Vota el artículo

Cuando hablamos de deseo, muchas veces lo relacionamos con el deseo carnal. Pero el deseo en sí mismo, va más allá de eso. Es un sentimiento que nos acompaña desde el inicio de nuestras vidas, hasta el último día. Es parte de cada ser y es lo que nos mueve y nos motiva a realizar la mayoría de nuestras actividades diarias. Es ese impulso que une razón y emoción.

Cuando queremos hacer algo, es porque lo deseamos. No hay algo que hagas sin deseo, porque cuando algo no nos gusta o no nos trae placer, lo ignoramos o lo hacemos a un lado. pues no lo deseamos. Nuestro cuerpo es tan sabio, que el cerebro diseñó un mecanismo con el cual, al realizar una acción, nos recompensa con una sensación agradable. Esto es lo que hace que desees hacer algo, pues cuando lo deseas sabes que al finalizar la actividad te sentirás a gusto.

30 Frases de Deseo | La pasión que nos invade

Por ejemplo, cuando quieres comprar una casa, sabes que hasta que no lo hagas no te sentirás bien, y todo esto viene porque lo deseas. Lo más complejo de todo, es que cada deseo viene acompañado de un sentimiento. Cuando deseas a alguien de una manera carnal, viene acompañado de un sentimiento de atracción. Cuando deseas golpear a alguien, viene acompañado de un sentimiento de ira. Cuando deseas salir corriendo, viene acompañado de un sentimiento de ansiedad. Y así con cada tipo de deseo.

Cuando deseamos lo hacemos con tanta pasión y tanta fuerza, que ponemos todo nuestro empeño para conseguir lo que deseamos. Esto ocurre porque el deseo es natural del ser humano. Deseamos lo que nos atrae y alejamos lo que no nos atrae. De esa manera el deseo al sentirlo, es el sentimiento que nos llena de más fuerza, emoción, ansiedad y nervios. Todo eso logra el deseo en nosotros, y no está mal. Está bien, desear todo lo que nos gusta y obtener lo que nos sea posible. Vamos a conocer algunas frases de deseo, para leerlas cuando tengamos la necesidad.

150 Frases de Deseo, la pasión que nos invade

1. Un objetivo no es lo mismo que un deseo, y esta es una distinción importante que hacer. Puedes tener un deseo en el que no tienes la intención de actuar. Pero no puedes tener un objetivo en el que no quieras actuar. – Tom Morris

2. Cuando alguien desea algo debe saber que corre riesgos y por eso la vida vale la pena. – Paulo Coelho

3. Amor y deseo son dos cosas diferentes; que no todo lo que se ama se desea, ni todo lo que se desea se ama. – Miguel De Cervantes

4. El deseo de ser observado, considerado, estimado, alabado, amado y admirado por nuestros semejantes es una de las disposiciones más tempranas y más agudas descubiertas en el corazón del hombre. – John Adams

5. El deseo es el absurdo que mantiene abierta la infinitud de la posibilidad. – Wendy Farley

6. Sólo es inmensamente rico aquel que sabe limitar sus deseos. – Voltaire

7. Vivir sus deseos, agotarlos en la vida, es el destino de toda existencia. – Henry Miller

8. El deseo, como el átomo, es explosivo con la fuerza creativa. – Paul Vernon Buser

9. El deseo nos fuerza a amar lo que nos hará sufrir. – Marcel Proust

10. Lo mucho se vuelve poco con sólo desear otro poco más. – Francisco de Quevedo

11. El ardiente deseo de ser o hacer algo nos da poder de permanencia, una razón para levantarnos todas las mañanas y empezar de nuevo después de una decepción. – Marsha Sinetar

30 Frases de Deseo | La pasión que nos invade

12. Estás hecho a la imagen de lo que deseas. – Thomas Merton

13. Sólo hay una fuerza motriz: el deseo. – Aristóteles

14. El deseo humano más básico es el sentimiento de pertenencia. Encajar es importante. – Simon Sinek

15. Si realmente deseas algo, ten las agallas para apostarlo todo para obtenerlo. – Brendan Francis

16. El hombre tiene el amor por ala, y el deseo por yugo. – Victor Hugo

17. El fracaso no te mata… Aumenta tu deseo de hacer que algo suceda. – Kevin Costner

18. El deseo es lo que te lleva a través de la vida hasta que llega el momento en que deseas una vida más elevada. Así que no te avergüences de que quieras tanto, pero al mismo tiempo no te engañes pensando que lo que quieres hoy será suficiente mañana. – Deepak Chopra

