El mar se ha constituido como el paraíso de referencia de muchas personas a lo largo y ancho del globo. En cuanto surgen las posibilidades no dudamos en correr hacia las costas para sumergirnos en un merecido descanso, en un momento dedicado exclusivamente a nosotros mismos que las olas bien saben acompañar. El mar nos inspira y nos conecta con lo más profundo dos dos mundos a veces divididos: el de la existencia humana y el de la naturaleza en su estado más crudo. En este nuevo artículo de Frases de la Vida prepárate para barrenar unas buenas frases sobre el mar, perfectas para acompañar tus fotos frente al inmenso continente azul.

La palabra mar hace referencia al conjunto de mares y océanos que habitan el planeta, constituyendo el 70% del total de su superficie. En ocasiones, encontramos estos cuerpos de agua rodeados por algunas de las playas más paradisíacas y concurridas, donde cientos de personas se dirigen año tras año para descansar, relajarse, hacer ejercicio o pasar un agradable momento junto a sus seres queridos. El mar es perfecto para despejar la mente y revitalizar el cuerpo, ¡si! la brisa marina y los componentes del agua son absolutamente benéficos, aunque esto ya lo intuíamos muy dentro de nosotros.

Por su parte, las criaturas que habitan el océano son incontables y conforman las mayores y más notables comunidades biológicas de todo el planeta. De hecho, muchos expertos aseguran que no sabemos prácticamente nada acerca de muchas de las especies que habitan las profundidades. El viaje propuesto por las aguas es tan enigmático que a ellas se han atribuido innumerables mitos, leyendas, rumores y poderes exquisitos. La mitología escandinava, por ejemplo, nos presenta a la diosa Ran, la cual representaba lo peor del océano, mientras que los griegos atribuían a Poseidón el gobierno sobre los mares.

Sin lugar a dudas, las preguntas y reflexiones que suscita el océano son innumerables, pero aquí te regalaremos una buena selección de frases sobre el mar para que puedas disfrutar de lo que algunas grandes personalidades dijeron acerca del mismo. ¿Nos acompañas?

Las mejores frases sobre el Mar

1. El mar es un tratado de paz entre la estrella y la poesía. – Alain Bosquet

2. El mar encanta, el mar mata, conmueve, asusta, también hace reír, a veces desaparece, de vez en cuando se disfraza de lago, o bien construye tempestades, devora naves, regala riquezas, no da respuestas, es sabio, es dulce, es potente, es imprevisible. Pero, sobre todo, el mar llama. – Alessandro Baricco

3. Para mí fue siempre el mar un confidente, un amigo que absorbe todo lo que le cuentan sin revelar jamás el secreto confiado y que da el mejor de los consejos: un ruido cuyo significado cada uno interpreta como puede. – Che Guevara

4. Cuando mis pensamientos están ansiosos, inquietos y malos, me voy a la orilla del mar, y el mar los ahoga y los manda lejos con sus grandes sonidos anchos, lo purifica con su ruido e impone un ritmo sobre todo lo que en mí es desorientado y confundido. – Rainer Maria Rilke

5. Ninguna casa debería existir sin vistas al mar. Cada casa debería pertenecer al viento y a las olas. El mar y la casa deberían vivir juntos uno delante del otro para confiarse sus secretos. – Fabrizio Caramagna

6. La amplitud del cielo, la arquitectura movible de las nubes, las coloraciones cambiantes del mar, el centelleo de los faros, son un prisma maravillosamente apropiado para distraer los ojos, sin cansarlos jamás. – Charles Baudelaire

7. Según algunas leyendas, el mar es la morada de todo lo que hemos perdido, de todo lo que no hemos tenido, de los deseos frustrados,de los dolores, de las lágrimas que hemos derramado. – Osho

8. No se puede ser infeliz cuando se tiene esto: el olor del mar, la arena bajo los dedos, el aire, el viento. – Irène Némirovsky

