En cualquier ocasión en la que deseamos mostrar respeto o transmitir nuestro amor a alguien, obsequiar rosas es una buena idea. Dependiendo de su color, regalar rosas puede significar distintas cosas. Las rosas rojas son la expresión del amor y la pasión, el respeto y la admiración. Las rosas rosas transmiten dulzura, amabilidad, ternura y buenas intenciones, así que son ideales para cualquier motivo. Las rosas blancas simbolizan pureza y eternidad, por lo que son las preferidas para bodas y las ideales para hacer sentir mejor a un enfermo. Las rosas amarillas reflejan amistad y alegría, así que funcionan muy bien como adornos en celebraciones. Quédate a leer las más conmovedoras frases de rosas que hemos seleccionado para ti.

Cuando regales rosas, puedes optar por un clásico como un ramo o una flor individual, una caja o un bouquet, o puedes atreverte a experimentar con combinaciones originales. Te recomendamos que las acompañes con una bella frase que refuerce el mensaje emocional que buscas transmitir. No te pierdas las frases de rosas que en Frases de la Vida te compartimos a continuación.

80 Frases de rosas: las flores que reconfortan el alma

1. Porque en la vida no hay más realidades que éstas: un destello de sol, un aroma de rosa, el son de una voz; y aun así de vanas y efímeras son lo mejor del mundo, lo mejor del mundo para mí. – Luis Cernuda

2. La rosa que resurge de la tenue ceniza por el arte de la alquimia. La rosa de los persas y de Ariosto, la que siempre está sola, la que siempre es la rosa de las rosas. La joven flor platónica. La ardiente y ciega rosa que no canto. La rosa inalcanzable.Jorge Luis Borges

3. ¡Qué sería la vida sin rosas! Una senda sin ritmo ni sangre, un abismo sin noche ni día. Ellas prestan al alma sus alas, que sin ellas el alma moría, sin estrellas, sin fe, sin las claras ilusiones que el alma quería.Federico García Lorca

4. El clavel, lindo en color, y la rosa todo amor; el jazmín de honesto olor, la azucena religiosa, ¿Cuál es la más hermosa? – Tirso de Molina

5. Cultivo una rosa blanca, en julio como en enero, para el amigo sincero que me da su mano franca. Y para el cruel que me arranca el corazón con que vivo, cardo ni oruga cultivo: cultivo la rosa blanca. – José Martí

6. Una mirada desde la alcantarilla puede ser una visión del mundo. La rebelión consiste en mirar una rosa hasta pulverizarse los ojos. – Alejandra Pizarnik

7. Todas las rosas son la misma rosa, amor, la única rosa. Y todo queda contenido en ella, breve imagen del mundo, ¡amor!, la única rosa. – Juan Ramón Jiménez

8. En el silencio estrellado la Luna daba a la rosa y el aroma de la noche le henchía sedienta boca, el paladar del espíritu, que adurmiendo su congoja se abría al cielo nocturno de Dios y su Madre toda.Miguel de Unamuno

9. Los que vieron la dama luciendo aquella rosa que era como el fragante cóagulo de una llama, no supieron decirme cuál era más hermosa: si la rosa o la dama. Los que vieron la dama llevar la flor aquella, como un broche de fuego sobre su piel sedosa, no supieron decirme cual era la más bella: si la dama o la rosa. Cuando pasó la dama, fue un perfume su huella. Nadie supo decirme si fue la flor, o ella, la que dejó la noche perfumada. Y yo, yo, que la tuve desnuda sobre el lecho, yo, que corté la rosa para adornar su pecho, tampoco dije nada. – José Ángel Buesa

10. Llenas rosas de gracia y amor, todo el cielo y la tierra son vuestros y benditos serán los maestros que proclamen la voz de tu flor… Rosas, rosas divinas y bellas, sollozad, pues sois flores de amor. – Federico García Lorca

11. Coged las rosas mientras podáisveloz el tiempo vuela.La misma flor que hoy admiráis,mañana estará muerta. – Walt Whitman

12. La vida es como una rosa: cada pétalo es un sueño y cada espina es una realidad. – Alfred de Musset

13. No he logrado nunca entender si las buenas personas tienen una tendencia espontánea para hacer crecer las rosas o si son las rosas que, creciendo, apaciguan a las personas. – Roland A. Beowne

14. La gente lleva rosas y hace promesas en cada momento, mi amor ríe como las flores, los Valentines no pueden comprarlo. – Bob Dylan

15. El hombre es más resistente que el hierro, más fuerte que la piedra y más frágil que una rosa. – Proverbio turco

16. La fragancia siempre permanece en la mano que da la rosa. – George William Curtis

17. El optimista ve la rosa sin reparar en sus espinas; el pesimista se fija en las espinas sin contemplar la rosa. – Khalil Gibran

18. Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante. – Antoine de Saint-Exupéry