19. Los deseos de nuestra vida forman una cadena, cuyos eslabones son las esperanzas. – Séneca

20. Señor, concédeme que siempre desee más de lo que puedo lograr. – Michelangelo

21. Los deseos se tienen, no se piden. Lo que se pide es el objeto del deseo. – Francisco Umbral

22. Los deseos del joven muestran las futuras virtudes del hombre. – Cicerón

23. Para tener éxito, tu deseo de éxito debería ser mayor que tu miedo al fracaso. – Bill Cosby

24. El deseo es el punto de partida de todo logro, no una esperanza, no un pensamiento, sino un deseo pulsante que trasciende todo. – Napoleon Hill

25. Solía ​​desear muchas, muchas cosas, pero ahora solo tengo un deseo, y ese es deshacerme de todos mis otros deseos. – John Cleese

26. Todo deseo estancado es un veneno. – Andrés Maurois

27. Prohibir algo es despertar el deseo. – Michel de Montaigne

28. Si el hombre alcanzara la mitad de los deseos que tiene, redoblaría sus inquietudes. – Benjamin Franklin

29. Toda la actividad humana está motivada por el deseo o el impulso. – Bertrand Russell

30. Hay una fuerza invisible dentro de nosotros; cuando reconoce dos objetos opuestos de deseo, se fortalece. – Rumi

31. Puedes tener todo lo que deseas en la vida, sólo si eres capaz de ayudar a otras personas a que lo obtengan. – Zig Ziglar

32. Si te aburres con la vida y no te levantas cada mañana con un ardiente deseo de hacer cosas es porque no tienes suficientes metas. – Lou Holtz

33. El deseo puede convertirse en algo tan absurdo que mantiene abierta la infinitud de las posibilidades. – Wendy Farley

34. No siempre vas a obtener lo que deseas, pero si algunas veces haces el esfuerzo, es posible que encuentres lo que necesitas. – Mick Jagger

35. El deseo se convierte en pobreza, en la mayor impureza de la mente. – Swami Sivananda

36. Me levanto por las mañanas dividido entre un deseo de construir un mejor mundo y un deseo de disfrutarlo. Esto hace que se me haga complicado planificar el día. – E. B. Blanco

37. La clave del éxito es enfocar nuestra mente consciente en cosas que deseamos y no en cosas que tememos. – Brian Tracy

38. Observa a través de la naturaleza del deseo y te darás cuenta que hay luz ilimitada. – Padmasambhava

39. El deseo en su debido momento se mostrará a sí mismo como un hecho concreto. – Thomas Troward

40. Intenta plantar la semilla del deseo en tus pensamientos y construye un núcleo con suficiente fuerza que te permita atraer hacia ti mismo todo lo necesario para que sea posible. – Robert Collier

41. No existe camino sencillo para hallar la libertad en cualquier lugar y muchos de nosotros tendremos que pasar a través de la sombra de la perdición una y otra vez antes de alcanzar a la cima de nuestros deseos. – Nelson Mandela

42. El deseo al final de cuentas, es una prueba de disponibilidad. – Robert Collier

43. Si no eres humilde, cualquier cariño que exijas es falso y posiblemente sea el resultado de alguna arrogancia o deseo de control.