9. Para mí, el mar es como una persona, como un niño al que conozco de hace mucho tiempo. Suena como una locura, lo sé, pero cuando nado en el mar, hablo con él. Nunca me siento sola en esa inmensidad. – Gertrude Ederle

10. En el mar la vida es diferente. No está hecha de horas, sino de momentos. Se vive según las corrientes, las mareas, siguiendo el sol. – Sandy Gingras

11. Éramos yo, y el mar. Y el mar estaba solo y solo yo. Uno de los dos faltaba. – Antonio Porchia

12. Qué bello, mar, morir en ti cuando no pueda con mi vida. – José Hierro

13. Si quieres construir un barco, no comiences por buscar maderos, cortar tablas o distribuir trabajo,  primero has de plantar en los hombres el anhelo del mar libre, libre  y ancho. – Antoine de Saint-Exupéry

14. A veces uno toca un cuerpo y lo despierta, por él pasamos la noche que se abre, la pulsación sensible de los brazos marinos y como al mar lo amamos, como a un canto desnudo como al sólo verano.– Homero Aridjis

15. Y seguiré naufragando en mares ajenos hasta naufragar en mi propio mar. – Antonio Porchia

16. Una de las peculiares desventajas que ofrece el mar está en el hecho de que, tras haber logrado pasar una ola, se descubre que hay otra detrás, tan importante como la anterior y que posee la misma impaciencia nerviosa por hacer algo eficaz con relación a las embarcaciones a punto de naufragar. – Stephen Crane

17. Creer uno que sabe Historia porque la conoce en los compendios, es como querer formarse idea de la grandeza del mar, al comer una ostra. – Ignacio Manuel Altamirano

18. Queda este enorme cansancio, la débil certeza de no saber nada, de no querer ya nada, de conformarnos con esta tarde en la playa y con los ojos pálidos del mar, los que no ven, los hechos para ser contemplados. – Hugo Gutierrez Vega

19. El sol no había nacido todavía. Hubiera sido imposible distinguir el mar del cielo, excepto por los mil pliegues ligeros de las ondas que le hacían semejarse a una tela arrugada. – Virginia Woolf

20. No comprendo estas cosas. Pero es bueno que no tengamos que tratar de matar el sol o la luna o las estrellas. Basta con vivir del mar y matar a nuestros verdaderos hermanos. – Ernest Hemingway

21. Una mujer al sol es todo mi deseo, viene del mar, desnuda, con los brazos en cruz y la flor de los labios abierta para el beso y en la piel refulgente el polen de la luz. – Vinicius de Moraes

22. La literatura es como el mar; el arte es también una sucesión de formas que se golpean a sí mismas; es como el fuego, como el aire, como los cuatro elementos, que son siempre, por una parte, inmutables, y por otra siempre cambiantes. – Manuel Vicent

23. Quedarse en la superficie del mar es como ir al circo y quedarse fuera de la carpa. – Dave Barry

24. Como un mar, alrededor de la soleada isla de la vida, la muerte canta noche y día su canción sin fin. – Rabindranath Tagore

25. Múltiples son nuestras caricias y deliciosas ofrendas, el mar en tempestad es un eco de mi sangre en ebullición. – Jens August Schade

26. Podemos encontrar ejemplos de las más elevadas doctrinas de la ciencia en los juegos y la gimnasia, en los viajes por tierra y por agua, en las tormentas del cielo y del mar, y dondequiera que haya materia en movimiento. – James Clerk Maxwell

27. La mujer eléctrica nos aguarda a ti y a mí, así que es hora de emprender un viaje. Puedes arrojar todos tus complejos a la costa mientras sobrevolamos el mar lleno de amor. – Jimi Hendrix

