80 Frases de Titanic | El barco de los sueños congelados
5 con 1 voto

La ambientación a los primeros años del siglo XIX, la asombrosa adaptación del suceso real y el majestuoso amor romántico hicieron de este filme un clásico. Por lo que son imperdibles las frases de Titanic que te presentamos más adelante. Antes de estrenarla en cines en 1992, había expectaciones de que Titanic no tendría ni fama ni gloria. Sin embargo, el apasionado y esmerado trabajo del director estadounidense James Cameron dio grandes frutos, de la mano de la extraordinaria producción y las grandes interpretaciones de los jóvenes actores Kate Winslet y Leonardo DiCaprio.

TItanic es las películas más taquilleras de la historia y a su vez una de las más caras. Cameron años antes estaba fascinado con el famoso barco que se estalló contra un iceberg, con el tiempo fue creando el guion y pese a la desconfianza del proyecto consiguió el patrocinio. Así es como pudimos ver en la pantalla grande a una chica de clase alta, deprimida por la presión de su madre para casarse con un millonario y salvar su apellido, llamada Rose; y un joven de origen humilde, con una carismática personalidad, un espíritu aventurero y artístico, llamado Jack. Quienes se encontraron en este trasatlántico donde se enamoraron perdidamente uno del otro. En Frases de la Vida te presentamos las memorables frases de Titanic, para que puedas recordar las mejores escenas de esta asombrosa película. ¡Deleítate!

80 Frases de Titanic | El barco de los sueños congelados

1. Lamento no haberte hecho un barco más fuerte, Rose.

2. Era el barco de los sueños para todos los demás, para mí, era un barco de esclavos, regresándome a los Estados Unidos en cadenas. Por fuera, era lo que toda chica bien educada debía ser. Por dentro, estaba gritando.

3. Ahora saben que hubo un hombre llamado Jack Dawson y que él me salvó en todas las formas en las que alguien puede ser salvado. Ni siquiera tengo una foto suya, ahora él existe sólo en mi memoria.

4. No soy un idiota, sé cómo funciona el mundo. Tengo diez dólares en el bolsillo, no tengo nada qué ofrecerte. Lo entiendo. Pero ahora estoy demasiado involucrado. Saltas, yo salto, ¿lo recuerdas? No puedo irme sin saber que estarás bien. Es todo lo que necesito saber.

5. El corazón de una mujer es un mar profundo de secretos.

6. Mil quinientas personas quedaron en el mar cuando el Titanic se hundió bajo nosotros. Había veinte botes flotando cerca y sólo uno regresó. Uno.

7. Mi corazón latió todo el momento. Fue el momento más erótico de mi vida. Al menos hasta entonces.

8. Escucha Rose, tú vas a salir de aquí, vas a seguir adelante y tendrás muchos hijitos, y los verás crecer. Vas a morir siendo una anciana calentita en tu cama. No aquí, no esta noche. No de esta forma. ¿Me entiendes?

9. Me encanta despertar sin saber qué pasará o a quién voy a conocer, o dónde terminaré. 

10. No te preocupes. Es un adiós sólo por un rato. Habrá otro bote para papás. Este es para mamás y niños. Dale la mano a mamá y pórtate bien.

11. Viéndolo salir de lo oscuro cual barco fantasma me sigue desconcertando cada vez, el ver la triste rutina del grandioso barco yaciendo aquí, donde se posó a las 2:30 a.m. del 15 de Abril de 1912, después de su larga caída del mundo de allá arriba.

12. Los secretos enterrados del Titanic.

14. Gracias por ese análisis forense, Sr. Nodine. Por supuesto el experimentarlo fue algo diferente.

15. Eso es algo que no se ve a diario.

16. ¿Qué? ¿Crees que una mujer de primera clase no sabe beber?

17. Si no tienes nada, no tienes nada que perder.

18. Nuestra diferencia en gusto es que yo sí tengo.

19. Con nada frente a nosotros más que el océano.

20. ¡Soy el rey del mundo!

21. – Oigan ¿Quién pensó el nombre del Titanic? ¿Fue usted Bruce?
– De hecho sí, quería transmitir el tamaño puro y el tamaño significa estabilidad, lujo y sobretodo, fuerza.
– El Dr. Freud estaría muy interesado en el significado de su comentario.

22. Típico. Los perros de primera clase ensucian aquí. Para indicarnos nuestro sitio en el plan de las cosas ¿No se nos vaya a olvidar?

23. Ah, olvídalo, muchacho. Primero te salen ángeles del trasero que poderte acercar a ella.

24. Las mujeres y las máquinas no van juntas.

25. Interesante. Ella resbala de pronto y usted tiene tiempo de quitarse la chaqueta y el calzado.

26. – Di que algún día iremos a esos paraísos perdidos, aunque sea por soñar despiertos.- Claro que iremos, beberemos cerveza barata, nos montaremos en la montaña rusa hasta acabar vomitando, y pasearemos a caballo por la playa pisoteando las olas.

27. ¿Sabes? No hay nada que no pudiera darte, no hay nada que te negaría si tú no te me negaras. Ábreme tu corazón Rose.

28. Es lo bueno de París, muchas mujeres quieren desnudarse.

29. Fue la última vez que el Titanic vio la luz del día.

30. Claro que es injusto. Somos mujeres. Elegir nunca nos es fácil.

31. Un verdadero hombre hace su suerte.

32. Mi dirección actual es el R.M.S. Titanic, luego, dependo del humor de Dios.

33. Todas eran amables y sentían curiosidad por quien me salvó. Pero mi madre lo vio como un insecto, un insecto peligroso que debe ser aplastado rápidamente.