19. Cuando estás en un estado de pesimismo, mira una rosa. – Albert Samain

20. No quiero rosas mientras hay rosas, las quiero cuando no las pueda haber. – Fernando Pessoa

21. Aquel que no se atreve a agarrar la espina, no debería ansiar la rosa. – Anne Brontë

22. Dios nos dio la memoria para que pudiéramos tener rosas en diciembre. – James M. Barrie

23. Prefiero rosas en mi mesa que diamantes en mi cuello. – Emma Goldman

24. Mira y escucha. Una rosa tiembla, agitada por la brisa, y el ruiseñor le canta un himno apasionado. – Omar Khayyām

25. Sois hermosas, pero estáis vacías. Nadie moriría por vosotras. Sin duda que un transeúnte cualquiera podría pensar que mi rosa, la rosa que me pertenece, se os parece. Pero ella sola es más importante que todas vosotras juntas, puesto que es a ella a quien he regado. Puesto que es ella la rosa a quien puse bajo un globo de cristal. Puesto que es ella la rosa a quien abrigué con el biombo. Puesto que es ella la rosa cuyas orugas maté (salvo las dos o tres que se hicieron mariposas). Puesto que es ella la rosa a quien escuché quejarse, o alabarse, o aun, algunas veces, callarse. Puesto que ella es mi rosa. – Antoine de Saint-Exupéry

26. La rosa habla silenciosamente de amor, con un lenguaje que comprende sólo el corazón. (anónimo)

27. El más raro de los aromas de la rosa vive en las espinas. -Rumi

28. ¿Qué hay en un nombre? Eso que llamamos rosa tendría la misma fragancia con cualquier otro nombre. – William Shakespeare

29. Sus labios eran cuatro rosas rojas en un tallo. – William Shakespeare

30. A menudo la espina produce tiernas rosas. – Ovidio

31. Mi sangre nace en las venas de las rosas. – Dylan Thomas

32. Es una locura odiar a todas las rosas sólo porque una te pinchó. Renunciar a todos tus sueños sólo porque uno de ellos no se cumplió. – Antoine de Saint-Exupéry

33. Estamos en peligro, rosas, hombres, perfume, sol, materia, inteligencia, ciencia, fe, muerte, piedra, gracia, Dios. ¡Ahoguemos a los bárbaros en luces! ¡Avanzad, rosas, hombres! ¡Ocupad el mundo! – Ramón de Garcilaso

34. Te dejare de querer cuando un pintor ciego pinte el sonido de una rosa callendo sobre el piso de cristal de un castillo que no existe. (anónimo)

35. En las letras de ‘rosa’ está la rosa, y todo el Nilo en la palabra ‘Nilo’. – Jorge Luis Borges

36. Dime, la rosa está desnuda o sólo tiene ese vestido? – Pablo Neruda

37. Las rosas no florecen aprisa, ya que la belleza, como toda obra maestra, requiere tiempo para completarse. – Matshona Dhliwayo

38. Una rosa roja no es egoísta porque quiera ser una rosa roja. Sería terriblemente egoísta si quisiera que las otras flores del jardín fueran rojas y rosas. – Oscar Wilde

39. El amor es fragante como un ramo de rosas. – Juana de Ibarbourou

40. Que yo, llamo la nada a este vasto universo, excepto, tú, mi Rosa, que eres todo en mi arte. – William Shakespeare

41. De frente a la rosa marchita ahora se tapan la nariz también los que antes adoraban de rodillas los pimpollos. – William Shakespeare

42. Tiradcada obra, versos o prosa.Nadie ha logrado nunca decirqué es, en su esencia, una rosa. – Giorgio Caproni

43. El esplendor de la rosa y la blancura del lirio no roban a la pequeña violeta su esencia, ni a la margarita su simple encanto. – Teresa de Lisieux

44. La que ayer fue capullo, es rosa ya, y pronto agostará rosas y plantas el calor estival. – Rosalía de Castro

45. Hay momentos en los que una rosa es más importante que un trozo de pan. – Rainer Maria Rilke

46. He mirado a las rosas y me he acordado de ti. – Juan Ramón Jiménez

47. Las grandes rosas rojas, cuyo brillo sangriento y áspero ardía bajo la ceniza húmeda de aquella mañana, me tentaban. Tenía grandes deseos de arrancar una. Pregunté el precio, sólo para poder acercarme a ellas lo más posible. – Knut Hamsun

48. Nos podemos quejar porque los rosales tienen espinas o regocijarnos porque los arbustos espinosos tienen rosas. – Abraham Lincoln

49. Levanté la vista hacia el sol y olvidé las tempestades. Me deslumbró la belleza de las rosas y no me fijé en las espinas. – Paulo Coelho

50. Si cada pequeña flor quisiera ser una rosa, la primavera perdería su encanto. – Therese de Liseux

51. Abierta estaba la rosacon la luz de la mañana,tan roja de sangre tierna,que el rocío se alejaba,tan caliente sobre el tallo,que la brisa se quemaba, tan alta cómo reluce Abierta, abierta estaba. – Federico García Lorca

