. Porque él no le dio a su carne, que tan poco viviría, ni un traje decente, ni una alegría que lo reconciliara con el vivir, él no había hecho nada por el placer de su materia, mientras que a su espíritu no le fue negada ni la geografía de los países para quienes los hombres aún no han descubierto maquinas para llegar. – Roberto Arlt

121. El sexo sin culpabilidad es malo porque casi se convierte en placer. – Woody Allen

122. Todos los hombres tienen naturalmente el deseo de saber. El placer que nos causan las percepciones de nuestros sentidos son una prueba de esta verdad. – Aristoteles

123. Y ¿cómo podría ser sincera una chica que irradia tanta juventud como usted? No puede ser sincera, porque ni siquiera sabe lo que lleva dentro. Pero, si lo supiese, debería coincidir conmigo en que el mayor placer es el de ser admirado. ¿No le parece? – Milan Kundera

124. La Historia de su ciudad se le convierte en la suya propia; él comprende la muralla, la puerta almenada, el concejo municipal la fiesta mayor como una crónica ilustrada de su propia juventud y en todo esto vuelve a encontrarse a sí mismo, a encontrar su propia fuerza y diligencia y placer y juicio e insensatez y vicio. – Georg Wilhelm Friedrich Hegel

125. Con frecuencia, un perezoso es un rebelde sublevado ante la idea de estar toda la vida atado a un banco, trabajando para dar placeres al patrón, al que sabe más estúpido y sin más razón que la de haber nacido en un palacio en vez de un cuartucho. – Piotr Kropotkin

126. El mejor placer en la vida es hacer lo que la gente te dice que no puedes hacer. – Walter Bagehot

127. Tiene compasión, naturalmente, de los pobres, de los que están encerrados en las cárceles, de los humildes, de los desdichados, pero tiene mucha más compasión de los ricos, de los hedonistas duros, de los que dilapidan su libertad en hacerse esclavos de las cosas, de los que visten telas suaves y viven en las casas de los reyes. La Riqueza y el Placer le parecían tragedias realmente mayores que la Pobreza y el Dolor. – Oscar Wilde

128. La lectura obligada es nefasta. Lean por placer, tengan una profunda sospecha. – Álvaro Mutis

129. ¡Cuán interesante para contemplativos solitarios que gustan de embriagarse a placer con los encantos de la naturaleza, y de recogerse en un silencio que ningún otro ruido turba más que el chillido de las águilas, el gorjeo entrecortado de algunos pájaros y el estrépito de los torrentes que caen de la montaña! – Jean Jacques Rousseau

130. La venganza es el mejor placer después del sexo. – Tupac Shakur

131. El placer más noble es el júbilo de comprender. – Leonardo Da Vinci

132. Pienso en el placer (cualquier forma de placer) y estoy seguro de que eso es vida. De ahí el apuro, el trágico apuro de estos cincuenta años que me pisan los talones. – Mario Benedetti

133. Nadie tiene más mal corazón que las viejas devotas. Y es que con rezar, creen que desquitan todo el mal que hacen. Miradlas: destrozan una reputación, odian a la juventud, [y a la belleza, dudan de la virtud] arrastran a las mujeres a la prostitución por sólo el placer de manchar la pureza y tras de cada exclamación religiosa lanzan una blasfemia o una calumnia. En su corazón no se anida más que el fanatismo. La caridad, la indulgencia y el amor son sentimientos desconocidos para ellas. – Ignacio Manuel Altamirano

134. ¡Esto no es placer de peces, es sobresalto de peces! El agua es poco profunda, los peces escasos, la garceta blanca está hambrienta: Concentrada, los ojos muy abiertos, espera a los peces. Desde fuera parece tranquila, pero por dentro está tensa: Las cosas no son lo que parece, pero ¿quién lo sabría? – E.H. Gombrich

135. El placer de amar sin osar confesarlo tiene sus penas, pero también sus dulzuras. – Blaise Pascal

136. Es gran lectora, y no encuentra placer en otra cosa. – Jane Austen

137. Todo lo que yo quisiera de ti, son esas cosas cotidianas, el olor de tu cuerpo, saber lo que piensas de cualquier cosa, de ti, de mi, de nuestro entorno. Que mires más allá de mi apariencia física, que me recuerdes con pasión, y que el placer que juntos inventamos sea otro signo de la libertad. – Julio Cortázar

