Vota el artículo

Las Frases de Orgullo y Prejuicio nos hablan de la novela más famosa de Jane Austen, una de las más reconocidas de la literatura inglesa, escrita cuando ella apenas tenía 20 años. Originalmente, fue publicada de manera anónima en 1813, y se caracteriza por mantener un estilo cómico-romántico, convirtiendo a su autora en toda una pionera en el género. De hecho, es uno de los títulos indispensables entre Los Mejores Libros de Amor de todos los tiempos.

En su momento, le dedicamos un homenaje con una recopilación de Frases de Jane Austen, y hoy ha llegado el momento de que en Frases de la Vida seleccionemos las más icónicas frases de Orgullo y Prejuicio, que te harán notar lo original, amena e interesante que es la historia que narra.

El argumento se desarrolla siguiendo, durante un año, las vidas de un grupo de jóvenes. El foco de atención se fija en la familia Bennet; cuya madre busca casar a alguna de sus hijas con un hombre rico recién llegado, Bingley, con la esperanza de que ellas tengan garantizada una vida con buena fortuna. Bingley se interesa en la mayor de las hermanas Bennet y conforme la conoce, con sus enojos y bromas, la descubre como una mujer realmente ingeniosa de la que se enamora. Para que te hagas una idea de su calidad en prosa, no te pierdas las Frases de Orgullo y Prejuicio que te presentamos a continuación.

110 Frases de Orgullo y Prejuicio | Una comedia romántica inglesa

1. Es una verdad mundialmente reconocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita una esposa.

2. Desde el principio, casi desde el primer instante en que le conocí, sus modales me convencieron de su arrogancia, de su vanidad y de su egoísta desdén hacia los sentimientos ajenos; me disgustaron de tal modo que hicieron nacer en mí la desaprobación que los sucesos posteriores convirtieron en firme desagrado.

3. Me dio una lección que fue, por cierto, muy dura al principio, pero también muy provechosa. Usted me humilló como convenía, usted me enseñó lo insuficientes que eran mis pretensiones para halagar a una mujer que merece todos los halagos.

4. ¡Un hombre al que he rechazado! Loca debo estar si espero que renazca su amor. No hay un sólo hombre que no se rebelase contra la debilidad que supondría una segunda declaración a la misma mujer. No hay indignidad mayor para ellos.

5. He luchado en vano. Ya no puedo más. Soy incapaz de contener mis sentimientos. Permítame que le diga que la admiro y la amo apasionadamente.

6. Si pudo estar amable y complaciente con mis tíos en Londres, ¿por qué no conmigo? Si me temía, ¿por qué vino? Y si ya no le importo nada, ¿por qué estuvo tan callado? ¡Qué hombre más irritante! No quiero pensar más en él.

7. No puedo concretar la hora, ni el sitio, ni la mirada, ni las palabras que pusieron los cimientos de mi amor. 

8. Es un asunto muy desdichado y probablemente será muy comentado; pero hemos de sobreponernos a la oleada de la malicia y derramar sobre nuestros pechos heridos el bálsamo del consuelo fraternal.

9. No puedo olvidar tan pronto como debería las insensateces y los vicios ajenos, ni las ofensas que contra mí se hacen. Mis sentimientos no se borran por muchos esfuerzos que se hagan para cambiarlos. 

10. A todos nos gusta dar lecciones, pero sólo enseñamos lo que no merece la pena saber.

11. Sólo estoy decidido a actuar de esa manera, que en lo que respecta a mi opinión, constituirá mi libertad sin basarme en ti ni en ninguna persona tan completamente desconectada de mí. 

12. La distancia es nada cuando uno tiene una motivación.

13. Existe, creo yo, en cada disposición, una tendencia hacia un mal en particular, un defecto natural que ni siquiera la mejor educación puede ayudar a superarla.

14. El poder de hacer cualquier cosa con rapidez siempre es valorado por el poseedor, y usualmente sin ninguna atención por la imperfección de la ejecución.

15. La felicidad e el matrimonio es enteramente una cuestión de azar.

16. Son pocas las personas que en verdad amo, y aún menos de las que pienso bien. Entre más veo este mundo, más insatisfecha estoy con él. Cada día confirma mi creencia en la inconsistencia del humano y de la poca dependencia que se puede tener en la apariencia del mérito o el sentido.

17. Me mostraste lo insuficientes que eran todas mis pretensiones eran para complacer a una mujer digna de ser complacida.