52. No hay nada más difícil para un pintor verdaderamente creativo que pintar una rosa, porque antes debe olvidar todas las rosas que nunca fueron pintadas. – Henri-Emile Matisse

53. Ama las rosas, pero déjalas en su tallo. – Edward George Bulwer Lytton

54. Mi beso tiene el hálito de las rosas rojas, pétalo que se derrite en la boca. – Sergej Esenin

55. He mirado a las rosas y me he acordado de ti. – Juan Ramón Jiménez

56. Una flor salvaje no debería decir a una rosa que es la más bonita y un vilano no debería disculparse con los árboles si con el primer golpe de viento ha perdido su corola.Todos florecemos de manera única y original. – Fabrizio Caramagna

57. La rosa es sin porqué,florece porque florece,no tiene preocupación por si misma,no desea ser vista. – Angelus Silesius

58. El aire tenía el olor a rosas de principios de mayo, y el cielo era el más diáfano del mundo. – Gabriel García Márquez

59. En una rosa caben todas las primaveras. – Antonio Gala

60. Regaría con mis lágrimas las rosas, para sentir el dolor de sus espinas, y el encarnado beso de sus pétalos. – Gabriel García Márquez

61. Imagínate, Jean-Baptiste diez mil rosas para producir una sola onza de aceite esencial. Debemos llevarlas a la muerte con el aroma intacto. – El Perfume

62. Entre el clavel y la rosa, su majestad es coja. – Francisco de Quevedo

63. Si eres tú misma el rosal y las rosas, la noche de mi verso y sus estrellas, ¿a quién dedicaré este breve cielo, este arbusto, esta fuente, este desvelo? – Gerardo Diego

64. En las manos del alba vi la rosa. Huía de sí misma perseguida, por su propia hermosura repetida en pétalos y en rosa jubilosa. – Meira Delmar

65. Donde la mano siente el pinchazo de las espinas, los ojos descubren un ramo de rosas espléndidas, llenas de aroma. – José María Escrivá de Balaguer

66. Quise cortar la flor más tierna del rosal pensando que de amor no me podría pinchar. Y mientras me pinchaba me enseñó una cosa que una rosa es una rosa es una rosa. – Mecano

67. El jardinero por amor a la rosa es esclavo de mil espinas. – Anónimo

68. Si tu frescura a veces nos sorprende tanto dichosa rosa, es que en ti misma, por dentro, pétalo contra pétalo, descansas. – Rainer Maria Rilke

69. Rasca un grillo el silencio perfumado de rosas… – Julio Herrera y Reissig

70. Dios nos dio la memoria para que pudiéramos tener rosas en diciembre. – James Matthew Barrie

71. Se le desprendieron las lilas y mimosas. Y cuando me incliné a tomarlas, el se arrodilló también. Bañé dichoso mi rostro entonces en las rosas frescas. – Estefan George

72. Te llegará una rosa cada día que medie entre los dos una distancia, y será tu silente compañía  cuando a solas te duela la nostalgia. – Alberto Cortéz

73. En el silente sin nombre del agua que baña mis ramas. Encontré una rosa roja. Que perfuma mis mañanas. – Miguel Abuelo

74. Levanté la vista hacia el sol y olvidé las tempestades. Me deslumbró la belleza de las rosas y no me fijé en las espinas. – Paulo Coelho

75. Las grandes rosas rojas, cuyo brillo sangriento y áspero ardía bajo la ceniza húmeda de aquella mañana, me tentaban. Tenía grandes deseos de arrancar una. Pregunté el precio, sólo para poder acercarme a ellas lo más posible. – Knut Hamsun

76 ¡Oh, quién buscara la rosa para adornarle su testa! ¡Para sorprenderla furtivamente en el bosque sin sendas! Para que ella fuera de nuevo rosa, clavel o ceibo. – Pablo Antonio Cuadra

77. Dime, la rosa está desnuda o sólo tiene ese vestido? –  Pablo Neruda

78. Prefiero tener rosas en mi mesa que diamantes en mi cuello. – Emma Goldmand

79. El jardinero andaba atareado desde muy temprano, segando el césped y rastrillándolo bien, hasta dejar la hierba y los oscuros y llanos rosetones en los que crecían las margaritas que parecían recién bruñidos. Y uno tenía también la sensación de que las rosas habían comprendido que eran las únicas flores que realmente impresionan a la gente que acude a un garden party; las únicas flores que todo el mundo reconoce sin miedo a una equivocación. –  Katherine Mansfield

80. Busco los efectos y las causas», nos dicen los soñadores taciturnos. ¡Palabras! ¡Palabras!… ¡Recojamos las rosas! – Theodore de Banville

Esperamos que nuestra selección de frases de rosas te haya gustado, retoma alguna de ellas la próxima vez que regales estas preciadas flores. Coméntanos, ¿cuál de las frases te pareció más bella? Recuerda pasar a la sección de comentarios y compartir con nosotros tus opiniones. ¿Aún regalas flores? ¿En qué ocasiones? Te leeremos con mucho interés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here