Así como la poesía transmite ideas maravillosas sobre situaciones diversas, también refleja al ser humano que la escribe, a ese poeta que se esconde entre sus versos y del que, de vez en cuando, se perciben algunas sombras. La poesía es, entonces, íntima y personal. Se alimenta de los sentimientos, emociones y cualidades de aquel que le da vida y es respondiendo a ello que en este artículo de Frases de la Vida honraremos a un poeta cuya fama estaba en su propia humanidad, con los fantásticos poemas de Antonio Machado.

¿Era Antonio Machado uno de los poetas más queridos?

Entre las mejores frases de escritores españoles, destacan, sin duda, las de Antonio Machado. Este autor no solo se caracterizó por ser un increíble poeta, con talento para escribir los mejores libros de la lengua española; obras de trascendencia y verdaderamente inolvidables. Así como lo reflejan sus poemas, Antonio Machado, nuestro autor protagonista, fue reconocido por su indiscutible calidad humana, por el tamaño y pureza de su sentimiento y por su inconfundible amor a España.

Combinando su grandeza humana, su talento como poeta y el infinito amor por Leonor, su esposa, la carrera de Antonio Machado cada vez se volvió más popular y sus poemas se convirtieron en imprescindibles para todo aquel que quisiera disfrutar de los mejores versos.

Fue en París donde Antonio Machado conoce figuras literarias como Pío Borja u Oscar Wilde, sin saber que en muy poco tiempo se convertiría en uno de los más importantes representantes de la literatura y la poesía española, a la vez que también fue uno de los mayores exponentes de la Generación del 98.

Machado muere lejos de su querida España, en Francia, en 1939.

Lo prometido es deuda. Conoce los mejores poemas de Antonio Machado

poemas de Antonio Machado

1.  Anoche cuando dormía

Este primer integrante de los poemas de Antonio Machado hace referencia a un sueño. Pero no a un sueño cualquiera. Es a un sueño esperanzador, un sueño que calma la sed de una vida difícil, que cura heridas profundas y que ilumina el camino que se debe recorrer. Un sueño que apela a una plegaria necesaria.

Anoche cuando dormía

soñé ¡bendita ilusión!

que una fontana fluía

dentro de mi corazón.

Dí: ¿por qué acequia escondida,

agua, vienes hasta mí,

manantial de nueva vida

en donde nunca bebí?

2.  Horizonte

Continuando con los poemas de Antonio Machado, es momento de hablar sobre el tiempo. El tiempo como algo inevitable que no da tregua. El tiempo que puede esconderse en pequeñas “pausas”, pero que siempre seguirá su rumbo. Una melancolía que se refleja en el paso de la vida.

En una tarde clara y amplia como el hastío,

cuando su lanza blande el tórrido verano,

copiaban el fantasma de un grave sueño mío

mil sombras en teoría, enhiestas sobre el llano.

La gloria del ocaso era un purpúreo espejo,

era un cristal de llamas, que al infinito viejo

iba arrojando el grave soñar en la llanura…

Y yo sentí la espuela sonora de mi paso

repercutir lejana en el sangriento ocaso,

y más allá, la alegre canción de un alba pura.

3. Caminante no hay camino

No hay muchas personas que no hayan cantado y disfrutado de Serrat cantando estos delicados versos. Caminante no hay camino es uno de los poemas de Antonio Machado más conocidos y nos habla de cómo la vida hay que construirla, hay que labrarla con acciones y mucho esfuerzo. La vida es de nosotros y solo de nosotros.

Caminante, son tus huellas

el camino y nada más;

Caminante, no hay camino,

se hace camino al andar.

Al andar se hace el camino,

y al volver la vista atrás

se ve la senda que nunca

se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino

sino estelas en la mar.

4. Preludio

Tal y como su nombre lo indica, el siguiente de los poemas de Antonio Machado es el preludio para la llegada de un nuevo amor. El hombre se prepara, se alista y no escatima en ilusión para dar la bienvenida que se merece a este maravilloso sentimiento.

Mientras la sombra pasa de un santo amor, hoy quiero

poner un dulce salmo sobre mi viejo atril.

Acordaré las notas del órgano severo

al suspirar fragante del pífano de abril.

Madurarán su aroma las pomas otoñales;

la mirra y el incienso salmodiarán su olor;

exhalarán su fresco perfume los rosales,

bajo la paz en sombra del tibio huerto en flor.

Al grave acorde lento de música y aroma,

la sola y vieja y noble razón de mi rezar

levantará su vuelo suave de paloma,

y la palabra blanca se elevará al altar.

5. Retrato

Para conocer un buen poema también es necesario conocer a un buen autor, y en Retrato Machado nos da esa posibilidad. Este es un poema que habla sobre su infancia y juventud tocando temas comunes como la muerte, el amor y la conciencia individual.

Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla

y un huerto claro donde madura el limonero;

mi juventud, veinte años en tierra de Castilla;

mi historia, algunos casos que recordar no quiero.

Ni un seductor Mañara ni un Bradomín he sido

—ya conocéis mi torpe aliño indumentario—;

más recibí la flecha que me asignó Cupido

y amé cuanto ellas pueden tener de hospitalario.

6.  A un olmo seco

Este último de los poemas de Antonio Machado tiene una gran carga sentimental y personal. Fue escrito en 1912, al sufrir la muerte de Leonor, su esposa. En el poema se reflejan sentimientos propios de la situación, como el pesimismo inicial. Aún así, siempre hay una luz al final del camino, una esperanza para continuar viviendo.

Al olmo viejo, hendido por el rayo

y en su mitad podrido,

con las lluvias de abril y el sol de mayo

algunas hojas verdes le han salido.

¡El olmo centenario en la colina

que lame el Duero! Un musgo amarillento

le mancha la corteza blanquecina

al tronco carcomido y polvoriento.

No será, cual los álamos cantores

que guardan el camino y la ribera,

habitado de pardos ruiseñores.

Hemos llegado al final de nuestro artículo sobre los poemas de Antonio Machado. Esperamos que ellos hayan incentivado tu amor y gusto por la poesía y, claro, por este autor. Como queremos saber de ti, déjanos saber cuál de estos ha sido tu poema favorito y cuáles otros conoces que puedan hacer parte de la lista. No olvides complementar este artículo con las mejores frases de Antonio Machado. ¡Te leemos pronto!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here