18. La imaginación de una dama es muy rápida; salta de la admiración del amor, y del amor al matrimonio en un instante.

19. No Lizzy, permíteme por una vez en mi vida lo mucho que he tenido la culpa. No tengo miedo de ser dominado por esta impresión. Pasará pronto. 

20. Es mejor saber tan poco como sea posible de los defectos de la persona con la que estás a punto de pasar tu vida. 

21. Ha dicho ya suficiente, señora. Comprendo perfectamente sus sentimientos y solamente me queda sentirme apenada de lo que ya fue. Perdóneme por haberle quitado tanto de su tiempo y acepte mis mejores deseos para su salud y felicidad.

22. Las personas enojadas no siempre son sabias.

23. Me alegra que tenga el talento de halagar con tanta exquisitez.

24. Te han gustado personas más estúpidas. 

25. Uno no siempre puede siempre reírse de un hombre sin encontrarse de vez en cuando con algo ingenioso. 

26. La pérdida de virtud en una mujer es irrecuperable, ese paso en falso la lleva a su ruina interminable, de tal manera que su reputación no es menos frágil de lo que es hermosa, y que ella no puede ser demasiado cautelosa en su comportamiento hacia aquellos indignos del sexo opuesto. 

27. ¿Puedo utilizar el carruaje? _No hija mía, mejor irás montando a caballo, ya que parece que va a llover, y entonces deberás de quedarte durante la noche.

28. Ella es una mujer egoísta e hipócrita, y no tengo opinión alguna de ella.

29. Según entendí, hubo fuertes objeciones contra a la dama. 

30. Después de casarse, a una chica le gusta padecer de enamoramiento de vez en cuando.

31. ¡Después de todo, creo que no existe ningún otro placer como leer! ¡Uno se cansa primero de cualquier otra cosa que de un libro! Cuando tenga mi propia casa, sería miserable si no tuviera una biblioteca excelente. 

32. Te has confundido grandemente mi carácter si piensas que puedo dejarme llevar por este tipo de persuasiones. 

33. El señor Darcy bailó sólo una vez con la señora Hurst y otra con la …… Es una pena que las grandes damas en general no se parezcan mucho a ella.

34. Bueno, mi consuelo es que estoy seguro de que Jane morirá por tener el corazón roto, y él se arrepentirá por lo que ha hecho.

35. La gente suele cambiar demasiado, tanto que siempre existe algo nuevo para observar en ellos siempre.

36. Lizzy no es en nada mejor que las otras, no es ni la mitad de guapa que Jane, ni la mitad de alegre que Lidia. Pero tú siempre la prefieres a ella.

37. Esperas que responda por opiniones que escoges considerar como mías, pero que yo nunca he reconocido.

38. Hasta este momento nunca me conocí. 

39. No puedo creer que alguien en verdad te merezca, pero parece ser que me equivoqué. Así que te doy mi consentimiento. 

40. Qué listo eres para saber algo que ignoras por completo.

41. ¿Para qué vivimos si no es para hacer de un deporte a nuestros vecinos y reírnos de ellos en nuestro turno? 

42. He estado meditando en el gran placer que un par de espléndidos ojos en la cara de una mujer hermosa puede otorgarle. 

43. Qué tan poca felicidad permanente podría experimentar una pareja que se unió tan sólo porque sus pasiones fueron más fuertes que sus virtudes.

44. ¿No es acaso la incivilidad general la verdadera esencia del amor? 

45. Me he esforzado en vano. No será suficiente. Mis sentimientos no serán reprimidos. 

46. Ninguno de los dos toca música a los extraños. 

47. Ella es tolerable, pero no lo suficientemente bella como para tentarme. 

48. Lizzy, ¿estás bien? Pensé que odiabas al hombre. 

49. Su gusto por la danza fue uno de los elementos que contribuyó a que se enamoraran.

50. ¿Qué son los hombres comparados a las rocas y las montañas? 

51. Cuando una mujer tiene cinco hijas creciditas, debe dejar de pensar en su propia belleza …. 

52. Ceder sin convicción no es un elogio para la comprensión del otro.

53. He sido egoísta toda mi vida, en la práctica, más no en la teoría. 

54. No me despediré de usted, señorita Bennet. Tampoco le enviaré mis saludos a s u madre. No se merece tales atenciones. Estoy verdaderamente descontenta.

55. Mis dedos no se mueven tan habilidosamente como veo que los de muchas mujeres lo hacen. No tienen la misma fuerza ni la misma rapidez, y no producen la misma expresión. Pero siempre he pensado que es mi culpa, porque no me he tomado la molestia de practicar. 