138. Pero dentro de ella me sentí bien en el acto; creo que había olvidado lo bueno que era. O a lo mejor es que nunca había sido tan bueno, a lo mejor nunca había sentido tanto placer. A los cuarenta y siete años… La vida es extraña. – Michel Houellebecq

139. Las mujeres son el impuesto que pagamos por el placer. – Adolfo Bioy Casares

140. Después de agotar los placeres sexuales, era normal que los individuos liberados de las obligaciones morales ordinarias se entregasen a los placeres, más intensos, de la crueldad. – Michel Houellebecq

141. Existe el peligro de que el brillo de tus acciones pasadas te ilumine en exceso, y te siga hasta el interior de tu guarida. Abandona, junto a los demás placeres, el que brinda la aprobación ajena; y, en cuanto a tu ciencia y capacidad, no te importe: no perderán su eficacia porque tú valgas más que ellas. – Michel De Montaigne

142. Lejos de mí, querida hermana, el despreciar tales placeres. Serán sin duda propios del carácter de casi todas las mujeres. Pero confieso que no me atraen. Prefiero, con mucho, un libro. – Jane Austen

143. De todos los animales, el hombre es el único que es cruel. Es el único que infringe dolor por el placer de hacerlo. – Mark Twain

144. Nuestra única libertad consiste en elegir entre la amargura o el placer. Al ser la insignificancia nuestro destino, no debemos llevarla como una tara, sino saber disfrutar de ella. – Milan Kundera

145. Los que leemos ciencia ficción (ahora hablo como lector, no como escritor) lo hacemos porque nos gusta experimentar esta reacción en cadena de ideas que provoca en nuestras mentes algo que leemos, algo que comporta una nueva idea; por tanto, la mejor ciencia ficción tiende en último extremo a convertirse en una colaboración entre autor y lector en la que ambos crean… y disfrutan haciéndolo: el placer es el esencial y definitivo ingrediente de la ciencia ficción, al placer de descubrir la novedad. – Philip K. Dick

146. Yo bebí un vino fuerte, como sólo el audaz bebe el placer. – Constantinos P. Cavafis

147. Michael (Schumacher) es el piloto con más sanciones y más antideportivo de la historia de la F-1. Eso no quita que haya sido el mejor a a la hora de pilotar y luchar contra él ha sido un honor y un placer. – Fernando Alonso

148. Samsara es tu mente, y Nirvana es también tu mente; todo placer y dolor, y todos los engaños, no existen en otra parte sino en tu mente. Lograr el control de tu propia mente: este es el corazón de la práctica para el bardo del devenir. – Tsele Natsok Rangdrol

149. Diré cómo nacisteis, placeres prohibidos, Como nace un deseo sobre torres de espanto. – Luis Cernuda

150. Veremos si algun día, algún minero tome un pico con placer y vaya a envenenar sus pulmones con consciente alegría. Dicen que allá, donde viene la llamarada roja que deslumbra hoy al mundo, es así. Yo no sé. – Ernesto Guevara

151. Límite de la grandeza de los placeres es la eliminación de todo dolor. Donde exista placer, por el tiempo que dure, no hay ni dolor ni pena ni la mezcla de ambos. – Epicuro

152.  ¿Y todo eso para qué? Para nada. Por el sólo afán de ver, de saber y de penetrar en vidas ajenas. Pura comezón de murmurar. Y, con frecuencia, una vez conocidos estos secretos, publicados estos misterios, descifrados estos enigmas, acarrean catástrofes, duelos, quiebras, ruinas de familias, existencias amargadas, con gran placer de aquellos que lo han “descubierto todo”, sin interés, por puro instinto. – Victor Hugo

153. Desde luego que tiene sentido hacer literatura, porque la literatura puede ser, además de algo que produce placer, que estimula la imaginación, que enriquece la sensibilidad, puede ser una manera de hacer tomar conciencia de la problemática social al público lector y al gran público en general. – Mario Vargas Llosa

154. No hay posibilidad alguna de arrancar las uñas a una adolescente embarazada sin sentir placer. – Juan José Millás

155. La música produce una especie de placer sin el que la naturaleza humana no puede pasar. – Confucio

156. Hay más: el verdadero placer no se describe; sólo se siente, y tanto más cuanto menos puede describirse, porque no resulta de un conjunto de hechos sino de un estado permanente. – Jean Jacques Rousseau

157. Mi caso es un poco especial porque yo nunca tuve ídolos en la infancia. Yo jugaba en el barrio con los colegas por puro placer. Yo sólo quería jugar, manejar la pelota, marcar goles. – Cristiano Ronaldo