44. He considerado desde siempre que el éxito para cualquier persona se centra en el impulso, la dedicación y el deseo, pero para mí también el éxito se trata también de confianza y fe. – Stephen Curry

45. Los hombres van mucho más lejos para evitar lo que temen que para obtener lo que desean. – Dan Brown

46. La humanidad usualmente se había acostumbrado al dolor y la adversidad a través de años y años de lucha. Recientemente, hemos evolucionado para dejarnos desear y sentirnos bien por un período de tiempo significativo. – Gay Hendricks

47. El mundo es diminuto, tanto como las personas y el tiempo que posee una vida humana. Lo único realmente enorme es sólo una cosa: el deseo. – Willa Cather

48. Cuando alguien te desea, la manera en que hablan los demás de ti es distinta porque te sientes seguro y cómodo. – Jess C. Scott

49. El deseo es el consuelo que posees cuando eres incapaz de tener amor. – Gabriel García Márquez

50. Sin sentido de urgencia, el deseo pierde su valor. – Jim Rohn

51. Las cosas son más agradables cuando se encuentran perdidas y esto lo sé porque una vez quise algo, lo conseguí y se convirtió en polvo en mi mano. – F. Scott Fitzgerald

52. No estropees lo que tienes deseando lo que no tienes; lo que ahora tienes fue alguna vez lo que deseabas. – Epicuro

53. Cada deseo intenso es quizás un deseo de ser diferente de lo que somos. – Eric Hoffer

54. Preferiría que una relación romántica se convirtiera en desprecio y jamás en falta de deseo. – Criss Jami

55. Todos han sido hechos para un trabajo particular, y el deseo de ese trabajo ha sido puesto en cada corazón. – Rumi

56. Todo el mundo cree muy fácilmente todo lo que teme o desea. – Jean de La Fontaine

57. Es mucho más sencillo tratar de suprimir un primer deseo, que intentar satisfacer a los que lo siguen. – Benjamin Franklin

58. El poder de los deseos insatisfechos es la raíz de la esclavitud de todo hombre. – Paramahansa Yogananda

59. El que desea pero es incapaz de actuar, sólo reproduce hediondez. – William Blake

60. Mientras exista deseo, hay una señal asegurada de que hay imperfección. Cuando un ser es perfecto y libre, es imposible que tenga algún deseo. – Vivekananda

61. En su mayoría, todos los deseos que tiene un hombre que es pobre son una ofensa vergonzosa, cuando no debería de ser así. – Louis Ferdinand Celine

62. Un gran deseo no es suficiente para satisfacer las expectativas de los sueños perdidos. – Dejan Stojanovic

63. Cuando tus deseos son lo suficientemente fuertes, parecerás poseer poderes sobrehumanos para lograr lo que sea. – Napoleon Hill

64. Mi deseo y anhelo es que las cosas con las que comienzo sean tan obvias que te preguntes por qué dedico mi tiempo a expresarlas. – Bertrand Russell

65. Si sufres y haces sufrir a tus seres queridos, no hay nada que pueda justificar tu deseo. – Thich Nhat Hanh

66. La disciplina del deseo es el fondo del carácter. – John Locke

67. Si deseamos una sociedad que sea democrática y justa, entonces este sistema debe transformarse tanto en un medio como en un fin. – Bayard Rustin

68. Mi primer amor es un pastel de carne con sabor. Solo desearía que mi pastel de carne, también tuviese sabor. – Dora J. Arod

69. Quienquiera que desee un éxito constante debe cambiar su conducta de acuerdo con los tiemos. – Nicolás Maquiavelo

70. Si deseamos que exista un mundo repleto de paz, no podemos lograr ese mundo a través de la violencia. – Bayard Rustin

71. El ego trae consigo deseos antinaturales en ti y es capaz de volverte loco. – Osho

72. Desear a otra persona es quizás el atrevimiento más valiente de todos. Tan pronto como amas a alguien y realmente la desees, es como si hubieras tomado una aguja y hubieras suturado tus alegrías a la piel de esa persona. – Elizabeth Gilbert

73. Las necesidades pueden cumplirse, los deseos nunca. Las necesidades son naturales, los deseos son perversiones. – Osho

74. El deseo constante de encontrarte en la mira, ser estimado, elogiado, amado y admirado por tus semejantes, es una de las primeras y más agudas disposiciones descubiertas en el corazón de un hombre. – John Adams

75. Un hombre creativo está motivado por el deseo de lograr, no por el deseo de vencer a los demás. – Ayn Rand

76. Un deseo apasionado es un gran motivador para cualquier actividad humana. El deseo de éxito genera una gran «conciencia de éxito» que a su vez, crea un potente y creciente «hábito de éxito». – Paul J. Meyer