28. Allá va la nave: ¿quién sabe dónde va? ¡Ay! ¡Triste el que fía del viento y la mar! – José de Espronceda

29. Un barco que pareciese grande en el río, sería muy pequeño en pleno mar. – Séneca

30. Convéncete de ahora para siempre, convéncete de que salir de la barca es la muerte. Y de que, para estar en la barca, se necesita rendir el juicio (…) Si te sales de la barca, caerás entre las olas del mar, iras a la muerte, perecerás anegado en el océano, y dejarás de estar con Cristo (…) compañía que voluntariamente aceptaste. – Josemaría Escrivá de Balaguer

31. Si el mar está tan limpio, es porque se lava con todas las esponjas que quiere. – Ramón Gómez de la Serna

32. El verano trajo luces sobre el mar y entendí que hay mil maneras de dar… – Manuel Moretti

33. No puedes cruzar el mar simplemente estando en él y viendo el agua. – Rabindaranath Tagore

34. Estamos unidos al mar. Cuando regresamos al mismo, ya sea para navegar o para verlo, estamos regresando de donde provenimos. – John F. Kennedy

35. Todo el arte consiste en no engañarse a sí mismo: mínimas islas de rocas en todo un mar de autoengaños. Lo que más puede lograr un hombre es aferrarse a ellas y no ahogarse. – Elias Canetti

36. Boguemos, boguemos, la barca empujad, que rompa las nubes, que rompa las nieblas, los aires las llamas, las densas tinieblas, las olas del mar. – José de Espronceda

37. No te asuste naufragar que el tesoro que buscamos, capitán, no está en el seno del puerto sino en el fondo del mar. – León Felipe

38. Serás, ¡Oh colector!, el árbitro invisible, el que manipula esa montaña de granos de arena, ese mar de gotas, esa totalidad de nadas: la opinión pública, y si así lo quieres, te enriquecerás tanto con tu palabra como con tu silencio. ¡Bello destino! Pero, ¿Eres digno de él? – Rafael Barrett

39. Descubrí el secreto del mar meditando sobre una gota de rocío. – Gibran Jalil Gibran.

40. Miró por sobre el mar y se dio cuenta de cuan solo se encontraba. – Ernest Hemingway

41. Yo voy a ti como va sorbido al mar ese río. – Ramón de Campoamor

42. El viento sopla con gran fuerza y vuelve las olas del mar blancas de espuma, escupiendo agua a los rostros de los marinos y mostrándoles falsas imágenes. Me quedé contemplando el mar muchos minutos y no pude ver ningún monstruo. No tenía, por tanto, motivos para creer lo que decían los guerreros. – Michael Crichton

43. Voy soñando, voy caminando, voy en la arena dejando mis huellas, voy y el mar me las va borrando, voy. – Víctor Jara

44. Diluvio. Noche de la noche llega ante las aguas y el fuego. Hombres meditad. El mar avanzará, inundará en diluvio, se derretirán los cascos polares. El eje de la Tierra regresará y el ecuador será polos. El mar será sangre. Final de finales. – Benjamín Solari Parravicin

45. Noche de escarcha. ¿Cómo dormir si el mar no duerme? – Masajo Suzuki

46. La mera visión del mar solía provocarme las sensaciones que experimenta un cazador cuando oye el griterío de una jauría de perros. – Mary Shelley

47. ¡Y ante todo está el mar! ¡El mar!..Ritmo de divagaciones. ¡El mar! Con su baba y con su epilepsia. – Oliverio Girondo

48. Si mi voz muriera en tierra, llevadla al nivel del mar y dejadla en la ribera. – Rafael Alberti

49. El que sabe nadar puede sacar perlas de las profundidades del mar; el que no, se ahogaría. Por eso únicamente deben correr el riesgo las personas que poseen la instrucción adecuada. – Maimónides

50. Ahora te quiero, como el mar quiere a su agua: desde fuera, por arriba, haciéndose sin parar con ella tormentas, fugas, albergues, descansos, calmas. – Pedro Salinas