158. Y no sé yo por qué no se ha de permitir que quien comenzare de veras a amar a Dios y a servirle, deje de tratar con algunas personas sus placeres y trabajos, que de todo tienen los que tienen oración. – Teresa de Jesús

159. Cualquier cosa se convierte en placer si se hace con suficiente frecuencia. – Oscar Wilde

160. Sentarse tranquilamente bajo la luz de una lámpara con un libro abierto entre las manos, y conversar íntimamente con los hombres de otras generaciones, es un placer que traspasa los límites de lo imaginable. – Elizabeth Barrett Browning

161. La crueldad es uno de los placeres más antiguos de la humanidad. – Friedrich Nietzsche

162. En cuanto me di cuenta de que estaba completamente sólo comprendí, sólo entonces, que tenía problemas graves. Mi actitud nostálgica con respecto a la fama y las drogas -el placer de comadecerme a mí mismo- se había transformado en tristeza y el futuro ya no me parecía ni remotamente plausible. Solamente una cosa parecía correr hacia mí: una negrura, una tumba, el final. – Bret Easton Ellis

163. A cada minuto nos sentimos aplastados por la idea y la sensación del tiempo. Y no hay más que dos recursos para escapar a esa pesadilla, para olvidarla: el placer y el trabajo. El placer nos gasta. El trabajo nos fortifica. Elijamos. – Charles Baudelaire

164. Es una felicidad que no procede de la comodidad, del éxito sino de la capacidad de saborear los placeres sencillos, de armonizarse con ellos y, a menudo, de inventarlos. – Pierre Sansot

165. Los perdedores y los autodidactas siempre saben mucho más que los ganadores. Si quieres ganar, tienes que concentrarte en un sólo objetivo, y más te vale no perder el tiempo en saber más: el placer de la erudición está reservado a los perdedores. – Umberto Eco

166. Por un momento, sentado con la ciudad bajo mis pies, me imaginé cómo sería la vida sin narcisismo. Me pregunté cuán hermoso sería considerar a los demás más importantes que yo mismo. Me imaginé la paz que experimentaría si dejara de ser acosado por esa voz pueril en mi interior que sólo quiere placer y atención. – Donald Miller

167. Los hombres locuaces, como la cotorra, por su continua charla, destruyen el placer de la conversación. – Demófilo

168. Todo parecía tan real que apenas podía imaginarme que me hubiese sucedido en otro tiempo; y, sin embargo, cada episodio acontecía no como un paso más en la lógica de las cosas, sino como algo esperado. Así es como el recuerdo gasta bromas para bien o para mal; para el placer o el dolor; para la felicidad o la aflicción. Así se explica que la vida tenga sabor agridulce y que lo que uno hiciera antaño se revista de eternidad. – Bram Stoker

169. Sus modales eran refinados y su comportamiento ni excesivamente tímido ni afectadamente franco, con lo cual resultaba alegre, bonita y atractiva, sin llamar la atención de cuantos hombres la miraban y (mi parte favorita) sin hacer vehementes demostraciones de contrariedad o de placer cada vez que se presentaba la ocasión de manifestar cualquiera de estos sentimientos”. Porque qué lindo es cuando una mujer no es sobreactuada. – Jane Austen

170. Estaría yo con tales pobres infelices entre el placer y la amargura, en una forma muy curiosa, como un recluso o un réprobo, habitando un lugar parecido a una prisión o a un monasterio. Quizá podría ser el consejero o el confesor espiritual de esas extrañas criaturas de la lujuria. – Roberto Alifano

171. Al lector se le exigirá que asuma una actitud imparcial y objetiva. Esto incluye su aporte a la tarea de lo que Bertrand Russell denominó la “inmunidad a la elocuencia”, que significa que el lector es capaz de distinguir entre el placer sensual, el encanto, o el tono insinuante (si lo hubiere) de las palabras y la lógica de su argumento. – Neil Postman

172. en cualquier caso, sin forma consciente de obligación o de remordimiento, dado que incluso el recuerdo de una alegría tiene su amargura, y la memoria de un placer, su dolor. – Oscar Wilde

173. Se notaba como borracha de besos. Por eso era por lo que la gente libraba guerras, pensó; por lo que se mataban los unos a los otros y destrozaban sus vidas: por esa mezcla enervante de anhelo y placer. – Cassandra Clare