77. Yo deseo que se derrita dentro de mí, como la mantequilla se derrite sobre las tostadas. Quiero caminar por el resto de mis días con ella contenida en mi piel, eso es lo que deseo. – Sara Gruen

78. La guerra surge del deseo del individuo de ganar ventaja a costa de sus semejantes. – Napoleon Hill

79. No existe acción más tentadora y dulce que la prolongación del deseo. – Jacqueline Carey

80. El comportamiento humano fluye de tres fuentes principales: deseo, emoción y conocimiento. – Platón

81. El tamaño de tu éxito se mide por la fuerza de tu deseo, por el tamaño de tu sueño y cómo manejas la decepción en el camino. – Robert Kiyosaki

82. Lo que con insistencia deseamos, con el tiempo es en lo que nos convertimos. – Neal A. Maxwell

83. Son tus acciones las que te harán una buena persona, no tus deseos. – Matthew Quick

84. Es indispensable tener un deseo de conservar la vida en movimiento. – Samuel Johnson

85. Desea siempre aprender algo útil. – Sófocles

86. El deseo es lo que te traslada a través de la vida y llega un momento en el que deseas una vida con más excelencia. Jamás te avergüences de que ames tanto, pero tampoco te engañes pensando que lo que anhelas hoy, será suficiente para mañana. – Deepak Chopra

87. Mientras te sientas deseado, tu vida se encontrará correctamente invertida. – Hugh McLeod

88. Puedes ser cualquier cosa que quieras ser, puedes hacer cualquier cosa que te propongas realizar si sostienes un deseo con un solo propósito. – Abraham Lincoln

89. Sólo se siente culpable quien cedió en su deseo. – Jacques Lacan

90. El deseo es una fuerza poderosa que se puede utilizar para hacer que las cosas sucedan. – Marcia Wieder

91. Hay pocas cosas que desaríamos profundamente si realmente supiéramos lo que queremos. – François de La Rochefoucauld

92. No les deseo que tengan poder sobre los hombres, sino sobre sí mismas. – Mary Wollstonecraft

93. Mis problemas empezaron el día que obtuve al deseo desde lo más profundo de mi corazón. – Lev Grossman

94. Siempre anhelamos las cosas prohibidas, y deseamos lo que se nos niega. – Francois Rabelais

95. Un profundo deseo, un honesto deseo, es aquel de querer estar cerca de alguien. – Paulo Coelho

96. Percibimos a las cosas como entidades permanentes. En el empeño de conseguir estos objetos de nuestro deseo, empleamos la agresión y la competencia como herramientas supuestamente eficaces, y nos destruimos cada vez más en el proceso. – Dalai Lama

97. El deseo puede convertirse en la clave de la motivación, pero es en realidad la determinación y el compromiso lo que te permitirá alcanzar el éxito en lo que buscas. – Mario Andretti

98. He aprendido a buscar mi felicidad limitando mis deseos en vez de satisfacerlos. – John Stuart Mill

99. Uno de los deseos más básico de la humanidad es sentir que perteneces a un grupo, por tanto, encajar siempre es importante. – Simon Sinek

100. La multitud de antojos son consecuencias que la mente reproduce para buscar la salvación o la realización en el futuro, como un sustituto de la alegría del ser. – Eckhard Tolle

101. Mis deseos son órdenes para mí. – Oscar Wilde

102. Un deseo olvidado y abandonado se convierte en un enemigo que se encuentra al acecho con una daga desnuda. – Abraham Miller

103. Somos seres de perversidad inmensa cada uno de nostros; villanos para quienes no existe más Dios que sus deseos, más leyes que los límites de su resistencia, más cuidados que sus placeres; sin principios, desenfrenados, disolutos, ateos. Indudablemente existen muy pocos excesos que no cometamos. – Marqués de Sade

