La oscuridad ha sido una fiel compañera de la humanidad a lo largo de los años. En nuestra historia hemos sido testigos de momentos terriblemente dolorosos, llenos de incertidumbre, angustia y recelo. Sin embargo, es de esos momentos de penumbra de donde nacen las ideas y creaciones más maravillosas. Ideas que llegan repletas de luz, de esperanza y de fe. Ejemplo de estas —oportunidades de vida— son los libros, como del que hablaremos a lo largo de este artículo de Frases de la Vida con las frases de La ladrona de libros.

Markus Zuzak es el autor de una de las novelas juveniles más preciosas y emocionantes. Con ella viajaremos a un pueblo de la Alemania Nazi en el que vivía un hombre que tocaba el acordeón, un joven escritor de cuentos y una pequeña niña con muchas ganas de leer, de leerlo todo. En poco tiempo, la pequeña se convirtió en una famosa ladrona de libros y en la protagonista de una historia cruel, pero amainada por el poder de la palabra.

Gracias a su narrativa extraordinaria y al desafío constante al que apunta su trama, el libro —fuente de las frases de La ladrona de libros—es considerado como un integrante de las mejores novelas históricas de todos los tiempos. ¡No esperemos más por acercarnos a ella!

La inocencia, la guerra y el amor por la lectura: Frases de la Ladrona de Libros

1. Anhelaba volver a la inconsciencia de entonces, a sentir tanto amor sin saberlo y a confundirlo con las risas.

La primera de las frases de La ladrona de libros nos recuerda que la guerra lo cambia todo. No hay nada más impactante y doloroso para perder la inocencia. Pero no olvides que en los rincones más profundos de nuestro ser quedarán siempre las huellas del amor y la esperanza.

2. Un mar de almas. ¿Fue el destino? ¿La mala suerte? ¿Eso los dejó pegados al suelo? Por supuesto que no. No seamos estúpidos. Seguramente las bombas, arrojadas por humanos escondidos entre las nubes, tuvieron algo que ver.

3. Las guerras son extrañas. Llenas de sangre y violencia, aunque también de historias igualmente difíciles de entender.

frases de la ladrona de libros Frases de la Vida

4. Una prueba más de lo contradictorio que es el ser humano. Una pizca de bondad, una pizca de maldad y solo falta añadirle agua.

5. He odiado las palabras y las he amado, y espero haber estado a su altura.

6. Créeme, el mundo es una fábrica. El sol lo remueve, los humanos lo gobiernan y yo soy la que persevera. Me los llevo.

Para cualquier situación de la vida es necesaria la perseverancia. Solo con ella y con la paciencia se puede salir adelante. Sin su ayuda, solo queda oscuridad y miedo. Las frases de La ladrona de libros son perfectas para ser conscientes de ello.

7. Ese instante se dilató hasta el infinito. La eternidad de unas décimas de segundo en que se toma una decisión.

8. Un ojo abierto, el otro soñando.

frases de la ladrona de libros Frases de la Vida

9. Privada del habla, deseó que la besara, que la agarrara de la mano y la atrajera hacia él. No importaba dónde. En la boca, en el cuello, en la mejilla. Tenía toda la piel libre para él, a la espera.

10. La agridulce sensación de la incertidumbre: ganar o perder.

11. Cuando empezó a escribir su historia, se preguntó por el momento exacto en que los libros y las palabras no solo comenzaron a tener algún significado, sino que lo significaban todo.

12. En realidad, no importaba de qué tratará el libro, lo importante era lo que significaba.

Las frases de La ladrona de libros y el mismo libro dejan una importante reflexión sobre el poder de estos para crear una nueva realidad, para entender el mundo desde otra perspectiva: una más humana, más empática.

13. Por otro lado, eres humano, así que debes de saber qué es el narcisismo.

14. Podría presentarme como es debido, pero, la verdad, no es necesario. Pronto me conocerás bien, todo depende de una compleja combinación de variables. Por ahora basta con decir que, tarde o temprano, apareceré ante ti con la mayor cordialidad. Tomaré tu alma en mis manos, un color se posará sobre mi hombro y te llevaré conmigo con suma delicadeza.

15. Primero los colores. Luego los humanos. Así es como acostumbro a ver las cosas. O, al menos, así intento verlas.

frases de la ladrona de libros Frases de la Vida

16. Creo que a los humanos les gusta contemplar la destrucción a pequeña escala. Castillos de arena, castillos de naipes, por ahí empiezan. Su gran don es la capacidad de superación.

17. A veces pienso que mi padre es un acordeón porque oigo sus notas cuando me mira y sonríe y respira.

18. Todo el mundo sabe que una bola de nieve en la cara es el comienzo perfecto de una amistad duradera.

Los valores que se reflejan en esta grandiosa novela se concentran en el poder del amor y de la amistad. Esta última nace de los momentos más sencillos e impredecibles, se fortalece en la constancia y la perseverancia. Así lo enseñan las frases de La ladrona de libros.

19. No irse: acto de confianza y amor, a menudo descifrado por los niños.

20. Entonces, ¿se es cobarde por sentir miedo? ¿Se es cobarde por alegrarse de seguir vivo?

21. A veces llego demasiado pronto, me adelanto. Y hay gente que se aferra a la vida más de lo esperado.

22. No puedes quedarte ahí, sentado esperando que el nuevo mundo se adapte a ti, eres tú el que tiene que adaptarse.

23. Era mágico, era hermoso, era como si todo estuviera iluminado por deslumbrantes rayos de luz reflejados por una lámpara de araña.

24. Estaba a punto de irme cuando la vi allí, arrodillada. A su alrededor, se había escrito, proyectado y erigido una montaña de escombros. Se aferraba a un libro.

A pesar de la guerra, a pesar del dolor y de la indignación, el ser humano ha encontrado esperanza en las páginas de los miles de libros que conforman nuestra historia. En las frases de La ladrona de libros no se reduce su importancia ni su necesidad.

25. Antes, las palabras la habían hecho sentirse como una inútil, pero ahora, cuando se sentaba en el suelo junto a la mujer del alcalde, experimentaba una innata sensación de poder. Ocurría cada vez que descifraba una nueva palabra o construía una frase. Era una niña. En la Alemania nazi. Qué apropiado que descubriera el poder de las palabras.

26. Ella era una ladrona de libros. Él asaltaba el cielo.

¿Qué tal te ha parecido esta selección de frases de La ladrona de libros? ¿crees que nos ha hecho falta alguna? Antes de irte, cuéntanos si ya leíste este famosos libro o si estás a punto de leerlo. ¡Queremos saber de ti!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here