56. Una persona que puede escribir una carta larga con facilidad, no puede escribir enfermo.

57. Y el tuyo es el de obstinadamente malentenderlos. 

58. Desde este día serás una extraña para uno de tus padres. Tu madre nunca más te verá si no te casas con el Sr. Collins. Y yo nunca te veré si te casas con él. 

59. Tu defecto es una predisposición a odiar a todos.  

60. Hubiera podido fácilmente perdonar su orgullo, si no hubiera sido porque se metió con el mío.

61. Existe una gran diferencia entre nosotras. Los complementos siempre te toman por sorpresa, a mí, nunca.

62. No hacía un mes aún que le conocía cuando supe que usted sería el último hombre en la tierra con el que podría casarme.

63. ¿Podría preguntarle si estas gratificantes atenciones provienen del impulso del momento, o son el resultado de estudio previo?

64. Lo has hecho extremadamente bien hija. Nos has deleitado lo suficiente. Deja que otras jóvenes mujeres tengan tiempo de deleitarnos.

65. ¿Qué elogio es más valioso que la alabanza de un siervo inteligente?

66. La esposa del señor Darcy deberá gozar, en virtud de su estado, de unas causas de … que podría ser que, en conjunto, no tuviera motivos para quejarse.

67. Yo lo animo a estar en sus jardín, tan a menudo como sea posible.

68. No dejes que te inunde el sobresalto. 

69. Haz de todo, pero no te cases sin afecto. 

70. Ya no me sorprende que sólo conozcas seis mujeres realizadas. De hecho ahora me pregunto si de verdad conoces a alguna. 

71. No existe nada tan malo como festejar con los amigos. Uno parece desamparado sin ellos. 

72. Lo amo, de hecho, no tiene un orgullo inapropiado. Él es perfectamente amable. No sabes lo que realmente es, entonces reza para que no me duela hablar de él en tales términos. 

73. Quizá se me pueda acusar de rencoroso. Cuando pierdo la buena opinión que tengo sobre alguien, es para siempre.

74. Todos sabemos que él es un tipo de hombre orgulloso y desagradable, pero esto sería nada si de verdad te gustara.

75. Después de abusar tan abominablemente de tu cara, no tendré escrúpulos en abusar de ti en todas tus relaciones. 

76. Hace bastante tiempo. Estaba ya medio enamorado de ti antes de saber que te quería.

77. No sufrimos por accidente. No sucede a menudo que la interferencia de los amigos persuada a un joven hombre de fortuna independiente a ya no pensar más en la chica de quien estaba enamorado tan intensamente unos cuantos días antes. 

78. No vayas a pensar que soy una mujer elegante tratando de molestarte, sino una criatura racional diciendo la verdad desde su corazón.

79. La felicidad en un matrimonio es completamente cuestión de suerte. 

80. Cuando era niño me enseñaron lo que era correcto, pero no me enseñaron a corregir mi carácter. Me enseñaron buenos principios, pero me dejaron seguirlos con orgullo y presunción.

81. No hubieras podido haberme hecho la oferta de tu mano, de cierta manera en la que me hubieras tentado a aceptarla.

82. Debo de aprender a estar satisfecha con ser más feliz de lo que me merezco.

83. Si alguna vez hubiera aprendido, hubiera sido muy diestra. Al igual que Anne, si su salud le hubiera permitido aplicar. Confío en se hubiera desempeñado maravillosamente.

84. Me he acostumbrado a considerar la poesía como la comida del amor.

85. No pretendo poseer igual franqueza con usted que usted conmigo, señora. Usted puede hacerme preguntas que podría escoger no responder. 

86. Estoy sinceramente avergonzada de mi misma, Lizzy. Pero no te desesperes, pasará. Y, sin duda, más rápido de lo que debería.

87. La vanidad y el orgullo son cosas diferentes, aunque muchas veces sean utilizados como sinónimos. 

88. Quisiera que me dejaras decirte lo apasionadamente que te admiro y te amo. 

89. Si bien está bien estar preparado para lo peor, no hay necesidad de considerarlo como cierto.

90. Hace un mes recibí esta carta, y hace dos semanas la respondí, ya que pensé que era un caso de suma delicadeza y que requería de mi atención temprana. 

91. Puede ser que la poesía sea el alimento de un amor sólido y saludable. Alimenta lo que ya es fuerte. Pero si se trata más bien de una ligera, más bien débil inclinación, estoy convencida de que un soneto puede extinguirla por completo.