51. Ver otro cielo, otro monto, otra playa, otro horizonte, otro mar, otros pueblos, otras gentes de maneras diferente de pensar. – Manuel Gutiérrez Nájera

52. Mientras la ciencia a descubrir no alcance las fuentes de la vida. Y en el mar o en el cielo haya un abismo que al cálculo resista; Mientras la humanidad siempre avanzando no sepa a dó camina; Mientras haya un misterio para el hombre… ¡Habrá poesía! – Gustavo Adolfo Bécquer

53. El mar es tan profundo en la calma como en la tempestad. – John Donne

54. Y ven el cielo y les vuelve a dar sueño y vuelven a bajar dormidos, y vuelven a tocar el fondo del mar y se despiertan y vuelen a subir. Así son nuestros sueños, como delfines. – Silvina Ocampo

55. Todo poco a poco va dejando de importar, todo menos esos paraísos en el mar y navegar y navegar y navegar. – Fito Páez

56. El mar nunca ha sido amigable para el hombre. Siempre ha sido cómplice de la inquietud humana. – Joseph Conrad

57. ¡Oh, libertad preciosa, no comparada al oro, ni al bien mayor de la espaciosa tierra, más rica y más gozosa que el precioso tesoro que el mar del sur entre su nácar cierra. – Félix Lope de Vega y Carpio

58. Los pescadores saben que el mar es peligroso y que las tormentas son terribles, pero nunca han considerado que estos peligros sean una razón suficiente para permanecer en la costa. – Vincent Van Gogh

59. Hoy como entonces ante ti permanezco inmóvil, mar, mas no me creo digno ya de la solemne admonición de tu aliento. – Eugenio Montale

60. No hay nada más seductor y esclavizante que la vida humana en el mar. – Joseph Conrad

61. Se había alzado un viento suave y ahora se oía el mar, sonámbulo e hipnótico, como si unos párpados pesados hubieran caído sobre los ojos de Poseidón y también él durmiera. – Taylor Caldwell

62. Me abandono en tu mar, me dejo tuya como darse hay que hacerlo para serte. – Carmen Conde

63. El mar lo devuelve todo después de un tiempo, especialmente los recuerdos. – Carlos Ruiz Zafón

64. Amar es un mar alborotado de olas y vientos sin puerto ni ribera. – Ramón Llull

65. …Este silencio, blanco, ilimitado, este silencio del mar tranquilo, inmóvil. – Eliseo Diego

66. La ruptura de una ola no puede explicar el mar entero. – Vladimir Nabokov

67. El menor de los movimientos es de importancia para toda la naturaleza. La totalidad de los mares es afectado por lo que pase incluso con una pequeña piedra. – Blaise Pascal

68. Cuando el mar no tenga sed, y el amor sepa a perder, venderé mi corazón para darte algo mejor… – Amaia Montero

69. Así como un buscador de perlas se ata una piedra a la cintura para sumergirse y tomar la perla del fondo del mar, cualquiera que bucee en las profundidades de su propio ser con desapego puede obtener la perla del Yo. – Ramana Maharshi

70. Para alcanzar las estrellas sonda el cisne la laguna; en el mar de los amores yo soy cisne y tú eres luna. – Salvador Rueda

71. Yo nazco en Cartagena, una ciudad a orillas del Mediterráneo con más de tres mil años de historia. Y nazco en una biblioteca, en la de mi abuelo, en donde están las historias de ese mar; las historias de las Cruzadas y de los griegos y del Peloponeso y de la batalla de Salamina. De los corsarios, de los berberiscos… Para mí, el mar es escuela, es memoria, es historia. Y es mi casa. – Arturo Pérez-Reverte

72. ¿Quién conoce el fin? Lo que ha emergido puede hundirse y lo que se ha hundido puede emerger. Lo satánico aguarda soñando en el fondo del mar, y sobre las ondulantes ciudades humanadas navega el apocalipsis. – Howard Phillips Lovecraft