34. Recuerda, aman el dinero, finge tener una mina y entrarás en el club.

35. La prensa sabe el tamaño del Titanic. Quiero asombrarlos con su velocidad. Debemos darles más que imprimir. El viaje inaugural debe ir en los titulares.

36. Quiero que me dibujes como a tus francesas con eso puesto. Sólo con eso puesto.

37. ¿Por qué anuncian la cena como carga de caballería?

38. Has que cuente, nos vemos en el reloj.

39. Mi dirección actual es el R.M.S. Titanic, luego, dependo del humor de Dios.

40. La vida es un juego de azar.

41. Lo último que necesito es un retrato mío luciendo como una muñeca de porcelana.

42. Tengo todo lo que necesito aquí conmigo. Tengo aire en mis pulmones y hojas de papel en blanco.

43. ¿A dónde vas? ¿Con él? ¡Serás la fulana de una rata de cloaca!

44. La vida es un don y no quiero desperdiciarla. No se sabe qué mano tendrá después. Se aprende a tomar la vida como viene. Para hacer que cada día cuente.

45. Ahora tomarán brandy en el salón de fumar. Se van a una nube de humo y festejan por ser amos del mundo.

46. Creo que está sonrojándose gran artista. No imagino a Monet sonrojándose.

47. Sólo sigue los pasos, no pienses.

48. Olvídalo chico. Tienes tantas posibilidades de acercarte a ella como de que un ángel se te aparezca y te toque con su gracia.

49. No soy un capataz al que puedas mandar. Soy tu prometida.

50. Me sentía como si estuviera al borde de un precipicio, sin nadie que me ayudara a no caer.

51. Rose, no eres un retrato ameno. De hecho eres una chiquilla malcriada. Pero, debajo de eso, eres la más sorprendente, perturbadora y maravillosa chica… mujer que he conocido. No soy un idiota sé como funciona el mundo. Tengo 10 dólares en el bolsillo. Si saltas, yo salto. ¿Recuerdas? No puedo irme sin saber que estarás bien. Eso es todo lo que quiero.

52. Música para ahogarse. Esto es primera clase.

53. ¿Diamante? Sí. 56 kilates para ser exacto. Lo portó Luis XVl, y lo llamaron Le Coeir de la Mer, El corazón del océano.

54. Su dinero ya no puede salvarlo, más que a mi.

55. Querido, ya puedes tenernos a ambos en tu caja fuerte. Rose.

56. Cuando este barco atraque. Me voy a ir contigo.

57. Si las ratas van para allá, para mí está bien.

58. Han desaparecido dos cosas esta tarde. Una ha vuelto y creo saber dónde está la otra.

59. Desde ahora no importa que haga, el Titanic se hundirá.

60. Mujeres y niños primero.

61. ¡Iceberg al frente!

62. Creo que ya consiguió sus encabezados, Sr. Ismay.

63. Lástima que no guardé el dibujo. Mañana valdrá mucho más.

64. Prefiero ser su hetaira que tu esposa.

65. Estoy harta de ser amable, maldita sea. Ahora llévenme abajo.

66. – Rose ¿Cómo averiguaste que no fui yo? – No lo hice, me di cuenta de que ya lo sabía.

67. Caballeros fue un honor tocar con ustedes esta noche.

68. Vestimos elegantes y nos hundiremos como caballeros. Pero quisiéramos un brandy.

69. Si tu saltas yo salto ¿Recuerdas?

70. Exteriormente era todo lo que una jovencita bien educada debía ser pero mi interior gritaba en rebeldía.

71. El corazón de una mujer es un océano de secretos.

72. La otra noche dormí bajo un puente y ahora estoy en el barco más grandioso tomando champaña con ustedes. Sírvame un poco más. 

73. No me alejaré de tu vida sin saber que estarás bien. Es todo cuanto quiero.

74. Esperar a vivir, esperar a morir… esperar una absolución que nunca llegaría.

75. – Camino por el valle de sombras.- ¿Quiere caminar más rápido por el valle?

76. No he hablado de Jack con nadie hasta ahora, ni siquiera con tu abuelo, ni siquiera tengo un retrato de él, ahora, sólo existe en mi recuerdo…

77. Jack. Aquí es donde nos conocimos.

78. – Vete, yo tomaré el siguiente.- No, no sin ti.

79. Ganar ese boleto fue lo mejor que me sucedió. Me trajo a ti. Y estoy agradecido por eso, Rose.

80. Llamaron al Titanic: el barco de los sueños, y lo era, realmente lo era. Te amo Jack.

Además de las Frases de Titanic, también te interesará…

Si te ha gustado recordar estas frases de Titanic, permítenos hacerte unas cuantas recomendaciones que pueden ser de tu interés. 🙂 Si lo que quieres es seguir profundizando en la historia del Titanic, no te pierdas:

En cambio, si lo que quieres es hacer nuevos descubrimientos del género romántico o recordar algunas películas, frases o libros, échale un vistazo a las recomendaciones que siguen:

Estas son alguna de las frases de película que nos hacen revivir la hermosa y la vez devastadora historia que envuelve a este barco. No nos despedimos sin antes preguntarte ¿te ha gustado este listado? ¿Cuántas veces has visto este filme clásico? ¿Cuál de los personajes es tu favorito? ¿Cuál de estas frases de Titanic te ha inspirado más? Cuéntanos, en Frases de la Vida nos complace leer tus comentarios. 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here