104. El deseo es una expresión para salir, el deseo es un camino que te lleva a moverte. – Osho

105. El deseo es como un maestro: cuando nos concentramos en él, sin culpa, vergüenza o aferrándonos, puede mostrarnos algo especial sobre nuestras propias aptitudes que nos permite adorar la vida por completo. – Mark Epstein

106. El falso arrepentimiento es cuando el individuo todavía siente el deseo de pecar. Se abstiene de hacerlo, no porque lo aborrece, sino porque teme sus consecuencias. – Charles Finney

107. ¡Dedícate al bienestar que te mereces y deseas por tu cuenta! Es hora de darte paz mental y ser feliz. – Mark Victor Hansen

108. Si realmente deseas ser bueno, empieza a creer que eres malo. – Epicteto

109. La competencia por alcanzar riquezas, honores, mando o cualquier otro poder lleva al antagonismo, a la enemistad y a la guerra. Porque el modo como un competidor consigue sus deseos es matando, sometiendo, suplantando o rechazando a quien compite con él. – Thomas Hobbes

110. El deseo permite que la vida suceda y ello lo hace importante. El deseo permite que todo valga la pena y no es más que el hambre de ver un próximo amanecer o atardecer, tocar a quien amas e intentarlo de nuevo. – Karen Marie Moning

111. Quien huye de la vida es porque ama demasiado a la vida. Los hombres vulgares creen que un filósofo es un hombre de alma árida. Todo lo contrario. ¿Cómo puede analizar la vida el que no tiene el corazón repleto de vida? ¿Cómo puede conocer las pasiones, y los deseos, y los movimientos del alma, el que no tenga un alma atormentada? – Fernando González Ochoa

112. Las personas con un gran ego necesitan ser el centro de atención, ansían reconocimiento y les preocupa muy poco los demás. Por el contrario, una saludable autoestima nos permite respetar nuestros propios deseos y también los de los demás. – Andrew Matthews

113. Si deseamos profundamente el respeto por la ley, lo primero que debemos hacer, es que la ley sea respetable. – Louis D. Brandeis

114. Excelente maestro es aquel que, enseñando poco, hace nacer en el alumno un deseo grande de aprender. – Arturo Graf

115. Aquellos capaces de moderar su deseo lo hacen porque el deseo que tienen es lo suficientemente débil para ser restringido. – William Blake

116. Ten paciencia, corazón, que es mejor, a lo que veo, deseo sin posesión que posesión sin deseo. – Ramón de Campoamor

117. Nadie tiene más posibilidades de caer en el engaño que aquel para quien la mentira se ajusta a sus deseos. – Jorge Bucay

118. El deseo natural de los buenos hombres es el conocimiento. – Leonardo da Vinci

119. En todo ser humano hay deseos que no querría comunicar a otros, y deseos que no quiereconfesarse a sí mismo. – Sigmund Freud

120. No te rindas, por favor no cedas, aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se esconda, y se calle el viento, aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños. Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo, porque cada día es un comienzo nuevo, porque esta es la hora y el mejor momento, porque no estás solo, ¡porque yo te quiero! – Mario Benedetti

121. El deseo muere automáticamente cuando se logra: fenece al satisfacerse. El amor en cambio, es un eterno insatisfecho. – José Ortega y Gasset

122. No impongas a los demás lo que tú mismo no deseas. – Confucio

123. ¿Cómo decir este deseo del alma? Un deseo divino me devora; pretendo hablar, pero se rompe y llora esto que llevo adentro y no se calma. – Alfonsina Storni

124. Haz lo necesario para lograr tu más ardiente deseo, y acabarás lográndolo. – Ludwig van Beethoven

125. El misterio es capaz de crear cosas increíbles y la maravilla se convierte en la base del deseo del hombre. – Neil Armstrong

126. Considero más valiente al que conquista sus deseos que al que conquista a sus enemigos, ya que la victoria más dura es la victoria sobre uno mismo. – Aristóteles

127. Yo creo que la verdad es perfecta para las matemáticas, la química, la filosofía, pero no para la vida. En la vida, la ilusión, la imaginación, el deseo, la esperanza cuentan más. – Ernesto Sabato

128. Así como la desgracia hace discurrir más, la felicidad quita todo deseo de análisis; por eso es doblemente deseable. – Pío Baroja