73. Cuando llegó la noche, las olas blancas iban acompasadamente de acá para allá a la luz de la luna, y el viento trajo a los hombres de la playa el sonido de la gran voz del mar, y ellos sintieron que ahora podían ser sus intérpretes. – Stephen Crane

74. Ningún acuario, ningún tanque o paisaje marino, aunque sean muy espaciosos, pueden comenzar a reproducir las condiciones del mar. Y ningún delfín que habite en esos acuarios o en esos paisajes marinos puede ser considerado como normal. – Jacques Ives Costeau

75. Hay que llegar al final desnudo como los hijos de la mar. – Antonio Machado

76. La voz del mar le habla el alma. El toque del mar es sensual, envolviendo el cuerpo en su abrazo suave y cercano. – Kate Chopin

77. La fuente, que es promesa, el mar sólo la cumple. – Luis Cernuda

78. El mar sigue cantando cuando pierde una ola. – José Ángel Buesa

79. Dame ya, sagrado mar, a mis demandas respuesta, que bien puedes, si es verdad que las aguas tienen lenguas. – Luis de Góngora y Argote

80. Digamos que no tiene comienzo el mar, empieza donde lo hallas por vez primera y te sale al encuentro por todas partes. – José Emilio Pacheco

81. Para morir como su ley impone, el mar no quiere diques, ¡Quiere playas! – Delmira Agustini

82. La memoria del mar es la línea recta que llamamos horizonte. – David Escobar Galindo

83. Allá muevan feroz guerra, ciegos reyes por un palmo más de tierra; que yo aquí tengo por mío cuanto abarca el mar bravío, a quien nadie impuso leyes. – José de Espronceda

84. Un hombre puede soportar su suerte mientras puede soportarse a sí mismo. Puede vivir sin esperanza, sin amigos, sin libros, hasta sin música, mientras pueda escuchar sus propios pensamientos y oír el canto de un pájaro fuera de la ventana y la voz lejana del mar. – Axel Munthe

85. Y se dio cuenta de que nadie jamás está solo en el mar. – Ernest Hemingway

86. En una gota de agua se encuentran todos los secretos de todos los mares. – Khalil Gibran

87. Es curioso, pero vivir consiste en construir futuros recuerdos; ahora mismo, aquí frente al mar, sé que estoy preparando recuerdos minuciosos, que alguna vez me traerán la melancolía y la desesperanza. – Ernesto Sabato

88. Los mares, sin límites e inmortales, son el inicio y el fin de todas las cosas en la Tierra. – Heinrich Zimmer

89. Sé a manera del océano, que recibe todos los ríos y torrentes. La poderosa calma del mar permanece inalterable, sin sentirlos. – Helena Blavatsky

90. Gota pequeña, mi dolor. La tiré al mar. Al hondo mar. Luego me dije: A tu sabor, ¡Ya puedes navegar! Más me perdió la poca fe…La poca fe de mi cantar. Entre onda y cielo naufragué. Y era un dolor inmenso el mar. – Dámaso Alonso

91. El océano es una imagen central. Es el simbolismo de una gran aventura. –Enya

92. Si un marinero es mar, rubio mar amoroso cuya presencia es cántico, no quiero la cuidad hecha de sueños grises; quiero sólo ir al mar donde me anegue, barca sin norte, cuerpo sin norte hundirme en su luz rubia. – Luis Cernuda

93. Probablemente Icaro creía tocar el cielo cuando se hundía en el mar epónimo. – Julio Cortázar

94. Parece que sólo he sido como un niño jugando en la orilla del mar, divirtiéndome en vez de encontrar una piedra más suave o una concha más bonita que las ordinarias, mientras que el gran mar de la verdad quedaba todo por descubrir ante mí. – Isaac Newton