92. Sí, pero eso fue solamente cuando recién la conocí. Ya han sido varios meses que la he considerado como una de las mujeres más hermosas que conozco.

93. Es un gran placer para ti el ocasionalmente manifestar opiniones que de hecho no son tuyas. 

94. Una persona puede ser orgullosa sin ser vana. El orgullo tiene que ver más con nuestra opinión de nosotros, mientras la vanidad con lo que los demás piensen de nosotros.

95. No tengo humor por el momento para dar importancia a mujeres jóvenes que son menospreciadas por otros hombres. 

96. ¿Esas son las palabras de un caballero? Desde el primer momento en que te conocí tu arrogancia y tu soberbia, y tu egoísta desdén por los sentimientos de otros, me ha hecho darme cuenta que serías el último hombre en el mundo con el que me casaría.

97. Sólo piensa en el pasado en la medida que el recordarlo te traiga goce. 

98. La franqueza fingida es los suficientemente común, uno la encuentra en todos lados. Pero ser franco sin ser presuntuoso, tomar lo bueno de todos, hacerlos incluso mejor, y no decir nada de lo malo, te pertenece sólo a ti.

99. Es una verdad universalmente conocida que un hombre soltero, en posesión de una buena fortuna, estará buscando conseguir una esposa. 

100. Me enseñaste una lección, dura al inicio por supuesto, pero de lo más ventajosa. Gracias a ti, aprendí a ser apropiadamente humilde. 

101. Nada es más engañoso que aparentar humildad. A menudo es tan sólo un descuido de la opinión, pero otras veces se trata de una jactancia indirecta. 

102. Soy la criatura más feliz del mundo. Tal vez otras personas lo han dicho antes, pero ninguna con tanta razón. Soy incluso más feliz que Jane, ella sonríe, yo me río. 

103. Ríete tanto como quieras, pero no me harás cambiar de opinión.

104. No tengo pretensiones de poseer ese tipo de elegancia que consiste en atormentar a un hombre respetable. 

105. ¡Nunca nadie sabe lo que sufro! Pero siempre es así. La gente nunca se compadece de aquellos que no se quejan.

106. Solamente el más profundo de los amores me convencería de casarme. Es por eso que terminaré como una vieja solterona.

107. Existe una terquedad en mí que nunca podrá tolerar asustarme a merced de los otros. Mi valor siempre emerge con cada intento de intimidarme.

108. ¿Dónde termina la discreción y comienza la avaricia? 

109. Incluso los salvajes pueden bailar. 

110. Las locuras y tonterías, los caprichos y las inconsistencias me divierten, me pertenecen, y me río de ellas cada vez que puedo.

Además de las Frases de Orgullo y Prejuicio, no te pierdas…

Si has disfrutado con nuestra recopilación de Frases de Orgullo y Prejuicio, permítenos que te hagamos una serie de recomendaciones que también te encantarán. 🙂 ¿Vas a dejar escapar la oportunidad de descubrirlas?

1. Si eres un amante del género romántico, te animamos a que descubras las Mejores Frases de Amor de Películas Románticas: como es el caso de las Frases del Diario de Noah, la famosa novela de Nicholas Sparks que cobró especial fama gracias a su adaptación cinematográfica (¡indispensable para cualquier cinéfilo!) o las ya míticas Frases de Titanic, una historia de amor que a todos nos ha conquistado.

2. ¿Quieres descubrir otras obras indispensables en la historia de la literatura? No te pierdas estas Frases de Los Miserables, la obra por excelencia de Victor Hugo.

3. Jane Austen ha destacado como una de las escritoras más reconocidas a nivel internacional, pero otro de los grandes nombres que siempre resuenan es sin duda el de Virginia Woolf. Por ello, te invitamos a que consultes tanto nuestra selección de Frases de Virginia Woolf como la recopilación de los grandes Libros de Virginia Woolf: obras que supusieron un gran paso adelante para el Feminismo.

Esperamos que te haya gustado nuestra selección de Frases de Orgullo y Prejuicio, y te animamos a que nos dejes todas tus impresiones en la sección de comentarios. Cuéntanos, ¿cuál de estas Frases de Orgullo y Prejuicio es tu favorita? ¿Hay otras frases de esta novela que te parezcan interesantes? Compártelas con nosotros y dinos, ¿qué otras obras de Jane Austen conoces y recomendarías? No olvides pasar a escribir tus opiniones en la sección de comentarios. 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here