129. Mi felicidad consiste en que sé apreciar lo que tengo y no deseo con exceso lo que no tengo. – León Tolstói

130. Nada enriquece tanto los sentidos, la sensibilidad, los deseos humanos, como la lectura. Estoy completamente convencido de que una persona que lee, y que lee bien, disfruta muchísimo mejor de la vida, aunque también es una persona que tiene más problemas frente al mundo. – Mario Vargas Llosa

131. En aquella época encontré un extraño refugio. Por casualidad, como suele decirse. Pero esas casualidades no existen. Cuando alguien necesita algo con mucha urgencia y lo encuentra, no es la casualidad la que se lo proporciona, sino él mismo. El propio deseo y la propia necesidad conducen a ello. – Hermann Hesse

132. Como un átomo, el deseo es tan explosivo como la fuerza creativa. – Paul Vernon Buser

133. El deseo es el punto de partida de todo logro, no una esperanza, no un ideal, sino un deseo agudo y pulsante que lo trasciende todo. – Napoleon Hill

134. Él fue incapaz de comprender el precio, los mortales jamás lo hacen porque solo ven la recompensa, el deseo de su corazón y un sueño. Sin embargo, el precio de obtener lo que deseas, es obtener lo que una vez quisiste. – Neil Gaiman

135. Tratar de quemarse con el deseo y guardar silencio es el mayor castigo que podemos aplicarnos a nosotros mismos. – Federico García Lorca

136. Uno jamás debe de perder el entusiasmo por desear. El deseo es un poderoso estimulante de la creatividad, del amor y la larga vida. – Alexander A. Bogomoletz

137. El amor y el deseo son las alas del espíritu para las grandes hazañas. – Johann Wolfgang von Goethe

138. La felicidad no existe. Lo único que existe es el deseo de ser feliz. – Antón Chéjov

139. Los deseos son la ausencia de algo y aquellos que poseen los mayores deseos están en una peor situación que aquellos que no tienen ninguno o muy pocos. – Platón

140. En estos momentos tengo un deseo oculto, profundo e inarticulado que va más allá de la vida cotidiana. – Virginia Woolf

141. Es el deseo en última instancia lo que amamos. – Friedrich Nietzsche

142. Existe una cosa que jamás deja de ser subordinada: el deseo. – Sigmund Freud

143. Todas las acciones humanas tienen una o más de estas siete causas: azar, naturaleza, compulsión, hábito, razón, pasión o deseo. – Aristóteles

144. El deseo es la mitad de la vida; la indiferencia es la mitad de la muerte. – Kahlil Gibrán

145. Cuando quieres algo, todo el universo conspira para que realices tu deseo. – Paulo Coelho

146. Si no sonríes me matarás! Dejo de respirar y de desearte cuando no eres capaz de sonreír. – Tessa Dare

147. Si tus deseos no son grandes, lo poco que logres te parecerá mucho; el apetito pequeño hace que la pobreza sea equivalente a la riqueza. – Demócrito

148. Hay dos tragedias en la vida. Una es perder el deseo de tu corazón. La otra es albergar un deseo en tu corazón. – George Bernard Shaw

149. La voluntad de ganar, el deseo de triunfar, la necesidad de alcanzar tu máximo potencial. Esas son las claves que abrirán la puerta a la excelencia personal. – Confucio

150. El hombre no es de ninguna manera un ser firme y duradero, es más bien un ensayo y una transición, no es otra cosa sino el puente estrecho y peligroso entre la naturaleza y el espíritu. Hacia el espíritu, hacia Dios, lo impulsa la determinación más íntima; hacia la naturaleza en retorno a la madre, lo atrae el más íntimo deseo: entre ambos poderes vacila su vida temblando de miedo. – Hermann Hesse

Esperamos que hayas disfrutado tanto como nosotros de esta recopilación de frases de deseo y que te hayan servido como impulso para cumplir con todos tus objetivos y para lugar por lo que deseas. 🙂 Déjanos un comentario y cuéntanos cuáles han sido tus frases de deseo favoritas y cuáles propones tú.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here