95. Debe haber algo extrañamente sagrado en la sal: está en nuestras lágrimas y en el mar. – Jalil Gibran

96. Si un día para mi mal, viene a buscarme la parca… Empujad al mar mi barca con un levante otoñal y dejad que el temporal desguace sus alas blancas y a mí enterradme sin duelo, entre la playa y el cielo. Mi cuerpo será camino, le daré verde a los pinos y amarillo a la genista. Cerca del mar porqué yo nací en el Mediterráneo. – Joan Manuel Serrat

97. Tu ausencia me rodea como la cuerda a la garganta, el mar, al que se hunde. – Jorge Luis Borges

98. Pasé horas incontables sentado en la proa mirando el agua y el cielo, estudiando cada ola, diferente de la anterior, viendo como capturaba la luz, el aire y el viento, observando los patrones, el alcance de todo y dejando que me llevara. El mar. – Gary Paulsen

99. La tierra es como estar seguro dentro de tu casa. El mar es como la vida, las afueras, lo desconocido. – Stephen Gardner

100. El mar no recompensa a aquellos que son demasiado ansiosos, codiciosos o impacientes. Uno debe de estar disponible, abierto y libre de opciones como una playa, esperando un regalo del mar. – Anne Morrow Lindbergh

101. Yo te amé, tú me amaste. Vivimos juntos, amándonos, amándonos. Pero la vida separa a aquellos que se aman tiernamente, sin hacer ruido y el mar borra sobre la arena, los pasos de los amantes que se separan. – Jacques Prévert

102. Ella mira el mar, es lo que puede hacer. Y su mirada está limitada por la línea del horizonte, es decir, por su incapacidad humana de ver la curvatura de la Tierra. – Clarice Lispector

103. El mar empapaba la roca a nuestros pies todo el día y continuaba arrancándole trozo tras trozo. Una noche tú soñaste que eras una sirena aferrada a un pilón de un muelle, y que intentabas arrancar los percebes con las manos. Deseábamos que nuestras dos almas pudieran regresar como gaviotas a la roca. – Robert Lowell

104. El viejo era pescador sencillo como sus remos, para existir mar afuera, trabajaba mar adentro. – Víctor Jara

105. ¡Qué otra cosa sino un mar es la marea de pasión cuyas fuentes se hallan en nuestra propia naturaleza! – Mary Shelley

106. El mar me encerraba por todas partes como un abrazo. Bendita sea la vida, la tierra y el cielo, benditos sean mis enemigos, en este instante deseo ser clemente con el peor de ellos y atarle el cordón del zapato. – Knut Hamsun

107. Existe magia alrededor del mar. La gente es atraída hacia él. La gente desea amar junto a él, nadar en él y mirarlo. – Cecilia Ahern

108. Quiero morir cuando decline el día, en alta mar y con la cara al cielo; donde parezca sueño la agonía, y el alma, un ave que remonta el vuelo. – Manuel Gutiérrez Nájera

109. Cuando sale la luna se pierden las campanas y aparecen las sendas impenetrables Cuando sale la luna, el mar cubre la tierra y el corazón se siente isla en el infinito. – Federico García Lorca

110. Ni cuadrante ni brújula imaginan más distantes mareas…Y por la azul altura el canto no despierta al marinero. Que su mítica sombra sólo el mar la conserva. – Hart Crane

¡Hemos llegado al final de nuestro artículo de frases sobre el mar! Esperamos que lo hayas disfrutado y te animamos a seguir investigando acerca de las maravillas de este paraíso oceánico. ¿Sabes por qué el mar es azul? y… ¿Por qué sus aguas son saladas? Preguntas que te responderán muy bien nuestros amigos de Supercurioso.

Cuéntanos, ¿cuál de estas frases sobre el mar ha sido tu favorita? ¿conoces otras frases sobre el mar para compartir con nuestra comunidad? ¡Puedes hacer tu propia reflexión si así lo deseas! Nos encontramos en la sección de comentarios. ¡Muchas gracias por acompañarnos en este recorrido!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here