La literatura jamás es la misma y en esto reside su belleza y su poder. La literatura cambia constantemente dependiendo de la situación o el contexto en el que se desarrolle y puede responder a muchísimas interpretaciones, sean estas políticas, sociales e, incluso, puramente estéticas. Dentro de los movimientos literarios que han servido a la creación de obras magistrales se encuentra del que hablaremos en este artículo de Frases de la Vida con la recopilación de las más importantes obras de la generación del 98.

¿Qué es la generación del 98 y cuál fue su punto de partida?

obras de la Generación del 98

Los autores de la Generación del 98 constituyeron el movimiento literario a partir de un grupo de escritores y poetas españoles que buscaban responder a la situación actual —y bastante problemática de España— luego de haber perdido, en 1898, la guerra frente a Estados Unidos y sus últimas tierras colonizadas: Cuba, Puerto Rico y Filipinas.

Fue Azorín, uno de los grandes autores de las obras de la Generación del 98, el que comenzó a difundir el término mediante la publicación de artículos críticos en diferentes periódicos. A partir de ese momento, el movimiento se consolidó y los autores de la Generación del 98 comenzaron su camino hacia el reconocimiento.

Entre las principales intenciones de este movimiento se encontraba el superar el esteticismo inglés que predominaba en la literatura española y más bien reflejar en las obras de la Generación del 98 la postura crítica frente a la política y sociedad española, basándose en los sentimientos de desilusión y desesperanza que hacían parte de la vida de los ciudadanos.

Gracias a la Generación del 98 se apela a la necesidad de un renacer español, a través de la exaltación de la conciencia nacionalista.

Esto no es todo… Conoce las principales características de las obras de la Generación del 98

Como cualquier movimiento, la Generación del 98 se identificó con factores específicos que le otorgaron distinción frente a los demás, entre ellos:

  • Las obras de la Generación del 98 poseen un lenguaje sencillo y sobrio reemplazando así la retórica complicada y recargada de terminología innecesaria. Aún así comunicaban con grandeza sus objetivos.
  • Los autores de la Generación del 98 querían con sus escritos invitar a la población a hacer caso a sus reflexiones existenciales y otras reflexiones sobre la realidad española.
  • Como ya sabes, este movimiento literario fomentó el sentimiento patriótico y el nacionalismo.
  • En las obras de la Generación del 98 predomina la prosa, especialmente en novelas y ensayos, aunque muchos autores reconocidos eran también poetas.

Gracias a este pequeño contexto podemos, ahora sí, pasar a conocer las imprescindibles obras de la Generación del 98 ¿vamos a por ello?

En búsqueda de la esencia española con las obras de la Generación del 98

obras de la Generación del 98

1.  La voluntad — José Martínez Ruiz “Azorín” (1902)

Comencemos la lista de obras de la Generación del 98 con la primera novela de José Martínez Ruiz y, a través de la cual comienza a firmar “Azorín”. En esta novela seguiremos el camino de un personaje periodista, de su enfrentamiento a la muerte de personas importantes para él y a las decepciones profesiones y personales que vienen con su oficio.

La novela exalta la necesidad de encontrar una solución vital, una solución voluntariosa para entender el porqué de su existencia y así mismo reflejar no solamente una crónica de su vida, sino más bien, una crónica de la vida de la sociedad española en general.

2. Soledades. Galerías. Otros poemas — Antonio Machado (1907)

Otro de los grandes autores de la Generación del 98 es Antonio Machado. Soledades es la primera recopilación de poemas del autor, poemas que, como su nombre lo indica, se encuentran construidos sobre la base de sentimientos como la melancolía y la tristeza.

Estos poemas fueron escritos entre 1899 y 1902 durante los dos primeros viajes a París del autor y su posterior estancia en Madrid, es debido a esto que en ellos se aprecia influencia modernista. Te invitamos a que complementes esta lectura con las mejores frases de Antonio Machado. 

3. El árbol de la ciencia — Pío Borja (1911)

Esta siguiente de las obras de la Generación del 98 nos cuenta la historia de Andrés Hurtado y sus experiencias desde que comienza a estudiar en la facultad de medicina. Es un protagonista impotente frente a una sociedad mezquina, agresiva y repleta de desesperanza.

Este es, sin duda alguna, uno de los grandes clásicos de la literatura española y es además un referente histórico, político y social imprescindible.

4. Platero y yo — Juan Ramón Jiménez (1914)

Con Platero y yo nos remontaremos a los más agradables y profundos recuerdos de la infancia del autor. En este libro se retrata la vida del asno Platero, aquel amigo inseparable de Juan Ramón Jiménez y ahora el mejor protagonista de una historia para adultos que perfectamente podría impulsar, también, la imaginación de los niños.

Platero y yo es una de las obras de la Generación del 98 que sí o sí debes leer. Cargada de un vocabulario enriquecido y detalles realistas, esta obra lírica será tu mejor acompañante.

5. Niebla — Miguel de Unamuno (1914)

Entre los autores de la Generación del 98 no podemos dejar de lado ni las obras ni frases de Unamuno. Augusto Pérez es un hombre que literalmente vive entre la niebla de la inconsciencia y de la mente. Augusto solo comenzará a vivir cuando sienta el amor, la desesperación y el dolor de conocer a Eugenia, aquella pianista con la que quisiera pasar el resto de su vida.

Esta es la obra más importante del autor ya que, gracias a ella, logra posicionar a la novela como una grandiosa herramienta para transmitir la realidad y aproximarse a ella filosóficamente.

6. El pasajero — Ramón María del Valle-Inclán (1920)

Para finalizar con nuestra lista de obras de la Generación del 98 debemos hablar de El pasajero. Este es uno de los más grandiosos poemas de Valle-Inclán y relata sobre los diferentes caminos que, valga la redundancia, sigue un caminante a través de símbolos, experiencias estéticas e incluso, a través de la vida y de la muerte.

Este poema está repleto de referentes de la soledad, la tristeza, la melancolía, la pasión y el dolor, impregnado también de una clara influencia modernista.

Así llegamos al final de este artículo sobre las obras de la Generación del 98. Esperamos haber despertado tu interés por conocer aún más sobre los autores de la Generación del 98 y seguir investigando acerca de otros increíbles movimientos literarios. Recuerda dejarnos tus opiniones y comentarios para que podamos leerte. ¡Hasta pronto!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here