174. Era ella quien se abría como una sandía madura, roja, jugosa, tibia, ella quien sudaba esa fragancia penetrante de mariscos, ella quien lo mordía, lo arañaba, lo chupaba, gemía, agonizaba de sofoco y de placer. Era en su carne compasiva donde se sumergía hasta perder el aliento y volverse esponja, medusa, estrella de altamar. – Isabel Allende

175. ¿Crees que un hombre regala joyas a su amiga por algún propósito excepto el de su propio placer al contemplar como las luce. – Ayn Rand

176. Aprendemos del dolor. Y el placer es nuestra recompensa. – Sherrilyn Kenyon

177. Y aún hoy, aunque la época de conquista se ha reducido enormemente, la sexualidad sigue siendo la caja de caudales en la que está oculto el secreto del yo de la mujer. De modo que no era el deseo de placer (el placer llegaba como un premio, por añadidura), sino el deseo de apoderarse del mundo (de hendir con el escalpelo el cuerpo yacente del mundo) lo que le hacía ir tras las mujeres. – Milan Kundera

178. El dolor es siempre pregunta, y el placer, respuesta. – Paul Valéry

179. Usted no quiere que piense. Cuando fuerza a un hombre a actuar contra su placer y a su juicio, es su pensamiento el que desea suprimir. Anhela convertirlo en un “robot”. Pues bien, obraré de acuerdo con esto. – Ayn Rand

180. Su corazón se hallaba entonces inundado de alegría, despreocupado e independiente, ansioso de saborear placeres aún desconocidos y libre de toda culpa. Así era ella antes, pero ahora… estaba completamente cambiada. – Jane Austen

181. Hay frases que no se dicen para ser recordadas, sino por el placer de ver los ojos de quienes las escuchan. Hay afirmaciones que se hacen con la intención de provocar un gesto de asentimiento, negaciones que buscan la aprobación del otro; la complicidad surge de compartir instantes que no pueden evocarse. – Maria de la Pau Janer

182. El placer, para el ser humano, no es un lujo sino una necesidad psicológica profunda. – Ayn Rand

183. pero el placer estriba en no poseer a la persona. El placer es esto. Tener a otro contendiente en la habitación contigo. – Philip Roth

184. No tengo placer con qué matar el tiempo, si no es observar mi sombra al sol. – William Shakespeare

185.  Si se le dice a un niño que está jugando tranquilamente con sus aviones que “cuáles son los buenos y los malos” o que “quién va ganando”, se le está sugiriendo una modalidad distinta de entretenimiento: ganadores y perdedores. Al cabo de los días, el niño transforma el “volar por volar” en “carrera de aviones”. Descubre que el placer puede estar en ganar y que además puede ser ganador absoluto cada vez que quiera: un tipo A en gestación. – Walter Riso

186. Estoy orgullosa de haber estado en un negocio que dé placer, cree belleza, despierte nuestra conciencia. – Audrey Hepburn

187. Hoy, la forma suprema de placer es la sexual, que para muchos constituye casi una religión. Hay que supeditarlo todo al sexo. La entronización del orgasmo tiene así su máximo cenit. – Enrique Rojas

188. Loco por producir impredecible, placer en sus cabezas, lo siento buscadores de certezas, mi estilo es increíble, somos el tiempo que nos queda, la vieja búsqueda, la nueva prueba. – Kase-O

189. El gusto del placer existía todavía, mas la pasión había desaparecido. –  Jean Jacques Rousseau

190. No era feliz, no lo había sido nunca. ¿De dónde venía, pues, aquella insuficiencia, de la vida, aquella instantánea podredumbre de las cosas en que se apoyaba?  Cada sonrisa disimulaba un bostezo de aburrimiento, cada alegría una maldición, cada placer su propio asco, y los mejores besos no dejaban sobre los labios más que un delirio irrealizable de una voluptuosidad más alta. – Gustave Flauber

191. Por primera vez el niño debe intercambiar placer por dignidad social. – Sigmund Freud

192. Hay una etapa de la vida en la que los niños se vuelven locos por la repetición, les da placer darse cuenta de que empiezan a controlar las reglas. Quizás el placer en el extremo opuesto de la vida sea darse cuenta de que las reglas siguen estando ahí, al igual que nosotros. – Robert Sapolsky

193. A través de Internet y las redes sociales se pueden conseguir las imágenes sexuales más alucinantes, sorprendentes y depravadas que puedan imaginarse. Se trata de materiales en los que la mujer es humillada y presentada como objeto de placer, de usar y tirar, de subordinación y sumisión servil. – Enrique Rojas

