En Frases de la Vida nos encanta la literatura, la buena e interesante literatura. Muchas leyendas han llenado poco a poco los anaqueles de las librerías, las bibliotecas de los hogares y, más importante aún, las mentes y la memoria de miles de personas a lo largo del mundo. Es por eso por lo que en este artículo se hablará de una de las grandes literatas del siglo XX  con las mejores frases de Clarice Lispector.

Lispector fue una escritora ucranio-brasilera, de origen judío. Nació en la localidad ucraniana de Chetchelnik, en 1920. Su verdadero nombre fue Chaya Pinkhasovna Lispector, pero cuando su familia tuvo que huir a Brasil, todos decidieron adoptar nombres portugueses, y Clarice fue el nombre escogido para ella.

Su carrera literaria se caracterizó por la gran calidad de sus escritos de poesía y prosa. Escritos llenos de detalles cotidianos y relatos en primera persona. Todos ellos marcados por temas tradicionales y costumbristas como la mujer, la maternidad, el matrimonio, el amor, las familias, entre otros. Temas manejados de una manera particular de la autora y a través del uso de una extraña gramática que, se cree, provenía de la influencia del misticismo judío en su vida.

Entre las publicaciones más importantes de la autora —de las cuales provienen las frases de Clarice Lispector— se encuentran: Manzana en la oscuridad, La hora de la estrella, La pasión según G.H., Dónde se enseñará a ser feliz, La ciudad sitiada y Cerca del corazón salvaje.

Mejores frases de Clarice Lispector para conocer el poder de su literatura

En esta selección de frases de Clarice Lispector recorreremos, ante todo, las mejores expresiones feministas y de amor de esta autora. Temas clave en su carrera literaria.

Frases feministas de Clarice Lispector

1. Es con una alegría tan profunda. Es un tal aleluya. Aleluya, grito yo, aleluya que se fusiona con el más oscuro aullido humano del dolor de separación, pero es grito de felicidad diabólica. Porque nadie me retiene más.

2. Lee la energía que está en mi silencio.

Esta integrante de las frases de Clarice Lispector es el símbolo de las voces acalladas de mujeres; voces que por mucho tiempo no existieron, pero que, al final, encontraron la manera de ser escuchadas.

3. Cuando una persona ha perdido el respeto por sí misma y por sus propias necesidades: después de eso una se siente, un poco, como un trapo.

4. No quiero la belleza, quiero la identidad.

frases de Clarice Lispector Frases de la Vida

5. Pero yo denuncio. Denuncio nuestra debilidad, denuncio el horror alucinante de morir – y respondo a toda esa infamia con – exactamente esto que va a escribir ahora – y respondo a toda esa infamia con la alegría. Purísima y levísima alegría. Mi única salvación es la alegría.

6. Aquello que será después es ahora. Ahora es el dominio de ahora. Y mientras dura la improvisación yo nazco.

7. El día que el ser humano se hizo una pregunta sobre sí mismo, entonces se convirtió en el más ininteligible de los seres por donde circulaba la sangre.

Al final esto es lo que sucedió cuando la mujer se dio cuenta de su libertad. Se preguntó sobre ella misma, sobre su naturaleza, sobre sus capacidades. Desde ese momento aprendió a brillar. Es por eso que estas frases de Clarice Lispector son, también, frases feministas de Lispector.

8. Soy poco a poco. Mi historia es vivir. Y no tengo miedo del fracaso. Aunque el fracaso me aniquile, quiero la gloria del caer.

9. Escucha superficialmente lo que digo y de la falta de sentido nacerá un sentido, como en mí nace inexplicablemente una vida alta y leve. La densa selva de palabras envuelve sólidamente lo que siento y vivo, y transforma todo lo que soy en algo mío que está fuera de mí. La naturaleza es envolvente; me cubre y es sexualmente viva, sólo estoy: viva. También estoy truculentamente viva, y lamo mi hocico como el tigre después de haber devorado el veneno.

10. Yo romperé todos los no que existen dentro de mí.

11. Si fuese protegida por Ulises todavía más de lo que era, ambicionaría pronto lo máximo: ser protegida hasta el punto de no temer ser libre: pues de sus huidas de libertad tendría siempre de donde volver.

Frases sobre el amor de Clarice Lispector

12. Soy inquieta y áspera y desesperanzada. Aunque amor dentro de mí, eso sí lo tengo. Pero no sé usar el amor. A veces me araña como si fuese una garra.

Ahora bien, las frases de Clarice Lispector son también frases de amor. Clarice le escribe a ese amor que a veces se oculta, que a veces no podemos ver. Pero es el mismo amor que siempre lucha por salir y siempre lo consigue.

13. Hay cosas indestructibles que acompañan el cuerpo hasta la muerte como si hubieran nacido con él. Y una de esas es lo que surge entre un hombre y una mujer que viven juntos ciertos momentos.

14. Haz de nuevo la pregunta, Juana, no te he oído. —Quería saber qué pasa después de que se es feliz. ¿Qué ocurre después?

15. Las personas depositan la idea del pecado en el sexo. Pero es muy inocente e infantil ese pecado. El infierno mismo es el del amor.

frases de Clarice Lispector Frases de la Vida

16. Echar de menos es un poco como el hambre. Sólo se pasa cuando se come la presencia. Pero, a veces, el echar de menos es tan profundo que la presencia es poco: se quiere absorber a la otra persona entera. Esa gana de ser el otro para una unificación entera es uno de los sentimientos más urgentes que se tiene en vida.

17. Nací dura, heroica, solitaria y de pie. Y he encontrado mi contrapunto en el paisaje, sin elementos pintorescos y sin belleza. La fealdad es mi estandarte de guerra. Yo amo lo feo con un amor de igual a igual. Y desafío a la muerte. Yo, yo soy mi propia muerte.

18. El amor ya está, siempre está. Falta solo el golpe de gracia —que se llama pasión.

De nuevo, las frases de Clarice Lispector se refieren al amor como aquel sentimiento que hace parte intrínseca de cada uno de nosotros. Un sentimiento que solo requiere ser explotado a través de la pasión.

19. Quiero escribirte como quien aprende. Fotografío cada instante. Profundizo en las palabras como si pintase, más que un objeto, su sombra. No quiero preguntar por qué se puede preguntar siempre por qué y seguir siempre sin respuesta: ¿consigo entregarme al expectante silencio que sigue a una pregunta sin respuesta? Aunque adivino que en algún lugar o en algún tiempo existe la gran respuesta para mí

20. Aunque nunca más fuera a sentir la grave y suave fuerza de existir y amar, como ahora, de ahí en adelante ya sabía por qué cosa esperar, esperar la vida entera como si fuera necesario…

21. Es la amante que no teme, pues sabe que lo tendrá todo nuevamente.

Por ahora nuestra selección de frases de Clarice Lispector finaliza. Pero no queremos despedirnos de ti sin antes saber: ¿qué tal te ha parecido esta recopilación? ¿Cuál de estas frases de Clarice Lispector es tu preferida? ¿tienes otra que te gustaría agregar a la lista? Cuéntanoslo todo aquí abajito, en la sección de comentarios. ¡Estamos ansiosos por leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here