194. Al analizar las dos casas, tal como se le aparecían antes de terminar la primera semana, Fanny estuvo tentada de aplicarles la célebre sentencia del doctor Johnson sobre el matrimonio y el celibato, diciendo que, aunque Mansfield Park pudiera entrañar alguna pena, Portsmouth no podía entrañar ningún placer. – Jane Austen

195. Demasiado tarde, siempre, porque aunque hiciéramos tantas veces el amor la felicidad tenía que ser otra cosa, algo quizá más triste que esta paz y este placer, un aire como de unicornio o isla, una caída interminable en la inmovilidad. – Julio Cortázar

196. Plutarco refiere un ejemplo similar de alguien que no quería que le aclarasen aquello que le suscitaba dudas para no perder el placer de investigarlo. – Michel De Montaigne

197.  Se dejará ver entonces, pronto y evidentemente, que todo lo tuyo es simple, bondadoso, digno de un ser sociable e indiferente a los placeres y, en su conjunto, a las ideas de una vida voluptuosa; un ser que no abriga envidia, celos, desconfianza u otra pasión por la cual te fuera preciso avergonzarte al manifestar que la posee tu ánimo. – Marco Aurelio

198. Tedio de mis horas libres encontró remedio por una razón del corazón: el que no canta no puede imaginarse lo que es el placer de cantar. – Gabriel García Márquez

199. Cuando una persona puede obtener placer en marchar al ritmo de una pieza de música, esobasta para hacer que la desprecie. Se le ha dado su gran cerebro sólo por error. – Albert Einstein

200. El objetivo de su vida, desde su adolescencia, es el placer con las mujeres, que da y recibe, no con indulgente ligereza sino con el orgulloso poder de un gallo de buen plumaje en un corral de gallinas. – Tennessee Williams

201. que está enojado se revuelve contra la razón aparentemente con cierta tristeza y encogimiento inconsciente, mientras que el que yerra por apetencia se deja vencer por el placer y aparentemente es más licencioso y femeninamente débil en sus faltas. – Marco Aurelio

202. A mi vez, me esfuerzo por recordarle su dorada juventud, que sólo pide entrar, como una reina, en los palacios de los placeres, pero advierte que mis palabras brotan con dificultad de mi demacrada boca y que los años de mi propia primavera pasaron, tristes y glaciales, como un sueño implacable que pasea, por las mesas de los banquetes y los lechos de raso, donde dormita la pálida sacerdotisa del amor. – Conde de Lautréamont

203. No mire lo que hagan los demás. No se le importe un pepino de lo que opine el prójimo. Sea usted, usted mismo sobre todas las cosas, sobre el bien y el mal, sobre el placer y sobre el dolor, sobre la vida y la muerte. Usted y usted. Nada más. Y será fuerte como un demonio entonces. – Roberto Arlt

204. Lo que llamamos amor es en realidad jugar a arrancarnos mutuamente las máscaras; y, con tal fin, es imprescindible esforzarse en llevar tal máscara, por el bien de la persona amada. Se sigue de ahí que si no hay máscara, tampoco existe el placer de arrancarla. – Kóbó Abe

205. El deseo es el recuerdo del placer, el miedo es el recuerdo del dolor” Cuentos para adultos infantiles. – Eduardo Ruiz

206. Si ahí fuera hay un mundo rico, vibrante, nuevo, no debería ser sólo para que los veinteañeros lo exploren únicamente por el placer de explorarlo. – Robert Sapolsky

207. ¿le hace feliz su filosofía? —La felicidad no ha sido nunca mi objetivo. ¿Quién quiere felicidad? Siempre he buscado el placer. —¿Y lo ha encontrado, señor Gray? —Con frecuencia. Con demasiada frecuencia. La duquesa suspiró. – Oscar Wilde

208. Allí el placer era dolor, y viceversa. Y él lo conocía tan bien que era como sentirse en casa. – Clive Barker

209. Hay un cierto placer en la locura, que sólo el loco conoce. – Pablo Neruda

210. La amistad pura sabe de placeres que nunca podrán gozar las almas mediocres. – Jean de La Bruyere

He aquí hemos llegado con este recuento de frases de placer, donde en algunos casos se le ve como algo magnifico mientras que en otros como malicioso.  ¿Cuál consideras que es el placer más importante?, ¿cuál crees que sea la mejor fuente para disfrutarlo?, ¿cuál de estas frases de placer es tu favorita?, ¿qué te pareció este listado? Cuéntanos, en Frases de la Vida nos entusiasma leerte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here